¡Véase joven sin cirugía!: ejemplos de antioxidantes eficaces

¡Véase joven sin cirugía!: ejemplos de antioxidantes eficaces

Última actualización: 28-08-2018. Equipo Nutricioni

Nuestro organismo realiza procesos increíbles sin darnos cuenta, uno de ellos es la regeneración de los tejidos de la piel. Sin embargo, en algún punto de la vida este proceso se hace lento y todo cambia. En este artículo te explicamos cómo evitarlo y te daremos los mejores ejemplos de antioxidantes.

Es cierto que hoy día existe un sinfín de tratamientos estéticos, suplementos vitamínicos y bebidas para disminuir los estragos de la vejez y mejorar la calidad de vida.

Sin embargo, estos tienen alcance limitado y los efectos de la edad no tardan en aparecer, ya que la vejez es un proceso natural y progresivo del ser humano.

Tampoco tenemos poderes como los súper héroes para vernos siempre jóvenes, aunque quisiéramos. En este punto los antioxidantes cumplen un papel fundamental.

Los antioxidantes pueden definirse como aquellas moléculas fabricadas por el organismo para retrasar o detener la oxidación de otras moléculas.

En este proceso las moléculas pierden uno o más electrones, por lo general ocasionado por los radicales libres, los cuales son sustancias químicas altamente reactivas. Éstas implantan oxígeno en las células generando la oxidación de las mismas, además de modificaciones en el ADN que apresuran el envejecimiento del organismo.

El cuerpo produce radicales libres al convertir en energía los alimentos consumidos para controlar ciertos procesos. El control de la musculatura, eliminar bacterias y regular otras actividades de los órganos son algunos de ellos. Por otro lado, también produce antioxidantes para desechar aquellos radicales libres que sobran debido a su alto nivel de agresividad.

En este sentido, los antioxidantes pueden preservar e incluso hasta revertir algunos de los daños causados a las células. Asimismo, al exponerse al sol moderadamente, tener una alimentación sana y dejar hábitos dañinos como fumar, usted también puede contribuir a verse bien y saludable.

Dieta saludable rica en antioxidantes: ¡sin dejar de comer!

Actualmente existe un gran número de enfermedades que afectan a la población mundial  en la edad madura y según estudios realizados los antioxidantes tienen un significativo potencial para minimizar su desarrollo.

Una manera de suministrar antioxidantes a nuestro cuerpo de forma sencilla es a través de suplementos dietéticos que contienen minerales, fibra y vitaminas. También ayuda el consumo de ciertos alimentos.

¡No te enrolles! Haciendo una buena selección de ellos puedes verte bien y saludable sin ganar kilitos de más. Y mejor aún, sin necesidad de pasar largos períodos sin comer. Gastar mucho dinero recurriendo al quirófano y someterse al temido bisturí, ya no será tu única opción.

¡Busca en tu despensa!. Estos son los alimentos que puedes incluir en tu dieta a partir de ahora: las frutas y verduras en sus diferentes colores, semillas, granos enteros y las nueces, las cuales suministran una buena cantidad de nutrientes.

Otros alimentos que puedes incluir en tu menú son el café, la berenjena, el jengibre, la cebolla, el perejil, coliflor, té y los cítricos. Algunos de los antioxidantes que están contenidos en los alimentos son el betacaroteno, licopeno, luteína y selenio.

Para obtener betacaroteno debe consumir frutas y verduras de colores. Entre las frutas podemos mencionar están los albaricoques, melocotones, melones y los mangos. No olvide consumir verduras como el brócoli, los guisantes o las zanahorias o incluso algunas verduras de hoja verde tales como las hojas de espinaca y de remolacha.

La sandía o patilla, los tomates y albaricoques contienen otro antioxidante conocido como licopeno.

La luteína está contenida en los vegetales de hojas verdes como el brócoli, la espinaca, los guisantes, la lechuga, el maíz y las naranjas.

La pasta, el pan y los cereales (lo que incluye el maíz, el trigo y el arroz) son ricos en selenio. Los productos de origen animal, entre ellos la carne, el pavo, pollo y el pescado también se incluyen en este grupo.

No podemos dejar de lado los frutos secos, las legumbres, los huevos y el queso. Y si se te complica un poco, te recomendamos el suplemento CelProtek que satisface una buena medida de selenio.

Lucha invisible: las vitaminas vs. el envejecimiento

Tal vez hemos tenido por mucho tiempo la idea de que las vitaminas son esenciales para los niños en etapa de crecimiento para que tengan un buen desarrollo.

Y estamos en lo cierto, pero con frecuencia olvidamos que en la edad madura el cuerpo va perdiendo fuerza y habilidades. Entonces se hace necesario suministrar vitaminas que frenen el efecto de los años.

Las vitaminas no sólo las obtenemos comprando cápsulas en farmacias y droguerías. En realidad, muchos de los alimentos que ingerimos a diario aportan a nuestro organismo una dosis de ellas. En las siguientes líneas te presentamos las vitaminas que te ayudarán en la medida posible a tener una apariencia joven y saludable:

Vitamina A. Esta vitamina la podemos encontrar en los lácteos, es decir, la leche, la mantequilla, los huevos, así como también en el hígado y las zanahorias. La vitamina A es la indicada cuando se trata de mantenimiento de la piel.

Ella interviene en la regeneración de los tejidos corporales y es muy útil para el cuidado de las uñas, los dientes y el cabello. Incluso protege los huesos y contribuye a mejorar la visión.

Vitamina C. Su fuente principal se encuentra en la mayoría de las frutas y verduras. Entre las frutas tenemos los melones, las naranjas, la lechosa o mejor conocida como papaya, el limón, la fresa, el mango, y los kiwis. Le recomendamos comer vegetales para una mayor absorción de esta vitamina: brócoli, coliflor, repollo y tomates.

La vitamina C o ácido ascórbico ayuda a fortalecer los tejidos y que los huesos (incluyendo los dientes) se mantengan sanos. Esto es debido a que contribuye a la formación de colágeno.

Vitamina E. Esta vitamina ayuda a proteger la pérdida de memoria y otros deterioros mentales asociados a la edad. Se puede obtener consumiendo frutos secos y semillas, como por ejemplo las almendras, nueces o avellanas. Coma vegetales como la hoja de espinaca y la lechuga y aceites vegetales y aceites de semillas, como el germen de trigo y maíz, el girasol.

También puedes asegurarte con el suplemento CelProtek que contiene varios antioxidantes, entre ellos, la vitamina E.

Riesgos de automedicarse: tome medidas de prevención

Muchos de nosotros en algún momento nos hemos realizado un diagnóstico basándonos en lo que sentimos o lo que otros nos dicen. Todos tenemos la tendencia de seguir a otros, por lo que es muy fácil seguir recomendaciones que los médicos han recetado a sus pacientes. Pero recordemos que cada individuo es distinto y más que mejorar nuestra situación pudiéramos agravarla.

Los expertos en salud recomiendan una dieta balanceada que incluya verduras y frutas frescas, ya que muchas de estas contienen antioxidantes naturales. Los suplementos también contienen vitaminas, fibras y minerales que favorecen la salud.

Sin embargo, muchos antioxidantes no son regulados por la Administración de Medicamentos y Alimentos y por tanto no son equilibrados. Sea cuidadoso al tomar la dosis recomendada en la etiqueta, ya que incluso es posible que los datos suministrados no sean correctos.

Otro aspecto importante y de seria consideración es que no todos responden a los tratamientos de la misma manera. Lo que a algunos les beneficia a usted le podría desfavorecer. Cada organismo es único y tiene sus particularidades. Además, algunos interfieren si está tomando otros medicamentos.

Es por ello que si está pensando en apegarse a algún tratamiento le recomendamos que consulte a un médico que evalúe su situación. Él puede ayudarle a determinar cuál es el suplemento adecuado para usted.

Esto es debido a que la composición química  de cada antioxidante es distinta. Y aunque todos le ayudarán a mejorar su salud, una dosis alta de ellos puede hacerle daño. Recuerde que los antioxidantes no impedirán al 100% las enfermedades crónicas.

Enfermedades causadas por deficiencia o exceso de antioxidantes

Cada día nuestro cuerpo se expone a un ambiente con mayor cantidad de factores que contribuyen a la oxidación celular, lo que acelera el envejecimiento.

Algunos de esos factores no los podemos controlar, como la contaminación del ambiente. Pero hay otros en que sí, como la exposición al sol sin protección de los rayos UV, a los pesticidas, el uso del tabaco o sustancias químicas.

El estrés crónico es otro factor determinante si usted se expone a largos períodos de presión, sea en el hogar o en su lugar de trabajo. Recuerde mantener la calma, ya que según especialistas en el área, existen numerosas enfermedades relacionadas al estrés oxidativo.

Este proceso se denomina así porque a partir de la edad madura el mecanismo natural del cuerpo humano para mantener a raya las sustancias oxidativas, va perdiendo el equilibrio.

En este punto deja de producir antioxidantes en la misma proporción como lo hacía durante la niñez y la juventud.

Es por ello que los radicales libres (sustancias oxidativas) comienzan acumularse dentro de las células, generando daños que pueden llegar a ser irreparables.

CelProtek es un suplemento que te ayuda a evitar que esto suceda.

Entre las enfermedades relacionadas a este proceso están algunos cánceres y la diabetes. También se encuentran enfermedades neurodegenerativas tales como Alzheimer y Parkinson, patologías cardiovasculares y hasta complicaciones reumáticas.

En cuanto a la carencia de vitamina C, esta puede producir una enfermedad llamada escorbuto, la cual produce puntos rojos en la piel y otros efectos.

Por otro lado, todo en exceso es malo, y esto también se aplica al abuso de ingesta de antioxidantes.

Se ha comprobado que altos niveles de antioxidantes en el cuerpo puede aumentar el riesgo de enfermedades. Por ejemplo, consumir altas dosis de beta caroteno puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón en personas que fuman.

También podemos mencionar que personas con dosis elevadas de vitamina E son propensas a contraer cáncer de próstata o incluso de ataque cerebral, como por ejemplo un derrame.

Un exceso de vitamina A puede producir lesiones en la piel, es decir, el efecto contrario que si lo consumiéramos en la cantidad correcta.

¡No olvide el ejercicio!: es un generador natural de antioxidantes

Uno de los estímulos que han acompañado al hombre durante toda su historia es la necesidad de ejercitarse. De hecho, realizar actividad física de manera regular es un hábito altamente recomendado para combatir procesos oxidativos como el envejecimiento.

Sin embargo, cuando el ejercicio es muy exigente y se somete el cuerpo a períodos de entrenamiento largo e intenso supone una actividad metabólica aumentada del oxígeno.

Esto quiere decir, que se genera una mayor producción de radicales libres. Es por ello que por mucho tiempo se pensó que la actividad física era el mayor generador de estrés oxidativo.

Pero el organismo se defiende con antioxidantes que los neutralizan y esto a su vez ocasiona un retraso en la oxidación de las moléculas y evita la lesión de los tejidos.

Esta dualidad en las respuestas oxidativas se debe a que cada tipo de ejercicio, que varía en intensidad y duración genera en el metabolismo del oxígeno diferentes respuestas y adaptaciones.

Contrario a lo que se pensaba, estudios realizados en los últimos años han demostrado que podemos generar más antioxidantes que sustancias con capacidad oxidativa.

Esto puede ser así independientemente del sexo, la edad, el volumen, la intensidad o incluso el tipo de ejercicio que se realice.

De este modo, terminamos  creando una situación positiva en la lucha contra el envejecimiento de las células.

Aún así, alrededor del 30% de la población mundial adulta no se ejercita lo suficiente, sino que llevan estilos de vida sedentarios. Esto los hace más propensos a tener altos niveles de colesterol, hipertensión y numerosas patologías que los que realizan actividad física con regularidad.

Así que si quiere sentir que aún conserva la energía y vitalidad que hace unas décadas atrás, organice un horario que le permita ejercitarse. No sólo conservará una buena figura, sino que además estará ayudando a su organismo a mantenerse joven y saludable.

Lo que usted no sabía… Datos interesantes

  • La falta de vitamina en el cuerpo puede provocar una mala absorción de las grasas o hasta puede generar enfermedades crónicas del hígado.

  • La vitamina C no es sintetizada por el organismo, por lo que debe ser incluida en la dieta.

  • La deficiencia de beta carotenos puede generar ceguera nocturna y menos resistencia las infecciones

  • Los arándanos poseen propiedades antioxidantes capaces de retardar el proceso de envejecimiento del cerebro.

  • Las manzanas rojas contienen los antioxidantes esenciales así como las vitaminas necesarias para ser incluidas en la dieta.

  • Una fuente inestimable de antioxidantes la posee el chocolate negro, incluso contribuye a bajar los niveles de presión arterial. La dosis recomendada es de 20 a 30 gramos diarios.

  • Para tener una mente joven es necesario tener una dieta cargada de vitamina C, E y selenio, acompañada de otros minerales.

  • Alrededor del 50% de las personas que superan la edad de 75 años presentan disminución del sentido dela vista. Evítalo incluyendo en tu dieta carotenoides y vitaminas C y E.

  • Los minerales antioxidantes, entre ellos el selenio y el zinc ayudan a restituir la pérdida del sabor generado por la vejez.

Después de analizar toda esta información, podemos concluir que los antioxidantes pueden ser fabricados por las propias células o bien pueden obtenerse a través de dietas o suplementos.

Éstos contribuyen a retardar el proceso de oxidación de las células neutralizando los radicales libres, por lo que podemos mantener una apariencia joven por más tiempo.

Un suplemento recomendado es CelProtek por tener los antioxidantes necesarios, porque incluye las vitaminas y minerales que regulan el sistema inmune.

Además, no es necesario pasar por cirugías o dietas estrictas, ya que los antioxidantes y vitaminas están presentes en la mayoría de los alimentos que consumimos a diario.

Y si desea tomar algún suplemento, no olvide consultar con su médico. Él es el único que puede indicarle cuál es el antioxidante adecuado y las cantidades que puede ingerir.

Así logrará llevar una vida más saludable y será menos propenso a enfermedades propias de la vejez. Y no deje de hacer ejercicio, sea en el gimnasio o en el hogar para mantener resistencia física y una buena figura.  

Recuerde ¡verse joven y saludable está en sus manos!.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *