Joven lesionado. Tendonitis de Aquiles, lesión sufrida durante el ejercicio y la carrera.

Tratamientos naturales para la tendinitis

Tratamientos naturales para la tendinitis

Última actualización: 09-02-2019 por Editora Vicky.

Joven lesionado. Tendonitis de Aquiles, lesión sufrida durante el ejercicio y la carrera.

Uno de los tratamientos más adecuados para aliviar los síntomas de la tendinitis es el descanso. La tendinitis es la inflamación a nivel de los tendones o las estructuras fibrosas que se encargan de unir los huesos a los músculos. Además es muy útil el uso de analgésicos y el uso de cubitos de hielo para disminuir la inflamación.

Este tipo de patología suele provocar incremento de la sensibilidad del área alrededor de las articulaciones y dolor fuerte. Suele presentarse con más frecuencia en las muñecas, codos, talones y hombros, pero puede presentarse en cualquier tendón del cuerpo.

Es  un tipo de trastorno que se presenta con regularidad en adultos jóvenes debido a la mala postura producto de un esfuerzo repetitivo o por sobrecarga en alguna zona del organismo. Esto ocasiona que unos músculos se tonifiquen más que otros provocando el debilitamiento de los tendones. Aunque pudiera presentarse por el envejecimiento u otro tipo de patología.

La artritis reumatoide y la diabetes tipo 1 y 2 pueden ocasionar tendinitis. El uso de zapatos muy ajustados puede empeorar la tendinitis aquilea.

Cuando la tendinitis se encuentra en su fase inicial suele afectar después de las actividades físicas. Solo incapacita a la persona para realizar ejercicios cuando se encuentran en la última fase o etapa 4. Si este tipo de trastorno no se trata a tiempo puede ocasionar rotura del tendón.

Factores de riesgo y tratamientos

Entre los factores de riesgo se encuentran:

  • La edad, los tendones envejecen y pierden flexibilidad, se desgastan con el paso de los años y se incrementan los riesgos de padecer de lesiones.
  • Las enfermedades sistémicas como diabetes tipo I y II y la artritis reumatoides.
  • Las malas posturas y los movimientos repetitivos ocasionados por deportes o por esfuerzos físicos.

Tratamientos utilizados para aliviar los síntomas de la tendinitis:

  • Reposo, se debe dar un descanso a la articulación afectada para que su tejido se recupere de forma saludable. Durante el reposo no deben realizarse ningún tipo de actividades físicas ni actividades laborales que comprometan los tendones inflamados.
  • Inmovilizar la articulación con algún tipo de dispositivo ortopédico como muñequeras, muletas o cabestrillo o con el uso de una férula.
  • Aplicar compresas de hielo en el área afectada durante las primeras horas. Si el dolor se intensifica aplicar compresas tibias las horas subsiguientes.
  • Hacer presión sobre la zona inflamada con el uso de bandas elásticas o vendas para recuperar el movimiento y disminuir la inflamación.
  • Una vez culminado el tiempo del reposo se debe empezar a ejercitar la articulación con movimientos suaves hasta conseguir el máximo límite de movilidad. Hacer este ejercicio varias veces durante el día.
  • Fisioterapias: son determinados ejercicios que ayudan a fortalecer y a extender los tendones y los músculos involucrados. Además de usar ultrasonido, hidroterapia y masajes.
  • Uso de medicamentos: como antiinflamatorios, analgésicos y cremas de uso externo con propiedades antiinflamatorias.
  • Plasma: con alto contenido de plaquetas preparados a partir de la misma sangre de la persona. Inyectando en la zona del tendón afectado.
  • Consumo de suplementos nutricionales como Articagos que contiene vitaminas, minerales y extracto de plantas medicinales que ayudan a fortalecer las articulaciones y alivia la inflamación.

Si hay desprendimiento o rompimiento del tendón se debe optar por una cirugía.

Síntomas, causas y tipos de tendinitis más comunes

La tendinitis se presenta cuando se inflaman los tendones o las estructuras fibrosas que se encargan de unir los músculos a los huesos. Entre los síntomas que suelen presentarse tenemos:

  • Dolor de forma progresiva que puede pasar de leve a intenso.
  • Este dolor se presenta en horas de la noche y manifiesta rigidez en horas de la mañana.
  • Hay presencia de una inflamación leve.
  • Hay mayor sensibilidad en la zona afectada.
  • Se presenta irradiación de calor y enrojecimiento en el área afectada.
  • Irritación de la zona afectada.

Causas más comunes de la tendinitis

  • Sobrecarga.
  • Degeneración y pérdida de elasticidad de los tendones por envejecimiento producto de la edad.
  • Ejecución de movimientos repetitivos por largo tiempo. Debido al deporte o razones laborales.
  • Lesiones repentinas o deportivas.
  • Posturas incorrectas.
  • Enfermedades como artritis reumatoides y diabetes.
  • Reacciones secundarias de determinados fármacos.

Tipos de tendinitis:

Tendinitis rotuliana: es una inflamación a nivel del tendón rotuliano y de la vaina envolvente que ocasiona inflamación, dolencias e impotencia funcional. Está muy asociada con la realización de actividades físicas.

Codo de golfista, tenista o beisbolista: o epicondilitis medial. Es un tipo de patología que se presenta durante la flexión forzada de la muñeca dañando los tendones que se insertan en el codo.

Tendinitis aquilea: es la inflamación que se produce en el tendón de Aquiles, ocasionando pérdida de flexibilidad del tendón por la sobrecarga cuando se practica el running en exceso o por la vejez. También puede ser producida por sobrepeso o utilización de calzado inadecuado.

Tendinitis del manguito rotador: es un tipo de inflamación a nivel de la cápsula del hombro y de los tendones asociados.

Dedo en resorte: es una inflamación y engrosamiento que se produce en la vaina del tendón que impide que el individuo flexione o extienda el pulgar o el dedo afectado. El dedo se dispara o se bloquea de forma repentina.

Tenosinovitis de Quervain: es la forma más común de tenosinovitis que causa inflamación de la vaina tendinosa que envuelve el tendón del pulgar.

gelatina de postre, Postre de gelatina de cereza roja hecho en casa en un tazón

Alimentos para evitar lesiones

Las personas pueden sufrir de las rodillas a cualquier edad porque con estas realizamos muchas actividades. Es una de las articulaciones más importantes del cuerpo porque nos permiten movernos y andar sin inconvenientes.

El desgaste de los tendones produce dolor. Los ligamentos son el tejido fibroso que se encargan de unir los huesos entre sí para garantizar su estabilidad. Los tendones son una especie de tejido fibroso que se encargan de la unión de los huesos a los músculos.

Para mantener la salud de los tendones y los ligamentos requerimos de una alimentación equilibrada con alto contenido de minerales y vitaminas para mantenerlas fuertes.

Hay una serie de alternativas alimenticias que evitan la degeneración progresiva de los tendones y ligamentos así como dolores indeseables y futuras lesiones.

Entre estos tenemos:

Gelatina: es un alimento que ayuda a nutrir los ligamentos y los tendones. La gelatina sin sabor o neutra contiene mayor cantidad de proteína colágena. Se puede preparar un jugo de fruta cítrica con gelatina y miel. Es un tipo de bebida energética rica en proteínas, carbohidratos y vitamina C.

Canela, piña y avena: la mezcla de estos 3 alimentos contienen bromelina, vitamina B, silicio y magnesio con propiedades desinflamatorias y antioxidantes.

Limón y ortiga: la ortiga es una hierba muy utilizada para casos de artritis y gota con gran contenido de minerales que favorece la reconstrucción de los cartílagos.

El limón contiene vitamina C para ayudar a incrementar el fortalecimiento de los tendones y ligamentos principalmente los de la rodilla.

Alfalfa: es un vegetal rico en vitaminas del grupo B. Además contienen vitaminas D, E, C y K. Contiene potasio, hierro, magnesio, zinc, fósforo, sodio y calcio. Posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y antibacterianas.

Mejora las molestias ocasionadas por la artrosis, previene la osteoporosis y aumenta la masa muscular. De la misma forma en que lo hace Articagos que contiene alfalfa entre sus componentes naturales.

Importancia de la vitamina C para los tendones

La vitamina C participa en la formación del colágeno, una proteína que refuerza, alimenta y ayuda a mantener unidos los tejidos del organismo.

Cuando consumimos vitamina C en nuestra dieta diaria mejoramos la salud de los tendones de diversas maneras:

  • Las propiedades antioxidantes frenan los daños que ocasionan los radicales libres. Muy favorable para las personas que tienen desgaste físico después de una intensa sesión de ejercicios.
  • Favorece la síntesis de colágeno de los tendones. Aumenta y fortalece sus propiedades biomecánicas.
  • Favorece la absorción del hierro, este mineral es esencial para la formación y crecimiento de los tejidos. Y cuando se combinan con el oxígeno forman el colágeno.
  • Interviene en la cicatrización de las heridas.
  • Ayuda a combatir la debilidad y la fatiga.
  • Contiene propiedades antidepresivas y antiinflamatorias.

Su consumo debe ser diario ya que no se almacena en el cuerpo. Hay una serie de alimentos ricos en vitamina C que son de mucha ayuda para el organismo. Entre los cuales tenemos:

  • Guayaba es una de las frutas con más contenido de vitamina C.
  • Cítricos como las mandarinas, los limones y las naranjas poseen altos contenido de vitamina C.
  • Kiwi es otra de las frutas que contiene vitamina C.
  • Perejil es un vegetal de hojas verdes que contiene vitamina C y se puede consumir en las ensaladas.
  • Pimiento rojo posee alto contenido de vitamina C y se puede incorporar en las ensaladas o como aliños para las comidas.

La vitamina C ayuda a fortalecer las rodillas y en combinación con la vitamina E protege la salud de los ligamentos y los tendones.  Estas vitaminas intervienen en la formación del colágeno, presente en los tendones, ligamentos, la piel y en las demás estructuras flexibles del organismo.

Consejos para mantenernos alejados de la tendinitis

Hay una serie de medidas que se deben implementar para prevenir la tendinitis entre las cuales podemos nombrar:

1.- Mejorar las técnicas deportivas. Hay tipos de entrenamiento que ameritan movimientos repetitivos estos deben llevarse a cabo de forma adecuada evitando la sobrecarga del tendón implicado. Es recomendable contar con el asesoramiento de un profesional cuando se empleen máquinas o equipos deportivos.

2.- No abusar de las sesiones de ejercicios. Hacer actividades físicas de manera regular es beneficioso para el organismo pero si nos excedemos del tiempo prudencial ocasionamos sobreesfuerzo en los tendones.

3.- Realizar el debido calentamiento y estiramiento de los músculos para favorecer la flexibilidad de las articulaciones y la capacidad del movimiento. Se debe calentar antes de realizar ejercicios y estiramientos después de los ejercicios

4.- Fortalecimiento de los músculos para mantener los músculos flexibles, fuertes y evitar las lesiones.

5.- Uso de zapatos adecuados para proteger los pies y los tobillos. Se recomienda realizar los ejercicios en zonas niveladas y planas con zapatos adecuados a la anatomía de los pies para brindar protección a los pies y los tobillos.

6.- Proteger los codos. Evitar las cargas excesivas sobre los codos y protegerlos de los golpes. Es recomendable el uso de coderas elásticas.

7.- Descansos. Si se realizan trabajos de escritura o manuales se deben tomar descansos cada cierto tiempo para disminuir la presión en los hombros, manos, codos y brazos.

8.- Mantener la ergonomía. Si se trabaja frente a un computador se debe vigilar la postura al sentarse. Si se realizan actividades que impliquen movimientos repetitivos se debe cuidar de realizarlos de manera adecuada.

9.- Saber interpretar el cuerpo. Si se presentan síntomas de dolor en alguna de las articulaciones se debe suspender la actividad que se está realizando y tomar un descanso.

10.- Tomar suplementos nutricionales como Articagos que contiene compuestos naturales para fortalecer las articulaciones.

Suplementos nutricionales para fortalecer los tendones

Las personas que practican algún tipo de actividad física o realizan algún tipo de sobreesfuerzo tienden a padecer de lesiones  con más frecuencia.

Los malos hábitos de postura, el estrés, ejercicios inadecuados y los malos hábitos alimenticios alteran las funciones del organismo.

La mayoría de las lesiones suele ocasionarse en las articulaciones, tendones, ligamentos, cartílagos y músculos. Esto conduce a casos de artritis o padecimientos degenerativos como artrosis debido al desgaste, inflamaciones y presiones  continuas sobre estos tejidos.

Los suplementos son compuestos nutricionales formulados con minerales, vitaminas y extractos naturales sin efectos secundarios para el organismo.

Articagos contiene glucosamina, MSM, condroitina, vitaminas, minerales y extractos de plantas medicinales. Es muy utilizado para mejorar la salud de las articulaciones.

Está compuesto de:

Sulfato de condroitina: es un mucopolisacárido que forma parte del cartílago, huesos y tendones. Tiene propiedades regeneradoras y protectoras para disminuir las molestias y dolores de las articulaciones.

Además favorece la producción de los componentes que conforman los cartílagos.

Vitamina C: contiene propiedades antiinflamatorias y participa en la síntesis del colágeno. Posee propiedades antioxidantes.

Sulfato de glucosamina: reparan los cartílagos gracias a que retienen por más tiempo en agua de estos.

Articagos nos protege contra las lesiones y nos ayuda a regenerar los tejidos ya lesionados.

MSM: es una forma molecular del azufre, forma parte de los minerales necesarios para el organismo. Favorece la flexibilidad de la piel y los tejidos conectivos además de acelerar los procesos de cicatrización. Disminuye los malestares ocasionados por la artritis, tendinitis y la artrosis.

Cobre: es un mineral que favorece  la elasticidad de los tejidos. Favorece la unión de las fibras de colágeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *