Vitaminas para el pelo y algo más

Vitaminas para el pelo y algo más

Última actualización: 11-10-2018. Equipo Nutricioni

Desde tiempos ancestrales, el ser humano cuida su apariencia para impresionar socialmente, conseguir objetivos y agradar en primera instancia. Descubriendo por ensayo y error, las vitaminas para el pelo, las uñas y la piel han ido trascendiendo y perfeccionándose.

Bien es sabido que estos mimos y cuidados son, mayormente, una característica femenina, aunque en la actualidad esto ha calado entre el público masculino.

También es conocido el papel cada vez más protagónico que en la sociedad tiene el concepto de belleza.

Mujer jovén sosteniendo su cabello fuerte

La versatilidad del rol femenino puede observarse tan sólo en casa: suelen ser madres, esposas, hijas, psicoterapeutas, enfermeras, veterinarias, plomeras, electricistas, chefs, recreadoras y, además, buenas vecinas.

Ni hablar de lo que pueden llegar a ser y a hacer dentro de una empresa, instituto, compañía, asociación, o lo que sea que esté a su cargo.

Después de toda esta evolución de la mujer en la sociedad moderna, cabe preguntarse: ¿en qué momento dedican tiempo a ese linaje de preservación de su imagen, tan especial en su género? ¿Invierten bien su tiempo y dinero en productos que satisfagan sus necesidades?

A primera vista cualquiera puede fijarse en las piezas claves de su imagen: La calidad de su piel, la textura y brillo de su cabello y la prolijidad de sus uñas; pero, ¿qué ocurre dentro del organismos cuando el estrés, la fatiga, la ansiedad o alguna patología afectan de alguna manera?

¿Existe algún tipo de solución que permita atacar las convalecencias de estas importantes fases de su imagen?

La respuestas a esas preguntas son tan diversas como cada mujer, y para poder responderlas, se deben conocer a profundidad estas partes del cuerpo.

Aun más, deben manejarse las características sintomáticas de los males que puedan afectar, para tomar las mejores decisiones de su cuidado.

La piel: la ‘muralla china’ del cuerpo

Así como la maravillosa muralla china es la más grande del planeta, este importante órgano del cuerpo es el más extenso de todos y realiza, más o menos una función homóloga a dicha muralla.

La piel cubre cada uno de los rincones que componen al cuerpo. Sus labores no son sólo de protección, también son de percepción térmica y transmisión de sensaciones, siendo su mayor aliado el sentido del tacto.

Como carta fundamental de presentación (aunque no es la definitiva) este órgano externo es la muestra perfecta de una buena salud, cuidado y autoestima.

Mujer joven asiatica, haciendo pose con la cara llena de acne

A la par de su nivel de importancia, existen decenas de enfermedades que pueden afectarla, entre las más comunes están las siguientes:

  • El acné afecta a este importante órgano, inflamando las glándulas sebáceas que la componen, caracterizado por la aparición de pústulas.

Comúnmente aparece en segmentos superiores del tronco como el rostro y espalda, y en casos drásticos se extiende hasta las zonas inferiores. Puede ser tratado de manera natural con sábila, salvia albahaca o amaranto.

La psoriasis puede afectar cualquier parte de la piel: codos, zona genital, cuero cabelludo y manos; no es contagiosa pero sí hereditaria.

Su principal característica es la aparición de lesiones escamosas gruesas de la dermis. Puede ramificarse y afectar las uñas o derivar en artritis psoriásica de no ser tratada en el tiempo adecuado.

La combinación de aloe vera y aceite de oliva, la de avena y miel o la de ajo y aceite de coco, ayudan a hidratar y mitigar las escamas.

Por otro lado, esas manchas rojas con picor excesivo que aparecen mayormente en las zonas del pliegue de las rodillas y codos se denominan eccemas.

Pueden aparecer por la exposición a productos irritantes, por resequedad, alergia a algún elemento particular o una condición hereditaria.

Las uñas: ¿funcionales o decorativas?

Evidentemente, como todos los elementos del cuerpo humano, las uñas poseen una importante función: proteger la delicada capa terminal de los dedos.

Al igual que el cabello, son una variación de la piel, y están compuestas por células muertas de queratina (proteína segregada naturalmente en el interior).

De igual modo satisfacen ciertas necesidades de placer como rascarse y cosquillear.

Con sus 3,5 cm de crecimiento mensual, las uñas ante un ojo experto, son la ventana de las variaciones del funcionamiento orgánico. Existen múltiples señales, por ejemplo:

  • Un color azulado en el lecho ungueal (piel debajo de la uña) deriva de afecciones pulmonares.

  • Una enfermedad autoinmune se refleja en una irregular textura de la cutícula.

  • Un melanoma se evidencia con manchas o franjas marrones que la atraviesan.

  • También existen mitos como el de las manchas blancas, se dice que evidencian falta de calcio o falta de zinc.

Esta aseveración es falsa, las manchas de este color aparecen por lesiones leves que se pudieron producir tratando de abrir un envase o por golpes insignificantes en esta zona.

En ocasiones las uñas pueden verse afectadas por enfermedades de la piel como la psoriasis, donde las mismas son desplazadas por escamas.

De la misma manera, pueden verse perjudicadas por infecciones micóticas, dadas con mayor frecuencia en las uñas de los pies.

El consumo excesivo de nicotina y otros elementos del cigarrillo conlleva a una coloración amarillenta y debilidad capilar de ellas.

Por otro lado, el espectro benéfico del aceite de oliva alcanza para el fortalecimiento y reestructuración de las uñas. El ajo, la manzanilla y la cebolla ligados con esmaltes comunes las harán fuertes y resistentes.

El consumo habitual de vitaminas A, B, C y E, o su aplicación directa en cremas humectantes que las contengan, las hará lucir brillantes y con su color natural.

Afortunadamente, con los avances de la ciencia, existen medicamentos que permitirán beneficiar simultáneamente la piel, las uñas y el cabello.

Aunque parezca increíble, existen productos maravillosos como el Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas que les harán lucir mejor al mismo tiempo que beneficia el sistema inmune.

Multivitamínicos que embellecen y fortalecen

Cada producto del mercado que se mienta como polivitamínico o multivitamínico contiene una cantidad de elementos nutricios que intentan suplir las carencias o complementarlas, si el caso es exceso de actividad, de vitaminas y minerales.

Casi todos los componentes de estos productos son similares, variando en su dosis y lo que es más importante y de cuidado, su procedencia.

Se puede hacer una lista de las sustancias esenciales que todo buen multivitamínico, como Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, debe contener:

  • Vitamina C

    para activar la sintetización de colágeno y fortalecer el sistema inmune a la hora de combatir cualquier afección.  

  • Vitamina E es uno de los mejores antioxidantes. Ayuda a retardar el envejecimiento de los diferentes tejidos celulares. Por sus altas propiedades hidratantes ayuda a proteger de los rayos ultra violeta.

  • Vitamina B6 es un conocido vasodilatador y reconstituyente celular. Al permitir una mejor circulación todos los tejidos tendrán más oxígeno y absorberán mejor los nutrientes.

  • Colágeno hidrolizado. Promueve la reconstitución cartilaginosa. Previene las arrugas, las estrías y la celulitis. Aumenta el grosor de la piel dándole una estructura saludable. Fortalece las hebras y evita la caída del cabello.

  • Queratina hidrolizada. Este componente y el colágeno en un estado puro son altamente densos. Las pastillas de Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas lo contienen combinado con moléculas de hidrógeno para una absorción más rápida y eficiente.

La queratina crea una barrera protectora para evitar la entrada de agentes externos no deseados en el organismo. Proporciona elasticidad y vitalidad a la piel.

  • Ácido hialurónico. Posee múltiples bondades. Combate el acné, es un lubricante articular y subdérmico, aumenta la resistencia, proporciona más suavidad, estimula la regeneración celular, reduce y previene las manchas en la piel.

 Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas brinda las bondades de estos elementos y muchos otros. Buscarlo es encontrar el rejuvenecimiento, fortalecimiento y salud del cabello, uñas y piel, teniendo siempre presente el uso de elementos naturales que dejarán los mejores efectos en el organismo.

Complejo de vitaminas y minerales

Ni un pelo de tonta

Desde la creación de las sociedades, el cabello es la prenda natural de presentación femenina por excelencia. Durante años se han invertido grandes cantidades de dinero en cortarlo, teñirlo, hacerlo crecer, cambiar su forma: todo a placer de quien  así lo desee.

El cabello posee una función evolutiva: proteger al cráneo de muy bajas temperaturas o de la sobreexposición a los rayos del sol. La estructura de un cabello y la de una planta común son bastante parecidas, puesto que una raíz y un tallo forman parte de ellos.

El tallo es la parte que podemos percibir visualmente del cabello, por ende se harán todos los esfuerzos posibles para que éste luzca de una manera que se adecue a nuestros gustos.

La personalidad, en muchas ocasiones, se ve reflejada en las condiciones que se encuentra el cabello.

En la raíz de cada cabello (insertados dentro de la piel) se encuentra un segmento denominado folículo que está dentro de un bulbo. Éste último es absorbente de sustancias, el que le permite nutrirse para crecer sanamente.

Se poseen en promedio 120.000 cabellos, cantidad que varía por múltiples razones. Cada pelo, está compuesto de un 10% de agua, lípidos y oligoelemento tales como el yodo, el zinc, el calcio y el magnesio, y un 90% de la proteína conocida como queratina.

Por contar con la misma estructura proteica, las uñas y el cabello recibirán por igual las vitaminas que sean para fortalecer el uno o el otro. Siempre y cuando no sean sólo de aplicación local sino de ingesta como lo es Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas.

Los diferentes pigmentos naturales del cabello están dados por la melanina alojada en el folículo piloso. La melanina es un polímero protector de los rayos del sol, y es el mismo que define el color de la piel y de los ojos.

La caída es sólo el comienzo

La producción excesiva de grasa en el cabello se denomina dermatitis seborreica. El folículo piloso termina asfixiado y trae como consecuencia una alopecia (pérdida del cabello) pronunciada.

La psoriasis, como se vio con anterioridad, puede afectar cualquier zona de la piel, por ende, el cuero cabelludo no está exento.

La producción de las escamas en la piel evita el crecimiento de nuevo cabello. Y al ser una enfermedad autoinmune, el sistema nervioso se ve descontrolado, llegando a atacar células sanas.

Hay enfermedades con nombres extraños,  la esclerodermia es una de ellas. Los orígenes de ésta  aún no son claros, pero sí sus síntomas. Produce endurecimiento e inflamación de la piel, lo que conlleva a la destrucción del folículo piloso, Esto a su vez, produce zonas determinadas de calvicie.

Mujer joven viendo las orquilletas que tiene en su cabello

De la misma forma, existen también enfermedades que indirectamente perjudican el cabello como lo es el caso del cushing.

En este trastorno, la hipófisis comienza a trabajar de forma excesiva y multidireccional y, en consecuencia, suben los niveles de cortisol. El cortisol es la hormona productora del estrés; al estar presente en altos niveles, la alopecia no tardará en aparecer.

Los choques hormonales producidos por el descontrol de la glándula tiroidea son causas comunes de la caída del cabello.

En cualquiera de sus dos casos: hípertiroidismo o hipotiroidismo (mayor o menor producción, respectivamente) se ve afectado el pelo, ya que el exceso de ciertas hormonas en el organismo inhibe diferentes procesos nutricionales.  

Si se está siendo víctima de alguna de estas enfermedades, ¡no hay que preocuparse!, pero sí actuar.

Existen variadas maneras de contrarrestarlas. Primordialmente una actitud disciplinada, responsable y respetuosa con el organismo siempre será el primer paso.

Cuidado y belleza: La clave está en el entorno

Aparte de consumir cualquier vitamina o complemento que permita al organismo reponer nutrientes, una buena higiene y una alimentación balanceada serán los mejores aliados.

Amor propio, seguridad y felicidad no se pueden adquirir de ninguna fuente: todo está en la persona.

De igual manera, disipar el estrés siempre será la herramienta principal, sea cual sea el objetivo, porque  cuando de salud se trata este es el enemigo número uno.

Reencontrarse con los amigos, disfrutar de la familia, visitar un destino favorito, comer lo que gusta y hacer actividades físicas divertidas, mantendrán el nivel de satisfacción alto y redundará en un aspecto radiante.

Aparte de las herramientas internas que debe desarrollar todo ser humano, se puede acudir a las que brinda la naturaleza y los avances gastronómicos.

El aceite de oliva es el mejor hidratante y reconstituyente celular por su alto contenido de ácidos grasos.

Se puede aplicar directamente a la piel con un masaje relajante hasta que sea absorbido por esta. Es bueno aplicarlo en el cuero cabelludo, dejándolo actuar por 45 minutos y luego enjuagándolo con el champú habitual.

También sumergir las uñas durante 10 minutos, tres días a la semana, en este aceite, las hará ver brillantes y saludables.

La clave es el correcto uso de los ácidos grasos. Un estupendo y equilibrado portador de ellos es el aguacate.

Triturar su pulpa y aplicarla como una mascarilla, pudiendo retirarla después de 30 minutos, y repetirlo 3 veces a la semana, hará notar resultados placenteros. Mezclar esta pulpa con aceite de coco y aplicarlo sobre las uñas todas las noches les dará vida y fuerza.

Si se busca retardar el envejecimiento de la piel y el cabello, tomar constantemente té verde, ayudará. Sus altas propiedades antioxidantes brindan una acelerada reconstitución celular.

El té verde es un protector nato contra la exposición a los rayos ultravioletas, además de frenar la acción de los radicales libres.

Igualmente, en una mascarilla nocturna con miel y limón o su infusión directamente en el cabello, 2 ó 3 ocasiones semanales, harán ver la cabellera brillante y sana.

Las propiedades fortificadas y mejoradas de todos estos elementos naturales pueden ser encontrados en Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas. Hay que recordar que todo proceso de mejora de la salud y condición física dependerán exclusivamente de cada uno, de la autoestima y la vitalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vitaminas para el pelo y algo más

Última actualización: 11-10-2018. Equipo Nutricioni

Insertar texto aquí.