Vitaminas para regenerar la piel: aliadas insuperables

Vitaminas para regenerar la piel: aliadas insuperables

Última actualización: 15-10-2018 por Editor Fanny.

El cuidado de la piel siempre ha sido importante para la humanidad en todas las épocas Los antiguos egipcios ya utilizaban el aloe vera y los griegos el aceite de oliva, como tratamientos para embellecer la piel.

Más que un símbolo de belleza, la piel juega un papel importante tanto físico como mental. Nos protege de los agentes externos y nos da forma, a la vez que nos brinda la oportunidad de interactuar con el mundo exterior.

Además es el órgano más extenso del cuerpo humano, pudiendo alcanzar una superficie de hasta 2 metros cuadrados.

La piel es una característica muy personal de cada individuo. De acuerdo a la herencia genética, existe en muchas tonalidades y texturas.

Es la puerta de entrada al mundo de  las sensaciones, ya que la piel es sensible al dolor, tacto, presión y a la temperatura gracias a sus terminaciones nerviosas.

Nos ayuda a regular la temperatura del cuerpo, mediante un mecanismo de dilatación y contracción de los vasos sanguíneos. La piel sintetiza vitamina D presente en la luz solar.

Su cuidado comienza con una dieta equilibrada. Pero una comida balanceada, ricas en vitaminas y minerales se ha vuelto una tarea cada día más complicada.  

El hecho de restarle importancia al consumo de alimentos que proporcione nutrición de calidad, y sustituirlos con alimentos procesados de fácil consumo y potencialmente adictivos,  puede causar el deterioro de la piel.

Y por si fuera poco, estudios  realizados a nivel de laboratorio han demostrado que la radiación ultravioleta del sol, es una de las causas de fotoenvejicimiento y  cáncer de piel.

El adelgazamiento de la capa de ozono ha aumentado la exposición a la radiación en los últimos tiempos, por ello se requiere de recursos adicionales para proteger la piel.

Además, las personas en las grandes ciudades están expuestas con más intensidad a los radicales libres, (especies químicas que reaccionan fácilmente), y éstos ejercen efectos nocivos sobre las células de la piel.

Para cuidar efectivamente la piel, primero hay que aprender un poco acerca de su estructura y funcionamiento.

Estructura de la pìel

La piel está estructurada en tres capas:

  • Epidermis
  • Dermis
  • Hipodermis

La epidermis es la capa más externa. Está recubierta por una delgada película ácida, a base de transpiración, grasa y células de la misma epidermis, que contribuye a su flexibilidad y actúa a modo de barrera contra partículas y bacterias.

En las capas más profundas de la epidermis se producen células que suben hacia la superficie, para formar este manto o película protectora. Con el tiempo, este proceso se ralentiza y pierde eficacia.

Entonces la piel va quedando indefensa ante la acción de las agresiones externas y los daños se van acumulando.

Su grosor y sensibilidad varía de acuerdo a la zona del cuerpo. Por ejemplo la piel de los párpados es extremadamente fina y delicada, en comparación a la de otras áreas, por ejemplo los talones.

La dermis es la capa intermedia, compuesta principalmente de colágeno y elastina en medio acuoso, que le confieren soporte y flexibilidad a la piel. A medida que una persona envejece, va perdiendo la capacidad de formar estas proteínas.

Tiene funciones importantísimas para la piel: aportar nutrientes gracias a que es rica en vasos sanguíneos, elimina los desechos y contiene las glándulas sebáceas y sudoríparas. Las raíces del cabello y los vellos también se asientan allí.

Dado su grosor, actúa amortiguando golpes y agresiones mecánicas del exterior.

La hipodermis es la capa más profunda, aún más rica en vasos sanguíneos que la dermis. Contiene un colágeno especial y células adiposas a modo de reservorio energético para el organismo. Es decir, allí es donde se acumula  el exceso de grasa.

Factores que afectan la piel silenciosamente

La constante exposición a los rayos solares y el bajo consumo de vitaminas, pueden causar deterioro prematuro,  que se traduce en una piel de apariencia marchita y con líneas.

El sol puede afectar negativamente la piel​. No se trata de prescindir totalmente de él, ya que en exposiciones cortas y con protección, el sol ayuda a la piel a regular la grasa cutánea y a sintetizar la vitamina D.

Otros factores que ocasionan deterioro de la piel son la mala alimentación y el consumo de toxinas reactivas a través del alcohol, las drogas y el tabaco.

Con el tiempo, los mecanismos de defensa de la piel se debiliten y aparezcan las arrugas.

El deterioro de la piel, no solo puede causar  problemas físicos en quien lo padece,  sino también problemas psicológicos, como baja autoestima e incluso dificultades en las relaciones interpersonales.

A medida que pasa el tiempo, se pierden gradualmente tres elementos importantes para la piel:

  • El colágeno
  • La elastina
  • Los glicosoaminoglicanos

Sabemos ya que el colágeno y la elastina son proteínas fundamentales de soporte para la piel.

Los glicosoaminoglicanos, como el ácido hialurónico, brindan soporte e integridad a los tejidos,  reteniendo la humedad y permitiendo el movimiento celular. Cuando disminuye la producción de glicosoaminoglicanos la piel pierde firmeza.

¿Cómo regenerar la piel con vitaminas?

El llevar una vida apresurada y el consumo de alimentos ricos en azúcares y grasas, o  de sustancias nocivas como el alcohol o el tabaco, promueve el aumento de radicales libres dañinos para las células de la piel.

Las vitaminas son indispensables para un mejor desempeño en el funcionamiento  de los órganos y contribuyen al metabolismo celular.

Con la ayuda de vitaminas es posible favorecer la formación de colágeno y proteger la piel de la agresión de los rayos ultravioleta.

Deben ser suministradas al organismo de forma regular a través de una dieta equilibrada.

Muchas veces no es posible asegurar la ingesta de todos los alimentos necesarios para ingerir las cantidades adecuadas de vitaminas, entonces los suplementos vitamínicos son una alternativa viable para procurar todos los beneficios de éstas.

Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas contiene la combinación adecuada de vitaminas, minerales y extractos vegetales que mejoran notablemente la apariencia de la piel, el cabello y las uñas.

Con  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas  nos aseguramos de encontrar todas las vitaminas necesarias para tener una piel saludable y esplendorosa.

Vitamina A

Nuestro organismo no produce vitamina A, entonces hay que obtenerla mediante la alimentación y los suplementos nutricionales.

En forma directa, como retinol, se encuentra en los alimentos de origen animal, en la carne, el hígado, la leche y la mantequilla.

Como carotenos, a partir de los vegetales, como zanahorias, tomates y espinacas Luego el organismo la convierte en vitamina A propiamente dicha.

Desde los años 60 tiene uso comercial como tratamiento tópico para el acné, y  como agente antienvejecimiento, cuando el daño a la piel ha sido causado por exposición a los rayos ultravioleta.

La radiación UV hace que las fibras de colágeno se degraden y la elasticidad se pierde. La vitamina A combate este efecto favoreciendo la producción de colágeno.

También estimula la producción de células nuevas, desde las capas internas de la piel, y acelera el desprendimiento de las viejas, atenuando las arrugas.

Vitamina B7

También llamada biotina, es soluble en agua. Es reconocida su acción en casos de alopecia (pérdida del cabello)  y uñas frágiles y quebradizas.

Se la encuentra en el hígado, la yema de huevo, levadura, frutos secos y cereales.

Vitamina C

O ácido ascórbico,  también es hidrosoluble y de múltiple acción beneficiosa sobre la piel: aclara, protege de la radiación UV y es un poderoso antioxidante.

Tanto su ingesta como su aplicación tópica en cremas y lociones es altamente recomendable para mantener la belleza de la piel.

Vitamina E  

Ayuda a retener la humedad de la piel, y en conjunto con la vitamina C tiene una formidable acción antiinflamatoria y regeneradora, gracias a que también es efectiva como antioxidante.

Tanto la vitamina C como la vitamina E, reaccionan rápidamente con los radicales libres, antes que éstos logren hacerlo con las biomoléculas, convirtiéndolos en elementos estables y removiendo la toxicidad de los mismos.

La acción de estas vitaminas se potencia gracias a la combinación con minerales como: el hierro, selenio, zinc y calcio.

El hierro ayuda a metabolizar el oxígeno, elemento indispensable para el buen funcionamiento celular. El selenio es un potente antioxidante, para combatir a los radicales libres.

Por su parte el zinc regula el metabolismo celular y el calcio es componente de la keratina, proteína fundamental en la piel, el cabello y las uñas.

Y Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas contiene estos minerales, más extractos vegetales usados durante milenios, para que la piel, el cabello y las uñas siempre estén saludables.

El cuidado de la piel siempre será importante para todas las personas de cualquier edad. Es la carta de presentación ante el mundo y establece la forma de relacionamos con el ambiente, por ello, darle los mejores nutrientes debe ser siempre una prioridad.

Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas contiene en un solo lugar, todas las vitaminas necesarias para contribuir a la belleza de la piel, el cabello y las uñas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *