anatomia del cerebro en un dolor de cabeza

Traumatismo craneal: riesgos y obstáculos a enfrentar

Traumatismo craneal: riesgos y obstáculos a enfrentar

Última actualización: 23-01-2019. Equipo Nutricioni

Cuando este órgano vital sufre una agresión al igual que nuestro cráneo o los vasos sanguíneos presentes dentro de la cabeza, podremos considerarlo como traumatismo craneal.

Las lesiones pueden ser de manera externa, fácilmente observable por nuestros ojos o internamente que solo se podrá identificar a través de una tomografía.

Esta clase de daño es muy serio y debe prestarse mucha atención, ya que existe un aproximado de 20.000 muertes al año en personas víctimas de ciertos incidentes.

Otra cifra muy similar son las personas que llegan a sobrevivir pero manifiestan discapacidades físicas por causa de traumatismos serios.

Con la participación de diferentes aminoácidos como la L-arginina, la L-glutamina y la creatina, CreaNitro favorece a la recuperación de diferentes daños en nuestro cerebro.

Las diferentes causas que manifiestan un traumatismo craneal están condicionadas a la edad de la víctima, siendo una caída como la primera causa de lesión cerebral.

Tanto en niños menores de 14 años como en adultos mayores de 65 años, existe 50% o más de casos que una caída llega a generar lesiones en el cráneo.

Como segunda causa que puede provocar un traumatismo cerebral serio están los accidentes automovilísticos, llegando incluso a dejar saldos de muerte en sus víctimas.

Un golpe directo y contundente en la cabeza ya sea por un obstáculo móvil o estático, es la segunda causa de lesión cerebral en los niños.

Las lesiones craneales se pueden clasificar en 3 tipos llegando a ser leves, moderados y graves. Estas se llegan a catalogar después de un examen motor, verbal y ocular utilizando la escala de Glasgow.

Según esta escala, si obtenemos una puntuación de 13 a 15 se considera una lesión leve, de 9 a 12 la lesión es moderada y de 8 a menor esta lesión es grave o severa.

Traumatismo cerebral: su naturaleza y cómo nos pueden llegar afectar

Dependiendo del accidente o golpe sufrido es el daño que se puede llegar a manifestar internamente reflejando lesiones en el cuero cabelludo, el cráneo o el cerebro.

Este puede ser un pequeño bulto en la superficie de la cabeza o algo más serio que llega a manifestar problemas en nuestro cerebro.

El golpe o traumatismo sufrido en la cabeza puede ser abierto o cerrado, y en cada uno de ellos deja un daño distinto en la estructura ósea del cráneo.

El traumatismo cerrado sucede cuando experimentamos un golpe pero este no llega a fracturar el cráneo, sin embargo, el traumatismo abierto si llega a manifestar fractura craneal.

En muchos casos el objeto extraño que provocó el traumatismo abierto puede llegar a penetrar el cerebro, causando mucho daño interno.

Estos golpes o traumatismos craneales pueden manifestar, como ya dijimos, fracturas en el hueso craneal, heridas en la superficie del cuero cabelludo o hemorragias.

Un traumatismo cerebral hace que nuestro cerebro sea sacudido.

El sangrado es algo que sucede en la parte interna de la cabeza, específicamente en la superficie cerebral. Puede llegar a posicionarse en alguna de las distintas capas que cubre nuestro cerebro.

Estas hemorragias o hematomas son la hemorragia subaracnoidea, hematoma extradural y hematoma subdural.

Ellas deben ser tratadas de inmediato ya que pueden amenazar la vida del lesionado.

CreaNitro cuenta con la participación de compuestos naturales como el tribulus terrestris, la ornithine alpha-ketoglutarate y la creatine pyruvate, efectivos para la restitución de ciertas funciones cerebrales.

Las personas más vulnerables que sufren traumatismos en la cabeza son los infantes. Esto puede suceder por accidentes en el hogar, accidentes laborales y deportivos, agresiones, caídas y accidentes de tránsitos.

La mayoría de las veces en que nuestra cabeza padece de un traumatismo, no resulta ser grave, esto es porque nuestro cráneo es un casco que evita un daño serio.

Primeros auxilios. ¿Qué debemos hacer para salvar una vida?

reanimacion cardiopulmonar, Mujer joven que da primeros auxilios al hombre inconsciente en piso

Cuando una persona es víctima de un traumatismo craneal, lo más importante es identificarlo y realizarle los primeros auxilios antes de referir a un centro médico.

Entre las señales que pueden llegar a manifestar una persona con una lesión leve, moderada o grave, está la sensación de somnolencia, vómitos frecuentes, un brazo o pierna con dificultad de movimiento.

Comportamiento anormal, coloración oscura en el borde del ojo, dolor intenso en la cabeza o alrededor del cuello, etc.

Los primeros auxilios que se le deben realizar es verificar el buen funcionamiento de las vías respiratorias, la pulsación y la circulación sanguínea.

De ser necesario se le debe administrar la reanimación cardiopulmonar si hay problemas de los latidos del corazón o la técnica de boca a boca.

Si el afectado esta desmayado pero tanto la frecuencia cardiaca como la respiración es normal, se debe colocar boca arriba con la espalda, el cuello y la cabeza recta hasta que llegue la ambulancia.

Con la ayuda de una manta limpia, se debe hacer presión ante cualquier sangrado y así lo detendremos de manera efectiva, no mover mucho la cabeza si el sangrado es abundante.

Si hay riesgo o sospecha de fractura en el cráneo, no se debe presionar mucho la cabeza para evitar el sangrado, si hay presencia de un objeto extraño no lo retire.

Si el paciente está inconsciente pero a la vez se encuentra vomitando, coloque su cuerpo de costado y así se evitará un posible ahogamiento.

No mojar la herida con agua si esta es muy profunda, tampoco la mueva mucho a menos que sea indispensable, no extraiga ningún objeto incrustado en la zona afectada.

Si el afectado tiene colocado un casco no es conveniente retirarlo para evitar cualquier complicación. La persona lesionada no debe tomar bebidas alcohólicas las primeras 48 horas.

¿Cómo podemos llegar a tratar este mal?

Cuando hemos padecido un traumatismo craneal o tenemos a una persona afectada, lo importante es acudir de manera inmediata a un centro asistencial a ser asistido por un especialista.

Y más aún cuando el afectado manifiesta ciertos síntomas que van desde el sangrado o un líquido similar al agua por la nariz o el oído, dificultad para respirar o disminución del sentido de la audición.

Mujer joven con dolor de cabeza ubicado donde están las zonas rojas

Otros síntomas son la ansiedad, opresión en el pecho, nerviosismo, insomnio, problemas de memoria y de prestar atención, caer en coma y dificultad en el control de los esfínteres.

El examen al que debe ser sometido una persona que ha padecido de un traumatismo craneal es la tomografía de cráneo simple, siempre tomando en cuenta lo siguiente:

Entre las personas que necesitan realizarse una tomografía deben ser aquellas que han manifestado amnesia o se han desmayado después de recibir un golpe en la cabeza.

Alguien que ha sido catalogado según la escala de Glasgow en moderado o severo, si es leve pero manifiesta daños en el rostro, hematomas o heridas.

Traumas leves en niños menores de 2 años, en adultos mayores de 65 años de edad, en personas intoxicadas por drogas o alcohol, que haya padecido un accidente en un automóvil o caída de más de 2 metros de altura.

¿Cómo puede llegar a complicarse un traumatismo craneal?

Cuando una persona es víctima de un traumatismo cerebral, por lo general comienza a manifestar diferentes tipos de complicaciones o alteraciones en las funciones del cuerpo.

Entre las diferentes complicaciones manifiestas en una lesión craneal están los hematomas y ellas se presentan en el 45% de las lesiones graves, el 12% de las lesiones moderadas y 3% de los leves.

En resumen podemos nombrar diferentes complicaciones como el hematoma epidural, el hematoma subdural, la hipertensión endocraneana y las contusiones cerebrales.

El hematoma epidural: esta complicación consiste en la reunión o acumulamiento de sangre en una determinada zona interna de la cabeza, específicamente entre la duramadre y la parte interna del cráneo.

Aquí el paciente ha manifestado desmayo después de haber sufrido la contusión. Aparentemente manifiesta una buena condición cerebral pero este vuelve agravarse de nuevo tanto que puede incluso morir.

La manera más efectiva para diagnosticarla es a través de una tomografía craneal, y se procederá a realizarse una cirugía si posee la cantidad de 30 cc de sangre acumulada.

Este tipo de complicación suele aparecer en el 47% de las personas que han padecido de una contusión cerebral grave.

El hematoma subdural: este tipo de afección se presenta cuando la sangre se acumula entre las capas aracnoides y duramadre, alcanzando el grosor de 1 cm o también por una anormalidad de la anatomía del cerebro.

Este tipo de hematomas suelen tener un porcentaje de mortalidad más alto que la del tipo epidural, y solo se puede tratar a través de la cirugía cuando se ha identificado con la ayuda de una tomografía.

La hipertensión endocraneana: por consecuencia de una lesión la presión interna del cráneo puede llegar aumentar, siendo la medida normal de 10-15 mm hg.

Padecer de una presión endocraneal elevada puede llegar a manifestar serios daños en el cerebro, por lo que es vital poder disminuir la presión dentro de la cabeza.

Esta disminución se puede lograr gracias al consumo de ciertos fármacos como por ejemplo el sodio o el manitol, la cirugía también es una opción efectiva.

Las fracturas del cráneo: consecuencia de un impacto fuerte

Foto de primera plana de el craneo humano

Cuando nuestra cabeza es sometida a un fuerte traumatismo, el cráneo es vulnerable de recibir fracturas o grietas a pesar de ser una estructura muy resistente a los golpes.

CreaNitro cuenta con la efectiva participación de los aminoácidos L-glutamine, L-arginine, la creatina y la ornithine que favorecen a la recuperación de ciertas actividades cerebrales.

La fractura en la estructura ósea es un evento grave que puede causar por lo menos la pérdida momentánea de la conciencia, y dependiendo el daño puede dejar ciertas secuelas.

Las fracturas craneales pueden ser lineales y aquí el daño se presenta sin desplazamiento, también pueden manifestarse huecos alrededor del golpe y esto pasa cuando el golpe fue muy intenso.

La fractura craneal desplazada ocurre cuando fragmentos del cráneo se desplazan en el interior de la cabeza, esto se puede manifestar por ejemplo por un golpe de un martillo.

La fractura de cráneo más común que se suele manifestar en las víctimas es del tipo lineal y este se presenta en las zonas laterales de la cabeza.

Existen casos en donde el daño craneal puede ser obstáculo para el desenvolvimiento de los ojos y causar dificultad en la visión del lesionado.

También se pueden ver afectado el desarrollo de los nervios olfativos impidiendo el correcto funcionamiento del sentido del olfato.

Los daños en la base del cráneo pueden causar que sea afectado el funcionamiento del oído, llegando a manifestar sordera o también parálisis facial.

El cráneo no solo se encarga de proteger nuestro cerebro de golpes y otras agresiones, sino que también evita el ingreso de ciertos organismos que causan infecciones.

Dependiendo la magnitud del daño craneal nuestro cerebro puede ser afectado por una contaminación bacteriana que se refleja en el oído o la nariz.

La fractura craneal también puede presentar fuga de líquido cefalorraquídeo, la aparición de abscesos en el cerebro o llegar a padecer de encefalitis.

Trauma cerebral: algo que debemos tener en cuenta

Ya se han tocado ciertos aspectos del traumatismo craneal, ¿cómo nos afecta?, los tipos de traumatismos, ¿qué podemos hacer? y ¿cómo se puede llegar a complicar?

También se debe identificar las señales ante una posible complicación ya sea por causa de un hematoma o fractura en la estructura del cráneo.

Saber cómo actuar y prestar los primeros auxilios es crucial para evitar complicaciones más serias o en casos más graves la muerte del individuo.

CreaNitro es una excelente opción para la recuperación de diferentes partes del cuerpo, sobre todo en las actividades cerebrales, gracias a ser un suplemento rico en aminoácidos.

Dependiendo el traumatismo craneal se pueden clasificar el daño en leve, moderado y grave. Manifestando ciertos síntomas que será necesario identificar para ayudar con presteza al afectado.

Los traumatismos en la cabeza llegan a manifestar un alto porcentaje de muertes por año, siendo más vulnerables los niños menores de 14 años y los adultos mayores de 65 años.

La manera más efectiva de identificar una complicación en el cerebro producto de un traumatismo es la tomografía craneal, gracias a ella se puede saber si existe una hemorragia interna o una rotura en el hueso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *