Mujer mayor tomando té de una taza blanca pequeña

Transita por la menopausia con un tratamiento natural

Transita por la menopausia con un tratamiento natural

Última actualización: 13-12-2018. Equipo Nutricioni

Las mujeres requieren de un apoyo durante sus cambios hormonales, brindar a la menopausia un tratamiento natural, proporcionaría una ayuda no agresiva ni invasiva.

La edad en que se pueden presentar los síntomas de la menopausia, varían en cada mujer, depende de sus hábitos de vida, de su composición genética y hasta de su raza.Mujer mayor tomando té de una taza blanca pequeña

Indistintamente de ello no es secreto para nadie lo que puede llegar a representar para una mujer el proceso de la menopausia.

Aunque algunas mujeres logren llevarlo de mejor manera que otras, no deja de ser un proceso altamente agresivo con el organismo de las mujeres en general.

Por ello es bueno contar con Apoyo de las Mujeres que ayuda durante todo ese proceso hormonal, que es la menopausia, al manteniendo de las hormonas en equilibrio.

Durante la menopausia los cambios orgánicos que sufren las mujeres son tan bruscos, que por eso es necesario recibir paliativos, que amainen los síntomas que se sienten y padecen en este proceso.

Los síntomas que se llegan a presentar pueden provocar un desespero que de no llegarse a controlar puede hacer perder el control de la conducta.

La mejor alternativa por la cual puede optar entonces una mujer, es el uso de productos naturales. Evitando así los efectos secundarios que muchos fármacos llega a ocasionar.

La naturaleza nos brinda componentes altamente efectivos para el tratamiento de diferentes padecimientos, y por fortuna la menopausia también encuentra aquí buenos aliados.

Son diferentes los síntomas que se llegan a presentar durante este proceso, y algunos encuentran una solución más rápida con ciertos productos.

Por eso es conveniente informarse sobre cuál y por qué es más o menos conveniente el uso de un determinado tratamiento.

Si de sofocos y calores se trata: tratemos de controlarlos

Entre los síntomas más característicos y que se hace evidente de manera constante durante la menopausia se encuentran “los sofocos”.

Mujer adulta bebiendo agua en vaso de vidrio

Incómodos y recurrentes, se presentan a lo largo del día en varios episodios, para controlar los sofocos hay varias alternativas. Toma nota:

La soja o soya. Es una de las primeras alternativas que son más usadas, debido a su alto contenido de fitoestrógenos, el cual es un compuesto de diversas plantas y su estructura molecular es muy similar al estrógeno femenino.

Linaza. Es una semilla que también es rica en fitoestrógenos, pero ¿por qué llegan a ser tan importantes los fitoestrógenos?.

Debido a su similitud con el estrógeno femenino, el organismo reacciona ante él como si fuese realmente estrógeno.

Por ello ayuda a calmar los calores o sofocos de este proceso, ya que sirve como una especie de terapia de un reemplazo hormonal natural.

Black cohosh o cohosh negro. Es una planta que tras estudios realizados, se demostró desotro que era altamente efectiva para disminuir los sofocos.

Del grupo de mujeres a quienes se les suministró esta hierba, el 80% de ellas afirmó sentir un notable alivio. Este es uno de los componentes de Apoyo de las Mujeres.

Miel de abeja. Una cucharadita diluida en en agua caliente y tomarla a modo de infusión antes de ir a la cama reduce las sudoraciones nocturnas.

Closeup de goteo de la miel en cuenco de madera. Miel gruesa orgánica sana que sumerge de la cuchara de madera, en base de madera.

Trébol rojo. La efectividad de esta flor para combatir los sofocos se debe a que en su composición química posee  isoflavones.

Los  isoflavones son un tipo de fitoestrógenos, es decir, es otro suplemento hormonal natural. También se encuentra presente en la composición de Apoyo de las Mujeres.

Salvia seca. 3 cucharadas de esta planta agregadas a un litro de agua hirviendo, sirven para preparar una bebida que se puede ir tomando a lo largo del día cuando aparezcan estos sofocos.

Luego de haberse reposado, se debe colar y luego se conserva en la nevera para tomarla fresca cuando se considere necesario.

El mal humor también se puede tratar

El mal humor es también uno de los síntomas asociados  todo este cambio hormonal que está sufriendo la mujer, debido a la menopausia.

Es una sintomatología más bien psíquica, al igual que el hecho de llegar a sufrir estados depresivos. Se piensa que con la menopausia se llegan a acentuar ciertos rasgos del carácter.

Los cambios de ánimo son un común denominador en esta etapa, pero también podemos encontrar tratamientos naturales para poder convivir con ellos mientras todo esto pasa.

Omega 3. Este es un componente del pescado, principalmente se puede encontrar en el salmón, el atún y la trucha. Es excelente para estabilizar los cambios de humor drásticos.

Ginseng. Esta raíz de origen milenario aporta diferentes beneficios al organismo, además de aporta una gran cantidad de nutrientes y vitaminas. Una tacita de té de Ginseng ayuda a mejorar el ánimo.

Linaza. Estas semillas también contribuyen al equilibrio del estado de ánimo, esto se debe a que poseen en su composición Omega 3. En menores cantidades que el pescado pero igualmente útil.

Flores de Bach. Es una manera muy sutil de ayudar a controlarlos cambios de humor, la flor que se recomienda para este fín es la raíz de genciana.

Esta flor es altamente beneficiosa para la salud, gracias a sus propiedades fortalece el sistema inmunológico, combate infecciones, por nombrar algunos de sus aportes.

La depresión y el mal humor, distan uno del otro por una muy delgada línea. De hecho en ocasiones no se distingue si la depresión llevó al mal humor o viceversa.

La menopausia es una transición que genera alteraciones no solo orgánicas, también lo hace a nivel mental. De allí la importancia de tomar las medidas necesarias para procurar mantener un equilibrio.

No todas las soluciones están en una taza de té. ¡Activate!

En la actualidad muchas personas acuden a la consulta médica buscando el tratamiento para diferentes trastornos y malestares que afectan a la salud.

Y más allá de obtener un largo listado de medicamentos que deben salir a comprar a la farmacia, para ingerirlos por un tiempo determinado.Hombre y mujer joven atleticos realizando ejercicios de saltos apoyandose con una banca

El tratamiento médico más recomendado indistintamente del origen de esa alteración de salud es: ¡Hacer más ejercicio!

Y la etapa de la menopausia no escapa a esta recomendación tan económica como efectiva, nunca es tarde para comenzar a ser un poco más activos.

No es necesario ser un atleta de alto rendimiento para poder comenzar una sencilla rutina de ejercicios que van a ayudar a llevar mejor este momento de transición.

Una caminata de 20 a 30 minutos, enérgica y sin interrupciones es un buen ejercicio. Nadar además de ejercitar de manera integral el organismo, ayuda a mantener una temperatura corporal fresca.

Practicar ejercicios de relajación también son de gran utilidad, ya que la mente merece también ser atendida, ya que en ella se generan las emociones y sentimientos.

Practicar la meditación no solo permite a la mente relajarse, desconectando de la rutina y del plano físico por un momento.

También ayuda a oxigenar el cerebro, porque una buena meditación requiere controlar la respiración y eso requiere también realizar ejercicios de respiración.

El yoga es una de las prácticas que logra dar al organismo una conección y un equilibrio entre cuerpo y mente.

Definitivamente todo se centra en no quedarse sentado viendo como suceden los acontecimientos, hay que activarse. ¡En el movimiento está la vida!

Si hay algo que caracteriza a las mujeres es su fuerza de voluntad y su capacidad de enfrentarse con fortaleza a las circunstancias que se le presente.

¡Ánimo!, ¿Quién dijo que era el fin?

Algunas mujeres sienten temor de enfrentarse a esta etapa de su vida. Piensan que al terminar sus ciclos menstruales, con ellos también se acaba una parte del ser mujer.

Quizás en la actualidad no sea tan común, pero hasta no hace mucho un gran número de mujeres temían la llegada de ese momento.

Seguramente por el  desconocimiento, debido a la falta del manejo de la información más adecuada.Mujer Mayor de 40 Años de Edad

Esta transición es inevitable para toda mujer y más allá de ser el fin, es el comienzo de una etapa marcada por una mayor libertad e independencia.

La madurez que la mujer ha alcanzado no solo se trata de una cuestión cronológica, también es la madurez que ha adquirido como individuo, al seguramente haber alcanzado diversos objetivos personales.

Entonces es el momento de empezar a disfrutar del fruto de todos esos logros que con tanto esfuerzo han conseguido.

Comparte con tus amigas tus emociones y sentimientos, no es momento de alejarse del mundo, el ser humano por naturaleza es psicosocial, necesita estar en comunicado.

Y como de compartir se trata, la invitación es para que puedas ver con una perspectiva más fresca todo este proceso.

El climaterio no es el fin, es un nuevo y diferente comienzo. Y como todo lo nuevo es normal que cause cierta inquietud.

Hay que aprender realmente a sacar provecho y ver lo positivo de las oportunidades que generan cambios como este.

Existe la creencia de que con la última menstruación se fue también el apetito sexual. Y no es que no haya una baja puntual de la libido.

Pero es sólo eso, algo puntual, que pasará al igual que pasaran los sofocos y los cambios de humor drástico.

Ciertamente hay cambios orgánicos que alteran ciertas funciones, pero hoy día no hay nada que no encuentre la solución consultando a las personas adecuadas.

La resequedad vaginal es un hecho, pero existe un sin número de productos que ayudan a la lubricación.

Con una base natural completamente inocua, para poder disfrutar de la intimidad con mayor tranquilidad y con una mejor calidad, gracias a la experiencia adquirida durante los años transcurridos.

La menopausia es un proceso natural: trátala con normalidad

Afortunadas deben sentirse todas las mujeres que logran llegar a esta etapa de la vida, deben apreciar todos y cada uno de los años que han vivido.

La madurez alcanzada es sinónimo de la experiencia de vida que han logrado tener. Pensando y asumiendo de forma positiva todo esta transición, se ayuda a la mente a que lo procese mejor.Conjunto de iconos de vector de menopausia. Ilustración editable en colores rosa aislado sobre un fondo rosa pálido.

Cada mujer es única y cada una vive de manera diferente la misma circunstancia. Pero no se puede negar que el poder que se le da a una situación viene desde la fuerza de nuestros pensamientos.

La menopausia tienen su proceso, debe cumplir con una serie de ciclos, los cuales generan ciertas reacciones biológicas, orgánicas y físicas y mentales.

Pero todas pueden ser perfectamente controlables. bien sea por tratamientos naturales, por la ayuda de productos como Apoyo de las Mujeres que también es un producto con bases naturales.

O más bien se considere necesario el uso de algún tipo de medicación, recetada por un médico, después de haber realizado una evaluación para poder así dar un diagnóstico adecuado.

En cualquier caso la menopausia no es una enfermedad, es parte del ciclo biológico por el cual deben pasar todas las mujeres.

Afortunadamente para poder realizar esta transición hoy día se cuenta con el apoyo de tener a la mano la información necesaria para así poder saber a qué recurrir.

Ten presente, tu ¡mujer! que no eres la primera, ni la única, ni la última que pasará por todo este proceso, si no quieres hablar de ello escucha a las si quieren hablar.

La comunicación y el intercambio de experiencias es una forma muy sana de aliviar muchos malestares.

Disfruta del tiempo y del espacio que ahora te brinda el poder estar sin la preocupación de que cada 28 días se debe repetir la misma historia.

50 primaveras

Todo el proceso que implica la menopausia, puede empezar entre los 40 años y os 50, y se prolongará en el tiempo según característica muy peculiares de cada mujer.

Cada mujer piensa que a ella es a la que le dan los sofocos más fuertes y continuos que a cualquier otra.

También piensa que su vida personal se altera debido a este proceso de transición y quizás busque algún culpable de todo por lo que está pasando.

Nadie tiene la culpa de nada, todo son etapas por las cuales debe transitar un individuo que goce de buena salud.

Es buena la ocasión entonces para recomendarte una película, que si bien no es la única es una de las pocas que enfoca su trama en una mujer que está pasando por todo este proceso.

Una comedia de origen francés llamada “aurore”, pero que para el mercado de habla hispana fue traducido como “50 primaveras”.

Recomendada para todas mujeres, para que de una forma u otra se den cuenta de que los síntomas y las circunstancias por los que una mujer pasa en su madurez, son más comunes de lo que se piensa.

Los momentos de ocio bien administrados y bien empleados son también una  terapia, que sirve como tratamiento para evadir un poco aquello que pueda estar generando preocupación.

Un tratamiento natural para cualquier circunstancia de la vida es más sencillo que elaborar una taza de té. El mejor tratamiento natural que puedes aplicarte es tu actitud.

Mantener la salud ante los eventos y circunstancias que corresponden vivir, no depende de nada más de cuántas infusiones o pastillas tomes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *