¡Urgente! Tienes que conocer los síntomas de la osteoporosis

¡Urgente! Tienes que conocer los síntomas de la osteoporosis

Última actualización: 23-11-2018. Equipo Nutricioni

Los síntomas de la osteoporosis es algo que debemos conocer e identificar para que podamos advertir su presencia en nuestro organismo.

La osteoporosis es una condición patológica que afecta los huesos. En ella, se produce una reducción de la densidad ósea.

Como consecuencia las cavidades existentes en el interior del hueso, se hacen más grandes y numerosas, dándole al tejido una consistencia “porosa”.

De esta forma, el hueso se hace más débil y, por lo tanto, más susceptible de sufrir quebraduras producto de golpes o presiones sobre el mismo, debido a que se vuelve mucho más frágil.

Los huesos se renuevan constantemente mediante un ciclo que consiste en la creación de huesos nuevos a la vez que se reabsorben los huesos viejos.

Mientras somos jóvenes, en este ciclo se cumple que la regeneración de los huesos sea más rápida que la pérdida de masa ósea, por lo que la misma aumenta considerablemente.

Este ciclo cumple estas características hasta que cumplimos aproximadamente los 30 años de edad, y llegando a su pico más alto cerca de los 20 años.

Sin embargo, en la medida en que envejecemos, este ciclo se revierte y entonces perdemos más tejido óseo que aquél que nuestro cuerpo puede regenerar.

Para una persona con osteoporosis, una caída, o inclusive algo tan normal y cotidiano como toser o agacharse, puede causar una dolorosa fractura.

Las más comunes ocasionadas por esta condición son las de columna vertebral, las de muñecas y las de caderas.

Estas últimas se consideran las de mayor gravedad, debido a que pueden ocasionar postración temporal o permanente, además de intervención quirúrgica obligatoria.

En una gran medida, la posibilidad de sufrir de osteoporosis viene dada por la cantidad de masa ósea que logramos obtener y desarrollar en la juventud.

Mientras más masa ósea alcanzamos obtener en esta etapa de nuestras vidas, menores posibilidades tendremos de adquirir esta enfermedad y viceversa.

Por lo tanto, si pensabas que este tema les concierne sólo a las abuelitas, pues te cuento que estás en un craso error.

Sigue leyendo y comprenderás por qué la osteoporosis debe ser de nuestro interés, aún en nuestras tiernas primaveras.

¿Por qué a mí? A qué se debe la osteoporosis

La osteoporosis, como ya vimos, se puede adquirir o desarrollar como producto de un proceso natural del cuerpo, como lo es la regeneración y desecho de tejido óseo.

Con el paso de los años, nuestro cuerpo pierde la capacidad de regeneración, pero mantiene o incrementa la de desecho.

Es allí cuando esta enfermedad, puede aparecer y cambiarnos la vida.

Pero, además, también hay ciertos factores que pueden favorecer el desarrollo de la misma, de los cuales algunos se pueden controlar y otros, no tanto.

Veamos cuáles son:

El género. Las mujeres tenemos más propensión a presentar osteoporosis que los hombres.

La edad. Mientras más años tenemos, mayor es el riesgo de presentar la enfermedad.

La raza. Algunas razas poseen una tendencia mayor a desarrollar la enfermedad como las personas asiáticas y las blancas.

Los antecedentes familiares. Si algún familiar cercano como hermanos o padres sufren de esta enfermedad y además presentaron fractura de cadera, tú también estás en riesgo.

La estatura. Las personas de baja estatura suelen presentar un riesgo mayor de sufrir de osteoporosis que aquellas que son muy altas, ya que su masa ósea es menor.

Las hormonas. Los bajos niveles de hormonas sexuales debilitan los huesos.

En el caso de la mujer, por la baja de estrógenos por la menopausia y en el caso de los hombres, por la baja de testosterona por la andropausia.

Los altos niveles de la hormona tiroidea también pueden causar pérdida de masa ósea.

Así que, si sufres de hipertiroidismo o tomas altas cantidades de esta hormona, vigila tus huesos.

El bajo consumo de calcio. Es esencial durante toda nuestra vida consumir suficientes cantidades de calcio.

Su bajo consumo, promueve la disminución de la masa ósea a una edad temprana, incrementando el riesgo de osteoporosis en los años dorados.

El riesgo de sufrir fracturas también se incrementa significativamente.

La alimentación inapropiada. Una alimentación insuficiente, reducida en extremo en calorías y nutrientes puede provocar una disminución considerable del peso corporal, lo que debilita nuestros huesos.

Las intervenciones quirúrgicas gastrointestinales. Las reducciones de estómago o la eliminación parcial de los intestinos, reduce el área disponible para la absorción de nutrientes, entre ellos, el calcio.

Detectando la osteoporosis y sus síntomas

En realidad, la osteoporosis en sus etapas iniciales no presenta síntomas.

La reducción de la masa ósea no ocasiona ningún malestar, dolor o sensación en particular.

Es por ello, que debemos estar atentos a la misma, pues cuando presenta algún síntoma, es porque su estado ya presenta un avance significativo.

Algunos de los síntomas que te pueden alertar de su presencia son:

La fractura de alguna vértebra. Lo que suele ocasionar fuertes dolores de espalda.

Pérdida de estatura. Al perder progresivamente masa ósea, nuestro esqueleto va perdiendo centímetros de altura.

Postura encorvada. El esqueleto pierde densidad y, por ende, la fuerza necesaria para mantener erguido el cuerpo, lo que ocasiona que el mismo se doble.

Fracturas frecuentes e inesperadas. El hueso al volverse poroso, adquiere una contextura como de galleta, haciéndose frágil.

Cualquier golpe o movimiento, por muy leve que parezca, puede terminar en fractura.

En realidad, las fracturas que ocurren con mayor frecuencia son las de muñeca, vértebras y cadera.

Estas últimas son las que se consideran de mayor gravedad, ya que su atención requiere de

Intervención quirúrgica.

Es por ello, que los tiempos de recuperación son prolongados, ocasionando que la calidad de vida de la persona afectada, se reduzca de una manera considerable mientras se recupera y a veces lo hace de forma permanente.

El diagnóstico de esta enfermedad, hoy en día, se realiza a través de un procedimiento sumamente sencillo, no invasivo como lo es la densitometría ósea.

La densitometría ósea consiste en la obtención de una imagen del hueso, ya sea por rayos X, isótopos radioactivos o ultrasonido, para determinar la cantidad de calcio presente en los mismos.

Dichos valores se comparan con los determinados por la Organización Mundial de la Salud, considerados como normales en jóvenes adultos sanos.

Por lo general, esta prueba es de rutina para hombres y mujeres después de los 50 años.

Esto, debido a que la radiografía simple, no muestra la osteoporosis, sino hasta que esta se encuentra demasiado avanzada.

¿Cómo combatir la osteoporosis sin fármacos?

La mejor manera de combatir la osteoporosis es a través de una buena alimentación.

Ingerir los alimentos indicados, en la cantidad y frecuencia necesarias para este fin, nos permitirán mantener fuerte nuestro esqueleto a cualquier edad.

También consulta a tu médico para que te oriente en cuanto al consumo de suplementos como  Osteo Vigor.

Mujer joven sosteniendo una capsula mientras sonríe y tiene un vaso de agua

Esta maravillosa fórmula te proporciona la dosis diaria requerida de vitaminas y minerales para mantener tus huesos protegidos y en perfecto estado.

A continuación, te mencionamos algunos alimentos que te ayudarán a mantener unos huesos sanos y fuertes:

Vinagre. Aderezar tus alimentos con vinagre, te ayudará a extraer el calcio de los mismos.

También agregar un poco a las sopas, extraerá el calcio de los huesos de las presas de pollo o carne que hayas puesto en ella.

Convierte al vinagre en un ingrediente principal en la preparación de tus comidas.

Cambur. También conocido como banana o plátano.

Esta fruta ayudará a tu cuerpo en el proceso de regenerar la masa ósea.

Numerosos estudios comprueban que las personas que consumen altas cantidades de este mineral poseen huesos más fuertes en su columna y caderas.

Margarina. La margarina contiene vitamina D.

Consume una cucharadita baja en grasas para adquirir esta vitamina que ayuda al calcio a fijarse en tus huesos y, por ende, a fortalecerlos.

La mejor fuente de vitamina D es la proveniente de la radiación solar.

Toma baños de sol en la mañana de 7am a 9am aproximadamente y en las tardes a partir de las 4 pm.

¡Más ayuda!

Zumo de naranja. La vitamina C contenida en esta fruta, es requerida para la regeneración de los huesos.

Por lo tanto, es un importante aliado para prevenir la osteoporosis.

Consumirlo a diario con una dosis de calcio, te permite obtener una excelente cuota de nutrientes que van directo a tus huesos.

Manzanas. Las manzanas contienen boro. Este mineral permite mantener el calcio en el cuerpo y por ende a mantener el buen estado de los huesos.

Puedes consumir boro en otros alimentos como uvas, dátiles, pasas, peras y melocotones.

También en frutos secos como avellanas, maní y almendras.

Leche. Por supuesto que el consumo de un vaso de leche al día te aporta aproximadamente 300 mg de los 1.000 o 1.200 mg de calcio que tu cuerpo necesita consumir diariamente.

Por lo que el consumo diario de productos lácteos, pueden ser una fuente importante de obtención de este mineral.

Tanto así, que el yogurt es una excelente alternativa, pues al no contener lactosa, puede ser consumido hasta por las personas que son intolerantes a la misma, sin sufrir sus molestas consecuencias.

Consúmelo con cereales y frutas o conviértelo en un delicioso aderezo.

Probióticos

¡A prevenir la osteoporosis!

Una persona adulta y sana requiere consumir 1.000 mg de calcio al día.

Cada individuo según su edad, sexo y estilo de vida, tiene unos requerimientos de calcio particulares.

Por ejemplo, una mujer embarazada, en lactancia o menopáusica requiere al menos 1.500 mg al día, por lo que debe consumirlo en comprimidos.

Esta cantidad de calcio puede tener su fuente en los alimentos consumidos en la dieta diaria o a través de suplementos, los cuales deben ser indicados por un médico especialista.

El calcio en nuestro cuerpo tiene la particularidad de que no se almacena, por lo que su consumo debe ser constante.

Si existiese una deficiencia de calcio en la sangre, es el hueso el que cubre esa deficiencia, disminuyendo su cantidad de calcio y perdiendo su densidad, lo que podría ocasionar la osteoporosis.

También es importante destacar que existen algunos malos hábitos que pueden incrementar la posibilidad de padecer osteoporosis.

Algunos de ellos son:

Un tipo de vida sedentario. Aquellas personas que en su vida diaria llevan a cabo poca actividad física o permanecen largos períodos de tiempo sentados, tienen mayores posibilidades de sufrir de osteoporosis.

Realizar a diario actividades físicas programadas puede contribuir a fortalecer los huesos y evitar la reducción de la masa ósea.

Sin importar cuando comiences, la actividad física es algo que ayuda a tus huesos.

Ahora, por supuesto que es mejor si hacemos de este un hábito de vida desde muy jóvenes y hasta el fin de nuestras vidas.

Debemos alternar ejercicios de equilibrio, de fuerza, de soporte y de peso.

La combinación de todos ellos, nos permiten fortalecer todos los huesos de nuestro cuerpo, previniendo posibles fracturas.

Los ejercicios de equilibrio, ayudan a prevenir caídas, de forma particular, en la tercera edad.

Así que ¡A activarse!

Consumo excesivo de alcohol. Los altos contenidos de alcohol en el organismo, impiden el proceso normal de formación de hueso nuevo.

Por lo tanto, pasarse de copas con regularidad puede llevarte a sufrir de osteoporosis. Dos copas diarias, es el límite recomendado.

Tabaquismo. Este hábito causa interferencias en el proceso de absorción del calcio en nuestro cuerpo.

Esto incrementa la pérdida de masa ósea lo cual se agrava con el pasar de los años.

Un remedio estelar para combatir la osteoporosis está en tu nevera…

Ya hemos visto que nuestro principal aliado en la lucha contra la osteoporosis es una buena alimentación.

Por lo tanto, es de esperarse que este fabuloso remedio sea algo que podemos encontrar fácilmente en el almacén de la esquina y que podemos conservar sin problemas en nuestra nevera y/o despensa.

Sólo requieres agua caliente, almendras y leche.

Deja las almendras remojando en agua caliente durante toda la noche. Una pequeña cantidad de almendras será suficiente (de 5 a 10 almendras).

Al día siguiente toma un vaso de leche de tu preferencia (se recomienda descremada o baja en grasas) e incorpora las almendras remojadas incluyendo el agua.

Licúa todo y bébelo en ayunas. Esta bebida sabe deliciosa y te brindará gran parte de la ingesta de calcio que requieres en un día.

Mujer sonriendo y joven bebe leche de un vaso de vidrio. Ideal para conseguir calcio

Estos dos alimentos, son unos de los que mayor contenido de calcio poseen y además las almendras aportan muchos otros beneficios a nuestro organismo, como aceites no saturados y antioxidantes.

Todos estos beneficios adicionales convierten a este remedio casero en una de las estrellas más rutilantes del firmamento naturista.

Se debe a que, con él, logras combatir la osteoporosis, controlar el colesterol y cuidar tu piel, todo al mismo tiempo.

¡Así que no lo desaproveches y comienza a consumirlo desde hoy mismo!

La naturaleza nos provee de múltiples soluciones para cualquier tipo de afecciones, siendo siempre éstas, las mejores alternativas a la hora de cuidar de nuestra salud.

Osteo Vigor es un suplemento elaborado a partir de elementos naturales que nos ayuda a proteger y fortalecer nuestro esqueleto.

¿La osteoporosis se cura?

El tratamiento para la osteoporosis es largo y requiere de mucha constancia y disciplina.

La consistencia al cumplir el mismo es lo que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Dejar de hacer lo necesario, aunque sea un día, para mantener la ingesta de calcio en los niveles requeridos, implica que el cuerpo lo tome de los huesos.

Sabiendo que esto provoca su debilitamiento por la merma de la masa ósea, nos encontraríamos en posición de perder la batalla contra la osteoporosis.

Por lo tanto, es de vital importancia cuidar tanto la ingesta de calcio como la de los componentes necesarios para su absorción y fijación.

Sufrir de osteoporosis no necesariamente se traduce en la imposibilidad de dar fortaleza a los huesos, caminar tranquilamente y con seguridad, dando movimientos firmes y sin riesgos de sufrir fracturas.

Se puede incrementar la calidad de vida tomando el tratamiento adecuado para cada caso en particular y con los debidos cuidados al punto de lograr, inclusive, curar esta enfermedad.

Padecer de osteoporosis no es una condición sencilla de tolerar, pues afecta a cada uno de los huesos de nuestro esqueleto.

Coloca al individuo en una sensación de fragilidad extrema que puede llevarlo a la paranoia, viendo en el entorno la más mínima amenaza.

El más ligero golpe puede tener las consecuencias más catastróficas.

¡Pero hay muy buenas noticias! Si te encuentras padeciendo esta enfermedad, de seguro este artículo te ha proporcionado la información necesaria para recuperar tu salud ósea.

También cuentas con maravillosos productos en el mercado como Osteo Vigor, que es un conjunto de vitaminas, aminoácidos y minerales que pueden ser un gran acompañante en la tarea de prevenir y combatir la osteoporosis.

Osteo Vigor le brinda a tu marco esquelético el crecimiento y la fortaleza para disfrutar de unos huesos saludables y una vida sin fracturas, en todo momento.

Así que no pierdas más el tiempo y pon en práctica todas las recomendaciones que aquí te hemos dado.

Tener un esqueleto tan fuerte como el diamante, es posible sin importar tu punto de partida actual, así que: ¡Manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *