Vegetales y Legumbres

Vitaminas y minerales para un estilo de vida saludable

Vitaminas y minerales para un estilo de vida saludable

Última actualización: 22-11-2018. Equipo Nutricioni

Los variados nutrientes contenidos en la comida suelen dividirse en macronutrientes y micronutrientes. Las vitaminas y los minerales son parte de este último.

Las vitaminas están relacionadas a un grupo químico presente en muchas de ellas. El cuerpo no puede generar estas vitaminas, a pesar que son imprescindibles para sostener múltiples funciones corporales. Tales como el asimilación, progreso y crecimiento.

Las vitaminas suelen dividirse en dos grandes grupos, dependiendo de su forma de ser absorbidas a nivel del intestino. Estas pueden ser hidrosolubles y liposolubles.

Las primeras son las del conjunto B, la C y el ácido fólico. Las segundas las A, D, E y K. Esto va a determinar, adicionalmente, su distribución en los tejidos del cuerpo.alimentos que contiene vitaminas y nutrientes necesarios al cuerpo. Foto en primera plana

Al igual que su forma de almacenamiento y expulsión del cuerpo. En consecuencia, se debe conocer muy bien lo que se consume, bajo cuales circunstancias y la cantidad. Están diversamente contenidas en los alimentos. Y van desde los vegetales de diario consumo hasta frutas.

Se hace  necesario para que el sistema inmunitario funcione adecuadamente, una conveniente contribución de micronutrientes.

En nuestra vida, desde que nacemos, estamos arriesgados a variadas agresiones. Nuestro procedimiento inmunológico debe estar en fase de alerta, y de esta manera lograr proceder enfrentar las invasiones de patógenos.

Esta refutación a los invasores puede entenderse en dos procesos interactivos: la inmunidad innata, que es la fuerza de “choque”, va a ser perennemente la primera en reaccionar. Después, la inmunidad adaptativa, asimilada en las “experiencias” de cada individuo.

Se hace ineludible que los seres humanos conserven un conveniente estado alimenticio, preferiblemente, con un nivel provechoso de micronutrientes. Tales como vitaminas, D, E, C, B6, B 12 y folato, más ciertos minerales. Entre ellos el cobre, zinc, selenio y hierro. Al igual que suplementos naturales como Verde Salud.

Prevenga enfermedades con un estilo de vida saludable

Los estilos de vida sanos son una variedad de conductas y actitudes diarias para conservar el organismo y la mente de un modo adecuado. Es la base de la calidad de la existencia, y tiene que ver con la discernimiento que un individuo tiene de su lugar en la vida, en el contexto de la cultura y de valores en los que vive.

Asimismo, implica los riesgos del ocio, la ingesta de alcohol, drogas y el peligro ocupacional. La complacencia en la ejecución de las actividades diarias, satisfacción de las necesidades. También la trascendencia de metas, autoestima y la actitud ante la vida.

Al igual que los factores personales y socioambientales. Dentro de las formas de vida que afectan nuestra salud y asimismo la calidad de vida.

Es una responsabilidad particular y social que debemos tener. Para así compensar las necesidades fundamentales, mejorar la calidad de vida y el progreso humano del individuo.

El deporte proporciona un envejecimiento sano. Las personas mayores que son activas físicamente tienen menos probabilidad de desarrollar problemas de sobrepeso. También suele mejorar su tensión arterial elevada, osteoporosis, diabetes, depresión, y cáncer de colon.

Hay suficientes evidencias científicas que muestran los beneficios de una actividad física sistemática, entre los podemos mencionar: mejorar el estado de ánimo y disminución de estrés, mayor grado de energía y mejorar la productividad personal.

Es necesario mantener un peso corporal adecuado, pues así se reduce la posibilidad de tener una padecimiento cardiaco.

Como buen hábito de vida, en el consumo de productos naturales, se recomienda el uso de Verde Salud.

Verde Salud para una vida saludable

El complejo de verduras orgánicas está hecho con frutas, verduras y vegetales orgánicos, para apoyar su estilo de vida saludable. Esta fórmula está debidamente certificada como sana y orgánica por International Certification Services, Inc.

Este es un producto natural con una extraordinarias mezcla orgánica. Contiene
alfalfa orgánica, planta de la familia de las legumbres.

La alfalfa tiene gran concentración de proteínas, vitaminas, fibras y minerales de fácil asimilación. Este producto contiene igualmente hierba de cebada orgánica la cual incluye todos los aminoácidos, vitaminas entre ellas Vit B12 y Vit K, y es rica en enzimas.

Además, la hierba de cebada contiene minerales como calcio, cobre, magnesio, potasio, hierro, zinc y fósforo. Al igual que hierba de avena orgánica, la cual es una buena fuente de muchos nutrientes esenciales como aminoácidos, vitaminas A, C, E y K, ácido pantoténico,  lecitina, calcio, magnesio, potasio, hierro y fósforo.

Igualmente, es muy positivo su contenido de brócoli orgánico, el cual es una hortaliza con grandes beneficios nutricionales. El brócoli orgánico disminuye el riesgo de cáncer y ayuda a retrasar el proceso de envejecimiento.

Su contenido de hoja de espinaca orgánica es bien importante. Esta hoja provee excelentes proporciones de vitaminas A, B1, B2 y C. Las espinacas orgánicas ayudan a curar el estreñimiento.

Además complementan su contenido repollo orgánico, guisantes, coliflor, hoja de perejil, brote de bruselas, hoja de col rizada orgánica y pepino orgánico. Además de su mezcla orgánica de frutas y verduras.

Todo esto hace del consumo del complejo de verduras orgánicas un excelente estilo de vida saludable.

Influencia de los estilos de vida saludables

La actividad física es vital para un envejecimiento saludable. Se tiene bastante evidencia  que señalan muchos de sus beneficios, entre los que destacan la mejora del estado de ánimo, manejo del estrés y otras emociones. Además del incremento de la productividad individual.

También mejora el nivel de energía, ayuda a conservar un peso adecuado. Asimismo,
flexibiliza la posibilidad para realizar las actividades cotidianas.

Por otra parte, disminuye la posibilidad de enfermedades cardiacas. Al igual que en las personas con diabetes, para un mejor manejo de la glucosa.

El hábito de fumar puede generar cáncer, enfermedades cardiovasculares y problemas de la respiración.

El 25% de los hombres fuman. El hecho de dejar de fumar ocasiona beneficios pues nunca es tarde para dejar el cigarrillo y comenzar a vivir una vida más sana.

Igualmente, una buena alimentación influye en nuestra calidad de vida. Tener un peso corporal adecuado es importante para mantenerse saludable. La obesidad está asociada con un alto riesgo de diabetes y afecciones cardiovasculares.

Respecto a la frecuencia y cantidad de la alimentación se debe ingerir comidas pequeñas diariamente. Siendo cinco veces lo ideal.

La alimentación variada deben ser parte de la vida diaria. Se sugieren las frutas y vegetales. También las legumbres y el arroz son importantes debido a su alto contenido de fibras y nutrientes.

Asimismo, los cereales integrales como el maíz, avena y el pan integral, junto a la avena, y trigo que son buenos suplidores de vitaminas y fibra. También es recomendable el consumo de productos naturales como Verde Salud.

Dentro de las variadas fuentes de proteína están el pescado por su cantidad de nutrientes y baja grasa. Asimismo, los productos lácteos son excelentes. Otros como los huevos, el pollo sin piel y también la carne de vacuna y cerdo sin grasa.

Los alimentos que no debemos consumir son aquellos que tienen cantidades de azúcar, tales como queques, helados y caramelos. Igualmente, aquellos con alto contenido graso.

Las enfermedades y los estilos de vida

Existen elementos de riesgo semejantes a la exposición prolongada a tres comportamientos  muy relacionados con formas de vida. Entre los cuales tenemos: fumar los cigarrillos, alimentación poco saludable y falta de actividad física.

Todos ellos son causantes de patologías crónicas, tales como enfermedades del corazón, accidentes cerebrovasculares, sobrepeso y diabetes. Así como también el síndrome metabólico, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y algunos tipos cáncer.Terapia génica para el tratamiento del cáncer. Tratamiento del cáncer con células T y ADN.

Estas eran calificadas antiguamente como patologías de los países industrializados y se les decía enfermedades de occidente.

Asimismo, son conocidas patologías no transmisibles y crónicas y forman parte del grupo de enfermedades de orden degenerativo.

En nuestros tiempos las enfermedades crónicas son un problema relevante de salud pública. La conjunción de varios elementos de un estilo de vida saludable son positivos, como mantener un peso adecuado, hacer ejercicios físicos, alimentación sana y balanceada y no fumar.

Todo esto puede bajar 80% en el riesgo de desarrollar las patologías crónicas más frecuentes y mortales.

Por esta  razón, debemos tener hábitos de vida saludables, dado que generalmente estos hábitos se adquieren durante las etapas formativas de la vida. Entonces, es importante iniciar  pronto a impartir lecciones sobre estos hábitos.

A pesar de los grandes beneficios de un estilo de vida saludable, solo una pequeña porción de los adultos la  siguen. Pues hay poca conciencia sobre la relación entre la buena salud y los el estilos de vida.

Algunas personas no están al tanto que una variación en el estilo de vida constituye un elemento muy importante en la aparición de enfermedades.

Los estilos de vida son formas sociales y de vida, asumida por las personas que reflejan identidades propias, de grupo y socioeconómicas.

Igualmente pequeños cambios en los hábitos de vida pueden generar un impacto positivo considerable tanto en los individuos como en la sociedad.

Tener actividad física sistemática, dejar el hábito del tabaco y el consumo permanente de alimentos con un alto contenido en fibra, previene graves enfermedades.

Una alimentación con bajo consumo de grasas, el control del peso corporal y aprender a gestionar el estrés, reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Alimentos bajos en colesterol

Prevención de enfermedades

Siempre existe la posibilidad de contagio de las enfermedades estacionales. Para evitarlas es suficiente seguir pasos sencillos para una alimentación saludable y buena higiene personal.

Lo elemental para protegernos de enfermedades son la higiene y la alimentación. Enseñar buenos hábitos higiénicos a los niños es importante para de esta forma minimizar el riesgo de contagio. Hay que enseñar a los niños a lavarse las manos de manera frecuente, antes de comer y después de jugar.

Cubrirse la  nariz y la boca al toser con el antebrazo para evitar que las partículas transmisoras de la enfermedad se alojen en las manos y así puedan pasar cualquier objeto que manipulen.

Igualmente, hay que evitar compartir los utensilios personales. Asimismo, se deben tomar varias  precauciones respecto a la higiene del hogar:

Además, procurar evitar la contaminación de alimentos, y tomar conciencia sobre la importancia de la higiene en la cocina y el baño.Imagen de primer plano de productos de limpieza con bicarbonato

Se debe limpiar y cocinar correctamente los alimentos. También ventilar todos los días el hogar. pues una alimentación variada y balanceado conserva las defensas altas. Esto dificulta a los virus y bacterias ingresar al cuerpo.

Se hace necesario consumir diariamente entre 4 y 5 porciones de frutas y verduras, debido a su gran aporte de nutrientes. Al igual que Verde Salud.

La hidratación también es importante. La bebida de preferida ha de ser el agua, evitando bebidas azucaradas.

Hacer actividad física semanalmente y debemos incrementar el consumo de cítricos, dado a que aportan vitamina C.

El control adecuado y oportuno del estrés y otras las emociones, y el sano esparcimiento, también ayudan grandemente.

Estilos de vida saludables

Tener actividad física regular durante media hora, cuatro días a la semana, ayuda en la prevención de enfermedades graves como la diabetes y riesgo de sufrir infartos.

Niveles saludables de colesterol son también importantes. Esto está asociado a la alimentación y otros hábitos de vida.

Se deben preferir los alimentos de alto contenido de fibra y proteína. Al igual que legumbres, frutas y verduras.Vegetales y Legumbres

El control de la tensión arterial es recomendable. Hacer ejercicios y tomar los medicamentos prescritos por su médico suelen ser de gran beneficio. Debe darse importancia a la masa corporal y evitar el sobrepeso.

Disminuir o eliminar el consumo de tabaco es una buena decisión. De esa manera se evitan y previenen enfermedades graves.

Controlar el azúcar en sangre y sostener un nivel de glucosa adecuado en sangre es altamente recomendado, para evitar riesgos de patologías cardiacas y aparición de coágulos.

Una investigación hecha en el año 1989, señala los hábitos saludables fueron identificados como no fumar, un índice de masa corporal normal y una  actividad física o deportiva. Además de ver menos siete horas de televisión a la semana.

Se concluyó que las damas que habían mantenido estos hábitos de vida saludables tenían un 92% menos de riesgo de ataques del corazón y 66% menos de riesgo de tener enfermedades cardiovasculares.

El estudio confirma que los buenos estilos de vida influyen positivamente en la salud. De allí la importancia de tener actividad física, consumir menos gracias, dejar de fumar y controlar la ingesta de alcohol ayudan a una mayor calidad de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *