hombre, mitad de cuerpo, entrenamiento en gimnasio, Hombre apto que entrena en la máquina de la fila en gimnasio

Todo sobre los beneficios de la actividad física

Todo sobre los beneficios de la actividad física

Última actualización: 19-12-2018. Equipo Nutricioni

Hoy en día los beneficios de la actividad física son por todos conocidos en el mundo entero, y prácticamente nadie se atreve a cuestionarlos.

Pues ello se constituye en uno de los principales y más importantes elementos en el área de la medicina preventiva que pretende conservar en buen estado nuestra salud.

En tal sentido, debemos mencionar que su impacto positivo está dirigido a personas de cualquier edad, sexo y condición social.

Hombres, mujeres y niños por igual, son favorecidos por la realización de ejercicios en sus vidas, siempre que estos sean realizados en función de las necesidades de cada uno de ellos.

Con la sistemática realización de actividades físicas adecuadas a nuestras características y necesidades,  no solo mejoramos nuestra salud.

Pues también ganamos mayor bienestar en el sentido psicológico, ya que nos da seguridad a la hora de desenvolvernos desde el punto de vista psicomotor.

Prácticamente en todas partes del mundo, los especialistas en materia medicinal van mostrando mayor interés por su empleo para la salud.

Incluso,  existe un movimiento mundial que busca lograr que su práctica sea implementada como política de estado por parte de los distintos gobierno del mundo.

En ese orden de ideas, lo conveniente es que las personas logren hacer conciencia al respecto de este punto y lo tomen con la seriedad que amerita.

Pues se trata de un asunto cuya práctica muchos males nos evitarían en el futuro, además de que nos brinda las condiciones necesarias para una vida plena.

El sentido de promoción de su práctica consiste en combatir el creciente sedentarismo existente en las sociedades del mundo y sus terribles efectos.

La falta de actividades físicas acordes y la mala alimentación están generando grandes problemas de salud con riesgos de muerte para los seres humanos.

Capacidad respiratoria

Al realizar actividades físicas de manera sistemática, como parte de nuestras rutinas diarias, trae consigo una gran cantidad de beneficios.

Entre ellos está la mejora y optimización de la capacidad pulmonar que termina por oxigenar en mejores condiciones a nuestro organismo entero.

En tal sentido, tenemos que la resistencia cardiorrespiratoria de los individuos al realizar rutinas se desarrolla notablemente y mejora sus condiciones generales.

Ya que cuando nos sometemos a la práctica de ejercicios según la naturaleza de estos, empleamos diferentes grupos musculares.

Estos músculos mencionados definitivamente demandan mayor cantidad de oxígeno. Esto obliga a que el  sistema respiratorio se esfuerce más en producirlo y suministrarlo para beneficios del cuerpo.

En la misma medida en que el organismo logra producir más oxígeno, mayor capacidad de desarrollo y resistencia muscular adquiere.

Y por otra parte, mientras mayor capacidad muscular adquiere el individuo, mayor demanda de oxígeno realiza en el tiempo.

Esto significa que el cuerpo cumple así con un círculo de acción que en definitivas, sólo contribuye a que nuestro sistema orgánico en general, optimice sus funciones.

Para ello siempre deben tomarse en cuenta ciertos factores a ser adecuados en las necesidades y características de cada persona en particular. Ejemplo de ello lo constituye el hecho de  progresar lentamente en este proceso.

Ello debido a que de nada serviría el forzar de manera exagerada el rendimiento de nuestro cuerpo por el contrario, cualquier desproporción al respecto puede desencadenar males a nuestra salud y bienestar.

Lo otro a considerar es que la actividad física a realizar debe ser agradable de realizar para la personas que le práctica.

Fuerza muscular

mujer levantando peso, entrenamiento de mujer, Mujer muscular de la aptitud que hace ejercicios. Concepto de forma de vida sana. Cross fit culturista en el gimnasio

Cuando hablamos de fuerza muscular,  estamos haciendo referencia a la capacidad de los músculos para generar tensión para vencer una fuerza opuesta.

Pero igualmente tenemos el hecho de que la resistencia muscular hace alusión a la capacidad de estos músculos, para resistir esa acción durante un tiempo determinado.

Para los fines de desarrollar y potenciar esta aspectos ligados a las condiciones físicas de la personas, existen distintas formas al respecto.

Una de ellas es empleando al propio peso del cuerpo durante estas rutinas, y la otra es a través del peso artificial empleado en rutinas de ejercicios precisas.

En caso de emplear el peso corporal, vale la pena destacar que los ejercicios desarrollados van desde actividades como el aerobic hasta los de fuerza.

Correr, nadar e incluso, caminar son una buena muestra de ello, pero también pueden serlo los ejercicios de fuerza como flexiones de codo, y las sentadillas, entre otros.

No obstante, una opción es el empleo de pesas que debemos levantar sistemáticamente durante la actividad o rutina a desarrollar.

Todo ello depende del modo de entrenamiento físico que elegimos practicar en un momento determinado de nuestras vidas.

Para ambos casos, existen ciertos puntos a tener en cuenta siempre. Uno de ellos radica en la conveniencia de progresar de manera gradual, pues pretender hacerlo abruptamente, solo podría generar peligro para la salud.

Por otra parte, también se debe tener en cuenta que aun cuando la aplicación de las pesas es muy buena opción, no son indispensables.

Con el solo hecho de emplear nuestro propio peso corporal podernos alcanzar nuestro objetivo.

Finalmente, debemos considerar siempre el no sobrecargarse de peso en caso de emplear pesas en el proceso. Ya que ello sólo podría traer consecuencia negativas para las articulaciones y partes del tejido blando correspondiente a nuestro cuerpo.

También se recomienda el consumo de productos como Osteo Vigor, pues es te de grandes beneficios tal sentido para las personas.

Capacidad de flexibilidad

Personas en posición de relajación practicando yoga

La flexibilidad de los individuos, desde el punto de vista físico, obedece a la capacidad de sus articulaciones para lograr ciertos movimientos.

Se trata de la extensión de esta posibilidad al realizar dichos movimientos de la manera más amplia posible en su acción.

Realmente la flexibilidad no tiene que ver con el movimiento directamente realizado por el ejercicio en cuestión. Lo que sí implica es posibilitar el movimiento requerido para que la actividad física sea realizada de forma adecuada.

Muchos son los ejercicios o actividades físicas que se pueden realizar a fin de  optimizar nuestra capacidad de estiramiento corporal.

Entre ellos tenemos las actividades como el yoga, que implican suaves y progresivos estiramientos de nuestro sistema muscular, así como el bailar, y la práctica de artes marciales, entre otros.

En la relación a las actividades físicas dirigidas a la obtención de resultados favorables para nuestra capacidad de flexibilidad debemos tener precauciones. En ese sentido es conveniente el ir aumentando la amplitud de movimientos implícita en el proceso de manera gradual.

Exigirnos más de lo que nuestro cuerpo puede dar, realmente, solo lesiona nuestros músculos y articulaciones. Por este motivo debemos ser pacientes al respecto y respetar el ritmo de desarrollo de nuestro cuerpo.

Otro factor de suma importancia en este tipo de actividades físicas es el ser constantes en su práctica. Una de las características de nuestra capacidad de flexibilidad muscular y articular  consiste en que esta se pierde rápidamente si se dejan de practicar los ejercicios que le posibilitan.

De hecho, los ejercicios de estiramientos implícitos en el desarrollo de nuestra flexibilidad son recomendados para otra tipo de prácticas deportivas.

Es así que cuando vamos a realizar rutinas de pesas o incluso,  otros deportes se recomienda precalentar a través de la práctica de actividades de estiramiento.

Esto permite que nuestros músculos estén en mejores condiciones de realizar los ejercicios requeridos.

Coordinación motora

La coordinación denominada motriz, es el resultado directo de nuestra capacidad para emplear los sentidos de los que disponemos en coordinación con el cuerpo.

En este proceso tienen especial importancia los sentidos de la vista y el oído, pues a través de su acción es que son determinados los movimientos a realizar.

El oír un sonido inesperado proveniente de un vehículo automotor al pasar una calle, bien puede significar que nuestras piernas se muevan para resguardarnos.  

Pues con ello podríamos activar nuestros músculos de desplazamiento a fin de salir lo más pronto posible de la zona de peligro.

Pero también es aplicada esta capacidad a situaciones cotidianas como por ejemplo cuando vemos que algún instrumento de interés cae al suelo.

Luego de ello procedemos a realizar una serie de movimientos que involucran a muchos músculos de nuestro cuerpo para tomar al mismo del lugar donde se encuentra.

Las actividades de coordinación más destacadas para realizar los movimientos implícitos en la función motora son varios.

Entre estos podemos hacer mención del equilibrio corporal, que no es más que la capacidad que poseemos para mantenernos erguidos o en una postura determinada contraria a la que aplica la fuerza de gravedad.

En ese sentido podemos destacar que el solo hecho de mantenernos en pie implica un  trabajo complejo y coordinado de la mayoría de nuestros músculos.

Por otra parte también tenemos la precisión dimensional del cuerpo y del espacio, y la relación existente entre ambos factores.

Se trata de coordinar aquellos movimientos que nos llevan a desenvolvernos en un espacio físico determinado según nuestras necesidades y posibilidades.

Finalmente, podemos referirnos como uno de los aspectos más importantes en tal sentido, la coordinación existente  entre la vista y las extremidades del cuerpo.

La movilidad coordinada entre la visión del individuo y sus manos y pies es muy interesante, y están ineludiblemente ligadas entre sí.

Beneficios concretos

Médico diciéndole a la mujer paciente los resultados de sus pruebas médicas. Doctor que muestra informes médicos al paciente con cáncer en la sala de hospital. Médico senior explicando los efectos secundarios de la intervención.

Tal como ha sido afirmado anteriormente, la realización de actividades físicas de manera constante repercute en innumerables beneficios para nuestra vida.

Lo primero a destacar en este orden de ideas es al factor salud, pero no resulta este ser el único, puesto que abarca otras áreas de gran importancia también.

En cuanto a la salud bien puede destacarse que con su práctica se reduce notablemente la posibilidad de sufrir de enfermedades a futuro. Entre ellas vale la pena destacar las enfermedades cardiovascular, el cáncer y la diabetes.

También combate y previene problemas de obesidad con sus consecuencias derivadas, fortalece los huesos y mejora nuestra capacidad muscular.

Desde el punto de vista psicológico, la mejora de nuestro estado físico impacta notablemente nuestro estado de ánimo.

Una buena figura física incide en nuestra autoestima y esto repercute al mismo tiempo en nuestra actitud ante la vida, además de que nos da mayor seguridad a la hora de desenvolvernos.

Al sentirnos en condiciones físicas óptimas, nos atrevemos a asumir mayores retos en nuestras vidas. Esto está demostrado científicamente, pues mientras mejores condiciones físicas presentemos, mayores retos nos atreveremos a asumir en el futuro.

Asimismo esta realidad juega un papel importante en la vida social de los individuos. Ya que unido al aspecto psicológico, le brinda a este las condiciones necesarias para que socialice de manera más concreta con las personas de su entorno.

Para el caso de los niños y adolescentes los beneficios en sus etapas correspondientes son notorios igualmente. En relación a ello bien puede destacarse que con la aplicación de estas rutinas se pueden evitar el padecimiento de obesidad temprana que podría consolidarse en la adultez.

Esto también beneficia el buen desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso y muscular de los involucrados. Pero además de todo lo referido incide positivamente en un mayor rendimiento escolar, debido al aumento de oxigenación del cerebro que ello implica.

La práctica de los mismos, en conjunto con el consumo de productos como  Osteo Vigor optimizan los beneficios derivados.

Ejercicios aeróbicos y anaeróbicos

Muscular cuerpo masculino y testosterona con fórmula hormonal. Concepto de entrenamiento de fuerza y ​​uso de esteroides anabólicos.

Uno de los temas más importante al respecto de la actividad física a realizar en un momento determinado consiste en la naturaleza de la misma.

En este sentido estaríamos hablando de los ejercicios de tipo aeróbicos, que requieren de mayor oxigenación, o los anaeróbicos, que requieren menos oxígeno en el proceso.

1-Ejercicios aeróbicos: Se trata en síntesis de los ejercicios considerados de media o baja intensidad, pero al mismo tiempo de larga duración.

Es mediante la práctica de los mismos que el organismo requiere quemar gran cantidad de hidratos y grasas  del cuerpo para obtener la energía necesaria en la rutina.

Además, dicho proceso también amerita de una oxigenación profunda, ya que el organismo demanda gran cantidad de oxígeno durante su realización.

Entre los numerosos tipos de ejercicios en tal sentido tenemos el correr, trotar, nadar, bailar, y la práctica del aeróbic.

2-Ejercicios anaeróbicos: Estos, por el contrario, se tratan de ejercicios denominados de alta intensidad que no ameritan un profundo proceso de oxigenación. Además también implica que su práctica sea de tiempo corto, pero de alto impacto e intensidad para el cuerpo.

En este caso la energía empleada por el organismo en el proceso proviene de fuentes inmediatas de esta que no requieren ser oxidadas por el oxígeno.

Entre los numerosos tipos de ejercicios realizados con este fin cuentan el levantamiento de pesas, carreras de velocidad. En general se trata de todo tipo de ejercicios que ameritan poco tiempo pero que implican una gran intensidad.

Son estos ejercicios por  los que se logra un más notoria tonificación y desarrollo  muscular.

Una vez señaladas las diferencias existentes entre uno y otro tipo de ejercicios  a realizar en nuestras rutinas de actividades físicas, conviene definir lo que queremos.

Hecho esto procedemos a  la práctica de los ejercicios que consideramos necesarios según sean nuestros objetivos. Lo importante es siempre realizar rutinas beneficien que beneficien nuestra salud.

Menos riesgos para la salud

Uno de los aspectos más importantes al respecto de la salud humana es precisamente la disminución de ciertas funciones de las que dispone con el discurrir del tiempo.

Lamentablemente el envejecer implica la perder gradual de condiciones y facultades de las que disponemos durante nuestra vida.

No obstante ello puede ser  prevenido o reducido notablemente  siempre que estemos dispuestos realmente a lograrlo.

Una de la las forma más notables de hacerlo es precisamente a través de la práctica de actividades físicas acordes s nuestra  pretensión, quien deben ser acompañada de regímenes alimenticios sanos.

Como ejemplo concreto de ello bien podemos señalar que no solo implica el mantener un peso ideal para nuestro cuerpo y el evitar los problemas derivados.

También nos permite contar con notable facilidad para realizar nuestras más elementales actividades de rutina, tales como caminar, subir una escalera, trabajar mejor y más eficientemente, entre otras.  

Incluso, como fue afirmado previamente, sus prácticas pueden implicar el correr menos riesgos de incurrir en anomalías de la conducta psicología para las personas.

Comprobado está que el estados de ánimo y psicológico puede ser beneficiados por la práctica de rutinas de ejercicios.

Sus benéficos derivados en el área de la circulación sanguínea, el fortalecimiento de muscular, y la mejor oxigenación de nuestro cuerpo, impiden muchos males.

Tal es el caso de las enfermedades de tipo coronarias, el cáncer y problemas de articulaciones y huesos pueden ser mejorados e incluso evitados gracias a esto.                 

Además de ello por supuesto también debemos acompañar esta forma de vida sugerida con un  estilo de vida acorde que coadyuve en el proceso.

Entre estos aspecto debemos destacar una correcta alimentación diaria y el consumo de productos como Osteo Vigor, con grandes propiedades para favorecer nuestra salud.

Recomendaciones

Ilustracion de mujer realizando ejercicios anaerobicos

Una vez más debemos referir la conveniencia de practicar actividades de rutina en nuestras vidas fin de contar con bienestar y buena salud. No obstante, existen ciertas consideraciones que deben tenerse en cuenta para cuando nos disponemos a asumirlos.

No se trata de practicar rutinas físicas por el solo hecho de hacerlo, sin conocimiento alguno sobre ello. En tal sentido se recomienda el que la rutina de ejercicios que practiquemos sea adecuada a lo que pretendemos y a nuestra conveniencia física de salud.

Por ello siempre deben considerarse las particularidades de cada individuo en el proceso. Pues, por ejemplo no obtendría los mismos efectos mediante ejercicios de pesas una persona totalmente sana a una que padece de problemas de la columna.

En tal sentido, si no se cuenta con la claridad del asunto es necesario el asumir asistencia profesional en la materia. Igualmente deben tenerse en cuenta algunos casos especiales en relación al tiempo de ejercicios a realizar.

Dentro de esta evaluación se deben tener en cuenta además la etapa de la vida en la que se encuentra el individuo que va a ejercitarse. También se deben considerar el sexo y las condiciones físicas.

Por ejemplo para lo niños y adolescentes se recomienda la práctica de ejercicios acordes a su desarrollo por lo menos por un tiempo de 60 minutos diarios. En estos casos los ejercicios a realizar son mayormente de tipo aeróbicos, ya que los anaeróbico como pesas pueden perjudicar su crecimiento.

En conjunto con ello se aconseja la adopción de una vida libre de estrés, y una alimentación  sana y balanceada. Sin estos elementos los ejercicios por sí solo no lograrán brindarnos los beneficios deseados.

Incluso también se recomienda el consumo de ciertos complementos nutricionales como Osteo Vigor, que aportan innumerables beneficios al organismo en tal sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *