Closeup de boca de hombre con dientes descalcificados.

Viviendo el drama de unos Dientes Descalcificados

Viviendo el drama de unos Dientes Descalcificados

Última actualización: 16-01-2019 por Editor Ismeli.

La descalcificación de los dientes es un problema de salud y de estética. Unos dientes descalcificados son desagradables a la vista. Sin contar que esta afección trae consecuencias que llevan a la pérdida de dientes.

La descalcificación se debe gracias a carencias de calcio (en las edades tempranas de la vida), malos hábitos alimenticios y/o de higiene bucal.

Es por esto que en los primeros años de vida, se debe llevar una dieta rica en calcio. Esto permite la formación correcta de los dientes, de los huesos y la presencia suficiente en la sangre para llevar a cabo otros procesos metabólicos.

Alimentos como la leche, los quesos y demás derivados lácteos, carne, pescado y ,los granos (leguminosas) son fuentes importantísimas de calcio.

También es posible ayudar con suplementos alimenticios como el Osteo Vigor. Los suplementos alimenticios pueden ser de origen sintético o de origen naturista.

La higiene bucal y los hábitos alimenticios son esenciales a la hora de mantener una dentadura libre de amenazas a su calcificación. Los dientes permanentes no se reponen ni se regeneran.

Debe incluir el cepillado con la técnica adecuada. Siempre se recomienda lavar los dientes de arriba, cepillándose hacia abajo. Mientras que los dientes de abajo se cepillan hacia arriba y las muelas se deben limpiar con un movimiento circular.

El uso de una pasta de dientes (dentífrico) con flúor, del hilo dental y el refuerzo de la higiene  con enjuagues bucales, librará a los dientes de la amenazas. El crecimiento bacteriano hace que se produzca un ambiente ácido, al presentar los residuos de alimentos en la boca.

Las fuente de ácidos son aquellos alimentos ricos en azúcares primarios (sobremanera las golosinas). También frutas y/o verduras muy cítricas, consumidas en grandes cantidades son una amenaza grande.

Siempre se debe completar el hábito alimenticio, evitando aquellos elementos que representan daños a nuestros dientes.

¿Qué es la Descalcificación de los Dientes?

La descalcificación es la reducción, hasta niveles críticos, de la cantidad del elemento calcio que debe estar presente en los dientes.

En los estadios tempranos de la vida, se puede producir descalcificación de los dientes por una ingesta insuficiente de calcio.  Puede deberse a una dieta inadecuada, problemas de celiaquía, alergias alimentarias o intolerancia a alimentos ricos en este elemento.

La descalcificación de los dientes en adultos ( o en niños que ya “mudaron los dientes) tiene otra historia.

Los dientes permanentes no tienen capacidad de regenerarse (calcificarse). Las pérdidas del calcio contenido originalmente en los dientes, se deben a factores externos. Básicamente gracias a la erosión del esmalte dental producida por la acción residual de ácidos, por abrasión o por mala higiene bucal.

La mala higiene bucal permite la formación de la dañina placa bucal. También puede provocarla la producción de saliva en niveles insuficientes. La saliva ayuda a limpiar los dientes.

La acción de los ácidos residuales de los alimentos consumidos y no removidos del esmalte dental, causa desgaste. Este va originando la formación de pequeños agujeros. Esto hace cada vez más delgada la capa de calcio presente en nuestros dientes.

Dicho de otro modo, un niño puede ir descalcificando sus dientes porque no ingiere suficiente calcio. Un adulto lo pierde por sus malos hábitos.

La descalcificación se denomina odontocia. Conduce, inexorablemente, al debilitamiento del esmalte dental y a la formación de caries. En condiciones extremas puede llevar a disfuncionalidad del sistema nervioso (el calcio es importante para el buen funcionamiento de este sistema).

Closeup de boca de hombre con dientes descalcificados.

Buenos hábitos nos dan dientes más sanos

Los niños en edad temprana, tienen la posibilidad de impedir o paliar la descalcificación de sus dientes. Generalmente se hace por vía de la ingesta de una dieta rica en calcio, fósforo y vitamina A.

Una dieta adecuada y una sana higiene bucal temprana garantizan la debida calcificación de los dientes permanentes.

Pero eso no nos está permitido a los adultos. Sólo tenemos acceso al frenado de la descalcificación adquiriendo hábitos sanos. En el plano nutricional y en la higiene bucal.

La descalcificación dental se produce por la acción de los ácidos residuales que dejan en nuestra boca  los alimentos que ingerimos. También los residuos de alimentos favorecen la formación de la placa bacteriana, gran enemigo del esmalte dental.

Siguiendo una dieta adecuada podemos disminuir la formación de residuales ácidos. Conformar una dieta baja en alimentos compuestos por azúcares elementales. Las golosinas, el pan, los cereales y los alimentos producidos con sus harinas, entran en este gran grupo.

También aquellos alimentos  cuyo contenido original ácido sea un riesgo al acumularse en cantidades altas (frutas cítricas, por ejemplo).

Un especialista elaboraría una lista de alimentos “vetados” para su consumo. Hay que disminuir los riesgos disminuyendo o restringiendo la ingesta de alimentos perjudiciales.

También debemos elaborar otra lista, ahora con alimentos que debemos garantizarnos consumir. El objeto sería aumentar el suministro de calcio, fósforo y vitamina D.

El calcio no puede reponerse, pero su ingesta eleva sus niveles en la sangre e impide que el cuerpo necesite el calcio dental.

Quizás lo más importante para impedir la descalcificación de los dientes es una adecuada higiene bucal. Esta debe considerar el cepillado de los dientes, preferiblemente 3 veces al día. También el uso de pasta dental enriquecida con flúor y una técnica adecuada de cepillado.

Una buena dieta

Ciertamente,una buena dieta es indispensable para prevenir y combatir la descalcificación de los dientes. Es necesario garantizar la ingesta de alimentos ricos en calcio, fósforo, vitaminas (principalmente vitamina D) y flúor.

Ya hemos explicado que los adultos carecemos de la facultad de reponer el Calcio dental que se haya perdido. Una dieta rica en vitaminas y minerales, evitará que el cuerpo utilice el calcio contenido en el esmalte dental y en los huesos.

Para suministrar cantidades adecuadas de calcio, recomendamos alimentos cuya composición contenga elevados niveles de este elemento.

La primera fuente de calcio son la leche, quesos y derivados lácteos, incluyendo bebidas como batidos o merengadas. También los huevos de aves de corral, carnes rojas, frutos secos, mariscos, raíces y tubérculos.

Los alimentos proveedores por excelencia de fósforo son los pescados y productos del mar, las frutas cítricas y las legumbres.

Fuentes seguras de vitaminas son las frutas carnosas, las hortalizas, todas las carnes, las legumbres. Los pescados cartilaginosos (azules) y ricos en Omega 3 como el atún, el salmón, las sardinas, también las contienen.

Si queremos garantizar niveles adecuados de flúor, debemos entonces enriquecer nuestra dieta consumiendo quesos e infusiones de té verdes.  

Podemos encontrar este elemento también en hortalizas de hojas verdes como el berro y la espinaca, mejor si viene de suelos ricos en este mineral. Podemos incluir a las frutas y los postres como las gelatinas.

La mejor dieta proporciona estos elementos provenientes de carnes, leche, quesos, pescados, mariscos y derivados de todos ellos  totalmente frescos. Son sanos, libres de plagas y enfermedades, cultivados con técnicas ecológicas de cultivo.

Alimentos ricos en calcio, como carne, pescado, zanahoria, leche, aguacate, pimenton, naranja

La Higiene Bucal debe ser impecable

Hay otra batería de hábitos saludables  que también debemos incorporar de manera rotunda y permanente a nuestras vidas. Son los referentes a una higiene bucal profunda e impecable.

Una higiene que garantice eliminar residuos de alimentos que puedan degenerar en ácidos que corroen directamente el esmalte dental.

No se debe permitir el crecimiento de una placa bacteriana, la cual debilita el diente. Los hábitos de higiene bucal recomendados y más frecuentes son:

  • Cepille sus dientes diariamente. Se recomienda hasta tres veces por día. Use un cepillo adecuado para la sensibilidad de sus encías. Esto incluye el tamaño de su boca (cepillos pequeños para los niños) y sus necesidades de higiene.
  • Utilice una crema dental con flúor.. El flúor es un antibiótico y ayuda a proteger el esmalte de sus dientes
  • Utilice enjuague bucal por lo menos una vez al día, preferiblemente con el primer cepillado.
  • Su técnica de cepillado debe incluir el cepillar sus dientes superiores con movimientos descendentes (hacia abajo). Los dientes inferiores con movimientos ascendentes (hacia arriba) .Las muelas deben cepillarse con movimientos circulares.

La idea es que la acción del cepillado remueva restos de alimentos que pudiesen haber quedado incrustados entre dientes, después de cada comida.

Esta técnica de cepillado garantiza una higiene bucal profunda y adecuada, que protege sus dientes y encías. Además evita la halitosis (mal aliento).

  • Use hilo dental. Esta práctica garantiza que la totalidad de los residuos de alimentos que pudieron quedar incrustados entre los dientes, sea removida. En ocasiones hay residuos muy fuertemente adheridos que no son removidos con el simple cepillado.

La ayuda suplementaria

La salud, ya sea bucal, como de cualquier otra zona del cuerpo en general, es como una pequeña guerra. Una pequeña guerra donde cualquier resultado adverso puede terminar en la muerte.

Por ello siempre es importante recurrir a todos los recursos que tengamos disponible. Siempre es posible mejorar nuestros resultados, dándonos ayuda con suplementos dietéticos y con medicinas.

El uso de estos suplementos dietéticos y/o medicinales tiene la ventaja de que nos permite controlar la cantidad exacta de “ayuda” suplementada.

Cada suplemento tiene establecido la cantidad precisa de mineral, vitamina o principio activo suministrado en cada dosis.

Existen en el mercado una cantidad casi infinita, una oferta sumamente generosa de productos sintéticos y naturistas. Estos pueden ayudarnos a combatir la descalcificación de los dientes.

Los Suplementos como el Osteo Vigor pueden accionar suministrando nutrientes necesarios para enfrentar el problema. Pueden suplir calcio, vitaminas y  demás elementos necesarios para huesos saludables.

También es posible suministrar por esta vía protectores dentales, bactericidas, higienizantes, antiinflamatorios.

Los suplementos alimenticios ofertados en el mercado local pueden tener dos orígenes: uno es el sintético, el farmacéutico; y el otro origen es el naturista.

Los primeros, como su nombre lo indica, produce los suplementos sintetizando farmacéuticamente los minerales y/o las vitaminas. Son obtenidos a través de síntesis química.

Los suplementos naturistas se obtiene tratando productos naturales como material vegetativo de plantas,minerales, frutos, etc. No sufren procesos de síntesis química.

En el departamento de suplementos nutricionales naturistas podemos sugerir el uso del Osteo Vigor. Este es un suplemento dietético multi mineral, polivitamínico que sería de mucha ayuda en la lucha para prevenir y proteger de la descalcificación de los dientes.

Combate la descalcificación de los dientes, ¡comiendo!

Los adultos no podemos reponer el calcio dental y debemos entonces ser cuidadosos a la hora de proteger el que conservamos.

Es imperioso protegernos de las pérdidas por abrasión, por reacción ácida o porque el organismo supla deficiencias tomándolo de los dientes. Para lograr esto siempre es útil el consumo de algunos alimentos de alto contenido de nutrientes necesarios.

  • Lácteos: la leche y derivados lácteos como los quesos, yogures, bebidas lácteas, son algunos de los alimentos con mayor contenido de calcio y vitamina D. Ayudan a fijar este mineral y son bastante accesibles y de bajos precios, por lo tanto de fácil adquisición.
  • Las Fresas: mejoran la circulación sanguínea en la encía y áreas periodontales. Contienen un germicida llamado Xylitol, el cual elimina la placa bacteriana. En el trópico, las fresas suelen cultivarse en suelos de alto contenido de calcio. Enriqueciendo su contenido en este mineral tan importante para combatir la descalcificación dental.
  • Vino Tinto: está demostrado que es útil en la prevención de las caries.
  • Hortalizas de hoja verde: las espinacas y berros aumentan la secreción de saliva.
  • Manzanas: su textura fuerte y granular ayuda a eliminar por abrasión la placa bacteriana. Son ricas en vitamina C.
  • Limones: en dosis reguladas son un excelente blanqueador dental.
  • Apio España, Cebolla, Cebollín, Ajo: ayudan a incrementar la segregación de saliva, gran protectora dental (la saliva, lava la placa bacteriana). También tienen efecto germicida.
  • Chocolate: si es muy rico en cacao y bajo en azúcares, tendrá un beneficioso efecto germicida, protegiendo dientes y encías.
  • Pescados azules: atún, salmón y otros peces ricos en Omega 3, también son ricos en vitamina D. Elementos indispensables para fijar calcio.
  • Cerveza rubia: proporcionan silicio y calcio. Además su contenido de Lupulus actúa como germicida.

  • Té verde y otras infusiones: tienen efecto antiinflamatorio.

La ayuda profesional para una dentadura perfecta

Todos aquellos tópicos que se quieran enfrentar en la vida, deben hacerse de una forma profesional o ayudados en esto por verdaderos profesionales. Esto es particularmente importante cuando se trata de temas que involucran a la salud.

El desarrollo físico y mental de todo individuo debe ser seguido por profesionales de la medicina . Este debe extenderse desde los días de la concepción y el embarazo hasta los cuidados de la edad senil. Incluyendo la niñez, la pubertad, la adolescencia, la juventud y la madurez.

Para cada estadío de la vida y para cada órgano del cuerpo humano existe un profesional formado en la disciplina necesaria para mantenerlo sano. Los dientes no son la excepción.

El tema dental y de descalcificación de los dientes puede, y debe, ser tratado por un pool de especialistas en el área.

Comience por el Gineco-Obstetra durante el embarazo, continúe con el pediatra para la niñez. Luego puede acudir al Gastroenterólogo, Otorrinolaringólogo, Nutricionista y Odontólogo. Todo esto dependiendo de las necesidades y de las recomendaciones específicas que con toda seguridad le brindará su pediatra.

Es de vital importancia entender la necesidad de acudir a un médico especialista, formado en el tema de nuestras necesidades. Por ningún motivo se debe recurrir al autodiagnóstico y mucho menos a la automedicación.

El consumo de medicinas, de dietas y de suplementos nutricionales debe estar sugeridos por un especialista. Por alguien que realmente sepa del tema.

La sabiduría popular dice que “zapatero a su zapato”. Jugar con su salud o con la salud de sus seres queridos es una apuesta muy alta. Las pérdidas pueden causar daños irreparables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *