ligamentos de la cadera, parte inferior del suerpo humano, huesos, sobre fondo blanco

Todo lo que necesitas saber sobre los ligamentos

Todo lo que necesitas saber sobre los ligamentos

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Isabel.

Los ligamentos son  bandas de tejido elástico y bastante resistente que se encuentran en todo el cuerpo humano.ligamentos de la cadera, parte inferior del suerpo humano, huesos, sobre fondo blanco

Hay muchos tipos de ligamentos, pero en general suelen estar conformados por colágeno y por elastina.

El colágeno es una proteína bastante fuerte que se produce naturalmente y que con la edad va en detrimento, por esto toman suplementos.

Esta es de color blanco y se distribuye en grupos catalogados como fascículos, que a su vez se unen para formar fibras básicas.

Tales fibras básicas, son la estructura primaria de los ligamentos. Estas son maleables, tenaces y bastante extensas.

Esta proteína aporta elasticidad y se encuentra presente también en la piel y en otros animales de sangre caliente.

Es primordial en todos los tejidos conectivos del cuerpo, no sólo de los ligamentos, sino también en los tendones.

La elastina es también una proteína que provee de resistencia y elasticidad a los tejidos.  La misma es de color amarillo y ambas son las encargados de enlazar los segmentos óseos, tanto de huesos como de cartílagos.

Limitan los movimientos para que exista una fluidez natural entre huesos y articulaciones sin que los mismos se quiebren.

Los ligamentos controlan que tanto alcance tiene ese rango de movimiento de las articulaciones. Mueven a los huesos con la alineación natural que les corresponde, dotándolos de una mayor estabilidad.

No obstante algunos ligamentos tienen otras funciones. Un ejemplo son los ligamentos del abdomen, que sirven de sostén a órganos como el hígado y el útero.  

En la rodilla por ejemplo, hay 4 ligamentos principales, 2 periféricos laterales, interno y externo, y dos centrales (cruzado anterior y posterior) que actúan como cordones elásticos que unen firmemente al fémur con la tibia.

Funciones de los ligamentos

Previamente resumimos algunas de las cualidades y tareas de los ligamentos, pero en este segmento profundizaremos más al respecto.

Hablaremos de los ligamentos de refuerzo, los de dirección y los de inhibición.

Los ligamentos de refuerzo junto con la cápsula articular, estabilizan la articulación a la vez de sostenerla.

Los ligamentos de dirección en otro orden, contribuirán más bien a la dirección de los movimientos de la articulación.anatomia de la rodilla esencial para articulaciones, muestra de sus tejidos y conexiones que permiten un buen fncionamiento y flexibilidad, sobre un fondo blanco

Y finalmente los de inhibición, delimitan los movimientos para que una articulación no se estire en demasía, y que la misma no sufra una rotura.

En caso de haber rotura los mismos no pueden cumplir su función a plenitud, sea que se trate de una distensión, una ruptura parcial o una rotura completa de los ligamentos.

Desde un paradigma más general, podemos afirmar que todos los tejidos conectivos, tienen un sinfín de funciones positivas para el cuerpo.

Estos cuidan de los órganos internos, guardan energía, y son el sustento básico de las estructuras del cuerpo.

Casi todos los ligamentos son responsables de cumplir con esto, pero en particular lo son especialmente los ligamentos articulares.

Estos serán esenciales para darle continuidad a la flexión o extensión de alguna articulación.

Hay articulaciones con ligamentos en la muñeca, en el codo, la pelvis, tobillo o rodilla. En todos estos casos suele haber un mínimo de tres ligamentos, habiendo hasta ocho en la rodilla.

Entre todos se conforma un grupo que hace permanecer juntos los huesos con el embrague de la articulación, favoreciendo el movimiento del mismo.

Están también los ligamentos accesorios, que se encargan de reforzar la estructura, hallándose en muchos casos un poco distantes de la articulación.

A veces están en la parte posterior de la misma, dándole estabilidad tanto al hueso como al cartílago al cual va unido.

No todos los ligamentos se encargan de dar soporte al cuerpo, uniendo huesos, cartílagos y articulaciones. Algunos, cumplen otras funciones, como el caso del ligamento falciforme, que es un vestigio de la vena umbilical del feto.

Este mantiene juntos al hígado y a la pared posterior del abdomen.

Rotura de ligamentos

Cuando se produce una rotura de ligamentos, las fibras se quiebran a nivel parcial o total. Estas roturas pueden afectar a uno o a varios ligamentos dentro de la articulación y a veces también es catalogada como esguince.

Cuando los ligamentos se rompen pueden lesionarse en distintos escenarios de gravedad.  El más leve es la distensión; luego la ruptura parcial y el peor de los tres es la rotura total o completa. Ilustración de que sucede cuando se producte algun daño en la rodilla con los ligamentos

Ciertos ligamentos están atados a la cápsula articular por algunas de sus partes. Esta cápsula rodea a la articulación, y no le permite salirse del líquido articular.

Una ruptura de los ligamentos causará probablemente un daño en esta cápsula. En este caso, el doctor diagnosticará la afección como lesión del ligamento capsular.

De las lesiones más habituales que se pueden presentar en los ligamentos son los llamados esguinces. Estos pasan, cuando el ligamento se extiende demasiado de forma fortuita. superando su tope habitual.

Los esguinces, suelen venir acompañados de otras dolencias, tales como desgarros de fibras musculares y distensiones.

Puede haber un esguince producto de movimientos violentos poco planificados, pero también de calentamientos mal empleados o erróneamente ejecutados.

Los ligamentos están bajo constante riesgo de ser lastimados, debido al desgaste que genera la presión de los movimientos corporales.

Esta es una de las razones por la cual, los deportistas de alto rendimiento sufran constantemente roturas de ligamentos, en mayor o menor grado.

Esto sucede porque se encuentran regularmente expuestos a movimientos de cambio brusco. Se lesionan mayormente las rodillas, los tobillos, los codos y las muñecas, dependiendo del tipo de deporte que practiquen.  

En el caso de los futbolistas, las lesiones más comunes en caso de ligamentos son las de los cruzados, tanto anteriores como posteriores. Esto sucede derivado de accidentes producto del juego.

En algunos casos se lesionan solo por hacer movimientos bruscos, en otros se lesionan por choques entre adversarios, incluso, compañeros en ciertas ocasiones.

¿Qué son, cómo y por qué se rompen los ligamentos cruzados?

El ligamento cruzado es aquel que une al fémur con la tibia, atándose a la articulación de la rodilla.

 El cruzado anterior, inicia en la parte de atrás del fémur y termina delante de la tibia.

En cambio, el ligamento cruzado posterior inicia al revés, pues empieza delante del fémur y termina detrás de la tibia.  Caso contrario, ocurre con los ligamentos colaterales que se hallan por fuera de la articulación.

Funcionamiento de la ruptura de ligamento cruzado

Los ligamentos son una suerte de cuerdas o cordones.

Los mismos se fijan a la rodilla, impidiendo que la pierna se mueva desmesuradamente cuando está sometida a estrés, o a un esfuerzo anómalo.

Cuando los ligamentos se lesionan contemplamos la posibilidad de considerarlo un esguince, que pueda traer consigo algún que otro desgarro.  

Alguna fibra pudo haberse roto, tratándose entonces de una rotura parcial, o también pudieron haberse roto todas ellas.

En cuyo caso hablamos de una rotura total de los ligamentos. El grado de la lesión se determina, según el nivel de movilidad poco habitual de la rodilla al examinarla.

En el caso de los ligamentos cruzados, el que más suele quebrarse es el cruzado anterior.

Esto se da mayormente, cuando se tuerce el mismo al mover el cuerpo hacia la pierna que está fija en el piso.

Es decir, por una caída aparatosa y poco premeditada, una barrida mal medida por un defensor en caso de hablar de fútbol, entre otras situaciones.

Para verificar que efectivamente el cruzado anterior está roto, el traumatólogo aplicará la maniobra Lachmann.

La misma consta de una flexión que el doctor hace sobre la rodilla de forma leve, halando la tibia hacia adelante.  Si la tibia se mueve hacia adelante respecto de la pierna sana, el examen es positivo, el paciente tiene roto el cruzado anterior.

Cuando se trata del cruzado posterior observamos menos lesiones. Estas ocurren mayormente por accidentes de tránsito, en los que el trauma se lo lleva la parte delantera de la tibia, moviéndose hacia atrás.

Esto genera que el cruzado se rompa, puesto que el mismo trata de parar dicho movimiento.

Importancia de los estiramientos previos al ejercicio

Hacer un estiramiento adecuado será clave para la prevención de roturas en los ligamentos del cuerpo.

Se recomienda, hacerlos previo a un ejercicio fuerte, pues los mismos colaboran la longitud y flexibilidad de los músculos y de los ligamentos.

Sin embargo, después de un ejercicio fuerte también se hacen estiramientos a modo de recuperación para relajar el músculo.

Si se hacen a diario fortalecerán a todo el sistema articular, ampliando el rango de movimiento de las articulaciones.

Al ejercitarlas constantemente, las haremos más tolerantes a los movimientos bruscos que podrían ocasionar roturas fuertes.estiramiento de pierna por un atleta trabajndo cuadriceps en un bosque escalando montañas

Los estiramientos ayudarán al cuerpo a alcanzar niveles insospechados de flexibilidad y de fortaleza, previniendo daños, sobre todo para los deportistas.

Ellos necesitan además de prevenir lesiones, tener a tope sus músculos para la máxima competencia.

Realizar estiramientos regularmente, ayuda a reducir la tensión de los músculos, mejorando el flujo sanguíneo, previniendo el agotamiento muscular prematuro.

Existen muchos tipos de estiramientos que se hacen previos al ejercicio. Son recomendables aquellos que te exigen mantener el equilibrio, pues los mismos estimulan la actividad neuromuscular; de esta manera se activan los músculos mediante estímulos externos.

Ampliamos nuestro rango de estiramientos, sin enfocarnos únicamente en nuestras articulaciones. Cruzar una pierna sobre la otra, flexionando suavemente el pie de apoyo, de este modo trabajamos los glúteos.

También, levantar una rodilla hasta el pecho, dejando bajo el pie de apoyo. Estos son algunos ejercicios que estimulan nuestro equilibrio y nos dan una mayor seguridad al momento de prevenir una lesión.

Para el caso de los estiramientos que vienen después del ejercicio, entendemos que deben ser estiramientos más leves, dado el grado de fatiga del cuerpo. Son para ayudar a oxigenar el cuerpo y para estimular la circulación de la sangre en nuestro organismo.

Si se hacen estiramientos, muy intensos después de un ejercicio fuerte, lejos de recuperar, pueden ocasionar lesiones y tensiones musculares. Estas pueden retrasar la recuperación, presuponiendo más un problema que una solución.

¿Qué distingue a un ligamento de un tendón?

Se presta a confusión la función y el tipo de tejido conectivo cuando hablamos de tendón y ligamento.

Estos cumplen distintas labores, y aunque parecidos, tanto en tareas como en composición, no desempeñan el mismo rol, y a continuación los distinguiremos de modo adecuado.

Para el caso de los tendones, los mismos son tejidos conectivos que se encargan de la conexión y relación entre los músculos y los huesos.

Son, al igual que los ligamentos, bandas de tejido fibroso y flexible, bastante resistentes, resumiendo su principal función en la movilidad del cuerpo.Anatomía del músculo de la rodilla, del tendón y del cartílago

Los tendones nos dotan de la capacidad de movernos, mediando entre músculos y huesos en perfecta armonía.

En cambio, cuando hablamos de ligamentos notamos que estos, en vez de unir a los músculos con los huesos, unen a las articulaciones con los huesos. Son moderadamente elásticos, lo que les permite alargarse poco a poco, incrementando la flexibilidad si se los ejercita.

Se pueden romper si se lleva demasiado lejos está elasticidad, pero también, es un factor que se puede mejorar con trabajo.

Realizar ejercicios, estiramientos o trabajo semanal o diario dependiendo del nivel del paciente, puede fortalecer mucho los ligamentos.

De igual manera, el ligamento afianza la articulación, y si se pretende flexibilizar, debe hacerse con cuidado y precaución de posibles lesiones.

Entre ligamentos y tendones también existen ciertas similitudes, que al fin y al cabo son las que generan confusión y cierta incertidumbre.

Ambos forman parte del sistema musculoesquelético y están hechos de fibras de colágeno.

El colágeno también es conocido como tejido conectivo fibroso.

Algunas de las lesiones que se presentan en los tendones, suelen ser originadas por causas similares a las de los ligamentos.

Básicamente: fuerza o presión excesiva. Un tendón famosamente conocido por su vulnerabilidad es sin dudas el tendón de Aquiles, que va desde el talón hasta el músculo inferior de la pierna.

Tipos de ligamento

Se los clasifica tradicionalmente como Ligamentos acintados y Ligamentos cordonados.

Los acintados, son aquellos que se trasladan de una estructura a otra, sin perder contacto en ningún momento con las mismas.

Un ejemplo de esto, pueden ser los ligamentos cruzados, pasando del fémur a la tibia sin perder contacto. Los cordonados, son aquellos ligamentos que saltan de un hueso a otro.
También están los ligamentos alares, conocidos también como ligamentos de verificación de la odontoides; estos se encargaran de poner un límite a la rotación de la cabeza.  

Están los ligamentos dentados, que pertenecen a la zona de la médula espinal y el sistema nervioso central.ligamentos de la columna lumbar, espalda, columna humano, ligamentos de la columna lumbar: ligamenta flava (ligamento amarillo), intertransverso y ligamentos longitudinales posteriores. Ilustración vectorial para uso médico, educativo y científico.

Los famosos ligamentos cruzados, de los cuales ya hemos hablado. Se ubican en la rodilla y se subdividen en ligamentos cruzados: posterior, anterior, lateral externo y lateral interno.
El ligamento inguinal, que también es conocido como ligamento femoral. Es una banda que va desde el tubérculo del pubis hasta la espina ilíaca antero superior.

Forma la base sobre la cual se apoya el canal inguinal.

Está formado por la aponeurosis del oblicuo externo y el borde inferior engrosado de la fascia transversal.

Luego tenemos el ligamento suspensorio del cristalino, que también lleva el nombre de zónula ciliar o zónula de Zinn. Es una serie de pequeñas fibras, que miden aproximadamente de 70 a 80 milímetros de diámetro cada una.

Ya hemos hablado de lo particular que es el ligamento falciforme, que une parte del hígado con el diafragma y una parte también de la pared abdominal.

Este no se encarga como tal de fijar las estructuras del cuerpo, como el resto de ligamentos. Por el contrario, tiene esta función bien particular.

Otros tipos de ligamento y soluciones para sus lesiones

Tenemos al ligamento coronario que vincula al hígado con el diafragma. Se deriva del peritoneo, almacenando sus contenidos dentro de la depresión abdominal, específicamente en su membrana interior.

Esto incluye al hígado, pero también al estómago y a la parte de abajo del esófago, sin olvidarnos de los intestinos y del bazo.

La idea en todo esto es que los órganos se encuentren alojados y fijos en un solo lugar del peritoneo y para esta labor es clave el tejido conectivo.
Mencionando finalmente los demás tipos de ligamento existentes se encuentra:
El ligamento periodontal.
El ligamento conoide que a su vez pertenece al ligamento Coracoclavicular.
Ligamentos redondos del útero.

Son muchos los tipos de ligamento que existen en nuestro cuerpo, y en su gran mayoría coinciden en una función común: sostener la estructura ósea corporal.

Son tejidos conectivos que han sido esenciales en nuestra evolución y en el desarrollo de nuestra naturaleza humana.

Ya hemos hablado de algunas lesiones que se pueden suscitar en los ligamentos y de cómo prevenirlas mediante la práctica de estiramientos.

Los mismos se realizan antes y en algunos casos después del ejercicio.

Como apoyo a estas rutinas es recomendable utilizar el Aliviáne. Ideal para sobrecargas musculares, ya que tiene lo que necesitas para una pronta recuperación.

Combinando en su composición enzimas junto con algunas hierbas medicinales, este producto suele ser de gran ayuda si tu cuerpo se encuentra sometido a fuerte estrés muscular.

Además, es de gran beneficio si eres atleta y requiere una pronta recuperación, sin duda alguna, esta es su mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *