Vitaminas que son esenciales para el sistema nervioso

Vitaminas que son esenciales para el sistema nervioso

Última actualización: 15-04-2019. Equipo Nutricioni

La calidad de vida no se mide solo por la abundancia económica y la disponibilidad a los servicios básicos, sino también por la capacidad para sobrellevar las exigencias diarias con un buen manejo del estrés, sin poner en riesgo el adecuado funcionamiento del sistema nervioso.

En pocas palabras, no basta con tenerlo todo si no sabes controlar la manera de reaccionar ante las múltiples responsabilidades que tienes, sin olvidar todos aquellos eventos imprevistos que ocurren en la cotidianidad y que requieren de raciocinio y control para atenderlos.

Pero, además, los sistemas del cuerpo humano requieren de una serie de nutrientes para su correcto desempeño; muchos de estos son imprescindibles y deben ingerirse por medio de una dieta equilibrada con los 5 grupos alimenticios, pero también con el apoyo de la suplementación vitamínica.

El sistema nervioso humano consta de 2 subsistemas interconectados: el sistema nervioso central (cerebro, cerebelo y la médula espinal); y el sistema nervioso periférico que comprende los nervios motores y sensitivos.

Los nervios transmiten los impulsos motores y sensoriales, regulan la actividad secretora de las glándulas, controlan la nutrición tisular y el tono de los tejidos.

Entre las enfermedades que afectan ambos sistemas están las de tipo infeccioso, inflamatorio y degenerativo, así como los tumores y las lesiones.

El dominio propio es indispensable para resolver correctamente los complicados problemas de la vida, y hay vitaminas que contribuyen a lograr este propósito.

Todas las vitaminas son importantes, pero en este artículo hablaremos de aquellas que son esenciales para el sistema nervioso.

Una buena alimentación, el descanso y el ejercicio físico también forman parte de los aspectos fundamentales para una óptima salud nerviosa.

¿Qué vitaminas son esenciales para los nervios?

Las vitaminas del complejo B son las responsables de regular el sistema nervioso central. Están recomendadas para asimilar los efectos de la ansiedad y el estrés, y reducirlos.

Siempre que se aumenten las actividades orgánicas o el metabolismo, se intensifica también la necesidad de vitaminas.

La Vitamina B1 o tiamina; tiene efectos en el sistema nervioso, el corazón y los músculos; su deficiencia produce el beriberi.

La principal acción de la tiamina es la del aprovechamiento de los hidratos de carbono en el organismo y  sin tiamina los azúcares no se pueden oxidar completamente.

Sufrimos de  deficiencia de tiamina cuando nuestra alimentación no la proporciona en cantidades y oportunidades adecuadas. También si sufres de alguna patología que incremente las necesidades de esta vitamina.

El hipertiroidismo, la gestación, la lactancia y la fiebre son causales del esté incremento de nuestras necesidades de tiamina.

Niveles deficientes en el contenido de vitamina B1 puede producir cansancio crónico o fatiga, estados de ánimo irritados, problemas con la memoria, modificaciones patológicas de los patrones del sueño,  pérdidas del apetito (anorexia), malestar y dolor abdominal y estreñimiento.

Las alteraciones patológicas a nivel neurológico periférico causadas por deficiencia de tiamina se conocen con el nombre coloquial de beriberi.

El beriberi cerebral se produce cuando ocurre que una deficiencia aguda grave de vitamina B1 se superpone  a una deficiencia crónica de esta vitamina.

También se presentan casos de beriberi cardiovascular; en este caso la deficiencia de tiamina  destaca la patología miocárdica.

El beriberi infantil, se produce en niños lactantes habitualmente entre el segundo y cuarto mes de vida, que son alimentados con lactancia natural con madres que sufren de deficiencia de vitamina B1.

Los niños muestran insuficiencia en el funcionamiento cardíaco, afonía y pérdida de los reflejos tendinosos profundos.

La vitamina B1 es muy abundante en los vegetales, se encuentra en las semillas y el salvado de los cereales, en el arroz,  en el germen de trigo, cacahuates o maní, avena, en la carne de cerdo, en el pan, la levadura de cerveza, en los granos, lentejas, el coliflor, alcachofa, el repollo, los huevos, la leche,  entre otros.

La vitamina B12 o cobalamina

La vitamina B12 es aquella fundamental para la formación de glóbulos rojos y para que las células del cuerpo funcionen de forma correcta, sobre todo las que se encuentran en la médula ósea, sistema nervioso y vías gastrointestinales.     

Esta vitamina se puede almacenar en el hígado por años y es una sustancia de efecto muy potente, efectiva para la anemia perniciosa; con solo un microgramo por día retroceden hasta desaparecer los trastornos sanguíneos, digestivos y nerviosos.

Esta vitamina se encuentra casi únicamente en alimentos de fuentes de origen animal.

La cobalamina contribuye a la salud del sistema nervioso y cerebro, siendo necesaria para la producción de múltiples neurotransmisores.

Cuando existe en una persona una seria deficiencia de vitamina B12 esto puede ocasionar severos daños en los nervios en la capa protectora, ya que esta empieza a romperse y causa una dificultad al transmitir  la señal nerviosa, manifestándose en los pies y manos para luego ir al cerebro.

Falta de aire, fatiga, pérdida de apetito, dolores de cabeza, debilidad, entre otros.

En los alimentos que podemos encontrar esta vitamina están: los mariscos, el hígado, el pescado, la carne de vaca, los huevos, entre otros pocos alimentos.

Debido a esto se dice que las personas que son vegetarianas tienen deficiencia de vitamina B12 y por eso es recomendable tomar suplementos alimenticios.

Si no tratas adecuadamente tu deficiencia de vitamina B12, esta te puede provocar deficiencias de glóbulos rojos (anemia), fatiga, pérdida del tono muscular, patologías gastrointestinales, lesión a los nervios y cambios alternados y cíclicos del estado de ánimo.

La vitamina B6 o piridoxina

El déficit la vitamina B6 puede volver a las personas irritables o desanimadas. Este efecto se presenta en virtud del papel relevante de la piridoxina para usar la energía en el cerebro y en los tejidos nerviosos.

Por esta razón se considera que esta vitamina es fundamental en el control del sistema nervioso central.

También regula el azúcar en la sangre, ayuda a producir anticuerpos, interviene en las síntesis de ADN, reduce el estrés, entre otras funciones.  

La vitamina B6 es una proteína hidrosoluble, es decir, soluble en agua. Esto conlleva a que entonces el cuerpo no puede almacenarla y la elimina a través de la orina. Entonces, para reponer las pérdidas, debes consumirla regularmente.

La deficiencia de esta vitamina en una persona puede causar anemia, degeneración nerviosa y hasta cálculos renales.

Cuando una persona carece de la vitamina B6 o piridoxina aparte de estar irritable y desanimada sufre también de  náuseas y vómitos, trastornos nerviosos, confusión e inflamación en la piel. Puede también hasta ver como merma su masa muscular.

Entre los alimentos ricos en vitamina B6 se encuentran: pescados, carnes, el hígado, maíz, la avena, huevos, zanahorias, salvado de trigo y germen de trigo, cereales integrales, guisantes, legumbres, frutos secos, aguacates, col de Bruselas, coliflor, y frutas como cambur y melón.

Los niveles adecuados y oportunos de vitamina B6 ayudan a la producción de anticuerpos y mantenerlos en niveles de suficiencia, mantiene al sistema nervioso funcionando adecuadamente.

También se encarga de ayudar a producir hemoglobina (la carencia de vitamina B6 causa una variedad específica de anemia), descomponer proteínas (lo cual permite digerir las nuevas) y mantener niveles aceptables de glucosa en la sangre.

La vitamina B9

ácido fólico con alimentos nutritivos como fuente de vitamina B9, fibra dietética y minerales naturales.

La vitamina B9 también conocida como ácido fólico está directamente relacionada con el crecimiento y el desarrollo de las personas, por eso suelen indicarlas a las mujeres cuando están en periodo de gestación, durante todo este proceso claramente.

En realidad todos deberíamos consumir esta vitamina, ya que es buena para el organismo. Su condición de hidrosolubilidad hace que sea eliminada a través de la orina permanentemente, por lo cual hay que consumirla frecuentemente para conservar niveles adecuados de disponibilidad.

El ácido fólico también es un elemento muy fundamental para el sistema nervioso y contribuye a la reducción del nivel de homocisteína que se relaciona con un mayor riesgo de enfermedades del corazón.

Esta vitamina es necesaria para las personas mayores ya que también tienen como función mejorar la salud cardíaca, contrarresta muchas enfermedades del corazón, así como también ayudan en el tratamiento de mala circulación y prevenir infartos.

Al consumir ácido fólico procesas mejor la información, mejoras tus funciones neuronales  y potencias tu memoria, según reportan informes científicos.

El ácido fólico ayuda a fijar hierro y por lo tanto a producir hemoglobina. Así, la deficiencia en los niveles de vitamina B9 (ácido fólico) causa anemia megaloblástica.

Las mejores fuentes de vitamina B9 son el hígado,  el perejil, espinacas, acelgas, remolachas, coles de Bruselas, cereales integrales, levadura de cerveza, huevos, frutos secos, legumbres, frijoles, cambur, melón, naranja, entre otras.

El consumo excesivo de alcohol, los barbitúricos y algunos antiácidos pueden causar disminución drástica de los niveles de vitamina B9 en la sangre, por lo cual se debe controlar su consumo. Esta acción es particularmente importante cuándo presentes niveles disminuidos de vitamina B9.

Vitamina A

La vitamina A también aporta energía y combate la fatiga. Asimismo, favorece la producción de glóbulos rojos, por lo tanto previene la anemia.

La carencia de la vitamina A en el organismo humano se nota por el cuadro que presenta la persona y que se manifiesta por muchos y variados síntomas.

Los síntomas más importantes se localizan en los ojos y constituyen la ceguera crepuscular.

Además de los ojos, otros órganos, tales como la piel y las mucosas, se ven afectados también con la falta de esta vitamina.

Por un mecanismo todavía desconocido, todo el organismo sufre mucho cuando se le agotan sus reservas de vitamina A, pues sin ella, falta algo de la ración necesaria para mantener el funcionamiento normal de los órganos.

El globo ocular posee, en su parte más interna una membrana muy delicada de naturaleza nerviosa, llamada retina, en esta se forman las imágenes de los objetos que se miran.

La vitamina A tiene además muchas otras funciones. Actúa sobre el sistema nervioso, así como sobre las glándulas suprarrenales. También probablemente actúa en el metabolismo de las grasas.

Si tenemos carencias de vitamina A, es posible que suframos de bronquitis, disfonía o afonía, propensión  los resfriados, etc.

La falta de vitamina A causa patologías en el aparato digestivo provocando colitis, diarreas, etc.

La vitamina A se encuentra con más frecuencia en el hígado de los peces, especialmente los marinos.

Las fuentes de vitamina A son dos: las de origen animal que proporcionan vitamina A, ya preparada y las de origen vegetal, que solo proporcionan carotenos.

Hortalizas como la coliflor, la zanahoria, el repollo y  el tomate; hortalizas de hojas verdes como la espinaca, la alcachofa y la acelga y cucurbitáceas como  la calabaza, son óptimas fuentes de caroteno.

El aceite de coco es muy rico en caroteno y las frutas como el albaricoque, damasco y el durazno son buenas fuentes de vitamina A.

También se encuentra en la mantequilla, queso crema, leche fresca, cereales integrales, el trigo, arroz, la cebada, la avena, etc., son fuentes de caroteno que no deben despreciarse.

Para bien aprovechar las vitaminas...

Muchas personas sufren deficiencias vitamínicas debido a una mala, inadecuada e insuficiente alimentación.

Seguir un régimen apropiado y bien equilibrado siempre ha sido recomendado, el trabajo que realiza cualquier persona diariamente se efectuará con buen ánimo y fuerza.

Es necesario fortalecer el sistema nervioso para lograr un equilibrio en el organismo, no solo hay que prestarle atención a lo físico sino también a lo mental.

Si usted sufre de estrés constante, depresión, desánimo,  esto le va a afectar a su sistema nervioso obviamente.

Es bueno respirar durante varios segundos al aire libre para reducir el estrés, leer un buen libro, tomar un té relajante, compartir con su familia, son cosas importantes para alejar el estrés.

Hacemos referencia a muchos alimentos enriquecidos con diferentes vitaminas que son importantes para reforzar el sistema nervioso. Esto es posible, por medio de una  alimentación, una alimentación adecuada y suficiente.

También es importante guardar un buen descanso, asegurarnos una excelente higiene  mental. Esto es lo básico para lograr un sistema nervioso en óptimas condiciones, previniendo con todos los recursos a nuestro alcance cualquier alteración o enfermedad.

Cabe destacar que el sistema nervioso, es uno de los sistemas más importantes en el organismo humano, ya que está compuesto principalmente por unas células llamadas neuronas.

Como a todo, el paso del tiempo va afectando al sistema nervioso, las neuronas van disminuyendo.

Se favorecen así alteraciones en la función del sistema tanto del nervioso central como del periférico y presentamos entonces dolencias, estrés, depresión, tensión, ansiedad, insomnio, dolores de cabeza, migrañas, cansancio, entre otras patologías.

Balancea tus comidas, cuida tu reposo tanto como tu actividad física y mental, dedica tiempo a liberar estrés y a drenar angustias, cultiva y aprecia las cosas buenas de la vida. De tu buena relación con tu entorno depende grandemente tu salud mental.

Complementa tu alimentación con un buen suplemento alimenticio de origen naturista. Una buena propuesta es NervSoport

Suplementos alimenticios para mejorar tu salud mental

Una buena, balanceada, adecuada y suficiente alimentación es vital para lograr la salud. En especial la salud mental.

Alimentarnos de tal manera que garanticemos la ingesta de vitaminas A, vitaminas del grupo B, ácidos grasos del tipo Omega que nos ayuden a controlar los niveles de lípidos en la sangre y a retardar el envejecimiento celular, entre otras cosas, nos ayuda a garantizarnos una excelente salud.

La forma más rápida y normal de alimentarnos es consumiendo alimentos naturales como las carnes, la leche, los lácteos y sus derivados, frutas, hortalizas, legumbres y un sinnúmero de apetitosos y nutritivas comidas.

Pero siempre podemos mejorar nuestra dieta con la ayuda de los suplementos alimenticios de origen naturista.

Un suplemento alimenticio es una fuente de alimentos que viene en presentaciones dosificadas.

Por lo tanto sabemos cuánto estamos consumiendo de un determinado nutriente, cuáles nutrientes son  esos que estamos consumiendo y como debemos distribuir su consumo.

Para mejorar nuestra salud mental y cerebral podemos utilizar como suplemento alimenticio a NervSoport

NervSoport contiene en su fórmula una amplia oferta de vitaminas necesarias para potenciar nuestra salud.

La receta de este suplemento incluye vitamina B1, B2, B3, B9 y B12; todas muy importantes a la hora de procurarnos nutrientes para optimizar nuestra salud mental y el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

También este suplemento alimenticio está enriquecido como importantes minerales como el calcio y el magnesio.

Contiene hierba de San Juan, raíz de Ashwagandha, flor de manzanilla y la grifonia (Gryffonia simplicifolia), plantas estas que ayudan  a mejorar tu estado de ánimo, superar la ansiedad y la depresión y al buen funcionamiento general de nuestro sistema nervioso.

NervSoport fusiona los mejores nutrientes y los hace funcionar sinérgicamente, logrando potenciar su efecto hasta el punto que los resultados obtenidos con el producto son superiores a los que obtendrías consumiendo los ingredientes por separado.

NervSoport es, con mucho, la mejor elección a la hora de elegir un suplemento alimenticio que nos ayude a proteger y potenciar nuestra salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *