Vitaminas en bolas de colores y fondo blanco

¡Vitaminas! Una fortaleza para la salud del sistema nervioso

¡Vitaminas! Una fortaleza para la salud del sistema nervioso

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

En la búsqueda por equilibrar el buen funcionamiento del sistema nervioso, adoptar hábitos saludables es la base fundamental entre las acciones a tomar.

El sistema nervioso siendo como es uno de los más complejos e importantes del organismo, se encarga a través de los sentidos de reaccionar a los estímulos externos e internos con diferentes acciones corporales.

Considerando que tan importantes funciones intervienen de manera múltiple en nuestra salud, requiere de especial atención.

Ciertamente diversos factores pueden afectarlo, pero un estilo de vida sano puede aportarle grandes e importantes beneficios.

Con la finalidad de fortalecer el sistema nervioso y prevenir ciertas alteraciones, la alimentación, las vitaminas, el descanso, el cuidado de la salud mental y física son algunos de los medios a los que podemos recurrir para tal fin.

Así también las vitaminas y minerales aportan grandes beneficios en el sistema nervioso central, el cual está conformado por el cerebro y la médula espinal. Y el sistema nervioso periférico, conformado por las raíces nerviosas y los nervios periféricos.

Las vitaminas benefician potencialmente nuestro organismo en muchos sentidos, aunque claro está, su suministro requiere mantener un equilibrio adecuado. Es esencial que los niveles no sean deficientes pero que tampoco haya un exceso de vitaminas.

Las vitaminas ayudan a fortalecer el sistema nervioso, si usted padece un dolor neuropático o una neuropatía periférica, lo más probable es que sienta dolor u hormigueo en piernas y brazos. En estos casos las vitaminas resultan ser una gran opción

El cerebro es el órgano más importante del cuerpo humano y cuando no se ingieren las vitaminas y nutrientes necesarios, lo más probable es nos sintamos con poca energía, fatigados e irritables. Tales condiciones pueden derivar en una enfermedad.

Por lo general desconocemos cuáles son las vitaminas que nuestro cerebro requiere para que pueda desempeñar de manera adecuada todas sus funciones.

La mayoría de las veces nos alimentamos en función del sistema digestivo o de nuestra imagen corporal, ignorando los beneficios que debemos aportar a tan importante órgano.

Ciertas sustancias pueden ayudar a disminuir el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. ¡Aprendamos a conocerlas!

Vitaminas E  y B9 (ácido fólico) para el cuidado de nuestro cerebro

Todas las vitaminas y minerales para la salud humana. Micro y macro elementos y vitaminas en un esquema circular.

En las últimas décadas los investigadores han logrado comprender más específicamente acerca de las vitaminas que mejoran el funcionamiento cerebral y que por consiguiente, tiene un mayor impacto en la salud de sistema nervioso en general.

Instruyamos acerca de algunos beneficios que las vitaminas aportan a nuestro cerebro ¡Veamos!

Vitamina E: Estudios sugieren que esta vitamina aporta especiales beneficios en la memoria de las personas mayores.

La Asociación Americana de Medicina recientemente encontró, que altos niveles de vitamina E previenen y retrasan el desarrollo del Alzheimer.

Durante mucho tiempo se pensó que el alfa tocoferol, un componente de la vitamina E, era el más importante. Pero definitivamente es el gamma tocoferol el que posee las propiedades neuroprotectoras.

Así lo declaró Aimee Schunney, coordinadora del Programa de Educación en Wellness del Hospital Universitario en Brooklyn, Nueva York.

Cuando se consumen alimentos con altos contenidos de vitamina E se ingieren importantes cantidades tanto de alfa como de gamma tocoferol.

Estos abundan en alimentos como: Tomates, espárragos, nueces y aceite de oliva. El déficit de esta vitamina no es habitual, sin embargo puede ocurrir en personas que llevan una dieta baja en grasas.

Es así como Verde Salud se convierte en el perfecto aliado para la salud, gracias a su fórmula a base de vegetales y frutas que aportan un valioso número de vitaminas y minerales esenciales ¡Absolutamente natural!

Vitamina B9: Juega un papel importante en la formación de dopamina, epinefrina y serotonina, todos neurotransmisores del cerebro.

Cada una de las vitaminas del grupo B tiene un papel preponderante en la preservación de las funciones cerebrales y la agudeza mental. El ácido fólico (B9) por ejemplo, es esencial para el desarrollo cerebral.

Diversos estudios han asociado el deterioro de la memoria con niveles insuficientes de vitamina B9, B12 y B6.  Los altos niveles de homocisteína en la sangre se relacionan con bajos niveles de vitamina B9.

La homocisteína puede dañar el recubrimiento de las arterias y provocar la coagulación de la sangre con más facilidad de la debida. Aumentando así el riesgo de obstrucción de los vasos sanguíneos por la formación de trombos (coágulos).

Vitaminas B6 y B12 para la formación de la mielina

Vitamina B6: Los bajos niveles de serotonina están asociados a la depresión y la obsesión y la vitamina B6 ayuda a convertir el triptófano en serotonina.

Los bajos niveles de est vitamina pueden causar confusión, pérdida de la memoria, dificultad para prestar atención, fatiga, insomnio y acelerar la degeneración del cerebro.

El consumo adecuado de vitamina B6 ayuda a incrementar la energía mental, la motivación, la formación de la memoria y del pensamiento, mejora la concentración y la salud de las neuronas.

Favorece también la creación de melatonina, que permite mejorar la calidad del sueño. Estudios señalan que esta vitamina interviene en la formación de dopamina, epinefrina, norepinefrina y GABA.

GABA es un neurotransmisor cuya importante función incide en la reducción del estrés y la ansiedad, ayuda a calmar y a relajar el cerebro. Entre los alimentos ricos en vitamina B6 tenemos:

El pollo, el salmón y el atún, pimientos verdes, espinacas, brócoli, los cacahuetes, el pan integral y las lentejas.

Vitamina B12: Interviene en la síntesis de las proteínas. Entre sus amplias funciones en el cuerpo se incluye la formación de mielina, capa esta que recubre el axón de algunas neuronas.

Una neurona cuyos axones estén debidamente recubiertos de mielina, podrán transmitir cien veces más eficientemente los impulsos nerviosos que una neurona amielínica, lo que redunda en un mejor funcionamiento del organismo.

La vitamina B12 se encuentra abundantemente en carnes y pescados, por lo que las personas vegetarianas son más propensas a sufrir déficits de esta vitamina.

Tal déficit conlleva a causar pérdida de la memoria, enlentecimiento mental y afectación del humor. Los bajos niveles de esta vitamina se relacionan también con un mayor riesgo de sufrir Alzheimer.

La vitamina B12 puede encontrarse en alimentos como: Carnes de pollo, pavo, ternera y vísceras, pescado azul, trucha y almejas. También en otros alimentos como huevos, cereales integrales y productos lácteos como queso fresco y yogur.

Con Verde Salud conseguirá fortalecer su sistema inmunológico convirtiéndose en una gran defensa contra los agentes que propician el cáncer. Adicionalmente relaja el sistema nervioso, reduciendo el estrés y la depresión ¡Mejora el estado de ánimo!

Vitaminas C - D y K: conozca sus beneficios para el cerebro

Vitamina C: También conocida como ácido ascórbico, es un antioxidante que protege el cerebro de la degeneración producto de la edad y de los efectos del estrés.

La vitamina C en combinación con la vitamina E reduce el riesgo de padecer Parkinson, Alzheimer y otras enfermedades relacionadas con la demencia.

Previene la aparición de enfermedades cardiovasculares, de agentes relacionados con el cáncer y del resfriado común. La vitamina C facilita la absorción del hierro, mejora el rendimiento cognitivo, la atención, el aprendizaje y la memoria.

Es considerada un antidepresivo natural ya que incrementa los niveles de serotonina, por lo que contribuye a mejorar el estado de ánimo.

Diversos estudios indican que disminuye el riesgo padecer cáncer cerebral, particularmente en los niños.

La vitamina C puede encontrarse principalmente en frutas cítricas y vegetales verdes como fresas, pomelo, melón, naranjas, piña, tomates, coliflor, brócoli y pimientos, entre otros.

Vitamina D: Incide principalmente en la memoria, aporta beneficios en el estado de ánimo motivo por el cual aumenta la capacidad en la resolución de problemas.  

Ciertos estudios asocian mayores riesgos de deterioro cognitivo a los bajos niveles de vitamina D. Así también indican que puede ayudar en los tratamientos por esclerosis múltiple (EM) y en la regulación del “Trastorno Afectivo Estacional”.

La vitamina D puede encontrarse en alimentos como el pescado: sardinas, salmón, atún, caballa, etc y otros productos como algunos tipo de leche y en los champiñones. La vitamina D se activa a través de la radiación solar.

Por su gran combinación de propiedades Verde Salud le ofrece aportes significativamente positivos para su salud, gracias a la concentración de minerales, vitaminas y nutrientes que posee ¡Compruébelo usted mismo!

Vitamina K: Aumenta la velocidad de las funciones cerebrales, mejora el aprendizaje, la memoria y las capacidades cognitivas en general. Los bajos niveles de esta vitamina han sido detectado en personas que sufren de Alzheimer.

Tiene un papel preponderante en el proceso de coagulación sanguínea y de absorción del calcio.

Esta vitamina puede encontrarse en vegetales de hojas verdes tales como coles de bruselas, espárragos, perejil, apio y por excelencia, es el brócoli donde destaca.

Otras vitamina que debe consumir: vitamina A, B1 y omega 3

Alimentos y medicinas alternativas para estimular el sistema inmunológico, alto contenido de vitaminas, antioxidantes y minerales.

Vitamina A (retinol, ácido retinoico): Es una vitamina liposoluble que el cuerpo adquiere a través de los alimentos. Contribuye al buen mantenimiento de la vista, el sistema inmune y a la capacidad de reproducción.

Aporta beneficios importantes para el corazón, los pulmones y riñones, entre otros órganos. Se clasifica en dos tipos: Vitamina A preformada y la provitamina A.

La vitamina A puede encontrarse en carnes, pescados, hígado y derivados de la leche. La provitamina A o preformada se halla en las verduras, vegetales y frutas.

La vitamina A contribuye en el buen desarrollo de los huesos, los dientes, tejidos blandos, las mucosas y la piel. Su deficiencia puede ser causa para la aparición del acné.

Ayuda en la formación de la retina (retinol) y en la prevención de enfermedades infecciosas, especialmente las relacionadas con el sistema respiratorio u otras patologías como el sarampión.

Favorece la producción de espermatozoides, el ciclo reproductivo femenino y los cambios que se producen en las células durante el desarrollo fetal.

Vitamina B1 (tiamina): Importante nutriente que interviene en el metabolismo de los carbohidratos para la obtención de energía. Es clave para el buen funcionamiento del corazón.

El déficit de esta vitamina puede producir alteraciones de la conducta como irritabilidad, depresión, falta de memoria, disminuir la capacidad de concentración y puede también ser causante de diarrea y pérdida de peso.

Producir debilidad muscular, cansancio y alteraciones cardíacas como taquicardias, palpitaciones, etc. El déficit severo conduce a enfermedades como el Beriberi y el síndrome de Korsakoff o beriberi cerebral.

Es hidrosoluble por lo que su exceso es eliminado a través de la orina.

Podemos encontrar la vitamina B1 en alimentos como semillas de girasol, especias e hierbas aromáticas, extracto de levadura, chuletas de cerdo, pescado, piñones, semillas y mantequilla de sésamo, etc.

Omega 3 (ácidos grasos): Mejoran el rendimiento cerebral, protege el cerebro del deterioro cognitivo, ayuda a mejorar la plasticidad cerebral, la concentración y la memoria.

Estudios han relacionado su consumo con la prevención de enfermedades como el Alzheimer. Los ácidos grasos podemos encontrarlos especialmente en pescados como sardinas, anchoas, salmón, pez espada y atún.

Sugerencias para fortalecer el sistema nervioso

Fortalecer el sistema nervioso y la salud en general, implica además seguir una dieta equilibrada, ya que sólo tomar vitaminas no es suficiente. Dejar de fumar y descansar bien cada día le ayudará a sentirse mejor y a tener una vida más sana.

Evite alimentos muy grasos, el café en exceso, el azúcar refinada, la bollería y los refrescos azucarados. Incorpore el ejercicio físico en función de su condición.

El yoga o el pilates son aconsejables para mejorar las condiciones físicas, prevenir el estrés y la ansiedad. Fortalecer el sistema nervioso implica un estilo de vida que incluya una buena salud emocional.

Las emociones son respuestas de nuestro sistema nervioso, por lo que ellas pueden ayudarnos a crear una vida confortable o bloquear el paso hacia donde queremos ir.

Debemos aprender formas para ayudar a nuestro sistema nervioso en lugar de debilitarlo. Esto puede convertirse en una herramienta formidable para crear y vivir una vida plena e interesante, placentera y llena de entusiasmo.

Es así como Verde Salud puede convertirse en un puntal particularmente formidable para apoyar su organismo y salud en general. La producción orgánica de sus ingredientes le garantizan el mejor aprovechamiento de sus nutrientes libres de pesticidas y fertilizantes.

Verde Salud es un multivitamínico natural con grandes beneficios que le cuidan tanto por dentro como por fuera, de la cabeza a los pies. Entre sus componentes destacan:

La hierba de cebada orgánica: Un poderoso antioxidante rico en hierro, vitaminas B12, C y E. Contiene flavonoides, enzimas y aminoácidos. Actúa como anticancerígeno. Estimula además, el crecimiento de las células intestinales.

Brócoli orgánico: Elimina toxinas mejorando la función del hígado. Previene problemas oculares como las cataratas.

Es recomendado para personas con diabetes porque contiene sustancias que protegen los vasos sanguíneos de posibles daños que ocasiona la enfermedad.

Raíz de jengibre orgánico: Posee más de 40 acciones farmacológicas que contribuyen a aliviar varios tipos de dolores.

Ayuda a combatir el cáncer, la diabetes, el asma y el hígado graso. Aporta valiosos beneficios para el metabolismo en el control de la grasa corporal por su acción termogénica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *