Vitamina C ¿Para Qué Sirve? 11 Razones para su Ingesta.

Vitamina C ¿Para Qué Sirve? 11 Razones para su Ingesta.

Última actualización: 28-09-2018.  

La Vitamina C forma parte de las vitaminas llamadas hidrosolubles, estas tienen la característica de disolverse en el agua y expulsarse del organismo de una forma sencilla por medio de la orina, evitando con ello los riesgos de toxicidad. Es una potente vitamina que ayuda al organismo a mantener el sistema inmunológico fuerte y así evitar las infecciones de carácter respiratorio producto de la contaminación que se presenta en el medio ambiente.

La Vitamina C o Ácido Ascórbico es una sustancia comúnmente encontrada en la naturaleza. Se presenta en forma de cristales blancos o en polvo. Cantidades importantes son manufacturadas por síntesis química. Este compuesto ha sido de gran importancia debido a su versatilidad, la cual ayuda a aumentar la calidad y la vida útil del cuerpo humano.

En soluciones acuosas posee una gran afinidad con el oxígeno y se descompone a temperaturas entre 190° y 192° C. Es soluble en agua, etanol, glicerol y es insoluble en Benceno, Éter, Cloroformo y aceite vegetal.

Una de las funciones mejor conocidas de esta vitamina es como Antioxidante, protegiendo al organismo de los denominados “radicales libres”, los cuales aceleran el envejecimiento. Al actuar como antioxidante, ayuda a proteger a las células contra los daños causados por los radicales libres. Dentro de sus otras características se encuentra la absorción del hierro.

Debido a esta vitamina, nuestro cuerpo puede producir Colágeno, un elemento que ayuda al buen mantenimiento de los músculos y huesos, así como para que células se mantengan unidas. Esta vitamina es fundamental para la recuperación de las células, ayudándonos a recuperarnos más rápido de las lesiones que se puedan presentar en nuestra vida. Al formar parte de muchos procesos en nuestro organismo se convierte en una de las vitaminas más populares de todas.

La mayoría de los suplementos multivitamínicos contienen Vitamina C. Además, esta vitamina también se consigue sola, como suplemento dietético, o combinada con otros nutrientes. En general, la Vitamina C presente en los suplementos dietéticos se encuentra en forma de Ácido Ascórbico, pero algunos suplementos contienen otras formas de esta vitamina, como en el Ascorbato de Sodio, el Ascorbato de Calcio, otros Ascorbatos Minerales y Ácido Ascórbico con Bioflavonoides. Los estudios científicos no han demostrado que ninguna forma de Vitamina C sea más eficaz que otra.

La deficiencia de Vitamina C, puede presentar molestias en nuestra vida diaria. Nombraremos algunas simples señales del déficit de Vitamina C, hasta patologías que podrían ser altamente letales para nuestra salud.

Señales de Carencia de Vitamina C en el Organismo. ¿Cuáles debemos identificar?

En países de Asia, África y América Latina, son en los que se encuentra una menor ingesta de Vitamina C, aumentando con ello el riesgo de contraer una enfermedad poco conocida llamada Escorbuto.

El Escorbuto se caracteriza por el empobrecimiento de la sangre, manchas lívidas, ulceraciones en las encías y hemorragias. El Escorbuto se caracteriza por ocasionar al organismo: paredes de vasos sanguíneos muy pequeños, los capilares carecen de solidez y se vuelven frágiles, sangran y se sufren hemorragias en partes de nuestro cuerpo.

Debido al riesgo de una muerte repentina, no es aconsejable tratar el Escorbuto tan sólo con una dieta rica en Vitamina C. Es aconsejable más bien suministrar al enfermo 250 mg de Ácido Ascórbico por vía oral cuatro veces al día, así como suministrar una dieta a base de verduras y frutas frescas. Es necesario inyectar Ácido Ascórbico en el caso de presentar vómitos recurrentes.

Si bien es cierto que esta enfermedad no es muy común, la misma se presenta como consecuencia de la falta de Vitamina C en el organismo, aunque existen síntomas que presentan algunas personas que indican la falta de ella y en la mayoría de las veces pasan desapercibidas.

¿Sufre de Mal Humor?

Encabezando la lista de alertas de carencia de Vitamina C está el muy frecuente mal humor. Este es un estado de enojo o irritación que no sólo puede interferir de forma negativa en la vida diaria de las personas que lo manifiestan, sino que también puede afectar su salud, con un análisis adecuado se puede llegar a concluir que se está ante la presencia de una deficiencia considerable de Vitamina C.

Sus niveles adecuados brindan estabilidad mental, tranquilidad y control sobre las hormonas que causan el mal humor. Una baja en el organismo puede provocar estados de ánimo de irritabilidad, estrés y otras emociones negativas que nos afectan.

¿Cansado y sin fuerzas?

Si bien sabemos que el cansancio viene como producto de exponernos a un esfuerzo físico intenso o al cual no estamos acostumbramos, lo que muchas veces desconocemos es él por qué de su prolongamiento.

Invertimos horas de sueño, reposo y descanso, pero nada de esto pareciera ser suficiente. Y es que nuestro organismo genera energía, energía que utiliza para el desenvolvimiento de nuestras actividades físicas y mentales. Al organismo acceder a sus reservas, éstas necesitan ser restituidas, pero cuando no se logra hacer por medio de un buen descanso, entonces es necesario considerar la implementación o refuerzo de Vitamina C en nuestra dieta. El cansancio es un síntoma que se manifiesta por múltiples causas y problemas de salud.

¿Te sangran las encías al cepillarte?

Lo primero que se puede presentar es una mala higiene bucal o un cepillo con cerdas muy desgastadas o duras.

En un segundo aspecto está presente una mala nutrición en la persona, si este es el caso posiblemente pueda estar presentando niveles de Vitamina C en el organismo, por debajo de lo indicado, evitando que exista el riesgo de padecer de Gingivitis.

La Gingivitis es una enfermedad bucal generalmente bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías, esta es causada por los restos alimenticios que pueden quedarse entre de los dientes.

¿Problemas de Cicatrización?

La Vitamina C tiene la capacidad de generar una correcta oxigenación y reparación celular al organismo, tener una baja cantidad de ella impide que las heridas se sanen en un tiempo oportuno. El tiempo de cicatrización natural por lo regular es de 7 a 14 días en heridas agudas, a los 21 días la herida debería estar ya totalmente cerrada. Cuando una herida no se ha curado espontáneamente dentro de ese plazo, es porque hay alteraciones en los mecanismos de cicatrización y estamos ante una herida cutánea crónica, también llamada Úlcera, por ende, esto es un síntoma de una deficiencia en la ingesta de Vitamina C.

Resequedad en la Piel.

Ya que la ingesta de Vitamina C ayuda a combatir a los radicales libres, esto ayuda a evitar la resequedad en la piel que viene junto con la vejez, producto de la incapacidad de elasticidad que se presenta a medida que pasa el tiempo debido a la pérdida de Colágeno y Elastina.

Otra enfermedad de la piel producto de la baja concentración de Vitamina C es conocida como Petequia.

La Petequia se basa en pequeños derrames vasculares cutáneos del tamaño de una cabeza de alfiler.

Problemas de Hipertensión.

La hipertensión puede desarrollar en las personas problemas cardiovasculares, la Vitamina C ayuda a reducir la presión sanguínea del cuerpo.

Investigadores norteamericanos han descubierto que la vitamina C reduce considerablemente la presión arterial en pacientes hipertensos. Un estudio publicado en la revista The Lancet, ha sido realizado por científicos en la Universidad de Boston y el Instituto Linus Pauling, de la Universidad de Oregón, y está respaldado por el Instituto Nacional de la Salud de Estados Unidos. Linus Pauling recibió el Premio Nobel precisamente por sus estudios sobre los beneficios de la Vitamina C asociados con los problemas de Hipertensión Arterial.

Tratamiento del Cáncer.

Los investigadores han encontrado que un alto consumo de frutas y vegetales frescos tienen una relación con la disminución de riesgo de varios tipos de cáncer.

Los estudios también han demostrado que el consumo creciente de Vitamina C está conectado con una posibilidad disminuida de cáncer de los pulmones, de la boca, de las cuerdas vocales, de la garganta, del colon, del recto, del estómago, y del esófago.

Ayuda al mejoramiento de la Diabetes.

Tanto la Vitamina C como los suplementos vitamínicos con Vitamina C, ayudan en el procesamiento de la Insulina y la Glucosa, sustancias esenciales para el organismo.

Un alto contenido de Vitamina C en la dieta ayudaría a disminuir el riesgo de una persona a desarrollar Diabetes Tipo 2, según una investigación realizada en hombres y mujeres de mediana edad. Se observó que aquéllos que tenían los mayores niveles de Vitamina C en la sangre eran mucho menos proclives a desarrollar Diabetes durante 12 años, a diferencia que quienes presentaban menores cantidades del compuesto.

¿El Sol Afecta tu Piel?

La piel tiene la capacidad de actuar como un órgano de reserva para esta vitamina; sin embargo, la exposición solar disminuye este reservorio.

Los protectores solares tienen la capacidad de proteger contra los rayos ultravioleta del sol, pero no tienen ningún efecto ante la producción masiva de radicales libres, por lo que deben usarse en conjunto con antioxidantes tópicos.

La aplicación tópica de Vitamina C al 10% disminuye el Eritema y la quemadura solar, al igual que la Vitamina E. Es importante entonces la aplicación en la mañana de los antioxidantes previo al uso de protector solar.

Evita la Caída del Cabello o Alopecia.

La caída del cabello puede estar relacionada con una dieta poco balanceada, estrés, depresión y falta de un buen cuidado del mismo, sin embargo, forma parte de un proceso cíclico en donde su última etapa es caer. La caída del cabello tiende a ser molesta y puede traer preocupación a la persona que lo padece, más si se presenta en forma abundante.

Existen algunas de vitaminas que ayudan a controlar la caída del cabello y en especial la Vitamina C, ya que puede ayudar a fortalecer los folículos capilares y reducir el riesgo de Alopecia.

La Alopecia puede presentarse de distintas maneras, tales como:

-          Androgenética: Es el tipo de alopecia más común en nuestra sociedad.

-          Areata: es una enfermedad que provoca zonas despobladas de cabello en forma circular.

-          Fibrosante: Consiste en la pérdida gradual del cabello en la zona frontal de la cabeza, lo que provoca que el cabello nazca cada vez más lejos de la frente.

-          Difusa: Comienza con la pérdida de la densidad del cabello, que se vuelve lacio y seco, y poco a poco va cayendo.

-          Cicatrizal: No sólo engloba varias enfermedades y trastornos relacionados con el cabello, como la foliculitis (inflamación de los folículos), sino que también reúne algunas enfermedades que no están relacionadas directamente con el cabello.

-          Universal: Es una enfermedad autoinmune, en la cual el mismo organismo produce anticuerpos contra una parte del folículo capilar.

Uñas débiles.

Las uñas débiles y quebradizas vienen como producto de la falta de Queratina en el organismo. Ésta está asociada junto a los síntomas de la Anemia, que se presenta como producto de la falta de hierro o vitaminas.  Para tratar esta sintomatología es necesario acceder al consumo de suplementos de hierro que ayudan a tratar la Anemia y con ello a corregir las uñas quebradizas.

La importancia y participación de la Vitamina C en este caso, es que ayuda a la absorción del hierro, por lo que es recomendable tomarlos en conjunto.

Fuentes Principales de Vitamina C.

Las frutas son la fuente por excelencia de la Vitamina C, entre las cuales podemos encontrar:

-          Melón. El melón proporciona una cantidad de 36.7 mg por cada 100 gramos.

-          Las Naranjas y Toronjas. Contienen la cantidad de 31.2 mg por cada 100 gramos

-          Kiwi. Contiene la cantidad de 92.7 mg por cada 100 gramos.

-          Mango. Contiene la cantidad de 36.4 mg por cada 100 gramos.

-          Papaya. Contiene la cantidad de 60.9 mg por cada 100 gramos.

-          Piña. Contienen la cantidad de 47.8 mg por cada 100 gramos.

-          Fresas. Contienen la cantidad de 58.8 mg por cada 100 gramos.

-          Frambuesas. Contienen la cantidad de 26. 2 mg por cada 100 gramos.

-          Arándanos. Contienen la cantidad de 13.3 mg por cada 100 gramos.

-          Sandía. Contiene la cantidad de 8.1 mg por cada 100 gramos.

Podemos notar que la Papaya junto al Kiwi son las maestras en aportar Vitamina C al organismo. Si en la ciudad donde usted vive no tiene cómo obtener estas frutas, no pierda el interés ya que de seguro si puede comprar alguna de las que están en esta lista.

Cabe destacar que la cocción de los alimentos a temperaturas bajas y por poco tiempo es importante para mantener la Vitamina C preservada y de forma beneficiosa en los alimentos.

La versatilidad de la Vitamina C es muy extensa. Fuera del uso humano es utilizada en la etapa larvaria para peces como el Lenguado.

La Vitamina C en el Lenguado, ejerce una función importante como regulador en el metabolismo del hierro. Un mayor aporte dietario de hierro y Vitamina C a larvas de Lenguado, garantiza un mejor crecimiento, balance de los antioxidantes y un mejor desarrollo histológico y esquelético.

Las autoridades alimentarias y sanitarias recomiendan una ingesta de 90 miligramos por día para hombres mayores de 18 años, así como de 75 miligramos por día para mujeres mayores de edad.

Si bien conocemos los múltiples beneficios que se encuentran asociados al consumo de Vitamina C, es necesario ir más allá del conocimiento y empezar a integrar disciplinadamente todos los recursos maravillosos que nos ofrece esta vitamina.

La salud es lo primero y no debemos posponerla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *