Vitaminas para niños: salud y sabor

Vitaminas para niños: salud y sabor

Última actualización: 04-01-2019. Equipo Nutricioni

Los pequeños de la casa son la prioridad para sus padres, su felicidad, su tranquilidad y su salud (por nombrar algunos aspectos) es lo que nos preocupa. Por ello es imprescindible incluir en su dieta las vitaminas para que los niños se desarrollen adecuadamente.

Pero, ¿cuáles son las vitaminas y minerales más importantes? Descubre los alimentos que  los niños necesitan.

Calcio

Es el componente esencial de los huesos y los dientes. Cuanto más hueso acumule su hijo ahora, más reservas tendrá cuando comience la pérdida ósea en los últimos años de su vida.

Por rangos de edad, se puede ver cuánto necesita:

Edades 1-3: 700 miligramos (mg) de calcio diariamente.
Edades 4-8: 1,000 mg diarios.
Edades 9-18: 1,300 mg diarios.

Entre los alimentos que lo tienen, están los productos lácteos, alimentos fortificados, el salmón y vegetales de hojas verdes oscuras como la col rizada.

Es recomendable apoyar la ingesta de calcio con suplementos como Osteo Vigor que cuentan con calcio dentro de su composición.  

Es probable que su hijo no esté comiendo lo suficiente de estos nutrientes cruciales. Es importante saber cómo incluirlos en la dieta.

No hay duda de que la mayoría de los niños comen más que suficiente (las tasas de escalada de obesidad infantil son una prueba de ello). El problema es que muchas de las cosas que comen todos los días, como las comidas rápidas y sobreprocesadas, son densas en calorías pero nutricionalmente escasas.

Según las últimas investigaciones, en las dietas de los niños pequeños ahora escasean cinco nutrientes importantes.

De acuerdo con las últimas estadísticas, alrededor de un tercio de los niños de 4 a 8 años no ingieren suficiente calcio.

Demasiado jugo y muy poca leche, puede ser en parte culpable.

El calcio es vital para el desarrollo de la masa ósea, casi todo el cual se construye durante la infancia y la adolescencia.

Su deficiencia puede interferir con el crecimiento ahora y aumentar el riesgo de osteoporosis más adelante en la vida, especialmente en las niñas.

Muchos alimentos ricos en calcio también son ricos en vitamina D, que no solo fortalece los huesos sino que también ayuda a prevenir la diabetes tipo 1 y otras enfermedades.

Consejos para el consumo de calcio

Si a su bebé le cuesta mucho pasar de la leche materna o la fórmula a la leche de vaca a la edad de 1 año, siga intentando a medida que crezca.

Los padres a menudo se rinden demasiado rápido cuando sus hijos rechazan algún alimento.

Puede serle útil agregar un chorrito de sabor, pero asegúrese de servir un montón de yogur y otros productos fortificados con calcio mientras tanto.

El tofu hecho con calcio (revise las etiquetas) casi no tiene sabor, por lo que es fácil de agregar a platos como lasaña, quiche, salteados e incluso batidos.

Mejores fuentes de calcio

  • Queso
  • Yogurt
  • Leche
  • Alimentos fortificados como los cereales
  • Leche de soja

Fibra

La fibra no es una vitamina o un mineral, pero los alimentos que son ricos en fibra también tienden a contener nutrientes como las vitamina E y C, calcio, magnesio y potasio.

Es importante conocer quienes lo necesitan y en qué medidas:

Las recomendaciones de fibra se basan en la cantidad de calorías que se ingieren: aproximadamente 14 gramos por cada 1,000 calorías.

Aunque los niños son mucho más pequeños que los adultos, sus cuerpos también necesitan casi tanta fibra como los adultos para mantener un sistema digestivo saludable.

Una niña de 4 a 8 años de edad, que puede comer aproximadamente 1,500 calorías al día, necesita 25 gramos de fibra al día.

Los niños pequeños, que generalmente comen un poco menos que los niños mayores, probablemente necesitan alrededor de 18 gramos de fibra al día.

Entre los alimentos que son fuentes de fibra, se incluyen bayas, brócoli, aguacates y avena.

Otra excelente fuente de fibra es casi cualquier tipo de frijol, como los frijoles pintos, rojos, o los garbanzos.

Tomar suplementos del tipo de Osteo Vigor será un apoyo a su ingesta de minerales y vitaminas, agréguelo y proteja a sus niños

Ni siquiera se digiere, pero la fibra sigue siendo importante para los niños porque los mantiene regulares y los llena.

Además, comer una dieta rica en fibra puede ayudar a protegerlos de una variedad de enfermedades crónicas en el futuro.

Si bien la recomendación oficial es que los niños obtengan de 19 a 25 gramos de fibra al día (casi lo que necesita un adulto).

Un objetivo más realista es seguir la "regla de los cinco": agregue cinco a la edad de su hijo para obtener su mínimo de gramos diarios.

Por ejemplo, un niño de 4 años debe consumir al menos 9 gramos de fibra al día, es decir, la cantidad en dos rebanadas de pan integral, media taza de fresas y media taza de arroz.

Consejos para el consumo de fibra

Mezcle un poco con el cereal favorito de su hijo para suavizar la transición y ponga un poco de fruta rebanada en la parte superior.

Es ideal tener al menos un alimento alto en fibra en cada comida y merienda.

Una idea amigable para los niños: triángulos de pita de grano entero con hummus (2 cucharadas de hummus tienen tanta fibra como media taza de arroz integral).

Mejores fuentes:

  • Las frutas (frambuesas, moras, peras, naranjas y manzanas son algunas de las mejores)
  • Cereal alto en fibra
  • Frijoles
  • Lentejas
  • Garbanzos
  • Pan integral y pasta
  • Avena
  • Palomitas de maíz
  • Nueces
  • Semillas de linaza
  • Patatas dulces
  • Guisantes verdes

productos que contienen ácido fólico, vitamina B9 - vegetales de hoja verde, cítricos, frijoles, guisantes, nueces, levadura. Vista superior.

Vitaminas del complejo B

Las vitaminas B son importantes para el metabolismo, la energía, un corazón y sistema nervioso saludables. Una de las vitaminas B más importantes es la B12.

La ingesta recomendada se mide en microgramos:

Bebés: alrededor de 0,5 microgramos al día.
Niños pequeños: 0.9 microgramos diarios.
Edades 4-8: 1.2 microgramos diarios.
Edades 9-13: 1.8 microgramos diarios.
Adolescentes: 2.4 microgramos diarios

Alimentos que lo tienen:

La vitamina B12 proviene principalmente de alimentos de origen animal, como carne, pollo, pescado y huevos.

La mayoría de los niños usualmente obtienen suficiente B12 en una dieta regular, pero los niños vegetarianos / veganos pueden no recibirla.

Busque alimentos fortificados con alto contenido de B12. Verifique en las etiquetas de los alimentos el contenido de cianocobalamina, la forma activa de la vitamina B12.

Vitamina D

La vitamina D trabaja con el calcio para construir huesos fuertes. También puede ayudar a proteger contra enfermedades crónicas en el futuro.

Los bebés y los niños deben obtener al menos 400 UI de vitamina D al día, según la Academia Americana de Pediatría.

Los bebés amamantados necesitan gotas de suplementos de vitamina D hasta que son destetados y obtienen por lo menos 32 onzas de leche o fórmula infantil fortificada con vitamina D.

Alimentos que lo tienen:

Algunos pescados, incluidos el salmón, la caballa y las sardinas, son excelentes fuentes de vitamina D, al igual que los huevos (la vitamina D se encuentra en la yema) y la leche fortificada.

Las familias vegetarianas y veganas deben buscar cereales fortificados con alto contenido en D.

Aun así, la Academia Americana de Pediatría recomienda suplementos de vitamina D para todos los niños, a menos que obtengan 400 UI de su dieta.

Vitamina E

La vitamina E fortalece el sistema inmunológico del cuerpo. También ayuda a mantener los vasos sanguíneos limpios y fluyendo bien.

Las edades de 1-3 necesitan 9 UI de vitamina E al día.

Las edades 4-8 necesitan 10.4 UI diarias.

Las edades 9-13 necesitan 16.4 UI diariamente.

Los adolescentes necesitan tanto como los adultos: 22 UI por día.

Alimentos que lo tienen:

Aceites vegetales como el girasol  así como las nueces y semillas, incluidas las almendras, las avellanas y las semillas de girasol, son excelentes fuentes de vitamina E.

En suplementos naturales como Osteo Vigor encontrará dosis suplementarias para reforzar la vitamina E que ingieren los pequeños de casa.

Un asombroso dato: las comidas bajas en grasa y  sin grasas, por lo general tienden a ser también bajos en E.

Es inteligente servir productos bajos en grasa como la leche y el yogur porque son bajos en grasa saturada. Pero ir sin grasa no es lo mejor para aderezos para ensaladas, que contienen aceites saludables para el corazón que son ricos en vitamina E.

Consejos para el consumo de vitamina E

  • Muchos cereales están fortificados con vitamina E, pero asegúrese de verificar el Panel de Información Nutricional.
  • Algunos padres evitan la mantequilla de maní por temor a las alergias a los frutos secos, pero las últimas pautas dicen que no hay evidencia de que evitarla prevenga las alergias.

Para los niños alérgicos, intente intercambiar 2 cucharadas de mantequilla de semillas de girasol en lugar de mantequilla de maní. Se entregará alrededor de la mitad de sus necesidades diarias de E.

  • Elija aderezo para ensaladas reducido en grasa (o con toda la grasa, siempre y cuando mire el tamaño de sus porciones) hecho con aceites como la canola, el maíz o la aceituna.

O haz tu propio aderezo con estos aceites saludables. Espolvoree algunas semillas de girasol o trocitos de almendra tostada sobre las ensaladas, así como las verduras al vapor.

Mejores fuentes: aguacate, nueces, mantequilla de maní, semillas de girasol, aceites vegetales, germen de trigo, espinacas.

Hierro

Los requisitos de hierro para niños varían entre 7 y 10 miligramos (mg) por día.

En la adolescencia, los niños necesitan aproximadamente 11 mg al día y las niñas que han comenzado a menstruar necesitan más, aproximadamente 15 mg.

Alimentos que lo tienen:

Las carnes rojas y otros productos de origen animal son ricos en hierro.

Las fuentes de hierro no cárnicas incluyen verduras de hoja verde oscura (espinacas, coles, col rizada) y frijoles como el riñón, la marina, la lima y la soya.

Un estudio reciente descubrió que hasta el 20 por ciento de los niños de 1 a 3 años no reciben suficiente hierro. El bajo contenido de hierro es especialmente común entre los niños con sobrepeso, que pueden tener una dieta rica en calorías pero pobre en nutrientes.

El hierro ayuda a que los glóbulos rojos transporten oxígeno a las células en todo el cuerpo y juega un papel en el desarrollo del cerebro.

Un déficit crónico puede causar problemas de aprendizaje y de comportamiento.

Los almacenes de hierro para bebés se agotan después de los primeros seis meses, por lo que los alimentos ricos en hierro son esenciales.

Contrariamente a la creencia popular, no hay razón para guardar la carne para el final cuando incia a su bebé con sólidos. Puedes darle puré de carne, pavo y pollo poco después de que pruebe su primera comida real.

Elija cortes magros de carne de res buscando las palabras "lomo" y "redondear" en la etiqueta. El ojo redondo, el redondo inferior y el solomillo superior tienen menos de 5 gramos de grasa por porción (una pechuga de pollo tiene 3 gramos).

Al comprar carne molida, elija una que sea al menos 92 por ciento magra.

El cuerpo no absorbe tan bien el hierro de fuentes vegetales como las fuentes basadas en animales, pero la vitamina C puede ayudar.

Sirva cereales fortificados con frutas como fresas frescas o mango para aumentar la absorción de hierro.

Mejores fuentes: camarón, carne de vaca, pollo, frijoles, lentejas, garbanzos, pasta de tomate, nueces de soya, pasas, pan integral, cereales fortificados.

Potasio

Los niños consumen menos del 60 por ciento de la dosis recomendada de potasio, en parte porque muchos de ellos no tienen suficientes frutas y verduras en su dieta.

El potasio es un jugador clave para mantener el equilibrio de fluidos y la presión arterial saludables y para ayudar a que los músculos se contraigan.

Consejos para el consumo de potasio

  • Cocine algunas papas fritas saludables: corte las batatas en discos o palitos, mezcle con aceite de oliva y hornee en una hoja hasta que estén doradas y crujientes.
  • Los pistachos tienen el mayor contenido de potasio de todas las nueces. Para los niños de 4 años en adelante sin alergias a las nueces, haga una mezcla tirando algunos (sin cáscara) en una bolsita con albaricoques secos.

Mejores fuentes: plátanos, naranjas y zumo de naranja, patatas blancas y dulces, yogur, leche, miel, damascos secos, tomates, salsa de tomate, pescado como el mero y el bacalao.

Comidas del mar: prepara a los niños para una vida de salud

Los mariscos son una gran fuente de proteínas, que ayudan al cuerpo a reparar y producir nuevas células. Esto es especialmente importante durante la infancia y la adolescencia, cuando un niño está creciendo mucho.

La proteína también ayuda al cuerpo de un niño a producir anticuerpos que ayudan a combatir infecciones.

Los pediatras recomiendan introducir alimentos sólidos, incluidos los mariscos, en la dieta de un niño de 4 a 6 meses.

Especialistas estadounidenses afirman que no es necesario retrasar la introducción de estos alimentos. Sugieren darle a su bebé un alimento nuevo a la vez, y esperar unos días para observar cualquier reacción alérgica antes de introducir otra.

La Organización Mundial de la Salud afirma que los hábitos alimenticios saludables, incluido el pescado al principio, ayudan a crear buenos hábitos más adelante en la vida.

Para hacer que tus hijos vayan a pescar, prueba estos sencillos consejos:

Enseñe a sus hijos a esperar ansiosamente a comer, a anticipar con placer la comida que vendrá.

Dígales cuánto les va a encantar su comida, en lugar de hacer preguntas como "¿te gusta eso?"

Para almuerzos y cenas, prepare una comida sabrosa para que todos puedan comer.

Use nuevas especias e ingredientes para ayudar a desarrollar el paladar de su hijo.

Trabajar con nuevos sabores en un alimento familiar, como alcaparras en atún enlatado, es una buena manera de introducir un sabor emocionante.

Recuerde que tomar suplementos naturales como Osteo Vigor para apoyar la presencia de las vitaminas indispensables para los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *