Mujer joven con piel dorada brillante de maquillaje profesional, en cuerpo y labios también.

Una piel saludable, reflejo de cuidados y mimos

Una piel saludable, reflejo de cuidados y mimos

Última actualización: 21-11-2018. Equipo Nutricioni

La piel como órgano vital, envuelve a todo el cuerpo protegiéndolo de las condiciones climáticas así como del medio ambiente y de microorganismos peligrosos a la salud humana,  entonces lo mejor es que esté siempre saludable.

De la condición de la piel va a depender la integridad física de la persona, en gran medida, y del  cuidado diario de la misma.Mujer joven con piel dorada brillante de maquillaje profesional, en cuerpo y labios también.

Está conformada por múltiples células que a su vez crean diferentes tipos de tejidos, la epidermis y la dermis, y ambas envuelven a una tercera capa de grasa formando un solo sistema.

Estas células están en constante regeneración; en una persona joven puede tardar hasta 30 días y a medida que envejece se hace más lento el proceso pudiendo llegar hasta 50 días.

Aparte de las funciones ya mencionadas, en la piel se produce también la vitamina D, al ser expuesta al sol y de ahí enviada a todo el organismo.

De igual manera, la piel es el órgano regulador de la temperatura corporal y de eliminación de toxinas a través del sudor, el cual se expulsa por las glándulas sudoríparas.

También posee unas glándulas que producen una grasa que le permite a la piel ser impermeable y protegerla de la proliferación de hongos y bacterias.

Algo muy importante en la piel son unos receptores que le transmiten al cerebro las sensaciones de dolor, comezón, temperatura y presión,  que alertan a la persona ante cualquier situación de cuidado.

La grasa que almacena parte de la piel es importante porque el cuerpo la debe mantener como reserva de energía, así como de cierta cantidad de agua. Esta parte de la piel varía en grosor en todo el cuerpo y entre las personas.Anatomía de la piel humana en fondo blanco

La piel también logra una manera de comunicación con las demás personas al mostrar emociones,  es el caso que si hay vergüenza se pone colorada; con el nerviosismo transpira mucho y algunas situaciones erizan la piel y hasta puede alertar al palidecer de miedo o por alguna enfermedad.

El exterior no siempre es el mismo

Con los años la piel va disminuyendo sus cualidades, pero en la juventud también pueden aparecer daños a la misma producto de alguna enfermedad o condición especial, así como malos hábitos de vida. De igual forma hay una variedad  de pieles que requieren diferentes tipos de cuidados.

Hay personas en las que su piel puede ser grasosa o seca en una gama de grados, pieles muy blancas o muy oscuras que se van a comportar de manera diferente ante factores externos como el sol.Retrato de mujer con diferentes tonos de piel, juventud, en fondo blanco

A las enfermedades propias de la piel se les denomina dermatitis y hay especialistas médicos para tratarlas, los dermatólogos.

En una misma persona aparte de tener diferente espesor, la piel también varía de textura y color y el paso del tiempo va acentuando estas características, al igual que ciertas enfermedades. Todo esto puede ser un indicador de la salud que se tiene de manera general.

Un aspecto muy importante desde el punto de vista social es que la piel, en conjunto con el pelo o cabello, permiten identificar a una persona; a veces una persona muy demacrada es difícilmente reconocida por un familiar o amigo.

Entonces mantener saludable la piel es un acto vital para la supervivencia del ser humano.

El bienestar se exterioriza

Existe una serie de hábitos de vida que permitirán, a pesar del paso de los años, que la piel no se deteriore tan rápidamente. Una alimentación equilibrada es básica en estos cuidados, además de una serie de aspectos que conlleven a tener una buena salud integral como:

  • Protegerse de la luz del sol en aquellas horas del día que más afectan o usar protector solar si se va a exponer por demasiado tiempo.

  • Evitar exceso de alcohol y el consumo de cigarrillos.

  • Dormir el número de horas adecuado.

  • Mantenerse suficientemente hidratado.

  • No exponerse a agentes tóxicos o contaminantes.

  • Controlar en lo posible el estrés y realizar ejercicios físicos.

  • Evitar una mala alimentación, pobre en nutrientes y abundante en alimentos altamente procesados.

  • No descuidar ciertos problemas médicos.

  • En el caso de la mujer, no usar algunos cosméticos de mala calidad o por tiempo prolongado durante el día.

  • Mantener la piel limpia, para evitar que los poros se tapen y pueda respirar y cumplir su función de eliminación de impureza, así como exfoliarla de vez en cuando para eliminar las células muertas.

  • Tomar en cuenta que algunas enfermedades, aparte de lo que implica en la salud general, pueden evitar la asimilación de nutrientes básicos para la piel.

Mujer Maquillando su RostroComer  bien es verse mejor

Una dieta sana incluye alimentos de todos los grupos básicos, así se garantiza la ingesta de todos los micronutrientes necesarios para una salud óptima.

Los componentes básicos que suministran los alimentos, permiten a la piel tener una buena capacidad de autorreparación, así como un buen volumen, suavidad y flexibilidad. Entre estos alimentos  se tienen:

  • El pescado,  por su contenido de omega 3, no sólo es un buen nutriente para la piel, sino para todo el organismo.

  • Aquellos vegetales de color verde oscuro como las espinacas, col rizada y hojas de remolachas, podrían ayudar en la regeneración y crear defensas contra los radicales libres, causantes del envejecimiento y enfermedades.

Imagen de remolacha en diferentes presentaciones

  • Alimentos con  contenido de vitamina C, como las naranjas, limones, guayabas, etc., son básicos para estimular la producción de aminoácidos, fundamentales en la producción de colágeno.

  • Otras frutas en la defensa contra los radicales libres son las bayas, frambuesas y moras azules.

  • El ajo ayuda a la piel en la reparación de sus tejidos, ya que contiene azufre, elemento importante en la salud de la piel así como también la taurina.

  • En general, existen otros nutrientes fundamentales para la piel, la vitamina A, presente en alimentos color verde y naranja oscuro como las zanahorias, calabazas, espinacas, etc.

  • Las proteínas como las de las carnes, huevos, leche y sus derivados, etc., son fundamentales en el proceso de formación y regeneración de la piel.

  • La vitamina B3, de igual manera, puede ser básica, contenida en legumbres, semillas, frutos secos y cereales integrales, etc.

  • La vitamina E juega un rol importante en combatir los radicales libres y se puede conseguir en semillas como la de girasol, en nueces, almendras y avellanas y aceites como el de maíz, germen de trigo y soya.

  • La coenzima Q10 se encuentra en todas las células del cuerpo; son fuente rica de ésta los alimentos de origen animal, como el hígado, corazón y riñones, pescados como el atún, salmón y las sardinas. Igualmente se puede conseguir en frutos secos, aceite de soya y las espinacas.

La piel  avisa cuando no se encuentra bien

Ante cualquier señal de quebranto de salud por la razón que sea, siempre es recomendable asistir a la consulta médica. No obstante una serie de características que se presentan en la piel, pueden ser indicativo o bien de problemas en la misma o dentro del organismo.

Con el paso del tiempo la producción de colágeno y elastina van disminuyendo, y la piel poco a poco va dejando de ser suave, lisa y tersa.

Ilustración sobre la piel, con arruga y sin arrugasUn problema de cicatrización, aparte de enmascarar otras afecciones, puede ser indicativo de que la piel está perdiendo la cantidad y calidad de estas dos proteínas.

Básicamente, en el rostro se pueden ver reflejados los bajos niveles de las proteínas antes mencionadas, al presentarse un aspecto demacrado alrededor de los ojos, mandíbula y cuello.

La presencia de granos, espinillas y acné en edades fuera de la adolescencia, son indicativos de que existen problemas en la producción de colágeno. Entre otros signos, se pueden mencionar:

  • Flacidez debido a la pérdida de elasticidad.

  • Piel frágil, áspera y que presenta un colorido diferente.

  • La aparición de las llamadas líneas de expresión muy marcadas en edades temprana.

  • La aparición de celulitis o la famosa piel de naranja.

  • Agrandamiento de aquellos puntos negros ya existentes.

  • La piel se va volviendo transparente al hacerse más delgada.

  • Posible aparición de algunos tumores benignos.

  • Presentar manchas, erupciones, enrojecimientos, picor, etc.

  • La caída del cabello, ya que los folículos del pelo están muy relacionados a la buena salud de la piel.

  • La aparición de verrugas de manera rápida y continua es señal de presentar problemas dermatológicos.

  • Presentar tiña o pie de atleta, son síntomas de que la piel está enferma con hongos.

  • En el caso de las mujeres, estar atentas a los cambios hormonales, que de igual manera afectan el proceso regenerativo de la piel.

Cuerpo por dentro y por fuera: las dos caras de la moneda

Como  ya se había indicado, una persona puede tener alguna condición o enfermedad en su organismo sin saberlo o sin presentar mayores señales. Se debe tomar en cuenta que algunas enfermedades internas del cuerpo se van a manifestar en la apariencia de la piel.

Por esto es de suma importancia que la persona no descuide estas señales de alerta temprana que el cuerpo expresa. Entre algunos de los problemas internos, se señalan:

  • Problemas en los intestinos, cuando el tránsito de los alimentos en esta zona es demasiado lento, se puede presentar una acumulación de toxinas que harán lucir una piel manchada, opaca o grasosa.

  • Una afección en las glándulas suprarrenales, puede producir un desequilibrio hormonal que se reflejará seguramente en la piel.

  • En el organismo existen dos órganos fundamentales encargados de la depuración del mismo, si el hígado y los riñones no funcionan correctamente, esto repercutirá en una piel poco saludable cargada de toxinas.

  • Las personas con problemas de la tiroides, normalmente van a presentar una piel opaca, seca y arrugada, además de presentar erupciones con mucha comezón.

  • Se debe saber que la ingesta de algunos medicamentos para alguna afección en particular, puede afectar la apariencia de la piel.

  • Una persona desnutrida, evidentemente va a mostrar un mal aspecto en su piel.

Remedios caseros que la piel agradece

Cuando se haya descartado que no se presenta una condición importante que afecta la salud en general, existen algunos consejos que se han usado por tiempo inmemorial para lucir una piel agradable a la vista, en la comodidad del hogar.

No debe importar si se es hombre o mujer, al momento de querer presentar una mejor fachada al mundo, algunas recomendaciones que se pueden hacer en casa pueden funcionar:

  • Para hidratar la piel lo mejor y más económico es tomar suficiente agua.

  • Suplementarse si se sabe que se lleva una dieta desequilibrada, lo cual es una manera fácil y sencilla como con productos como  Piel Perfecta.
  • Hacer mascarillas para la cara con ingredientes casero como la soda, limón, ajo, etc.

  • Exfoliar la piel con esponjas durante el baño con algunos ingredientes como la sal, azúcar, café, miel, etc., pero tampoco abusar de este recurso.

  • Usar desmaquillador natural como la leche aplicada con algodón.

  • Recurrir a relajantes masajes corporales.

  • No intentar reventar las espinillas o comedones con las uñas, ya que producirían infecciones.

  • No depilar con ceras calientes muy seguido, de igual manera no usar continuamente las pinzas y desinfectarlas ante de su uso.

Cuando la apariencia es importante

Firmeza, suavidad, resistencia y elasticidad, características que denotan una piel saludable y en ello van de la mano algunos componentes fundamentales en la estructura interna de este órgano.

El colágeno quien da unión y fortaleza a los tejidos, la elastina que le brinda elasticidad y suavidad y el ácido hialurónico que provee de buena hidratación, son los responsables directos de la salud de la piel.

Cuando en la piel disminuyen estos elementos es cuando se muestra flácida y arrugada y presenta dificultad en la cicatrización de las heridas. Todos estos son signos típicos del envejecimiento.

Dependiendo del cuidado que se tenga en general con la salud, estas características no deseables serán en mayor o menor grado. No es el descubrimiento de la fuente de la juventud eterna pero sí una manera de tener y mostrarse con una buena apariencia ante la vida.

Por motivos biológicos es natural que con el paso del tiempo estos componentes disminuyan en cantidad y calidad, pero se puede ayudar al cuerpo al darles los nutrientes requeridos para mantener unos buenos niveles por el mayor tiempo posible.

A los buenos hábitos y una buena alimentación, se le suma la incorporación de suplementos que ayuden al organismo en la producción de estos elementos vitales en la buena salud de la piel como Piel Perfecta.

Es bien sabido que las vitaminas, enzimas y minerales en ellos contenidos son excelentes para la producción de colágeno, por ejemplo.

El cuerpo humano posee una gran variedad de tipos de colágeno, y en la piel se presentan varios de ellos, por eso es esencial una buena alimentación y cuando se requieran suplementos nutricionales son fundamentales en la producción  de los mismos.

Suplementos: Belleza y salud en un solo paquete

Cuando se sabe que la alimentación no es lo más saludable y balanceada posible, los suplementos vienen a ser un apuntalamiento en la salud de la piel. En el mercado existe una gran variedad con diferentes componentes dirigidos especialmente a la salud de la misma, como el Piel Perfecta.

Éstos poseen muchos micronutrientes que a veces no es posible obtener por la razón que sea, de la alimentación. Por lo general, contienen la gran mayoría de vitaminas, minerales, enzimas y otros elementos necesarios para la piel y el resto del organismo.

La persona debe consultar con un profesional médico o nutricionista en cuanto al mejor producto que le conviene según las deficiencias presentada en su cuerpo. Existen suplementos para la salud en general del cuerpo y otros dirigidos específicamente a algún órgano como en este caso la piel.Medico nutricionista realizando un informe

Es así que se van a conseguir algunos con nutrientes especiales como el colágeno, el ácido alfa lipoico, ácido hialurónico y el licopeno como los contenidos en  Piel Perfecta, los cuales son fundamentales para mantener una piel bella y saludable.

Algunas recomendaciones al momento de escoger y comenzar una terapia con suplementos:

  • Siempre consultar con un profesional médico antes de comenzar cualquier tratamiento.

  • Revisar las etiquetas, eso permitirá conocer el contenido para saber hasta qué punto contiene todo lo que necesita y por si se es sensible a algunos de sus componentes.

  • Saber cuándo, cómo y por cuánto tiempo debe tomarlo para aprovechar mejor sus propiedades.

  • Conocer de posibles interacciones con medicamentos que esté tomando al momento de iniciar la terapia.

  • Siempre acompañar con una buena alimentación y buenos hábitos de vida como el ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *