Vitamina B3: Propiedades curativas de la niacina

Vitamina B3: Propiedades curativas de la niacina

Última actualización: 28-09-2018.  

De acuerdo con diversos estudios que se vienen realizando desde 1867 hoy en día conocemos el químico de la niacina y cuál es su comportamiento en el organismo.

Como dato curioso podemos podemos mencionar que según la NASA, la niacina es de origen extraterrestre y que llegó a la tierra por medio de meteoritos, del mismo modo que otras sustancias imprescindibles para el desarrollo de la vida.

Datos revelan que las explosiones de supernovas condensan nubes de partículas de polvo en el espacio que terminan cubiertas de hielo. Junto a la radiación se producen reacciones químicas que según los expertos producen moléculas orgánicas y entre estas encontramos la niacina.

Estas moléculas orgánicas viajan en forma de granos de hielo que luego impactan en la tierra como asteroides o meteoritos. Esta teoría da cuenta de este componente esencial para la vida.

Sin embargo, nuestro interés será conocer los detalles de la función orgánica de la vitamina B3 y la respuesta en nuestro cuerpo pues es reconocida como un compuesto vitamínico y energético.

Niacina contra la Pelagra y otras enfermedades

Nos referimos a la niacina como un compuesto de biomoléculas que pueden ser sintetizadas por el hígado a partir de un aminoácido llamado “triptófano”.

Este proceso de síntesis es orgánico, se da manera natural en nuestro cuerpo. También podemos tomar las cantidades requeridas a partir de los alimentos especialmente las proteínas o suplementos vitamínicos.

Existen alimentos como el atún, hígado y pollo ricos en vitamina B3, así como dietas con base en cereales integrales o enriquecidos. Podemos encontrar la niacina como producto en el mercado con otros nombres como: Amida de ácido nicotínico, Niacinamida, Nicotamida, Vitamina PP entre otros.

La deficiencia de vitamina B3 o niacina, como se define a partir de su nombre anterior ácido nicotínico+vitamina,  produce la enfermedad llamada “pelagra” o déficit de vitaminas, que se evidencia con manchas en la piel, desórdenes digestivos y nerviosos. Debido a esto se le conoce también como “PP” (protector de pelagra).

Las personas propensas a padecer de pelagra son aquellas que consumen escasa proteína. Los alimentos proteicos están constituidos por el aminoácido triptófano necesario para su síntesis. También las personas que sufren de alcoholismo suelen ser vulnerables.

De manera que sea de forma orgánica o sintética esta vitamina traerá beneficios para la salud, entre ellos el control del colesterol, prevención del Alzheimer, diabetes 1 y 2 entre otras enfermedades siempre que se tomen dosis recetadas correctamente.

Un régimen médico que incluya una dosis de vitamina B3 o niacina es capaz de regular la salud en pacientes depresivos, esquizofrénicos, seniles, con artritis, con pelagra e incluso con colesterol alto.

Beneficios que ofrece la vitamina B3

A continuación revelaremos sus beneficios para la salud y la razón de que algunos artículos médicos hablen de “La terapia de la vitamina B3”.

  1. Ayuda en la producción de energía para nuestro cuerpo, disminuyendo la fatiga y optimizando nuestro ánimo. Su acción enzimática es necesaria para  generar energía y para el crecimiento. Por este motivo es recomendable en dietas para deportistas. Además, es protagonista en la formación de glóbulos rojos  que envían oxígeno a los músculos y evitando la acumulación de colesterol en las arterias. Las vitaminas del Complejo B en general son esenciales para descomponer los carbohidratos en glucosa.
  2. Ayuda a la síntesis de hormonas sexuales, cortisol, tiroxina e insulina.
  3. Regula el nivel de insulina en el páncreas. La nicotinamida, la forma de niacina más soluble, frena la destrucción del páncreas y no causa dilatación de los vasos sanguíneos.
  4. Es recomendada para los diabéticos a disminuir los niveles sanguíneos de homocisteína (ácido sulfuroso).
  5. Garantiza la buena circulación de la sangre y reduce la acumulación de colesterol en las arterias. En dosis grandes la niacina puede: elevar el colesterol bueno y  reducir triglicéridos y colesterol malo, en general toda la grasa presente en la sangre. Bloquea al hígado en su producción de colesterol.
  6. Evita el mal aliento.
  7. Previene la caída del cabello si se consigue en dosis adecuadas.
  8. Evita enfermedades del corazón y ataques cerebrales.
  9. Permite mantener la piel sana, evitando la formación de afecciones y daños cutáneos.
  10. Funciona como protector solar y luz infrarroja. Protege la piel del calor. Es un antioxidante natural y retarda el envejecimiento cutáneo. La cosmetología la usa para evitar las arrugas gracias a su capacidad de humectación.
  11. A su vez evita el cáncer de piel.
  12. También reduce la producción de pigmentos no deseados producidos en las capas más profundas de la piel. Reduce color amarillento en la cara, manchas, líneas de expresión flacidez y la sensibilidad en la piel. Reduce también la producción de grasa cutánea.

Niacina para el sistema nervioso

La niacina es importante para la síntesis de otros compuestos en el organismo como la serotonina. También evita alteraciones neuronales y  mantiene la acción coordinada de las hormonas que influyen directamente en nuestro comportamiento y nuestra salud mental.

La deficiencia de niacina puede provocar desequilibrios importantes en el sistema nervioso.

El Doctor Abram Hoffer, bioquímico y psiquiatra, nos reseña sus investigaciones sobre la medicina farmacéutica y su preocupación por las enfermedades mentales que se han desencadenado  como trastornos regulares desde hace unas décadas.

En el documental titulado: “Una cura para la esquizofrenia que nos están ocultando” podemos conocer los aportes tan importantes de la niacina dosificada como tratamiento para algunos trastornos mentales.

Es recomendable conocer este tipo de investigaciones alternativas que revelan las deficiencias de la medicina tradicional y ofrece esperanzas a aquellos que buscan soluciones reales.

Ver documental aquí. 

Otras vitaminas que pueden ayudarnos a equilibrar nuestro sistema nervioso y alejar el estrés y la ansiedad son el complejo B, vitamina A y vitamina C.

El secreto de todo se encuentra en tomar consciencia sobre los nutrientes que necesita nuestro cuerpo. Mirar los alimentos como la materia que hará funcionar nuestros “engranajes” o por el contrario imposibilitará su desenvolvimiento.

La niacina también puede ser un aliado para combatir el insomnio.

Alimentos ricos en niacina

Una dieta equilibrada supone un porcentaje de proteína, grasas y carbohidratos, vegetales, legumbres y frutas, según el requerimiento de cada persona. No podemos conseguir todas las vitaminas en un alimento por lo que es importante conocer las proporciones que encontramos en la comida habitual.

Los requerimientos vitamínicos varían de acuerdo a la edad y etapa de cada individuo. Por ejemplo, una mujer joven necesita especial atención en vitamina B2 o ácido fólico mientras que una mujer embarazada aumenta su necesidad de complejo B en su totalidad.

De esto dependerá nuestra buena salud.

A continuación nombraremos algunos alimentos ricos en vitamina B3 y los porcentajes que contienen:

Pescados: 20%-100%

Carnes: 20%-40%

Arroz: 35%

Pan Integral: 37%

Tomate: 4%

Maíz: 12%

Guisantes: 14%

Aguacate: 12%

Champiñones: 24%

Maní: 86%

Zanahoria: 7%

Melón: 5%

Los multivitamínicos

Los multivitamínicos son compuestos sintéticos de vitaminas y minerales requeridos por nuestro organismo que podemos encontrar como un solo producto conteniendo en sí varias vitaminas.

Sólo se requiere tomar en pastillas o tabletas cuando se presenta un déficit nutricional, es decir, cuando debemos aportar algún nutriente faltante a nuestra dieta.

Podemos encontrar en el mercado distintos productos comerciales sugeridos por nutricionistas que asimilemos para llenarnos de energía y vitalidad.

Estos multivitamínicos suelen incluir el complejo B: La tiamina, riboflavina, vitamina B3 niacina, ácido pantoténico, biotina, vitamina B6, vitamina B12 y folato.

Sin embargo, es recomendable el consumo natural de estos nutrientes por medio de los alimentos, dietas multivitamínicas y bebidas verdes energizantes.

Dosificación de niacina

En una dieta de 2000 kcal es recomendable consumir 20 gr diarios de niacina. Sin embargo, estos cálculos se adecúan por edades de esta manera:

0-12 meses: 2 a 4 mg

1-13 años: 6 a 12 mg

Hombres: 16 mg

Mujeres: 14 mg

Embarazadas: 18 mg

En período de lactancia: 17 mg

El límite máximo tolerable para la niacina es de 35 mg al día. Está disponible sin receta hasta 400 mg. Se recomienda empezar ingiriendo pequeñas dosis y aumentarla lentamente. Junto a algunos fármacos orales puede acentuar y mejorar la eficacia de los mismos.

La niacina está aprobada por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

Existen distintas dosificaciones según el requerimiento de convalecencia física. Para equilibrar el colesterol se requieren grandes dosis de niacinamida, con estatinas puede disminuir el riesgo de sufrir efectos cardiovasculares; una dosis de 3000 mg al día se utiliza en forma de tabletas de 500gr para el tratamiento desinflamatorio de la artritis.

Combinar la toma de niacina con aspirina puede contrariar sus efectos secundarios. Comer pequeñas comidas bajas en grasas y evitar las calientes y picantes al momento de ingerirla también ayuda.

En la terapia ortomolecular, que resulta de un tanteo de vitaminas y minerales en el cuerpo, la niacina es uno de los aportes más importantes.

Vitamina B3 en el embarazo

Estudios recientes han confirmado los beneficios de la vitamina B3 en el desarrollo del feto. Además que gracias a que este compuesto funciona como reparador del ADN y ayuda a la comunicación celular logra evitar enfermedades congénitas.

Las mujeres embarazadas son propensas a sufrir de una baja de niacina a partir del tercer trimestre, por lo que es recomendable consumir suplementos alimenticios que la contengan para gozar de buena salud y evitar abortos espontáneos. Sin embargo, deben evitarse altas dosis de niacina.

Ingesta y déficit de niacina en las mascotas

Otro dato interesante es que este compuesto también es referido en las dietas de los animales, por lo que su déficit afecta igualmente la salud de los mismos.

En perros y gatos se conoce que la niacina puede mejorar el metabolismo y la carencia de ella en su organismo podría acarrear la enfermedad llamada “lengua negra” que consiste en pérdida de peso hasta llegar a la anorexia, sangrado por las heces, inflamación en las mucosas entre otros síntomas. Incluso en los cerdos puede ocasionar dermatitis y enteritis.

La mayoría de las dietas de los gatos deben ir fortificadas con niacina con la ingesta diaria de un porcentaje de proteína.

Contraindicaciones de la ingesta de vitamina B3

El efecto secundario conocido por la ingesta de grandes cantidades de niacina es el llamado “flu”. Se trata de un enrojecimiento de la cara con calor, escozor y hormigueo. En pequeñas cantidades no se ha registrado otro síntoma.

Se logra minimizar este molesto síntoma parecido a una alergia favoreciendo la adaptación a la niacina mediante la ingesta de dosis en aumento de forma lenta. Los productos de niacina de liberación prolongada son altamente eficaces.

Se recomiendo comer alimentos bajos en grasas y evitar comidas calientes o picantes antes de tomar el tratamiento.

Aunque no podemos evitar este efecto en ciertos niveles de ingesta no pasará mucho tiempo en que cese el malestar. Es bueno tener un poco de paciencia para aprovechar los beneficios.

El efecto del rubor por niacina se produce a partir de 100 mg en adelante y puede extenderse a pecho y brazos y desaparecer máximo a dos horas.

Se debe informar al médico tratante si se padece de:

Diabetes.

Alguna alergia.

Medicinas, vitaminas, drogas y suplementos dietéticos que se ingieran.

Problemas hepáticos.

Problemas de la vesícula.

Afección cardíaca o estomacal.

Existen medicinas que generan reacciones a la vitamina B3 como los antibióticos, medicina para el Parkinson, tuberculosis o la toma de anticonceptivos a base de estrógeno. Estas interacciones pueden aplacar los efectos de la niacina por lo que se requieren mayores dosis de la misma.

La niacina puede causar en altas dosis malestar estomacal, náuseas y vómitos  que podrían activar úlceras gástricas.

No se conocen daños hepáticos mas es recomendable revisar la función hepática durante el tratamiento con más de 500 mg de niacina de tiempo prolongado.

Las vitaminas del complejo B son necesarias en la descomposición de proteínas y grasas y el procesamiento de la glucosa. Deben tener precaución aquellas personas que llevan un control de la glucosa pues el consumo de niacina incrementa una pequeña cantidad en sus niveles sobre todo en aquellas que padecen de diabetes tipo 2.

Es posible que genere efectos visuales en estos pacientes como visión borrosa y doble, mas no es común y tiene carácter irreversible.

En una revista realizada al Dr. George W. Yu ha compartido su tratamiento liberador de toxinas que combina niacina, ejercicios y sauna para purificar nuestro cuerpo por medio del sudor.

Interacción con otros componentes y recomendaciones

El cinc pronuncia el efecto “flu” de la niacina al igual que el consumo de alcohol.

El cromo descontrola los niveles de azúcar, por lo que se recomienda medir los niveles si se consume niacina pues pueden  en conjunto bajar su nivel.

Junto a suplementos dietéticos o medicinas para la tensión arterial podría generar un efecto de presión arterial baja.

Los anticoagulantes al cumplir su función junto a la ingesta de niacina podrían producir sangrado.

Al consumir medicamentos para el control del colesterol es importante medir el consumo de niacina.

La niacina puede inhibir la eficacia de los medicamentos para la gota en pacientes que tengan dicha enfermedad por lo que se sugiere aumentar la dosis de medicina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *