Probióticos Yogurt con Duraznos

Yogurt con probióticos: un alimento con muchos beneficios

Yogurt con probióticos: un alimento con muchos beneficios

Última actualización: 21-11-2018. Equipo Nutricioni

El yogurt es un alimento con tradición milenaria. Se cree que fue descubierto, seguramente por casualidad, alrededor del año 4000 o 5000 antes de Cristo, en la antigua Sumeria, lo que hoy conocemos como Irak.

Lo cierto es que fue un gran invento, porque permitía a las personas, conservar por más tiempo la leche, para poderla consumir cuando se necesitara luego.

Para fabricarlo, se ponía la leche al fuego, se le añadía una pequeña porción de fermento y luego se dejaba en reposo por unas horas, hasta adquirir la consistencia deseada.Probióticos Yogurt con Duraznos

El microbiólogo ucraniano Elias Metchnikov, quien formuló la teoría de la fagocitosis en la inmunidad, lo dió a conocer a occidente, a comienzos del siglo XX.

Hoy en día, se considera al yogurt como un alimento funcional, es decir, un alimento que, aparte de nutrir, confiere beneficios extras a la salud de quien lo consume.

Esto se debe a que el yogurt contiene microorganismos beneficiosos para la salud intestinal, llamados probióticos, término derivado del griego que significa “a favor de la vida”.

Estas bacterias benéficas son, mayormente miembros del género Lactobacillus y Bifidobacterium.

La tendencia actual en nutrición, busca integrar a la dieta alimentos que no solamente cumplan las funciones tradicionales, sino que también sean capaces de modular funciones específicas del organismo para prevenir enfermedades.

Los alimentos funcionales, incorporan elementos fisiológicamente activos que van más allá de lo meramente nutricional.

Si bien no son medicamentos, pueden formar parte tanto de un plan preventivo, así como de un tratamiento médico para enfermedades determinadas.

Los alimentos probióticos, prebióticos y simbióticos, forman parte estos alimentos funcionales, beneficiosos para la salud.

Conozcamos un poco más acerca de ellos.

Probióticos

Como ya señalamos, se trata de  microorganismos vivos, primordialmente bacterias no patógenas y beneficiosas para la salud de quienes los consumen, que actúan mejorando el equilibrio microbiano intestinal.

¿Cómo es posible que las bacterias sean beneficiosas para el organismo?

Es que no todas las bacterias son dañinas para las personas. De hecho, el intestino está poblado por una flora bacteriana llamada microbiota o microbioma humano, imprescindible para la vida.

Las funciones de la microbiota comprenden metabolismo, protección y defensa, porque de hecho, forman parte del sistema inmune.Probióticos, bebidas yogurt, leche y yogurt. fondo negro

Para que un organismo sea considerado como probiótico, debe reunir algunas particularidades:

  • Ser habitante normal del intestino humano.
  • No ser patógeno ni toxigénico.
  • Capacidad de subsistir a pesar del ácido del estómago y al efecto de la bilis en el duodeno.
  • Capacidad de adherencia a células epiteliale.
  • Adaptarse a la microbiota intestinal sin desplazar la microbiota nativa ya presente.
  • Producir sustancias antimicrobianas.
  • Poseer capacidad para fortalecer las funciones inmunes y el metabolismo.

Entre los microorganismos probióticos adecuados para el consumo humano, se encuentran las bacterias ácido-lácticas (bacterias ácido lácticas o cultivos lácticos) que engloban lactobacilos y bifidobacterias.

También se emplean otras familias o cepas bacterianas no perjudiciales, como la streptococcus, enterococcus y además microorganismos no bacterianos, como  saccharomyces boulardii, que es una levadura no patógena.

Prebióticos

Son componentes alimentarios no digeribles como la inulina y los fructooligosacáridos que estimulan el crecimiento y la actividad de las bacterias intestinales beneficiosas, como es el caso de Bifidobacterias en el colon.

A diferencia de los probióticos, estos alimentos no son microorganismos vivos, sino fibras provenientes de carbohidratos.

Todo prebiótico tiene estas tres características:

  • No debe alterarse de ninguna forma mientras transita por el tracto digestivo.
  • Actúa como sustrato para las bacterias buenas del colon.
  • Es selectivo con las bacterias buenas del colón.

Entre los alimentos con prebióticos están el ajo, con un 9 - 16% de inulina,  la cebolla, las bananas y las alcachofas, así como el diente de león, una hierba medicinal con la que pueden hacerse infusiones.Alcachofas recién cosechadas en un jardín, dentro de una caja de madera, sobre mesa de madera.

Simbióticos

Los alimentos simbióticos contienen pre y probióticos, existiendo una sinergia entre los dos y aumentando su utilidad en quien los alberga, es decir, el huésped.

En ellos, los componentes prebióticos ayudan selectivamente a los componentes probióticos.

Cuando los probióticos y prebióticos se incorporan en los alimentos como parte del proceso de elaboración o como aditivos, se crean precisamente, los alimentos funcionales, como leches fermentadas, yogurt, quesos o jugos.  

Alimentos que contienen probióticos

Es importante saber que en el tracto intestinal coexisten tanto bacterias “buenas” como “malas”, en equilibrio.

Cuando por alguna razón se modifica este equilibrio, se produce lo que se conoce como disbiosis, y los alimentos probióticos ayudarán a restaurar los niveles correctos. 

Los alimentos con probióticos suelen ser fermentados, como los derivados lácteos, por ejemplo y los encurtidos de vegetales y los cereales fermentados.

Estos son algunos de los alimentos con probióticos más conocidos:

  • Yogurt natural: es el alimento probiótico fundamental con alrededor de 100 millones de bacterias, fuente de calcio y proteína y poco contenido de lactosa, lo que le viene bien a las personas que no la toleran.

Usualmente se consigue mediante la fermentación bacteriana de leche de vaca, sin embargo puede fabricarse a partir de leche de cabra y de oveja.

Leche, requesón y crema agria en el fondo de los prados con cabras y cabras

Como la leche de vaca puede ser inmunoestimuladora, estas alternativas son apropiadas para personas sensibles o con acné, que prefieran evitarla.

  • Aceitunas, pepinillos y encurtidos artesanales, que al ser conservados en salmuera y acidificados con vinagre, permiten el crecimiento de levaduras y bacterias que se adhieren a la piel de los vegetales y suavizan su textura.

Las cantidad de  probióticos de los encurtidos no es tan grande como la del yogur, pero sí resulta significativa.

En el caso de los encurtidos comerciales, el procesado para su conservación elimina la mayor parte de los microorganismos, y el contenido de sodio es bastante elevado.

Aparte de eso, los encurtidos también son buena fuente de  vitaminas A, B y C, es decir, ricos en antioxidantes y numerosos minerales.

  • Kéfir, es un producto lácteo semejante al yogur líquido, fermentado mediante un compuesto de levaduras, y bacterias en leche de vaca o de cabra. Con la ventaja de ser fácilmente digerible.
  • Fermentados de soja y cereales, como natto, tempeh y miso, propios de la culinaria asiática.
  • Sauerkraut, platillo típico de la cocina alemana, consistente en tiras de repollo o col fermentada con vinagre y especias, y que también es apto para veganos.

Beneficios de los alimentos con probióticos

Son evidentes los beneficios que producen estos alimentos:

  • Aumento de la energía
  • Mejoran la estructura de la piel y previenen el eczema
  • Producen digestiones más cómodas
  • Disminuyen la aparición de resfriados o catarros
  • Ayudan en  síndrome del intestino irritable
  • Colaboran en la pérdida de peso.
  • Reducen los niveles de colesterol en sangre
  • Excelentes para el tratamiento de la diarrea del viajero
  • Reduce enzimas implicadas en el inicio del cáncer.

Hombre joven de barba sonriendo mientras se toca el estomago, producto de una buena digestiónConociendo estas ventajas, seguramente usted querrá probar los alimentos con probióticos e incorporar a su dieta estos beneficios.

Algunos de ellos quizá le resulten exóticos, o no sean asequibles en la zona donde usted vive, o simplemente no le agrada su sabor. Aún así, usted podrá disfrutar de las ventajas de una dieta con probióticos.

Para eso se creó el suplemento SúperBio, la forma más simple de proporcionarle a su cuerpo, unos 30 mil millones de microorganismos vivos que harán sus digestiones más rápidas y efectivas, además de fortalecer su sistema inmune.

Los beneficios del yogur

El yogur es un alimento muy conocido, es delicioso y muy asequible, por tener proteína de buena calidad y ser fácilmente digerible, muy apropiado para personas de todas las edades, por eso tiene un mercado de consumidores muy amplio.

Una de las propiedades más destacables del yogurt, como dijimos al comienzo,  es su capacidad para restablecer la flora intestinal, la cual es afectada por una mala alimentación y sobre todo, por infecciones y medicamentos como  antibióticos.

Además, presenta muchos otros beneficios, como por ejemplo:

  • Es más digerible, ya que contiene menos lactosa que la leche de vaca, de manera que las personas intolerantes a la lactosa, pueden aprovechar sus beneficios.
  • Fuente de minerales, particularmente los más importantes para la salud ósea: calcio, magnesio y fósforo, incluso más que la leche.
  • Reduce los niveles de colesterol.
  • Alivia los síntomas del síndrome premenstrual como la hinchazón y el malestar estomacal durante este periodo.
  • Ayuda a controlar los síntomas de la cistitis (infección en las vías urinarias, sobre todo en la vejiga) que algunas veces es causada  por la migración de gérmenes patógenos del intestino hacia las vías urinarias.
  • Para el cuidado de la piel, no solo al comerlo, debido a que es eficaz en la eliminación de las toxinas, sino a través de mascarillas y cremas para la piel.

Retrato de una mujer con una nueva piel lisa después de tratamiento, en fondo amarillo

  • Previene y reduce las úlceras estomacales, llagas que se producen en el estómago, el intestino o el esófago y principalmente causadas por la bacteria Helicobacter pylori.

Las bacterias beneficiosas del yogurt combaten la Helicobacter pylori, previniendo o reduciendo su desarrollo.

  • Combate las infecciones por hongos como el cándida albicans, Las bacterias lactobacillus contenidas en el yogurt, producen un ambiente ácido que previene el crecimiento excesivo de la levadura.

Estudios señalan que el consumo diario de yogurt en mujeres que padecían de infecciones recurrentes por hongos, reduce notablemente su ocurrencia.

  • Para la salud del corazón, hay evidencia de que el yogurt reduce los niveles séricos de colesterol, disminuyendo el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.
  • Prevención del cáncer, los probióticos presentes en el yogurt, actúan disminuyendo la absorción y producción de sustancias cancerígenas.

El suplemento SúperBio es la forma más simple de incorporar los beneficios del yogurt y los probióticos a su dieta.

SúperBio combate los desequilibrios intestinales que causan las diarreas, ayudando a la recuperación de la flora bacteriana, promueve un ambiente saludable a su intestino y eleva las defensas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *