Capsulas con los nombres de las vitaminas y minerales

Vitaminas para la memoria: protegen las funciones cognitivas

Vitaminas para la memoria: protegen las funciones cognitivas

Última actualización: 15-04-2019. Equipo Nutricioni

Para poder pensar bien y sentirse bien es necesario suministrar al organismo los nutrientes y vitaminas a través de una alimentación sana y adecuada.

La principal fuente energía necesaria para el funcionamiento del cerebro es la glucosa que proviene de los alimentos ricos en carbohidratos, como cereales, legumbres, frutas y vegetales, y de los productos lácteos.

alimentos ricos en proteinas, minerales, y vitaminas, Selección de alimentos limpios y saludables: pescado, frutas, vegetales, semillas, superalimentos, cereales, vegetales de hoja sobre fondo gris de concreto

Pero también se necesitan otros nutrientes como las vitaminas, los minerales, los ácidos grasos y las proteínas. Cualquier desequilibrio, bien por exceso o deficiencia de uno o más de estos del nutrientes puede afectar  negativamente al sistema nervioso.

La alimentación no adecuada puede conducir a la falta de algunos de los nutrientes y vitaminas. A nivel cerebral estas deficienciencias se manifiestan con síntomas como:

  • Apatía
  • Desgano
  • Irritabilidad
  • Nerviosismo
  • Cansancio
  • Falta de atención
  • Fallas de la memoria
  • Pérdida de concentración
  • Tristeza y  depresión

La buena nutrición es importante para el organismo, y aún lo es más para el funcionamiento óptimo del cerebro.

El cerebro, como cualquier parte de nuestro cuerpo, necesita nutrirse. En función de las cantidad y calidad de los nutrientes que reciba, su actividad se verá favorecida o desmejorada.

Las neuronas del cerebro se comunican mediante señales químicas, mediante sustancias llamadas neurotransmisores.

Se conocen cerca de cincuenta neurotransmisores diferentes y cada uno de ellos tiene una función específica para el funcionamiento cerebral.

La formación de los neurotransmisores requieren de determinados nutrientes que provienen de una  alimentación variada.

Un ejemplo es una sustancia llamada el triptófano. La deficiencia de esta sustancia hace imposible la síntesis de un neurotransmisor fundamental como lo es la serotonina.

La serotonina está relacionada con las emociones, la depresión, la regulación de la temperatura corporal, el hambre,  los ciclos de vigilia y sueño.

Los lácteos como los quesos, leche y yogurt, así como los huevos, el pescados, las carnes, las legumbres, los frutos secos y las frutas como la piña, el plátano y los aguacates aportan el triptófano, necesario la serotonina.

Las vitaminas y el cerebro

Las vitaminas son nutrientes necesarios para todos los procesos fisiológicos del cuerpo humano. Inclusive el funcionamiento del cerebro y la memoria se optimiza si se le suministran los nutrientes y en particular las vitaminas necesarias.

En los últimos años varios estudios han conseguido comprender con mayor precisión  cuáles son las vitaminas que mejoran el funcionamiento cerebral y por tanto aportan mayor bienestar.

Las vitaminas normalmente están en los alimentos que la naturaleza provee, pero hay que conocer cuales son estas vitaminas y en cuales alimentos son más abundantes.

El complejo de vitaminas B

Es conocido el hecho de que las vitaminas del complejo B ayudan a la memoria y a la concentración. Entre el grupo de estas vitaminas destacan por sus efectos las vitaminas B6, B9 y B12.

Además, las vitaminas del grupo B intervienen en la formación de glóbulos rojos, que son los responsables del transporte de oxígeno a todas las células del cuerpo.

Por lo tanto las vitaminas del grupo B, al mejorar la circulación sanguínea y al aumentar la producción de glóbulos rojos, también aumentan la oxigenación cerebral y facilitan el transporte de los nutrientes que el cerebro necesita para su funcionamiento óptimo.

El complejo B se encuentra naturalmente en: las verduras de hojas verdes, como el brócoli, espinaca, espárragos, acelgas,repollo. Pero también en variedad de frutas como las fresas, frambuesas, melón.

Igualmente las legumbres o leguminosas como los frijoles secos, lentejas y guisantes son ricos en vitaminas del grupo B.

La importancia de la niacina

La vitamina B6 o niacina controla el colesterol malo, ya que interviene en la síntesis del colesterol bueno. De modo que esta vitamina mejora la salud cardiovascular general y sin duda la circulación sanguínea cerebral.

Otro efecto poderoso que tiene la vitamina B6 es que ayuda en la conversión del triptófano en serotonina, un neurotransmisor presente en el cerebro. Los bajos niveles de serotonina se asocian a la depresión, el insomnio y la obsesión.

El déficit de vitamina B6 puede causar confusión, depresión, pérdida de memoria, dificultad para prestar atención, fatiga,  insomnio y aceleración en el ritmo de degeneración del cerebro.

Por lo tanto, el consumo adecuado de vitamina B6 puede conducir a una energía mental mayor, motivación, claridad de pensamiento, mejor formación de la memoria, mejora de la concentración y la salud de las neuronas, así como mejor calidad del sueño.

Varios estudios indican que  vitamina B6 o niacina, interviene en la formación de dopamina, epinefrina, norepinefrina y GABA. Este último neurotransmisor tiene una función importante en la reducción del estrés y la ansiedad, ayudando a calmar y a relajar el cerebro.

Por último, la vitamina B6 también es importante en la producción de acetilcolina, un neurotransmisor implicado en la codificación de la memoria, consolidación de la información y las funciones de la memoria de trabajo.

Entre los alimentos ricos en vitamina B6 podemos encontrar: pollo, salmón, atún, pimiento verde, espinacas, brócoli, cacahuates, pan integral, o lentejas.

Ácido fólico y vitamina B12 para el cerebro

Por su parte la vitamina B9 es fundamental en la formación de la dopamina, la epinefrina o adrenalina y la serotonina, todos ellos neurotransmisores del cerebrales.

Cada vitamina del grupo B juega un papel fundamental en la preservación las funciones cerebrales y la concentración mental. El ácido fólico o vitamina B9, por ejemplo es esencial en el desarrollo cerebral del feto.

Varias investigaciones han asociado el deterioro de la memoria con niveles bajos de ácido fólico, vitamina B12, y vitamina B6.

Los niveles bajos de vitamina B9 están relacionados con niveles altos de homocisteína, un aminoácido que se produce en el cuerpo humano. Cuando la homocisteína en sangre tiene valores elevados,  puede provocar coagulación sanguínea y daño en el recubrimiento de las arterias.

Es decir, bajos niveles de ácido fólico (B9) elevan la homocisteína y consecuentemente aumenta el riesgo de obstrucción de los vasos sanguíneos.

Este hecho potencialmente pudiese causar problemas muy graves como embolia pulmonar, ataque cardíaco o accidente cerebrovascular (ACV).

Finalmente la vitamina B12 es de gran importancia para el sistema nervioso porque la misma interviene en la formación de mielina, una capa que recubre el axón de las neuronas y permite la transmisión nerviosa.

Se sabe que una neurona con los axones recubiertos de mielina transmite los impulsos nerviosos  cien veces más rápido que una neurona amielínica, produciendo una mayor eficacia en el funcionamiento cerebral.

La vitamina B12 se encuentra mayormente en carnes y pescados, y por tanto, las personas vegetarianas son más propensas a tener déficits. Este déficit puede causar pérdida de memoria, enlentecimiento mental o afectar negativamente al humor.

Beneficios de la vitamina C

Además de las vitaminas del grupo B, existen  otras que ayudan a las funciones cerebrales: las vitaminas C, E, y A.

Estas vitaminas, la C, la E y la A son todas antioxidantes, es decir que controlan y mantienen a raya la formación de radicales libres, los cuales en exceso pueden deteriorar las funciones cerebrales porque producen daños en las neuronas.

Se sabe que la vitamina C es importante para la prevención del cáncer, los resfriados y las enfermedades cardiovasculares.

Pero la vitamina C también aporta grandes beneficios para el cerebro y la memoria. Algunas investigaciones concluyen que la vitamina C aumenta los niveles de serotonina y en consecuencia mejora el sueño y el humor.

Diversos estudios han concluido que tomar suplementos de vitamina C pueden mejorar la inteligencia. La ingesta de vitamina C puede mejorar la memoria, las funciones cognitivas y por lo tanto mejorar la puntuación en los test de inteligencia.

La vitamina C es uno de los antioxidantes más potentes. La combinación de estas vitaminas tiene un efecto preventivo en el desarrollo de enfermedades como  Alzheimer y Parkinson.

Entre los alimentos ricos en vitamina C tenemos: los pimientos rojos, preferiblemente crudos o poco cocinados. El perejil es muy rico en ácido ascórbico (vitamina C),  el cual es recomendable añadir finamente picado a las ensaladas.

Todos los cítricos, como naranjas, toronjas, limones y otros son muy ricos en vitamina C. Pero otras frutas como kiwi, uvas, fresas, arándanos son muy ricas en esta vitamina, imprescindible para la salud general y en particular la cerebral.

El brócoli, la albahaca y otras verduras de hoja verde no solo contienen la vitamina C, también contienen las vitaminas del grupo B. Hay que aprender a incorporar estas verduras a nuestra alimentación dada la importancia que tienen para el organismo y en particular para el cerebro.

La vitamina E y la vitamina A para la salud cerebral

La Vitamina E contiene un compuesto  llamado alfa tocoferol y se pensaba que era el más importante como antioxidante, pero otro  compuesto llamado gamma tocoferol que es parte de la vitamina E es muy relevante para el cerebro por sus propiedades neuroprotectoras.

Para mantener el cerebro sano y ágil debe consumirse alimentos ricos en Vitamina E, como los espárragos, las almendras, los tomates, las nueces o el aceite de oliva, todos ellos contienen cantidades sustanciales de alfa tocoferol y de gamma tocoferol.

Ilustración de cerebro al lado de vitaminas y suplementos

Las personas que siguen dieta baja en grasa pueden tener déficit de vitamina E, ya que esta vitamina es liposoluble. Pero algunas fuentes naturales de vitamina E, como almendras, nueces, pistachos, maní también son ricos en ácidos grasos saludables como el omega-3 y el omega-6.

La vitamina A o betacaroteno, es una vitamina muy indicada para el  buen funcionamiento del cerebro y de la memoria.

Son varios los estudios que demuestran la importancia de la vitamina A como preventivo de la degeneración cognitiva y deterioro de las diversas capacidades mentales, como la memoria.

La falta de vitamina A puede causar problemas graves en las terminaciones nerviosas, por ejemplo su deficiencia extrema puede causar daños en el nervio óptico que pudiese conducir a ceguera permanente.

¿Cuales son los alimentos que contienen esta vitamina tan importante para la salud cerebral? Pues típicamente está presente en los vegetales y frutas de color naranja, ya que el betacaroteno (vitamina A) es un pigmento rojizo presente en varios alimentos como las zanahorias, la calabaza, el mango o la papaya. Nada mejor que comer estas frutas y vegetales  para darle apoyo al cerebro y a la memoria.

Vitamina D y calcio: antidepresivos naturales

La vitamina D y el calcio son extremadamente importantes para la salud mental.

Los alimentos ricos en vitamina D son los pescados como la sardina, el atún y el salmón que tienen alta concentración de esta vitamina. Otras fuentes alternativas son los lácteos (leche, queso, yogurt, mantequilla, crema de leche) y los huevos que la contienen, principalmente en la yema.

De las fuentes vegetales de vitamina D destacan, el aguacate o palta, el germen de trigo y los champiñones.

Si bien estos alimentos proporcionan la base para la síntesis de esta vitamina en el cuerpo, para su formación es indispensable la luz del sol.

Las personas con baja exposición a la radiación solar pueden presentar síntomas de deficiencia de esta vitamina y donde primeramente se nota es en la salud cerebral.

Las personas que se exponen poco al sol pueden padecer de depresión y de el conocido trastorno afectivo estacional, en países con baja radiación solar.

Son varios los estudios que demuestran la importancia de la vitamina D y de la radiación solar para fijarla en el organismo. Las deficiencias de esta vitamina puede conducir a un pobre desarrollo cerebral y también se han relacionado con enfermedades como la esclerosis múltiple.

La carencia de vitamina D y calcio en los niños puede conducir a malformación ósea, dientes débiles y bajo desarrollo cerebral.

Otros alimentos que contienen estas vitaminas son las fresas, patatas con cáscara, cítricos, kiwi, aceites de origen vegetal, frutos secos, tomate, espinaca, brócoli, lácteos, entre otros.

Dentro de todas las vitaminas existentes y disponibles a través de los alimentos, estas son las mejores y las que pueden ayudar a agilizar la memoria.

A partir de la alimentación es posible obtener todos los nutrientes para mantener sano a todo el organismo, por ello es necesario poner en práctica una dieta natural y equilibrada.

Extralib Hombre y la salud cerebral

Extralib Hombre tiene ingredientes que influyen positivamente en el funcionamiento cerebral, hormonal y sexual, por ejemplo niacina, cuyos beneficios se detallaron anteriormente.

La vitamina B6 es parte de la síntesis de los neurotransmisores y del metabolismo de las proteínas. La niacina estimula la conversión del triptófano en serotonina y por eso ayuda a combatir los estados depresivos y obsesivos.  

El consumo adecuado de niacina aporta energía mental, motivación, claridad de pensamiento, memoria, concentración y mejor calidad de sueño.

La niacina contribuye a disminuir los niveles de colesterol alto y de otras grasas en la sangre, mejorando la irrigación sanguínea en el cerebro y en los órganos sexuales.

Los niveles del colesterol bueno (HDL) se ven aumentados. Bajos niveles de colesterol bueno y altos del malo pueden ocasionar desde dolores de cabeza hasta disfunción eréctil.

El consumo regular de niacina fomenta la relajación y flexibilidad de las arterias, también mejorará la erecciones y los orgasmos.

El zinc es parte de los ingredientes de  Extralib Hombre. El hipocampo del cerebro tiene gran concentración de zinc, el centro cerebral del aprendizaje y la memoria. Se sabe que el zinc en las vesículas sinápticas juega un papel en la comunicación entre las células nerviosas.

El zinc media la comunicación del neurotransmisor glutamato. ExtraLub  Hombre contiene la cantidad adecuada de zinc, ya que se ha observado que un exceso puede ser contraproducente para el cerebro.

En cuanto a sus ingredientes herbales, Extralib Hombre contiene extracto de tongkat ali o bastón de alí, una planta proveniente de Malasia con propiedades afrodisíacas.

Diversos  estudios confirman que esta planta estimula la producción de testosterona en forma natural.

Ahora bien, la testosterona no sólo es importante para la salud sexual masculina, se sabe que también regula el bienestar cerebral y previene de enfermedades mentales, estimulando la neurogénesis, o creación de células cerebrales nuevas.

Más beneficios de Extralib Hombre para fortalecer las funciones cognitivas

Extralib Hombre contiene arginina, un aminoácido que a su vez es un neurotransmisor indispensable y protector de las neuronas.

Las semillas de mucuna pruriens, un arbusto de la India, estimulan la pituitaria a producir más hormona del crecimiento, necesaria para el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.  

Además contienen el aminoácido L-Dopa, precursor de la dopamina. La dopamina es un neurotransmisor que interviene en la sensación del placer y bienestar.

Extralib Hombre aporta una sustancia natural llamada DHEA (Dehidroepiandrosterona) que estimula el cerebro además de intervenir en la producción de las hormonas sexuales masculinas y femeninas.

El uso de DHEA reduce los signos de envejecimiento, mejora el rendimiento físico y mental, aumenta el deseo sexual, mejora las erecciones en el hombre y aumenta la libido en las mujeres.

Otro recurso natural increíblemente efectivo es el extracto de panax ginseng o ginseng coreano, que mejora la irrigación cerebral gracias a que su uso incrementa la producción de óxido nítrico, un químico que  facilita un mayor flujo sanguíneo a todo el organismo.

El ginseng siberiano o eleutherococcus senticosus oxigena el cerebro y también es efectivo para mejorar la circulación.

El salvado de avena enriquece los efectos de Extralib Hombre al aportar salud intestinal, ya que

estudios recientes confirman la importancia de la salud intestinal para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema límbico.

El tribulus terrestris es otro extracto vegetal que estimula la libido masculina. Esta planta tiene alta concentración de varias saponinas esteroides, que tienen  estructura química similar a la de la testosterona humana, cuyos efectos para la salud cerebral se han descrito previamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *