Capsulas de color naranja con las iniciales de las vitaminas pertenecientes al complejo B

Vitaminas para el cansancio y estrés: incrementa tu energía

Vitaminas para el cansancio y estrés: incrementa tu energía

Última actualización: 21-03-2019. Equipo Nutricioni

Las obligaciones laborales y académicas exigen en la actualidad una gran demanda de tiempo y atención que, en muchos casos, impide una correcta alimentación y el descanso necesario para reponer las energías empleadas en las horas de trabajo y estudio.

Tanto el estudiante como el trabajador se pueden ver inmersos en situaciones de mucho estrés. Esto se debe  a la necesidad de generar resultados en las empresas donde laboran o en las instituciones académicas que cada vez fijan estándares más altos de rendimiento al alumnado.

Este vertiginoso ritmo de vida genera cansancio, como es de esperarse, pero luego de las ocho horas de sueño, por lo menos, es posible cargarse de energía suficiente como para lidiar con otro día de intensas obligaciones en la oficina.

Sin embargo, si después de 7 u 8 horas de descanso, la sensación de agotamiento continúa, es posible que, además de la presión laboral, los requerimientos alimenticios sean escasos, especialmente en vitamina del complejo B.

Esta situación, aunada con el incremento del estrés laboral, puede causar problemas de salud de cierta consideración.

Hay que resaltar que los problemas por falta de vitamina no son de los más comunes, toda vez que estas se encuentran, en menor o mayor grado, en casi todas las comidas.

Pero puede suceder que al estar ante una pila de papeles en la oficina es posible que se obvie las horas de comida y se opte por alimentos con muy poco aporten nutricional y energético que puede conllevar  a esas sensaciones de cansancio que se puede volver una patología crónica.

Ante esta situación es conveniente acudir a un especialista quien recomendará si se debe recurrir a los suplementos dietéticos o, simplemente una dieta rica en vitaminas que ayude a reponer energías y evitar males como la anemia, por nombrar alguno.

En caso de ameritar la ingesta, vía suplementos, de vitaminas para superar el cansancio, BioCestrés es la mejor opción ya que cuenta con vitaminas como B1, B2, niacinamida, vitamina B6, ácido fólico, vitamina B12, biotina y ácido pantoténico, que ayudan a superar esas situaciones de intensa presión.

Incluye vitaminas en la dieta para eliminar el cansancio y el estrés

Como lo mencionamos con anterioridad, las vitaminas se encuentran en casi todos los alimentos, por lo que un déficit de este micronutriente es muy poco común.

No obstante, para combatir el cansancio, la naturaleza provee al hombre de los recursos necesarios para sobrevivir y las vitaminas son un ejemplo de ello.

El agotamiento diario se puede solventar con una dieta balanceada que cuente con los requerimientos vitamínicos diarios. En ese sentido la vitamina C es de gran valor y uno de los frutos famosos por ser rico en este micronutriente es el limón.

Se trata de un antioxidante natural que, por ende, elimina los radicales libres y es muy efectivo contra los procesos de envejecimiento. Se ha comprobado que también actúa como coadyuvante en la defensas del organismo.

Todos los cítricos poseen generosas cantidades de vitamina C, especialmente cuando están frescas. Los pimientos y el perejil son vegetales que tienen la capacidad de aportar este elemento importante para la salud.

Para ayudar en la conversión de los carbohidratos en energía es importante la ingesta de vitamina B1. La tiamina, como también se le conoce, se encuentra en la carne de res, en la pasta, en el pescado, los granos y hasta en los cereales.

El ácido fólico, o vitamina B9, se trata de un producto sintético que forma parte de complejo B, recomendado, en los controles prenatales, para la formación del tubo neural de feto. Esta vitamina es esencial que el sistema nervioso cumpla con sus funciones.

De esta manera se evita el cansancio, fatiga mental y la reacción lenta ante algunos estímulos, entre otros males. Los jugos de frutas frescas son ricos en vitamina B-9; el hígado y el pollo, además de los mariscos, contienen este micronutriente.

En el caso de la espinaca esta no puede excluirse de la dieta diaria.

La vitamina B2, entre muchas de sus funciones, tiene la capacidad de afectar los carbohidratos produciendo la liberación de energía contenida en estos macronutrientes.

Aunque dejar de consumirla es poco probable, es importante saber que está abunda en los huevos, las carnes, los frutos secos, vegetales de hojas verdes y en los lácteos.

Las vitaminas A, B12 y B3 no pueden faltar en la dieta

Entre las razones por las cuales se debe consumir vitamina A se encuentra su capacidad antioxidante para combatir la formación de los dañinos radicales libres, otra es que produce resistencia ante la fatiga, producto de un día de muchas labores.

Su gran aporte para la salud en general es que interviene, de manera decisiva, en el desarrollo de los tejidos del cuerpo y su crecimiento. También es responsable de la buena visión que puede tener la persona y, por supuesto, combate eficazmente la fatiga.

Entre los vegetales con mayor contenido de esta vitamina se encuentran la zanahoria y el brócoli, empero, los alimentos de procedencia animal como el hígado, el huevo y la leche, son los que concentran la mayor cantidad de vitamina A.

Además de evitar la fatiga, la vitamina B-12, es esencial en el desempeño del sistema nerviosos y asimismo de las funciones metabólicas. El consumo de esta vitamina rendirá sus frutos en relación con el cansancio de día a día.

Las carnes rojas, los productos lácteos, los huevos, mariscos y las carnes blancas, son grandes garantes de este micronutriente. Hay que tomar en cuenta que con su consumo consuetudinario se evita padecer de anemia.

Otra de las vitaminas de complejo B para combatir la fatiga y el estrés es la vitamina B-3. Al igual que las anteriores se encuentra en los huevos, carne de res, carnes blancas y nueces, entre otras comidas.

Además de que es excelente para el funcionamiento del sistema nervioso, contribuye con el cuidado de la piel y el desempeño del aparato digestivo. Su aporte contra la fatiga se produce gracias a que colabora en la transformación de los carbohidratos en energía.

Para asegurarse la cantidad de vitaminas diarias necesarias se debe ingerir al menos tres raciones de frutas todos los días, acompañadas de las carnes rojas o blancas, según sea su deseo, para que estas se puedan absorber eficazmente.

Acompañar estos alimentos con el consumo de leche (o sus derivados), aseguran la obtención de la cantidad necesaria de vitaminas, para combatir el estrés y el agotamiento.

¿Cuándo usar los suplementos vitamínicos?

Es imperioso el consumo diario de vitaminas para un desempeño eficaz en las labores diarias, no sin mencionar el correcto funcionamiento del organismo. A asegurarse una dieta balanceada y tomarse el tiempo para la correcta alimentación, los suplementos no son imprescindibles.   

Desde luego, existen excepciones que ameritan el consumo, vía suplementos de las vitaminas, por su puesto, previa consulta con el médico tratante.

Entre las mencionadas excepciones se encuentra el embarazo y la lactancia. Se trata de períodos en los que las mujeres aumentan el requerimiento diario de diversas vitaminas, en especial el ácido fólico o vitamina B-9, por su contribución con el desarrollo neurológico del feto.

Otro de las razones por las cuales se debe recurrir a los suplementos es cuando se produce inapetencia en los jóvenes, especialmente cuando se producen los cambios hormonales y de crecimiento.

En esa etapa es menester recurrir a los suplementos dietéticos para fortalecer la ingesta de vitaminas.

Cuando la persona alcanza la edad dorada, por lo general, la dentadura se debilita y se pierde lo que dificulta la ingesta de determinados alimentos con alto contenido vitamínico como las carnes.

En ese sentido, se hace indispensable suplir estas carencias a través de los suplementos vitamínicos, con los que se puede asegurar el requerimiento mínimo diario.

En caso de que la persona deba tomar algún medicamento que afecte la asimilación de las vitaminas que se obtienen a través de los alimentos, como en el caso de los protectores gástricos que disminuyen la absorción de la vitamina B-12. Otro ejemplo lo constituye la metformina utilizada para los pacientes que sufren de diabetes tipo 2.

En caso de que el cansancio y el estrés persistan a pesar de ingerir suficientes vitaminas con la combinación de frutas, vegetales y carnes, lo más recomendable es acudir al médico para aclarar las dudas al respecto antes de suplir esas carencias con suplementos dietéticos.

Además de las vitaminas, ¿cómo combatir el cansancio y el estrés?

Por lo general, el cansancio y el estrés vienen en un mismo paquete y las consecuencias para la salud son poco alentadoras, por lo que existen alternativas para combatirlas y mejorar el estilo de vida del afectado.

Además de la necesidad de la buena alimentación, se hace necesario descansar lo suficiente. Hay que evitar los trasnochos pues, las horas nocturnas son importantes para que el cuerpo tenga la oportunidad de reponer energías.

Es necesario que, luego de un día afanoso, se pueda contar con 6 u 8 horas continuas de sueño.

Normalmente se recomienda que este lapso se cumpla entre las 10:00 pm y las 6:00 am. En caso de ser necesario se recomienda el consumo de té de manzanilla, tomillo o alguna otra planta que ayude a la relajación y a conciliar el sueño.

Los baños para relajarse, meditación, la lectura, masajes, escuchar música, tiempo para conversar en familia, entre otros, son actividades que ayudarán a disminuir el estrés y así conseguir el descanso deseado.

Algunos expertos aconsejan el consumo de agua. La correcta respiración juega un papel importante en la relajación.

Hay que concentrarse en el movimiento pausado del tórax al momento de inhalar y exhalar, al punto de ser capaces de sentir la entrada y salida de aire de los pulmones.

Se recomienda repetir esta actividad al menos cinco veces, de esta manera se comprueban los resultados.

Se ha comprobado que las actividades físicas son de gran valor para conseguir la relajación que se requiere. Se trata de suplantar la fatiga mental por el cansancio que se percibe al terminar la rutina de ejercicios físicos. Esta última libera endorfinas por lo que es más placentero y relajante.

A pesar de lo ajetreado que puede llegar a ser la agenda diaria, es importante apartar algo de tiempo para llevar a cabo las cosas (saludables y edificantes) que son del agrado de cada quien, y que ayudan a desconectarse, momentáneamente, de lo agobiante que puede ser la cotidianidad.

La dieta balanceada proporciona los niveles de vitaminas necesarios para reponer fuerzas. Sin embargo, BioCestrés es un producto que ayuda a optimizar la obtención de esas vitaminas necesarias para combatir el cansancio y el estrés.

Alimentos  ricos en vitaminas que se pueden consumir diariamente

Como señalamos con anterioridad, una buena alimentación es indispensable para mantener los niveles de vitaminas que el organismo necesita.

Ya que la vitamina es un macronutriente que se encuentra en casi todos los alimentos, es bueno enfatizar en la suerte de mezcla entre los productos de origen animal y los vegetales, además de las frutas, para optimizar su absorción.

Es bien conocido el aporte vitamínico de las carnes rojas y blancas, por eso, a continuación mostraremos algunas frutas y vegetales con los que se puede combinar.

Plátano: Además de su aporte en vitamina B-6, también es conocido por ser una fuente de potasio para el organismo. Afecta de manera positiva el estado de ánimo y contribuye a disminuir los niveles de estrés y depresión. Es posible comer plátano a cualquier hora del día.

La espinaca: cuenta en su composición con vitaminas A y ácido fólico, excelentes opciones para poder asimilar micronutrientes como el hierro y el magnesio, ambos proporcionan esa sensación de vitalidad y fuerza que el cuerpo requiere.

La espinaca se puede ingerir en tanto en sopas como en ensaladas, también se pueden hacer tartas con este vegetal.    

Entre los vegetales, los pimientos son uno de los productos naturales que más contribuye con vitamina C para el organismo. Esto favorece en gran manera al sistema inmune, aleja la sensación de cansancio y ayuda a conservar la salud en general.

Otro gran aporte es el que proviene de la zanahoria. Este vegetal contiene vitamina B-3. La niacina participa en la transformación de los carbohidratos en energía, se allí su importancia para combatir el cansancio y el estrés.

Además de la zanahoria, esta vitamina se puede encontrar en los tomates, entre otros.

El ácido pantoténico o vitamina B-5 se puede encontrar con cierta abundancia en las semillas de girasol al igual que el brócoli.

Al igual que su antecesor, ayuda en la conversión de las grasas, proteínas y los carbohidratos en energía para el organismo. En consecuencia, combate el estrés y los síntomas de cansancio.

La efectividad del magnesio para contrarrestar la fatiga y el estrés

Cuando se trata de cansancio y estrés, como resultado de las actividades diarias, no se puede ver de soslayo las potencialidades que tiene el magnesio para recuperar la vitalidad y la energía.

De hecho, la irritabilidad y la depresión son dos de las características cuando no se puede lidiar con certeza el estrés y la fatiga diaria.

Una dosis diaria de magnesio, que se puede encontrar en diversos alimentos, tiene la capacidad de contrarrestar los sentimientos de irritabilidad y depresión.

Al igual que sucede con algunas vitaminas, el magnesio tiene la capacidad de transformar las grasas, proteínas y los carbohidratos en energía.

No solamente coopera con la necesidad energética que requiere una persona para llevar a cabo todas las responsabilidades diarias, también ayuda a mantener dientes y huesos sanos.

Las funciones cerebrales también se ven mejoradas y, entre otras funciones, ayuda en la absorción de calcio.

Algunos estudios indican la necesidad de consumir 300 miligramos como mínimo y un máximo de 1000 miligramos. Cantidades que, según los expertos, son difíciles de obtener a través de la dieta diaria.

Entre los alimentos que contienen importantes cantidades de magnesio se encuentran, el cacao y frutos secos; algunos granos como las lentejas y frijoles, vegetales de hojas verdes y hasta semillas.

Se ha demostrado que este mineral es uno de los principales responsables al momento de aliviar las sensaciones de cansancio, tanto mental como físico, y coopera con el perfecto funcionamiento de los músculos.

Además del grupo vitamínico con el que está compuesto BioCestrés, este producto es una fuente confiable de magnesio que, junto con el calcio (también presente), ayudan a relajar el cuerpo y lo preparan para el merecido descanso de las horas nocturnas.

Cuidado con la ingesta en exceso de vitaminas

Tal y como lo explicamos con anterioridad, las vitaminas se encuentran en casi todos los alimentos por lo que su déficit en el organismo no es algo que pase con mucha frecuencia.

Si por alguna razón es necesario incrementar el consumo de estas sustancias, lo recomendable es que se lleve a cabo bajo la estricta vigilancia de un profesional de la medicina.

Lo anterior obedece a las consecuencias que puede acarrear para la salud una sobredosis de este micronutriente.

Por ejemplo, en el caso de la vitamina B-12, cuando se toma  más de lo recomendado por un tiempo prolongado, podría ocasionar consecuencias adversas para la salud. Entre ellas está la insuficiencia cardíaca, hepática y renal. También el flujo sanguíneo se vería afectado por la formación de coágulos y deficiencias visuales.

En el caso de la vitamina C, el afectado podría experimentar problemas en el sistema digestivo y renal. Desde diarreas y náuseas hasta cólico en el sistema renal.

Por su parte, la vitamina B-1 puede bajar la presión sanguínea acompañada con cefalea, irregularidades en el ritmo cardíaco y sensación de debilidad general.

En relación con la vitamina B-2, el exceso en su ingesta, de manera indefinida, produce una coloración amarillenta en la micción con tendencia al naranja.

La niacina o vitamina B-3, puede a conllevar  a sufrir síntomas como diarrea, náuseas, vómitos, cefaleas y picazón, además de producir trastornos hepáticos.

Entre los efectos que puede padecer una persona que se haya sobre limitado en el consumo de vitamina A, se encuentra la decoloración (palidez) en las extremidades. También es posible experimentar irritabilidad, pérdida de cabello, cefalea y padecimientos hepáticos.  

La piridoxina, o vitamina B-6 puede acarrear consecuencias negativas para el organismo cuando, por tiempo ilimitado, se excede en la ingesta de este micronutriente.

Los resultados adversos van desde trastornos en el sistema nervioso periférico, adormecimiento de las extremidades y torpeza, entre otros males.

El guaraná: un estimulante natural que contrarresta la fatiga

El guaraná es otro producto de la naturaleza ampliamente utilizado para reducir la fatiga y el cansancio gracias a sus propiedades.

Este producto, que proviene de la planta Paulina Cupana, contribuye con la posibilidad de lograr una mayor concentración, factor elemental para sobrellevar, con éxito, las exigencias de las distintas actividades diarias.

Se trata de una fuente importante de cafeína, de allí su importante acción como energizante, que actúa de manera progresiva, por lo que su efecto se mantiene por mucho más tiempo a diferencia del café.

El producto tiene la capacidad de afectar el sistema nervioso central gracias a la guaranina, teofilina y teobromina, estas xantinas, hacen posible que el individuo esté mucho más atento; evita las confusiones pues, la mente está mucho más clara y mejora la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos, aspecto de gran utilidad especialmente para los estudiantes.

El desgano, la falta de motivación y de energía desaparecen con la ingesta de guaraná. Otro de los aspectos positivos de este producto es que no produce nerviosismo, como sucede con el café, aunque algunas personas manifiestan cierta sensación de euforia.

Le expertos recomiendan la ingesta de guaraná antes de las actividades que se pudieran considerar intensas como ejercicios físicos, también cuando es menester contar con rendimiento mental y cognoscitivo.

En situaciones que requieran de concentración y mucha atención.

Entre los ingredientes naturales con los que está elaborado BioCestrés se encuentra flores de manzanilla en polvo, polvo de raíz de Valeriana y polvo de pasiflora o flor de la pasión, que contribuyen con la relajación gracias a sus propiedades sedantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *