Hombre con dolor de cuadriceps por desgarre muscular. Fondo blanco.

Todo lo que debes saber sobre las lesiones musculares

Todo lo que debes saber sobre las lesiones musculares

Última actualización: 10-12-2018. Equipo Nutricioni

Cada vez que se habla de una lesión muscular automáticamente se piensa en deportistas y no todas están relacionadas con la actividad física.

Si bien es cierto que la mayoría de los lesiones ocurren por practicar alguna actividad deportiva, también lo es que en muchas actividades que se realizan en la vida cotidiana estamos expuestos a lesionarnos.

Por ejemplo, las personas que trabajan en la albañilería o en fábricas terminan sufriendo de lesiones de codo. Los estilistas de sufren de lesiones en el túnel carpiano.

Nuestro cuerpo día a día se encuentra expuesto a un sin fin de situaciones que pueden acarrear una lesión.

Las más comunes son las lesiones musculares, suelen darse en situaciones diarias, en los deportes y gimnasios.Hombre con dolor de cuadriceps por desgarre muscular. Fondo blanco.

Afectan tanto a jóvenes como a personas adultas, y van desde ser inocentes y transcurrir sin consecuencias a graves y dejar una incapacidad total.

Teóricamente la prevención debería poder evitar que se sufra de lesiones musculares, pero nada más alejado de la realidad.

Las lesiones son impredecibles y por más que se tomen las medidas para evitarlas, siempre se va a estar expuesto a ellas.

Ser precavido al realizar ciertas actividades nunca esta demás, no se limite a practicar alguna actividad física.

El practicar un deporte, ir al gimnasio o realizar algunas actividad física contribuye a mejorar nuestra salud.

Haga ejercicios siguiendo la recomendaciones de algún especialista para evitar futuras complicaciones musculares.

Combine ejercicios y buena alimentación para tener una mejor condición física. Nutra sus músculos y podrá mantener alejada las lesiones.

Las lesiones musculares: ¿qué músculos afectan y sus causas?

La lesión muscular es una patología que afecta el tejido muscular, que va acompañada de hemorragia por la rotura de los vasos sanguíneos que recorren el músculo afectado.

Son las lesiones más frecuentes entre los deportistas, se producen en los entrenamientos y en la competición.  

Abarcan desde una simple contractura mínima hasta una rotura muscular completa. Por lo general ocurren debido al exceso de esfuerzo o golpe externo.

Los músculos afectados en una lesión muscular son:

  • Músculo cuádriceps (parte anterior del muslo)
  • Músculos isquiotibiales (parte posterior del muslo)
  • Músculos gemelos y soleo (parte posterior de la pierna)

El abanico de esta lesión es muy variado, ya que pueden afectar los ligamentos, las articulaciones y la combinación de músculo- ligamentos o ligamentos-articulaciones.

Mujer deportista se toca la pantorrilla. Ubicado en color rojo

Según sus causas se pueden clasificar en:

Lesiones traumáticas internas: suelen ser causadas por la actividad física realizada, se destacan dos grupos:

  • Malformaciones relacionadas con la genética como por ejemplo, pie plano valgo, pie cavo, tobillos en varo/valgo y disimetría de miembros inferiores.
  • Debido a enfermedades infecciosas,endocrinas y metabólicas o degenerativas.

En esta tipo de lesiones destacan el exceso en el entrenamiento es muy común entre los deportistas pero su abuso puede acarrear desde una tendinitis hasta una fractura por fatiga.

Realizar actividad física sin un calentamiento previo también es motiva para lesionar algún músculo, así como la realización de movimientos bruscos que van más allá de sus capacidades.

Un mal terreno de juego aunado a un calzado inapropiado pueden alterar la estática del pie,ocasionando pisadas irregulares que a su vez pueden y terminar en una lesión.

Lesiones traumáticas externas: son causadas por la aplicación de una fuerza externa sobre el músculo a consecuencia de un golpe y de un choque entre competidores.

Estas lesiones suelen ocurrir frecuentemente en los llamados deportes de contacto o en caídas producto del movimiento, si un jugador choca con otro pueden lesionarse ambos.

Los tipos de lesiones que existen son:

Agujetas

El dolor que aparece después de 24-48 horas después de realizar ejercicios se le conoce como agujetas y afecta el aparato musculotendinoso.

Se afectan las uniones entre los músculos y tendones que se encuentran cerca de las articulaciones.

Las agujetas aparecen mayormente en personas que después de un período de inactividad retoman la actividad física.

Constituyen un proceso de adaptación y el dolor que se produce se debe a la debilidad que tiene la fibra muscular cuando se se entrena o realiza un nuevo ejercicio.

Para prevenir su aparición se debe realizar el ejercicios de forma moderada y gradual así cuidar la alimentación.

La realización de ejercicios antigravitatorios como la natación y la bicicleta ayudan a disminuir los síntomas y activar el sistema circulatorio aumentando la temperatura intramuscular.

Muchos especialistas no consideren las agujetas como una lesión sino como una alteración muscular muy frecuente que aparece después de un esfuerzo físico.

Mujer se toma su pierna en la zona roja donde le duele

Agrega a tu dieta alimentos ricos en minerales como el potasio, hierro, magnesio y el calcio. Vitaminas como la B12 y cuida tu hidratación es de gran importancia para prevenir las agujetas.

Los estiramientos musculares deben ser realizados no solo al comienzo de la actividad física sino también al finalizar para liberar la tensión que el ejercicio ejerce sobre los músculos.

Se debe tener cuidado durante el período de las agujetas porque es dónde existe más riesgo de lesión.

Las agujetas son buenas en gran porque significa que el músculo se está fortaleciendo y mala porque conllevan riesgo de una lesión más grave.

Una forma de fortalecer los músculos es ingerir Aliviáne para ayudar a adaptar los músculos a la actividad física.

Calambres

Los calambres son contracciones musculares involuntarias, intensas y dolorosas de varios grupos de músculos. Su duración suele ser entre segundos y un par de minutos.

Aparecen por diversas causas las principales por sobreesfuerzo muscular o por reiniciar una actividad física después de un descanso.

Existen varios factores que predisponen a la aparición de los calambres:

  • Alteración de la vascularización muscular
  • Falta de hidratación, de minerales.
  • El contacto con el agua fría
  • Déficit de vitamina
  • Obesidad
  • Alteraciones hormonales

Aparecen al principio y al final de la actividad física. Por no estar el músculo bien calentado y por la fatiga y la deshidratación.

El origen de los calambres según varios estudios realizados es de origen neural, hay una hiperactividad en la placa motora provocada por el aumento de frecuencia que producen los ejercicios.

Existen varios tipos de calambres: los ordinarios son los más frecuentes y ocurren a personas sanas y durante el descanso, hacen su aparición mayormente de noche.

mujer con una inflamacion en el tobillo. Zona roja

Si la persona sufre de enfermedades de la mononeurona inferior, como la esclerosis lateral amiotrófica tiende a sufrir de calambres.

Los calambres por hemodiálisis generalmente ocurren en las extremidades inferiores al finalizar la diálisis.

La hiponatremia, hipocalcemia  o hipomagnesemia suceden por la alteraciones electrolíticas.

Y el uso indebido de algunas drogas producen calambre. Algunos calambre se conocen como la viuda negra porque representan calambres musculares masivos.

Cuando se sienta un calambre se debe suspender toda la actividad física, masajear la zona afectada, estirar e hidratarse.

Contracturas

La contractura es la rigidez o contracción que padece el músculo. Es involuntaria, inconsciente, dolorosa y permanente.

Las contracturas musculares se comienzan a formar desde que comenzamos a realizar un esfuerzo físico, los desechos metabólicos se acumulan dentro de la fibra muscular lo que hace que la sangre no llegue de forma adecuada.

Al no existir un buena circulación los desechos no se pueden eliminar de las fibras musculares y cada vez se van acumulando.

Al acumularse irritan las terminaciones nerviosas provocando dolor y aumentando el tono muscular.

Aliviáne elimina los desechos metabólicos permitiéndole a la fibra muscular fortalecerse, adaptarse y ayuda a evitar lesiones.

Puede ser ocasionado por el estrés, malas posturas y un movimiento brusco. En la mayoría de los casos se dan en la espalda.

Mujer recien levantada presenta dolor en cuello y espalda

Podemos clasificar las contracturas en dos tipos: por sobreesfuerzo y por defensa. El primero son nódulos en los músculos.

Por otro lado la contracción por defensa se da como una contracción refleja para inmovilizar un segmento lesionado en cualquier actividad física.

Las contracturas se pueden palpar a través de la piel como bultos o zonas endurecidas que producen un dolor local alterando el funcionamiento del músculo.

Varias causas pueden generar una contracción, tales como:

  • Exigirle a nuestro cuerpo que realice una actividad que no está acostumbrado a realizar o no es capaz de soportar estamos generando una fatiga al musculos.
  • Realizar actividades intensas después de una largo período de sedentarismo.
  • Mantener posturas repetitivas y forzadas durante un período largo de tiempo.
  • Evitar los estiramientos bruscos.
  • Mala alimentación e hidratación producen una acumulación de toxinas a ciertos órganos.
  • El estrés y la ansiedad liberan elementos químicos que juegan un papel importante en las causas de la aparición de una contractura muscular.

Roturas musculares

Es una lesión del músculo en donde las fibras que lo componen se desgarran parcial o por completo, provocando un dolor intenso que obliga a la persona a cesar toda actividad física.

La mayoría de los deportistas han sufrido de este tipo de lesiones. Puede ocurrir en los miembros inferiores (gemelos, isquiotibiales y cuádriceps) como en los superiores (bíceps, pectoral, tríceps y dorsal ancho).

Las razones que conllevan una rotura muscular pueden ser varias. Como factores externos podemos mencionar un terreno no óptimo para la actividad deportiva y bajas temperaturas.

Como factores internos estarían, desequilibrios musculares, falta de elasticidad, lesiones musculares anteriores, cansancio o fatiga y bajo nivel de entrenamiento.

Mujer medico realizando ejercicio de movilidad en la pierna de una mujer

La recuperación de esta lesión es rápida dependiendo de la gravedad como la localización, tamaño y la forma del desgarro, la edad de la persona y el estado de salud en general.

Una forma de ayudar a las fibras muscular a desinflamarse es ingerir Aliviáne ya que contiene propiedades antiinflamatorias que ayudan al músculo a rehabilitarse.

Los desgarros pueden producirse de tres maneras diferentes: de forma directa,  por estirar el músculo más allá de su capacidad natural y por la elongación brusca del músculo.

Hay varios tipos de desgarros que van determinados por el números de fibras que se desgarran van desde milímetros hasta varios centímetros de longitud.

La Asociación Médica Americana divide las lesiones musculares en tres niveles diferentes:

  • Lesión grado 1: estiramiento de la unidad musculotendinosa que causa la rotura de pocas fibras musculares y tendinosas.
  • Lesión grado 2: rotura de una parte de las fibras musculares, pero sin interrupción completa de la unidad musculotendinosa.
  • Lesión grado 3: ruptura completa de la unidad musculotendinosa.

Los síntomas de las roturas musculares también depende del grado de la lesión:

En las lesiones de grado uno el dolor es mínimo y empeora con el ejercicio y el estiramiento muscular.

En las lesiones de grado dos, al verse afectada una mayor cantidad de fibras el dolor es moderado pero más intenso y hay rigidez en la parte afectada.

En las lesiones de grado tres, con la ruptura completa el dolor es intenso y se debe detener por completo la actividad física, en algunos casos se puede apreciar hematomas en la parte afectada.

El tiempo de recuperación para algunos especialistas es de 1mm por día, aunque muchos están de acuerdo en que cada caso es diferente.

Se recomienda que cada tratamiento debe ser personalizado, tomando en cuenta el tipo y el tamaño de la lesión.

Hematoma o contusión muscular

La contusión sucede por un golpe del músculo contra una estructura o una superficie. Son frecuentes en los deportes de contacto. También puede darse por un choque entre compañeros.

El golpe o el choque causa la rotura de los capilares y una congestión de sangre que forma el hematoma morado-azul-verdoso que es visible al exterior.

La contusión muscular puede llegar a ser tan profunda que daña los vasos sanguíneos y linfáticos menos los superficiales formando el hematoma intramuscular no visible.

Los músculos más afectados en una contusión muscular son: Sóleo y gastrocnemio (gemelo medial de la pantorrilla), recto anterior del cuádriceps en el muslo y los bíceps femoral.

Los hematomas en la parte superior del cuerpo se ven principalmente en los músculos pectorales y los biceps del brazo.

Los síntomas dependen de la gravedad de la lesión, la hinchazón y el enrojecimiento. Otro síntoma es el dolor en el muslo, dificultad para caminar y entumecimiento.

Se debe tener especial cuidado con los hematomas producidos por las contusiones. Si un hematoma no es tratado a tiempo puede haber complicaciones.

Contusión muscular en brazo de chica producto de golpe

Una de las complicaciones es la interrupción de la circulación de la sangre a los tejidos por  la expansión del hematoma, si el espacio es cerrado y delimitado causará presión.

Este trastorno se llama síndrome compartimental y sus consecuencias graves pueden ser:

  • Necrosis muscular
  • Rabdomiólisis (rotura de las células musculares y secreción de las sustancias de la sangre)
  • Infecciones
  • Parálisis
  • Amputación de la pierna

Inclusive la aparición de un hematoma se puede dar inclusive algunos días después de haberse realizado la contusión.

El pronóstico para recuperarse de una contusión muscular es de 2 a 3 semanas sin tratamiento siempre y cuando no haya complicaciones.

En cambio los hematomas suelen desaparecer por sí solos si son pequeños, si son más grandes la curación es lenta y se pueden necesitar inclusive meses.

Es recomendable ingerir frutas y verduras antioxidantes que tengan propiedades antiinflamatorias.

Los motivos por las cuales se producen las lesiones musculares se pueden dar de dos maneras: interno y externo.

Los motivos internos tienen que ver con la nutrición, ausencia de estiramiento o calentamiento, equilibrio electrolítico y las reservas de glucógeno.

Los movimientos repetitivos, los golpes, lesiones mal curadas, malas posiciones y cargas pesadas son los motivos externos para sufrir de lesiones musculares.

Las lesiones musculares se producen por:

  • Debilidad muscular por lesiones pasadas.
  • La edad aumenta las probabilidades de tener una lesión muscular. A medida que envejecemos los músculos pierden flexibilidad.
  • Después de un estiramiento estático.
  • Por fatiga crónica, los músculos tienen poca flexibilidad y movilidad.
  • Al terminar un entrenamiento, debido a la tensión acumulada en los músculos.
  • La presión en un nervio puede disminuir la fuerza del músculo y aumenta la posibilidad de una lesión muscular.
  • La realización de ejercicios intenso para el cual no se está preparado.
  • No poseer conocimiento de los ejercicios y de las posturas correctas pueden ocasionar que se realicen movimientos inadecuados en el entrenamiento.
  • Desórdenes histoquímicos, alteraciones en los oligoelementos como el calcio, potasio etc que son necesarios para el metabolismo muscular.
  • No usar el calzado adecuado para realizar los ejercicios.
  • Dormir pocas horas, el descanso insuficiente influye en el desempeño físico.
  • Las condiciones atmosféricas.
  • Las condiciones propias de cada individuo, la predisposición genética y el sexo son determinantes, ya que estudios recientes lo han demostrado.

¿ Cuál es el tratamiento para las lesiones musculares?

Las lesiones musculares que no implican una afectación anatómica suelen curarse de forma natural en un tiempo corto.

Con los hematomas producidos en las contusiones o rotura la evolución es más incierta. Muchas no se diagnostican adecuadamente.

Cuando la lesión ocurre y puede continuar con la actividad física su recuperación suele darse en una semana, si por el contrario no se puede continuar la lesión puede ser grave.

Esas lesiones donde no se puede continuar la actividad física y el dolor es intenso y continúo debe ser vista por un especialista para evitar que se convierta en una lesión crónica.

El tratamiento adecuado para cada lesión muscular se hace teniendo en cuenta múltiples factores, sin embargo se puede dar un tratamiento general:

  • Aplicar frío durante 48-72 horas después de ocurrida la lesión muscular.
  • Ingerir tratamiento médico (antiinflamatorios o relajantes musculares)
  • Realizar terapia física, incluyendo: microondas, ultrasonidos, infrarrojos, láser, estimulación eléctrica y masajes terapéuticos.
  • La intervención quirúrgica es necesaria en algunos casos.
  • Imagen en primer plano de compresa fría en tobillo de hombro

El tratamiento para las lesiones musculares no sólo debe darse físicamente sino psicológicamente, el deportista debe controlar la ansiedad.

La ansiedad puede producirse por las ganas de regresar a ser competitivo y por escuchar la palabra reposo como una de las indicaciones para mejorarse.

Todos los tratamientos aplicados deben ser supervisados por un especialista que indique cual es la rehabilitación necesaria de acuerdo a la lesión.

El especialista debe constatar si la lesión se debe a un estado físico del músculo o por otra  causa debe hallarla y corregirla.

La rehabilitación de las lesiones musculares deben estar concentradas en el fortalecimiento de las zonas afectadas para recuperar la fuerza y el tono muscular que tenían antes de la lesión.

¿Cómo prevenir las lesiones musculares?

Existen varios consejos que nos permitirán prevenir las lesiones musculares más no evitarlas, son inesperadas.

Las lesiones son parte de la actividad física cuando practicamos algún deporte nos vemos expuesto a este tipo de lesiones y solo podemos prevenir para evitarlas.

Cualquier entrenador dirá que se debe calentar y estirar antes y después de cualquier entrenamiento.

El calentar y estirar permiten que los músculos tengan la temperatura adecuada para hacerse más flexibles.

Después de entrenar o de una intensa actividad física se debe liberar la tensión acumulada en los músculos son ejercicios leves y estar preparados para la próxima sesión.

Conocer nuestras limitaciones es importante para adaptar el entrenamiento a la capacidad física del cuerpo.

Un buen entrenador reconoce las capacidades de cada individuo y planifica un plan de entrenamiento con una carga de trabajo progresiva.

Empezando por ejercicios suaves y livianos hasta aumentar la complejidad y la intensidad de los mismos dando tiempo a que los músculos se adapten.

No solo basta con calentar y estirar, ni con adaptar progresivamente el cuerpo a los ejercicios se deben realizar correctamente.

ilustración de mujer haciendo diferentes tipos de ejercicios

Es imprescindible que se respetan las técnicas, las posiciones y los tiempos. Realizar un  ejercicio sin tener conocimiento de lo que se está realizando puede ocasionar lesiones.

El llevar una dieta adecuada ayuda a los músculos a estar preparados para el ejercicio físico, debe ser una dieta rica en proteínas.

El consumir una combinación de alimentos con enzimas y antioxidantes como Aliviáne garantizan una recuperación de una lesión y de un fortalecimiento de los músculos, articulaciones y tendones.

A la hora de realizar el entrenamiento físico también se debe vigilar que nuestro cuerpo se encuentre hidratado.

Debemos recordar que las lesiones musculares no solo se dan por practicar un deporte o realizar alguna actividad física.

Las lesiones muscular pueden ocurrir en el día a día, en actividades sencillas como sostener por mucho tiempo el celular o por levantar un gran peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *