¿Vitaminas para la energía? ¡Yo las quiero!

¿Vitaminas para la energía? ¡Yo las quiero!

Última actualización: 17-12-2018. Equipo Nutricioni

¿Sientes que te falta energía y vitalidad? Si tu respuesta es positiva, es posible que tengas deficiencia de vitaminas para la energía.

Las vitaminas para la energía aportan los nutrientes que necesita el cuerpo para llevar a cabo tareas fundamentales como la producción de energía.

El cuerpo humano requiere mantener una temperatura interna constante promedio a los 37 grados.

Gracias a este nivel de temperatura, puede mantener los músculos en alerta y en funcionamiento el corazón.

Para que toda esta actividad sea posible, el cuerpo humano obtiene energía a partir del consumo de plantas y animales.

Entonces, para el cuerpo humano, la energía es el combustible que necesita para ser productivo y vivir.

En este sentido, todos los procesos realizados por las células y los tejidos que lo componen, producen y requieren de energía.

Nuestro cuerpo es como un vehículo, así como, el vehículo requiere de combustible para funcionar, nuestro cuerpo también lo necesita.

En este sentido, si nos alimentamos de manera inapropiada nuestro cuerpo no funcionará correctamente. Y en consecuencia presentará fallas como el cansancio, la fatiga y una gran necesidad de reposar más de lo necesario.

La tentación de consumir dulces o bocadillos poco saludables, puede ser efecto de la falta de energía en el organismo.

A pesar de que esto pueda parecer efectivo, al otorgarle al cuerpo cierto impulso de energía, lo que realmente producirá, es una pérdida de energía repentina y hará que se sienta aún más agotado.

Sin embargo, consumir bocadillos saludables, sumados a una dieta equilibrada con contenido de frutas y verduras. Será suficiente para otorgarle al organismo los nutrientes y vitaminas esenciales para conservar niveles apropiados de energía.

También deben formar parte de la alimentación los carbohidratos, ya que hacen un importante aporte en la producción de energía para el organismo.

Se puede complementar la alimentación son suplementos vitamínicos como VicMujer y así aportar a nuestro organismo vitaminas para energizarlo.

La energía en el cuerpo humano y su equilibrio

El cuerpo humano necesita energía para muchos propósitos, respirar, crecer, madurar los tejidos, caminar, correr, moverse, conservar los tejidos sanos, entre otros.

Ahora bien, la energía que necesita y requiere para vivir se obtiene de los alimentos.

En este sentido, las necesidades de energía del cuerpo humano estarán satisfechas cuando el consumo de alimentos sea el apropiado para conservar un buen desarrollo de sus actividades.

El cuerpo humano, tiene la capacidad de transformar los alimentos en sustancias nutritivas.

Durante este proceso, el cuerpo transforma la energía química de los alimentos en energía para el movimiento, energía para el calor y energía para la transmisión de impulsos nerviosos.

Es importante que todos ser humano mantenga un balance, o mejor dicho un equilibrio entre la energía que obtiene de los alimentos y la energía que utiliza.

Cuando el cuerpo humano tiene un consumo insuficiente de energía, se reducen las reservas de grasa y, en casos exagerados, se reducen los músculos.

Como consecuencia de esto se aparece la pérdida de peso, disminuye la velocidad de crecimiento y la energía requerida para la actividad física.

Además, aparecen síntomas y signos de desnutrición y existe una mayor disposición a enfermarse.

Hombre joven acostado en una cama con gesto de dolores

En cambio, cuando se consume más energía de la necesaria ocurre exactamente lo contrario.

La energía que sobra se convierte en grasa y es almacenada en el organismo, lo que se conoce como gordura, de la mano del aumento de peso.

Cuando persiste este consumo exagerado de energía la persona se vuelve obesa y la obesidad está ligada a problemas de salud.

El equilibrio energético y los efectos como consecuencia de la alteración de su equilibrio es en definitiva algo que hay que tener muy en consideración dada su importancia.

Suplementos como VicMujer, son un fuerte aliado para estabilizar los niveles de energía gracias a su gran contenido de vitaminas, hierbas y minerales.

Necesidades de energía para el cuerpo humano

Es necesario considerar diversos aspectos al momento de calcular o establecer los requerimientos de energía de una persona.

Estos aspectos son, el sexo, la edad, la estatura, la fisiología (niñez, adolescencia, embarazo y lactancia, por mencionar algunos), la actividad física que desarrolla e incluso el clima en el cual habita.

Dependiendo del consumo diario de energía, pues varían los requerimientos energéticos de cada persona, este requerimiento tiene dos componentes.

La energía basal, que es la energía que se utiliza para mantener las funciones básicas del organismo como el bombeo al corazón, la respiración y la temperatura corporal.

Y, la energía que es consumida producto de la actividad física que desarrolla el individuo.

Un oficinista, por ejemplo, requiere de menos cantidad de energía que un trabajador agrícola que requiere mayor consumo de energía ya que su trabajo demanda mayor esfuerzo físico.

Trabajador obrero sentado en el piso con la mano en la cabeza

El mismo efecto sucede si comparamos a una mujer no lactante con una madre que está amamantando, ésta última requiere mayor energía para la producción y secreción de leche materna.

Ahora bien, durante ciertos períodos o etapas del ser humano las necesidades de energía del cuerpo aumentan o disminuyen, veamos cuales pueden ser.

  • Por ser periodos de rápido desarrollo y crecimiento, y por lo general mucha hiperactividad, la demanda de energía aumenta durante la niñez y la adolescencia.
  • Durante el embarazo, debido al crecimiento del feto, la placenta y los tejidos de la madre, aumentan los requerimientos de energía.
  • Para la producción y secreción de leche materna, durante la lactancia se incrementa la necesidad de energía.
  • Debido a que el organismo necesita de abastecimientos adicionales de energía para sanar, durante los períodos de enfermedad y postoperatorios se incrementan los requerimientos de energía para su recuperación.
  • Factores genéticos, situaciones de estrés o, incluso, ciertos tipos de alimentos pueden aumentar las necesidades de energía.
  • En cambio, el consumo de energía disminuye durante el período de sueño.

Las vitaminas ¿qué son y para qué sirven?

Además de contribuir a la normalidad del funcionamiento del organismo, ayudan a reducir el riesgo de contraer enfermedades tales como artritis, Alzhéimer, resfriados, gripe, enfermedades cardiovasculares, cáncer, entre otras.

Son necesarias para ayudar al organismo a fortalecer el sistema inmunológico, crecer, combatir enfermedades, reparar tejidos, conservar una salud sana y por supuesto a producir energía.

Pero, ¿qué son las vitaminas?, son sustancias no orgánicas que están presentes en los alimentos y absolutamente resultan indispensables para el cuerpo humano.

La carencia de vitaminas puede ser un desencadenante de problemas de salud, de ahí la necesidad de obligatoriamente tomarlas del exterior, ya que no somos capaces de producirlas.

Cada vitamina tiene funciones específicas, en este sentido, existen 13 tipos de vitaminas que se pueden seccionar en dos grupos.

Las solubles, que deben ser ingeridas diariamente como las vitaminas C o B.

Y, las insolubles, que pueden ser almacenadas en el organismo como las vitaminas D, E, A y K.

Todos los alimentos poseen al menos un tipo de vitamina en su composición, sin embargo, ningún alimento tiene todas las vitaminas que el cuerpo humano necesita para su funcionamiento.

Cada una de las vitaminas posee componentes y funciones concretas y específicas que además son irremplazables.

Es por esta razón que, la deficiencia, desajuste o ausencia de alguna de ellas en el organismo puede ocasionar enfermedades en la piel, anemia, descalcificación de los huesos, falta de visión nocturna entre otras.

Cada vitamina tiene componentes específicos y cumplen una función específica, no existen vitaminas más importantes que otras.

Por esta razón es importante incluir diferentes y variados tipos de alimentos en la dieta a fin de aportar el mayor número y cantidad de vitaminas al organismo.

Complejo B: una gama de vitaminas para energizar tu cuerpo

Fatigado, agotado, sin energía y cansado regularmente, entonces debes incluir en tu dieta vitaminas que sean útiles y beneficiosas para producir la energía que necesitas.

Las vitaminas del complejo B, son excelentes para la producción y uso de energía.

Está científicamente comprobado que este complejo tiene una función vital en la formación de glóbulos rojos y ayuda a crear energía a partir de los alimentos.

El complejo B posee un grupo de 8 vitaminas, necesarias para un adecuado funcionamiento corporal, veamos cuales son.

Vitamina B12. Tiene la propiedad de convertir los carbohidratos en energía y otorgar impulso al sistema digestivo.

El pollo, los huevos, el pescado y la leche son alimentos con alto contenido de esta vitamina.

Vitamina B6. Aumenta tus niveles de energía, ayuda a proteger las arterias y beneficia al sistema circulatorio en general, también, fortalece el sistema nervioso y aporta claridad mental.

El pescado y la carne son alimentos ricos por demás en piridoxina.

Vitamina B9. La falta de aliento ante el mínimo esfuerzo físico es la más clara característica de insuficiencia de ácido fólico.

Tiene un rol importante en la formación de glóbulos rojos y de proteger las arterias.

Consumir la cantidad adecuada de esta vitamina en un paso seguro para llenarte de energía y puedes lograrlo consumiendo alimentos como las habas, espinaca y aguacate.

Vitamina B1. Su principal función es la de acelerar la síntesis de neurotransmisores y fortalecer el sistema inmune.

La mejora en el rendimiento de todos tus órganos es el resultado de la energía producida por los niveles óptimos de tiamina.

Frijoles, semillas, nueces, espárragos y pescado, son los alimentos con mayor contenido.

Vitamina B3. Ayuda a desintoxicar el organismo de forma natural, a equilibrar el azúcar en la sangre, reducir los niveles de colesterol y suministrar energía a las células.

Pescado, hígado, pollo y aguacate son las mejores fuentes naturales de niacina.

VicMujer, tiene gran contenido de vitaminas de este complejo, por lo que resulta un gran aporte a la generación de la energía que necesitamos.

¡La super vitamina C!  y sus atributos para una vida con energía

Una de las vitaminas sobre la que más se ha dicho y escrito gracias a sus propiedades, necesarias y muy importantes para nuestro organismo.

La puedes encontrar en una gran variedad de frutas y verduras, en algunas con mayor y/o menor concentración de esta.

Lo que más recomiendan los especialistas es tener una dieta rica en frutas y verduras, debido a que es la mejor opción para conseguir las cantidades de esta vitamina que requerimos.

Las naranjas y las mandarinas son las frutas por excelencia que mayor concentración y aporte de vitamina C ofrecen.

Vitamina C. Una de las más importantes, populares y famosas vitaminas conocidas en todo el mundo y, de las que más beneficios y propiedades aporta al organismo.

vitamina c en pildora naranja en muestra pequeña con mini capsulas en forma de c debajo un fondo blanco

La más conocida de sus cualidades, es la de ayudar a proteger el sistema inmunológico y una gran proveedora de energía, que nos ayuda a obtener una tremenda sensación de bienestar.

Interviene en la síntesis del colágeno ayudando a mejorar el aspecto de la piel, y así evitar la aparición de arrugas, a la vez que fortalece el sistema óseo, ligamentos y tendones.

Proporciona beneficios a corto y largo plazo, gracias a sus propiedades para impulsar el sistema cardiovascular.

Mantener los niveles de colesterol en el organismo, es otras de las muchas cualidades de esta aliada.

Sus propiedades antioxidantes la convierten en una gran amiga y muy beneficiosa en la lucha contra el cáncer.

A parte de todos estos beneficios, la vitamina C también ayuda a nuestro cuerpo a absorber mejor otros nutrientes necesarios como es el caso del hierro.

Prevenir y mejorar los síntomas provocados por las quemaduras del sol, el avance de la osteoartritis y la arteriosclerosis, son otras de sus excelentes propiedades.

Excelente en el tratamiento de las úlceras estomacales, reduce las posibilidades de presentar preeclampsia durante el embarazo, incluso ayuda a mejorar los síntomas de trastorno del aprendizaje.

Una gran cantidad de enfermedades y problemas, así como, una gran cantidad de beneficios aporta esta excelente amiga a nuestro cuerpo, por eso puede ser considerada como la supervitamina.

Otras vitaminas que te aportan energía y además... ¡belleza!

Definitivamente, aporta a tu cuerpo una excelente dosis de energía y lo ayudarás a mejorar la salud y el peso.

Es cierto que todos nos sentimos muy bien cuando nuestro cuerpo está repleto de energía y llevamos una vida más sana.

Debido a nuestras rutinas, existen días en los cuales debemos exigirnos más, pues, que nada nos detenga.

A continuación, conoceremos otro grupo de importantes vitaminas que te ayudarán a recargar las energías.

Vitamina A. Es excelente ya que aporta una variada e importante cantidad de beneficios al organismo en diferentes áreas.

Es imprescindible para estimular el sistema inmunológico y conservar los niveles de energía.

También es fundamental para la salud ocular y la protección de los ojos, y más aún, ayuda a mantener una apariencia joven.

La vitamina A tiene excelentes propiedades antioxidantes que ayudan a combatir la acción de los radicales libres (malosos que se encargan del envejecimiento prematuro de la piel).

Camotes, hígado, zanahorias, melón y el mango son los alimentos con mayor concentración y aporte de vitamina A.

Vitamina D. Debido a nuestra capacidad de crear la que requerimos al tomar sol, esta vitamina ha sido conocida como la vitamina del sol.

La sensación de malestar general y depresión pueden presentarse a causa de la falta de vitamina D.

La mejor forma de obtener y aportar a nuestro cuerpo es exponernos a los rayos del sol, por supuesto, siempre considerando usar bloqueador solar.

Debido a que los rayos UV dan inicio al proceso de producción de esta vitamina, unos 15 o 20 minutos de exposición serán suficientes y de paso te aseguras de evitar manchas en la piel y el envejecimiento prematuro.

Representación de una playa y arena, debido que es el medio donde obtenemos vitamina D

La vitamina D, también la puedes obtener de alimentos como el salmón, el atún y el aceite de hígado de bacalao.

Una manera excelente de ayudar a la salud diaria está en VicMujer debido a que contiene todas las vitaminas que hemos visto y sabemos que ayudan a generar energía a nuestro cuerpo.

Alimentos que son fuentes de energía ¡a comer sano pues!

Todos los alimentos, por supuesto, unos más que otros, proveen energía para realizar las actividades cotidianas.

Ahora bien, según la fuente de su energía, los alimentos se clasifican o dividen así.

Proteínas. Constituyen el 50% del peso de los tejidos, están presentes en todas las células del organismo y aportan distintos tipos de energía.

Las proteínas son fundamentales para el crecimiento, ayudan a transportar el oxígeno en la sangre y al mantenimiento y síntesis de la hemoglobina, las vitaminas entre otros.

Las proteínas deben estar incluidas en la dieta, ya que su aporte de aminoácidos es esencial para el cuerpo humano.

Son de gran importancia, especialmente para embarazadas, niños y adolescentes, debido a que posibilitan la producción de células nuevas.

Las encuentras en alimentos como la carne, el pollo, pavo, los huevos, el pescado y la leche, la espinaca y la acelga, lentejas, frijoles, frutos secos y en cereales en menor proporción.

Fuentes de proteínas de origen animal y vegetariano, sobre mesa de mármol

Carbohidratos. Indiscutiblemente representan la principal fuente de energía para el cuerpo humano.

Su función principal es la de almacenar, abastecer y proveer energía de forma inmediata, principalmente al cerebro y al sistema nervioso.

Esta función se logra gracias a la amilasa, una enzima que ayuda a descomponer el carbohidrato en azúcar o glucosa. Proceso que hace posible que el organismo utilice la energía que requiere para realizar sus funciones.

Algunos alimentos que entran en este grupo son el arroz, trigo, maíz, avena, el pan, las pastas, algunas frutas y verduras, los tubérculos, el azúcar, la leche y sus derivados.

Imagen de vista superior con los diferentes tipo de pasta

Grasa. También es una fuente de energía y, además, ayuda al organismo a absorber las vitaminas, sin embargo, algunas son más saludables que otras.

El consumo de grasas aporta al cuerpo la energía que necesita para trabajar adecuadamente.

Las grasas le brindan al cuerpo ácidos grasos esenciales que este no puede producir por sí solo y no trabaja sin ellos, el ácido linoleico y ácido linolénico, necesarios para el desarrollo del cerebro, coagulación de la sangre y control de inflamaciones.

Entre los alimentos que aportan grasa están la mantequilla, el queso, aceites, frutos secos, chocolate, embutidos, huevo y carnes.

Otras vitaminas y minerales que son sinónimo de energía

Vitamina E. Actúa como antioxidante y gracias a esto ayuda a mejorar tus niveles de energía.

La capacidad de combatir los radicales libres disminuye debido a la falta de antioxidantes en el cuerpo y, en consecuencia, te sentirás agotado.

Las semillas de girasol, almendras, mantequilla de maní y las espinacas son alimentos ricos en vitamina E.

Vitamina K2. Última en nuestra lista de vitaminas, pero no por eso menos importante.

Si hay historial de osteoporosis en el árbol genealógico deberás incorporarla a tu dieta.

Aunado a esto, aporta una fuerte sensación de energía y vitalidad.

Los minerales que mencionare a continuación también son excelentes participantes en la generación de energía.

Hierro. Disminuye la fatiga ayudando al cuerpo a conseguir oxígeno.

Magnesio. Participa en la transformación en energía de la glucosa.

Definitivamente, una alimentación balanceada y variada, rica en el consumo de frutas y vegetales puede ser más que suficiente para tener una vida llena de energía y por tanto activa.

Sin embargo, también existen suplementos vitamínicos que pueden ser de gran ayuda si la deficiencia de vitamina persiste.

Como VicMujer diseñado para apoyar la salud, debido a su amplia gama de vitaminas, hierbas y minerales.

El ejercicio también puede ser de gran ayuda para regular los niveles de energía, esto se debe a que estimula la circulación y facilita que el oxígeno se distribuya de manera más eficiente por las células.

Además, el ejercicio ayuda a liberar las hormonas de la felicidad, endorfinas, en el cerebro, haciendo que te sientas feliz.

Por último es importante recalcar que el consumo de suplementos vitamínicos debe realizarse bajo supervisión médica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *