vitamina c en pildora naranja en muestra pequeña con mini capsulas en forma de c debajo un fondo blanco

Vitamina C: ¡la reina de las vitaminas para estar fortalecidos!

Vitamina C: ¡la reina de las vitaminas para estar fortalecidos!

Última actualización: 11-12-2018. Equipo Nutricioni

Es del saber general el increíble aporte que brinda a nuestro cuerpo, un consumo regular de vitamina C. El lazo que existe entre éste increíble nutriente y un sistema inmunológico fuerte, es incuestionable.

La vitamina C, también es conocida como ácido ascórbico y es considerada un antioxidante por excelencia, capaz de efectuar tareas complejas y al mismo tiempo protegernos de las enfermedades.vitamina c en pildora naranja en muestra pequeña con mini capsulas en forma de c debajo un fondo blanco

Realmente no existen excusas para no incluir en nuestro plan alimenticio un buen aporte de esta vitamina. Ya que la misma se encuentra presente en una gran cantidad de frutas, vegetales, verduras  y hierbas naturales que son bastantes sencillas de localizar.

Lo que sí necesitas saber es cuáles son las mejores a nivel de beneficios, cuáles son las dosis recomendadas y cómo combinar la vitamina C con el resto de las vitaminas para potenciar su efecto y obtener el máximo provecho de ello.

Las bondades de la vitamina C son ampliamente conocidas, por lo que es común verla como complemento de todo tipo de tratamientos médicos y desempeñando un papel protagónico en los planes alimenticios.

Un buen truco para no aburrirnos en el intento de estar saludables, consiste en variar lo que comemos, innovar, arriesgarnos a probar sabores nuevos y atrevernos a salir de lo convencional.

En esta nota hemos preparado para ti un resumen con los datos más importante que debes saber acerca de éste increíble nutriente y cómo beneficiarán tu salud.

Además conocerás Suplemax un producto capaz de cubrir muchas de las vitaminas que el cuerpo necesita para estar saludable.

Comenzaremos desde el principio: ¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C es un nutriente indispensable para el ser humano. También es conocida como ácido ascórbico (enantiómero L.) o en menor frecuencia “factor anti escorbuto”.

Este increíble nutriente también es fundamental para el desarrollo de las plantas, las cuales poseen la capacidad de producir vitamina C ¡Por si no lo sabías!, es por ello que las plantas constituyen una fuente muy valiosa y aprovechable, aparte de las frutas o verduras.Círculo de frutas y verduras coloridas aisladas en un fondo blanco

La vitamina C pertenece a las vitaminas hidrosolubles. Para comprender un poco más el tema; este tipo de vitaminas se disuelven con gran facilidad en el agua, por lo que resulta fundamental ingerirlas continuamente.

Su presencia es requerida para que el cuerpo humano pueda ejecutar diversas reacciones metabólicas y de esta forma consiga preservar la integridad de los distintos sistemas que lo conforman.

Los seres humanos no somos capaces de sintetizar o producir nuestra propia vitamina C. Por lo que es importantísimo obtenerla a través de los alimentos que la contienen o suplementarla.

Otra razón para hacerlo es el hecho de que nuestro cuerpo no almacena vitaminas hidrosolubles, sino que al contrario elimina diariamente el excedente ingerido con ayuda del sistema urinario.

¿Cuál es la dosis diaria recomendada?

Bebés o lactantes: para los bebés la dosis diaria debe ser especificada por un médico pediatra (en función del peso y otras características físicas). Pero, para tener una idea edades comprendidas de 0 a 12 meses no deberían superarse los 50 mg por día.

Niños y preadolescentes: en el caso de los niños por lo general la dosis a partir del primer año y hasta alcanzar la pre-adolescencia (13 años), varía de 15 a 45 mg por día.

Adolescentes: de los 14 a los 18 años la dosis recomendada oscila entre 65 y 75 mg. Rara vez se recomienda una cantidad mayor.

Adultos: se recomienda ingerir por lo menos 90 mg diarios (hombres) y alrededor de 75 mg (mujeres), tomando como referencia un adulto sano. Vale resaltar que la dosis máxima diaria, tolerada por un adulto promedio es cercana a los 2000 mg.

Consideraciones especiales: embarazadas, madres amamantando, fumadores o personas con condiciones médicas particulares. Pueden llegar a ingerir hasta 125 mg por día, dependiendo del género sexual y las condiciones físicas.

¿Cuál es nuestro consejo? Para definir la dosis exacta que tu cuerpo necesita lo ideal es consultar a un especialista médico. ¿Por qué? esta persona está calificada para evaluar tu condición general y en función de ello definir cuál es la mejor dosificación para ti.

¿Quieres saber cómo puedes  alcanzar de manera fácil y sencilla la cantidad diaria requerida?, ten en cuenta los siguientes ejemplos:

  • Consumir el zumo de una naranja, mandarina o toronja por día.
  • Tomar una taza de fresas, cerezas o bayas silvestres.
  • Consumir un platillo mediano de ensalada de frutas.

Mujer con Plato de Frutas

  • Sustituir la merienda por un mango, un vaso de jugo de guayaba o una taza de melón.
  • También puedes acompañar el almuerzo o la cena con una ensalada de vegetales de diversos colores que incluya tomates, pimientos de colores, espinacas, brócoli, etc.

Como ves ¡es muy sencillo integrar en tu dieta la vitamina C!

Si además de ello quieres complementar tu ingesta diaria con vitamina A, D, E, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, y B12, te recomendamos ampliamente adquirir Suplemax.

Por otra parte, cuando vayas de compras, no olvides anexar en tu carrito tus frutas favoritas y comienza desde ahora a variar lo que consumes regularmente. A continuación te presentaremos una pequeña lista con los alimentos más ricos en vitamina C.

Frutas (especialmente las cítricas): naranjas, mandarinas, limón, limas, toronjas, nectarinas, fresas, papayas, grosellas,  melón, cerezas, kiwi, bayas silvestres, mango y guayabas.

Vegetales y verduras: apio, col de Bruselas, col rizada, pimientos de color rojo o verde, espinacas, coliflor, berro, tomate, repollo, brócoli, algas, acelgas, patatas y plátanos.

Hierbas, brotes y bulbos: cebollín, cilantro, perejil, estragón, albahaca, tomillo, brotes de alfalfa, brotes de nabo e hinojo.

Las bondades que la vitamina C aporta a todo el organismo

  • La vitamina C aumenta la capacidad de respuesta del sistema inmunológico para prevenir y combatir las enfermedades.
  • Reduce la formación de radicales libres, gracias a su acción antioxidante (lo que evita la destrucción progresiva de los glóbulos blancos).
  • Ayuda a mantener juntos los ligamentos, tendones, piel,  vasos sanguíneos y todos los demás órganos.
  • Ayuda a prevenir las enfermedades cardiacas y las enfermedades degenerativas.
  • Es coadyuvante en la síntesis del colágeno.
  • Reduce la inflamación.
  • Acorta el tiempo de recuperación de las enfermedades.
  • Previene el envejecimiento prematuro a nivel celular.
  • Su presencia en el organismo previene el escorbuto. Enfermedad asociada a la carencia de vitamina C.
  • Otro de los grandes beneficios de la vitamina C es su capacidad de aumentar  el número de glóbulos blancos.
  • Contribuye a mejorar la eficacia de las células.
  • Es beneficiosa para tratar la presión arterial elevada, la arteriosclerosis múltiple, la obesidad, el cáncer (dosis altas de vitamina C pueden llegar a destruir células cancerígenas) y otras complicaciones relacionadas con el sistema cardiovascular.

Peligros de no ingerir suficiente vitamina C

  • La carencia de vitamina C afecta la  integridad de los vasos sanguíneos, provocando una seria reducción de los mismos.
  • La persona que cuyo organismo carece de vitamina C posee mayor riesgo de padecer un accidente cerebrovascular.
  • Resequedad de las fibras capilares y del cuero cabelludo.
  • Desarrollo de escorbuto, una enfermedad que conlleva al empobrecimiento de la calidad de la sangre y a la aparición de manchas, úlceras bucales y episodios hemorrágicos.
  • Dificultad para superar el proceso de cicatrización e inflamación de las heridas y cortaduras.Imagen en primer plano de persona limpiando una herida en rodilla
  • La ausencia de vitamina C y de folatos pertenecientes al complejo B genera cuadros anémicos.
  • Mayor probabilidad de desarrollar infecciones en las mucosas, especialmente  a nivel bucofaríngeo.
  • Presencia de dolor en cartílagos y sistema músculo esquelético.
  • Debilidad dental.
  • Propensión a las hemorragias.

Suplemax para una nutrición completa y efectiva

  • Suplemax te proporciona 1000 mg de ácido ascórbico, que aparte de los beneficios ya mencionados, te ayudará a mantener estables tus niveles de colesterol  en sangre y a absorber mejor las sales minerales.
  • El cuerpo humano necesita todas las vitaminas que integran el Complejo B, para que el sistema nervioso, el sistema cardiovascular y el cerebro puedan llevar a cabo funciones necesarias para la vida. Este producto te ofrece: vitamina A, C, D, E, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, y B12.
  • El organismo requiere la presencia de los minerales para la formación de los huesos y para mantener activa la producción de hormonas (solo por mencionar algunas  de sus funciones). Suplemax contiene: magnesio, calcio, potasio, zinc y yodo, entre otros.
  • Además aporta ácidos esenciales y otros componentes que benefician tu salud, tales como: ácido para-aminobenzoico, bitartrato de colina, boro, inositol, lecitina de soya, bioflavonoides cítricos, complejo hesperidin, rutin, dihidrato de quercetina y arcilla de bentonita.
  • Contiene 25 mg de bromelina, una enzima de acción proteolítica,  que facilita la asimilación fisiológica de los aminoácidos.
  • Aporta el extracto concentrado de plantas y frutas con propiedades medicinales (polvo de cerezas y rosa canina). Las cuales brindan beneficios únicos a nivel orgánico.

¿Cómo fortalecer el sistema inmunológico mediante la alimentación?

  • Consume muchos vegetales de color verde y frutas frescas. Procura que sea en su estado natural y no en forma de productos envasados.  Por ejemplo, el zumo de alguna fruta o un vaso de jugo en horas de la mañana, harán maravillas por tu salud.

Alimentos Sanos Vegetarianos

  • Siempre que puedas ¡toma té verde!, te protegerá del envejecimiento prematuro, del cáncer, de las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Además, te ayudará a prevenir la debilidad ósea y muscular.
  • Porciones pequeñas de cebolla y ajo (crudos) consumidos de manera continua, te permitirán aprovechar el efecto antivirus  que ambos bulbos poseen. Y beneficiarán tu organismo con sus propiedades antioxidantes, anti colesterol, diuréticas y fluidificantes.
  • Enriquece tus postres, bebidas, infusiones y otros… adicionando miel y propóleos. Estos últimos son sustancias fabricadas naturalmente por las abejas, mediante el aprovechamiento de resinas y otros elementos provenientes de los árboles. El propóleo y la miel son excelentes antigripales y favorecen las vías respiratorias.
  • Mantén alto el nivel de proteínas que consumes, de manera tal que los nutrientes puedan llegar a la médula ósea y de esta manera el cuerpo pueda fabricar glóbulos blancos. Para ello elige  carnes magras, pescados azules, aves sin piel, lácteos y derivados.
  • La idea no es eliminar completamente las grasas sino: “Evitar las grasas saturadas que representan un riesgo para el corazón y el sistema cardiovascular”. Para lograrlo debes aprender a elegir las buenas como el aceite de oliva, el aguacate, el coco, los aceites de semillas orgánicas (maíz, ajonjolí, cártamo, trigo, etc.)
  • No elimines los carbohidratos, ellos son una buena fuente de energía, pero no exageres en las cantidades o de lo contrario tu cuerpo tendrá una menor cantidad de linfocitos T. lo cual hará que la respuesta de tu sistema inmune sea inferior.
  • Aprende a reconocer los alimentos que contienen antioxidantes. Estos se encuentran en las vitaminas, los minerales y diversos nutrientes que ayudan al organismo a “reparar” las células dañadas. Se recomienda ingerir vitamina A, C, E, beta carotenos, selenio y zinc. Puede encontrarlos en frutas y verduras o al ingerir Suplemax.

Datos curiosos, divertidos e interesantes

  • Las abejas emplean el propóleo (sustancia creada por ellas mismas) como medio de defensa ante el ataque de virus y bacterias. Curiosamente cuando los insectos quedan cubiertos de propóleo, no se descomponen y quedan completamente “embalsamados”.
  • La historia humana le debe a James Lind, un médico nacido en Escocia, el haber salvado en el año 1749 a centenares de marines, pertenecientes a la Royal Navy. Ya que (valiéndose de métodos científicos) logró demostrar que los limones curan el escorbuto “una enfermedad terrible” que cobró muchísimas vidas humanas.
  • Las vitaminas que consumimos fueron descubiertas ¡hace más de 100 años!, la palabra vitamina es un término compuesto que se conforma de dos vocablos latinos: vita y amina. El primero quiere decir “vida” y el otro se refiere a un término químico.
  • Al igual que la vitamina C la vitamina B12 es muy importante para la salud. La C forma glóbulos blancos y la B12 forma glóbulos rojos. Contrario a la procedencia de vitamina C; la B12 no se encuentra en las plantas, proviene de alimentos de origen animal.
  • Al exponernos al sol, nuestro cuerpo produce vitamina D, por lo que unos cuantos rayitos de luz natural en horas de la mañana o al final de la tarde ¡te harán bien! Solo ten cuidado de no exponerte en aquellas horas en las que éstos sean demasiado fuertes ya que pueden ocasionarte daño en la piel.Mujer y hombre joven toman un poco de sol, ideal para conseguir Vitamina D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *