Tratamientos para el estrés: naturales y efectivos

Tratamientos para el estrés: naturales y efectivos

Última actualización: 18-10-2018. Equipo Nutricioni

El fisiólogo Hans Selye realizó en 1930 un estudio, en el cual se dio cuenta que todos los enfermos que investigaba, presentaban muchos síntomas en común, independientemente de la enfermedad que tuvieran.

Decidió llamar a esta serie de síntomas ¨síndrome de estar enfermo¨.

Transcurrieron veinte años antes que acuñara la palabra ¨estrés¨, que es el mismo término que se utiliza para denotar  la presión que ejerce un cuerpo sobre otro.

Posteriormente la psicología adoptó el término para referirse a una serie de síntomas psicofisiológicos.

En la actualidad el estrés se considera una reacción natural inespecífica del cuerpo ante cualquier pensamiento o situación de riesgo potencial, que sea expuesto el organismo.

Tipos de estrés

Distinguimos dos tipos de estrés, según los posibles efectos que tenga sobre el organismo:

Eustrés o estrés bueno: es un proceso natural, mediante el cual el individuo se alerta por un periodo de tiempo relativamente corto con la finalidad de adaptarse y/o resolver una situación específica, que requiere un mayor esfuerzo al habitual.

Ejemplo de ello es una persona que recién comienza en un nuevo empleo. Seguramente durante la primera semana necesitará estar activo o alerta para adaptarse al nuevo horario así como también al nuevo ambiente de trabajo.

Distrés o estrés malo: se refiere al pensamiento o situación que supera la capacidad de mantener un equilibrio, y ante tal sensación de amenaza,  se genera ansiedad, irritabilidad, sensación de ahogo, ira, fatiga, entre otros.

Si se prolonga por largos periodos de tiempo, el distrés causa daños terribles en la salud de los individuos que lo padecen, al requerir tanta energía, conlleva a un agotamiento de las fuerzas del individuo.

Factores que generan estrés

Existe una gran diversidad de factores que pueden generar estrés en el individuo. Algunos expertos  establecen cuatro categorías o factores que generan estrés, a los cuales denominan “estresores”:

  • Estresores únicos: los cambios contundentes en las circunstancias de vida.
  • Estresores múltiples: hace referencia a los cambios trascendentes y significativos en la vida de las personas.
  • Estresores cotidianos: es la acumulación de los problemas, imprevistos y alteraciones en la rutina diaria.
  • Estresores bio-genéticos: procesos inherentes al individuo,  que producen una respuesta de estrés sin la intervención psicológica.

Otros estudios que pretender alcanzar una mayor comprensión sobre el .distinguen diez grandes categorías de estresores o factores estresantes:

  1. La presión grupal
  2. Los estímulos ambientales
  3. La frustración
  4. Las situaciones que obligan al cerebro a procesar.
  5. El no conseguir los objetivos propuestos
  6. La percepción de amenaza
  7. Las relaciones sociales complicadas o fallidas
  8. Los bloqueos a nuestros intereses
  9. El aislamiento
  10. La alteración de las funciones fisiológicas

Efectos sobre el organismo

Una vez que el individuo detecta una amenaza real o ficticia, se desencadena  una serie de mecanismos que aumentan las probabilidades de supervivencia ante la situación en corto plazo.

Aparecen síntomas como taquicardia, dilatación de las pupilas, vasoconstricción periférica, y liberación de hormonas  en el torrente sanguíneo.

También aparecen factores inmunitarios y de coagulación, que aumentan los riesgos de accidente cerebro vascular.

Otro de los efectos en el organismo es la tensión en los músculos y el incremento del pulso. Pero este mecanismo de defensa no puede extenderse indefinidamente, ya que desgasta rápidamente las reservas del organismo.

De  no tomar medidas a tiempo, el estrés crónico puede desencadenar en enfermedades como la insuficiencia cardiaca, depresión o ansiedad, problemas menstruales, presión alta, diabetes, problemas de la piel y obesidad entre otros.

Algunos síntomas del estrés  a largo plazo

Una vez que el individuo ha sido expuesto a situación de estrés durante un largo periodo de tiempo, se pueden observar síntomas como:

  • Rigidez en cuello o mandíbula
  • Malestar estomacal
  • Pérdida o incremento de peso
  • Diarrea o estreñimiento
  • Dolores de cabeza
  • Abuso de drogas o alcohol
  • Problemas sexuales
  • Insomnio o sueño en exceso
  • Problemas de memoria
  • Alteración de los nervios

¿Cómo combatir el estrés?

El estrés se combate de muchas maneras: con técnicas de relajación, tratamientos psicológicos e inclusive, con fármacos.

Existen sustancias derivadas de las plantas que ayudan a combatir el estrés y sin efectos secundarios. SupraEnergía contiene derivados de plantas adaptógenas, la alternativa más natural para luchar contra el estrés.

Y la ingesta de SupraEnergía se combina con  tratamientos de relajación, que cualquier persona puede poner en práctica de manera inmediata para el alivio del estrés.

Todo lo que conduzca a la relajación, a extraer la mente de esa situación adversa o amenazante, ayuda a liberar del estrés.

Actividades como practicar deporte, dar un paseo en un parque cercano, planificar las actividades diarias, cuidar la alimentación o disfrutar de una tarde de juegos junto a familiares y amigos.

Hay que tomarse el tiempo para identificar qué cosas, situaciones o personas generan las molestias y evitarlas.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la utilización de métodos tradicionales y complementarios que permitan mejorar la salud.

En tal sentido, se prefieren las terapias como la risoterapia, la aromaterapia, técnicas de respiración, musicoterapia y masajes, cuyo propósito es combatir el estrés y la ansiedad, sin efectos secundarios.

Risoterapia

La risoterapia es una técnica psicoterapéutica capaz de aportar beneficios emocionales y mentales a través de la risa.

Aunque no es capaz de curar por sí sola, varios estudios han demostrado cómo la risa reduce considerablemente la tensión en el corazón, además del cortisol y bajar los niveles de azúcar en sangre entre otros.

Un  minuto de risa es equivalente a 10 minutos en una máquina de remar y liberas endorfinas, las hormonas de la felicidad.

Estos ejercicios de risoterapia se pueden incorporar fácilmente a la rutina diaria, a solas o con amigos:

  • Recordar alguna situación graciosa o imaginar alguna situación divertida.
  • Narrar sucesos con voces graciosas de algún dibujo animado
  • Pararse frente a un espejo y poner caras graciosas o a imitar algún animal.
  • La risa aunque no se tengan motivos, también es risa y funciona bien.
  • Reir con las vocales, ya que cada vocal tiene un efecto diferente sobre el cuerpo.  

Aromaterapia

La aromaterapia es una técnica mediante la cual se emplean aceites esenciales con la finalidad de estimular al individuo a través del sentido del olfato.

El aroma de algunos aceites extraídos de las flores,  ayudan a la relajación, tal es el caso del aceite de lavanda, el cual provoca un efecto relajante para calmar la ansiedad y disminuir los niveles de estrés,.

La manzanilla, rosa, jazmín, sándalo, el aceite esencial de limón, aceites esenciales ricos en linalol, estimulan el sueño y disminuyen los síntomas de la depresión.

Estos aceites son ideales para ser utilizados durante una sesión de masajes relajantes antes de dormir, y se pueden combinar con yoga o la meditación.

Respiración

La respiración es otra de las técnicas muy efectivas a la hora de combatir el estrés, apenas una respiración profunda y ya se siente el efecto.

Los ejercicios de respiración eliminan toxinas, liberan endorfinas, regulan el sistema nervioso parasimpático promoviendo un estado de relajación, estimulan la digestión y el sistema linfático.

Musicoterapia

Consiste en utilizar elementos musicales como el ritmo, los sonidos, la armonía, las melodías entre otros, para mejorar el funcionamiento físico, psicológico, social e intelectual de las personas.

La música estimula los sentimientos positivos, mejora el estado anímico y emocional e incita la imaginación.

Hay música especial para la relajación, videos y portales digitales que ofrecen un sinfín de melodías capaces despertar una gran variedad de sensaciones. Dedicar 30 minutos al día para escuchar la música favorita, bailar o simplemente disfrutar, proporciona un equilibrio psicofísico además de influir positivamente en el estrés.

Alimentos anti estrés

Existen  alimentos que deben incluirse en la dieta para combatir la ansiedad y el estrés:

  • Los espárragos, que además de ser una fuente de vitamina b y fibra, son ricos en ácido fólico que ayudarán a tener la calma y concentración requeridos ante una situación estresante.
  • Frutas cítricas como la naranja y el limón, capaces de frenar los niveles de cortisol (hormona del estrés), son antioxidantes, purifican y protegen las células del hígado.
  • Col lombarda y bayas, al igual que, las berenjenas y los rábanos, contienen antocianinas (flavonoides) que mejoran la claridad mental al mismo tiempo que protegen contra enfermedades cardiovasculares.
  • Alimentos como el chocolate,  la avena y el yogur que favorece la producción de serotonina (hormona relacionada al estado anímico), a la vez que regenera la flora intestinal, controla la temperatura corporal y regula el sueño.

Y junto a estos deliciosos alimentos, el mejor complemento de una dieta equilibrada es  SupraEnergía, con extractos vegetales que disminuyen el estrés y ayudan a combatir la fatiga crónica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *