Mujer joven con rostro de dolor debido a un malestar en la muela

Tu rostro saludable con productos hidratantes para la cara

Tu rostro saludable con productos hidratantes para la cara

Última actualización: 01-12-2018 por Editora Sara.

La piel independientemente que sea seca, grasa o mixta puede atravesar por procesos de deshidratación. La ausencia de agua en la piel  es un problema pero, afortunadamente, existen productos hidratantes para la cara que alivian esta situación

La deshidratación en el rostro se evidencia por la disminución del esplendor. La persona que sufre este problema tiene la sensación de tirantez  en el rostro de una manera intensa y persistente.  

Por lo general, después de realizar la higiene en el rostro la piel se torna tirante e incluso pueden aparecer escamas. Asimismo, es importante aclarar que el problema de deshidratación no debe relacionarse con algún tipo de piel seca.

Mujer joven con rostro de dolor debido a un malestar en la muela

La piel deshidratada es una condición transitoria y se puede revertir a través del uso de tratamientos adecuados. Se puede definir como la alteración de la capa superficial de la epidermis por la falta de agua.

La disminución del agua en el organismo altera la función de barrera de la piel.

Algunos expertos consideran que la deshidratación es uno de los problemas más comunes de la piel. Generalmente, suele confundirse con otras enfermedades de la misma.

La hidratación se ha convertido en la base de los productos cosméticos, puesto que ayuda a mantener la piel sana manteniéndola con brillo y elasticidad.

La importancia de la hidratación facial se debe fundamentalmente al aumento de los niveles de agua en la piel, formación del colágeno y fibras elásticas. Además, permite a la piel liberarse de contaminantes y de impurezas ya que estos elementos extraños hacen que la piel luzca opaca, sin brillo y escamosa.

Causas que pueden originar la deshidratación facial

Como es bien sabido el agua es un elemento fundamental en la vida de los seres humanos.

El 65% del peso total en los adultos está compuesto por agua y de ese porcentaje se encuentra concentrado en la piel el 15%. De esta manera, el agua se desplaza desde la dermis hasta la superficie. Este proceso se conoce como la pérdida insensible de agua o (PIA).

La capa superior de la epidermis o capa córnea se encuentra protegida por una película hidrolipídica en la superficie y es la que detiene el proceso de evaporación. En los casos donde se altera esta barrera fisiológica la piel se reseca, por lo tanto, el agua que se encuentra en la dermis no circula hasta la epidermis.

Esta situación es generada por factores como los factores ambientales, factores externos, factores emocionales, productos farmacéuticos y cosméticos.

Las circunstancias que dan lugar a la aparición de la deshidratación son los baños en las piscinas, cambios del entorno laboral, gel o jabón irritante, enfermedades, así como la exposición a temperaturas extremas o  ausencia de humedad en el ambiente.

El uso de los cosméticos que disminuyen el nivel de agua en el organismo también favorece la aparición de la deshidratación.

Entre los factores ambientales que desencadenan la deshidratación facial se encuentran lo cambios de temperatura, el viento, la contaminación, los rayos ultravioleta. Los factores externos se refieren al consumo de alcohol y tabaco. Los factores emocionales que generan deshidratación son el estrés, el agotamiento.

Los medicamentos recetados para los problemas de acné y el uso de productos cosméticos con ingredientes agresivos favorecen a la deshidratación facial.

Síntomas de la deshidratación facial 

Los principales síntomas de la deshidratación facial son la descamación, la piel apagada y la tirantez.

La descamación es uno de los síntomas que más caracterizan a la deshidratación. La piel apagada viene acompañada por un rostro cansado y ojeras que, la mayoría de las veces, se confunden con síntomas de estrés. Sin embargo se debe a la escasez de agua en el organismo.

Es por esta razón que se debe consumir agua debido a que la piel generalmente pierde medio litro diariamente.  

La hidratación de la epidermis es generada por dos elementos: el agua estática y el agua que circula. La hidrorregulación es un proceso que permite el equilibrio entre estos dos elementos.

En el  proceso de hidrorregulación intervienen tres factores:

  • Factores naturales de hidratación.

  • Los lípidos de la capa córnea.

  • Las acuaporinas.

Los factores naturales de hidratación son las moléculas que asientan el agua en la capa córnea, se conocen como humectantes. Los factores naturales más comunes son la urea y el ácido láctico, la glicerina y el xilitol;  ambos usados en la elaboración cosmética.

La capa córnea se encuentra estructurada por las células que no cuentan con núcleos creados por lípidos. Estos lípidos desempeñan un papel importante en la integridad de la capa córnea y para su función de barrera.

Cuando estos lípidos se deterioran o disminuyen, aumenta la pérdida insensible de agua, por ello la piel con buena hidratación debe tener la capacidad de retener el agua.   

Las acuaporinas consisten en los canales por donde circula el agua en la parte interior de la epidermis. Las vitaminas y minerales son transportados por la sangre hasta la dermis. Además, llegan a todas las capas superficiales de la piel a través de las acuaporinas.

Hidratantes para la cara para lucir un rostro saludable

Existe una variedad de productos naturales en el mercado que pueden ayudar a hidratar la piel facial.

Uno de los pasos elementales para atacar el problema de la deshidratación facial,  es el de los cambios de hábitos alimenticios.

Incluir el uso de aceite de oliva, aceite de almendras, sábila o aloe vera, la clara de huevo y consumir alimentos ricos en Vitamina E.

Entre los hábitos alimenticios que más se deben practicar encontramos el  consumo de alimentos saludables para la piel.

Los alimentos deben proporcionar vitaminas y antioxidantes que eviten un deterioro prematuro en el cutis y que permitan lucir una piel joven durante el transcurso de los años.

  • El aceite de oliva aporta una variedad de beneficios a la piel ayudando a reducir las arrugas, gracias a sus propiedades hidratantes y a las grasas esenciales que contiene. Una de las mejores formas de usarlo es como desmaquillante.  
  • El aceite de almendras tiene propiedades hidratantes, sus nutrientes constituyen un excelente remedio para el rostro, de igual forma se puede usar como desmaquillante.
  • La sábila es uno de las plantas más usadas para combatir el problema de la deshidratación. Sus propiedades regeneradoras de las células ayudan a eliminar las manchas, cicatrizar y brindar una apariencia saludable a la dermis.
  • La clara de huevo sobre el rostro proporciona una piel más tersa y rejuvenecida.

En casa se pueden preparar mascarillas para aplicarlas sobre el rostro con productos ricos en vitamina E.

Ingerir ocho vasos de agua en el día es importante para la hidratación de la piel.

Un hábito que es  necesario eliminar es el uso del cigarrillo, puesto que incrementa la formación de los radicales libres.

La protección de la piel contra los rayos ultravioleta es importante convertirla en un hábito.

Vitaminas en los productos hidratantes para el rostro

Gracias a las bondades de la naturaleza se encuentran una variedad de hierbas y alimentos que contienen vitaminas para mantener un rostro hidratado.

Las vitaminas son las sustancias orgánicas que le permiten al ser humano el buen funcionamiento del metabolismo y que muchas veces se deben consumir de fuentes externas puesto que el organismo no es capaz de sintetizarlas

Cada vitamina actúa en el cuerpo humano de manera diferente, por lo tanto, no se puede sustituir una por otra.

Las vitaminas se encuentran clasificadas en dos grupos: liposolubles e hidrosolubles.

  • Las vitaminas liposolubles son aquellas que son solubles en la grasa, por lo tanto se relacionan con la grasa de los alimentos y se absorben con ellas. Entre este grupo de vitaminas se encuentran las vitaminas A, D, E y K.  
  • Las vitaminas hidrosolubles son solubles en el agua y se encuentran en alimentos de origen vegetal y animal. Estas vitaminas deben ser ingeridas diariamente puesto que el organismo no tiene la capacidad de almacenarlas.

El grupo de vitaminas  hidrosolubles está formado por las vitaminas C, B1, B2, B6, niacina, B12, ácido fólico, biotina y el ácido pantoténico.

Los ingredientes que se usan en los remedios caseros para las arrugas son ricos en algunas vitaminas.

  • El aceite de oliva es rico en vitaminas A, D, E y K; mientras que el aceite de almendras contiene vitaminas A, B y E.
  • La sábila contiene vitamina A, complejo B en especial la B3, B9 y B12, vitamina C y vitamina E.
  • La clara de huevo es rica en vitaminas del complejo B.

Beneficios de las vitaminas en los productos hidratantes

La  vitamina A  juega un papel importante en la salud de la piel que cubre el rostro.Tiene propiedades antioxidantes que protegen la piel de los radicales libres activando el colágeno, lo cual revierte el daño celular. De esta manera el cutis no envejece de forma prematura.

Favorece al crecimiento y reparación de los tejidos del organismo y mantiene la piel suave, sana y firme. Es por estas razones que una deficiencia de vitamina A genera resequedad en la piel y envejecimiento prematuro.

El complejo B , especialmente las vitaminas B3, B9 y B12, actúa de manera favorable en la piel que cubre el rostro. La belleza del rostro no solo depende de los cosméticos y de las cremas que se aplican sino también de los hábitos alimenticios.

Consumir vitaminas del complejo B tiene por ventaja regenerar las células.

La niacinamida o Vitamina B3 actúa como un protector para la barrera de la piel, estimulando la regeneración celular y mejorando la circulación sanguínea.

La Vitamina B-12 tiene propiedades para mantener la piel joven, suave y tersa.

La vitamina C es un elemento principal para mejorar la apariencia de la dermis. Además, ayuda a combatir los problemas de la piel opaca, falta de luminosidad y aspecto cansado.

La vitamina E proporciona brillo a la piel y es un buen hidratante.

Capsulas de color naranja con las iniciales de las vitaminas pertenecientes al complejo B

La vitamina K tiene por función revitalizar la piel proporcionándole un aspecto saludable con brillo y con signos de hidratación.

La vitamina D aumenta la producción del colágeno, lo cual previene las arrugas y la flacidez.

Minerales en los productos naturales

Los minerales son sustancias de carácter nutricional y de origen inorgánico. Constituyen parte de los tejidos vegetales y animales. En los alimentos se encuentran en cantidades muy pequeñas.

Una dieta balanceada puede proporcionar la cantidad mínima necesaria para el organismo.

Los minerales más abundantes en el cuerpo son el calcio y el fósforo.

Los minerales se encuentran clasificados en tres grupos: mayores, traza y otros minerales.

  • Los mayores son los que se encuentran en los tejidos corporales en cantidades importantes, entre ellos  calcio, fósforo, potasio, azufre, sodio, cloro y magnesio.
  • Los traza son aquellos que desempeñan funciones importantes y específicas en el organismo. Entre los minerales traza se encuentran: hierro, manganeso, cobre, yodo, cobalto, selenio, zinc. Cromo, flúor y molibdeno.
  • Los otros minerales se han detectado en el organismo a través de los análisis de los tejidos. Se desconoce la función específica de cada uno en el cuerpo humano. Entre estos minerales se encuentran: aluminio, arsénico, bario, bromo, boro, cadmio, plomo, níquel, silicio, vanadio y estroncio.

Los ingredientes que se usan en los remedios caseros para las piel son ricos en algunos minerales. El aceite de oliva es rico en hierro; mientras que el aceite de almendras contiene calcio, potasio y magnesio.

Entre los minerales que contiene la sábila se encuentran calcio, magnesio, hierro, manganeso, potasio, sodio y zinc.

La clara de huevo es rica en sodio, potasio, fósforo y calcio.

Beneficios de los minerales para la piel

  • El calcio es un mineral muy importante en la piel, al aplicarlo directamente sobre la piel aporta una hidratación al rostro y actúa como un elemento esencial en el metabolismo de las células.

El consumo de calcio evita que se formen las enzimas que hacen que se degraden las fibras elásticas. Proporciona beneficios a la piel estimulando la producción de colágeno haciendo que luzca tersa y sana.

Ilustración de la piel de una mujer con el signo del colageno

El calcio es un buen estimulante para la producción de los lípidos intercelulares. Por lo tanto es un buen regenerador de las células nuevas.

  • El magnesio es un estimulante del metabolismo de las células, desintoxica la epidermis e incrementa la hidratación de las células mientras promueve el crecimiento sano de los tejidos de la piel.
  • El hierro es un mineral que produce la hemoglobina, sus bajos niveles hacen que el rostro luzca pálido y que se genere un cuadro anémico.
  • El manganeso es un elemento importante de la enzima antioxidante. A través de esta enzima el manganeso protege a las células del daño de los radicales libres.
  • El potasio es un mineral que ayuda a humectar la piel, previene las arrugas manteniendo una piel radiante y joven.
  • El sodio es un mineral que tiene la capacidad de reducir o eliminar las células muertas  de la piel. De esta manera aporta lucidez al rostro manteniéndolo más radiante e hidratado.
  • El zinc hace que el rostro luzca rejuvenecido y revitalizado; protege al rostro de los rayos solares, aclara e hidrata la piel. Además, incrementa la síntesis del colágeno y del nuevo tejido en la piel.   

El tratamiento recomendado para mantener un rostro hidratado

Uno de los mejores tratamientos para mantener un rostro saludable  y bien hidratado es Piel Perfecta, una mezcla de vitaminas y minerales que tienen propiedades antioxidantes e hidratantes. Entre las vitaminas que lo conforman se encuentran las vitamina A, B3, C y E.

Los minerales que se encuentran presentes en Piel Perfecta están incluidos en uno de sus poderosos ingredientes como las pencas de aloe vera, ricas en calcio, magnesio, manganeso, zinc, hierro, potasio y sodio.

Otro de los ingredientes de Piel Perfecta es el colágeno el cual tiene propiedades importantes en la piel, entre ellas la hidratación, manteniéndola suave

El ácido hialurónico actúa como hidratante de la piel regularizando la superficie y aportando un aspecto más saludable y rejuvenecedor, este elemento se encuentra en los ingredientes de Piel Perfecta.

El ácido alfalipoico es un poderoso ingrediente para la salud de la piel que actúa como antioxidante. Facilita la reducción del daño ocasionado por radicales libres y promueve la producción de colágeno. Asimismo, ayuda a regenerar la piel.

Piel Perfecta cuenta con ingredientes naturales como lo son las semillas de uva, las hojas de té verde, los granos de café verde y la cúrcuma.

Las semillas de uva tienen propiedades antioxidantes que ayudan a combatir los síntomas de la deshidratación facial. De esta manera la piel se rejuvenece de forma natural, ya que le aportan elasticidad y suavidad.

Uvas, hojas de uvas y semillas de uvas en superficie beige

El té verde contiene catequinas que mejoran la capa que protege la piel, conservando su humedad y manteniéndola hidratada.

Los granos de café verde son es ricos en antioxidantes, reducen los efectos dañinos en la piel provocados por los radicales libres. Asimismo, contienen ácidos grasos y ésteres  como  ácido oleico y ácido linoleico que ayudan a disminuir la flacidez de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *