Hombre sosteniendo un cartel de ayuda por tener complicación para orinar

Todo lo que debes saber sobre la inflamación de próstata

Todo lo que debes saber sobre la inflamación de próstata

Última actualización: 05-10-2018 por Editor Ernesto.

Esta es la glándula encargada de generar una parte bien importante del flujo seminal. Es indispensable para la producción del semen. Mientras que las vesículas seminales lo complementan.

Es una importante glándula del aparato reproductor masculino. Es de  pequeño tamaño, aunque con el tiempo adquiere mayor dimensión. El aumento de su tamaño comienza generalmente después de los 50 años. Las complicaciones suelen aumentar con la vejez.

Dentro de sus funciones está la de permitir el flujo de la orina desde la vejiga. Su otra función es la de dejar fluir el semen en la eyaculación.  

La próstata es susceptible de inflamarse por diferente razones, entre ellas la prostatitis, crecimiento benigno o por cáncer prostático.

La hiperplasia benigna es una hinchazón causada principalmente por razones hormonales.  La solución final de la patología suele ser la cirugía.

Debemos puntualizar que la inflamación  es diferente al agrandamiento de la próstata. La razón de la inflamación  va a depender de su tipo.

La prostatitis es generalmente causada por las bacterias. Mientras que la no bacteriana se debe a la penetración del orine en los conductos de la próstata, lo que produce la inflamación.

Los síntomas de la prostatitis pueden ser crónicos o agudos. Mientras que en la hiperplasia benigna se manifiestan por la intermitencia en las micciones y  la necesidad urgente de orinar (polaquiuria), con dificultades para iniciar la micción. Puede generar presencia de sangre en el orine.

Para el diagnóstico son determinantes los signos y síntomas que se presente. Se complementa con una serie de exámenes y análisis a criterio del médico tratante.

Si los síntomas no son muy severos, si puede lidiar con ellos. Sin embargo, se recomienda revisiones médicas periódicas.  

Según el tipo de inflamación, se recomendará el tratamiento adecuado. Para la prostatitis   se utilizan antibióticos. En la hiperplasia benigna , la solución suele ser la cirugía reductiva.

Hombre sosteniendo un cartel de ayuda por tener complicación para orinar

Síntomas de la inflamación de la próstata

Dentro de los más frecuentes destaca la disminución de fuerza en el  flujo de la orina, además dolor y ardor  en las micciones. Suele acompañarse por dolor al eyacular y dolor en la parte baja de la espalda. En el alivio del dolor ha resultado ser eficaz Fórmula para el Dolor.

Otros síntomas comunes pueden ser dolor a la altura del ombligo y del espacio entre los testículos y el recto. El paciente manifiesta frecuentemente la sensación de vaciado insuficiente de la vejiga.

En algunos casos se presentan cuadros febriles y aumento de la frecuencia de micciones. Tambien es comun dolores fuertes en el escroto.

Con el incremento de la frecuencia, puede encontrarse trazas de sangre en la orina. En algunos casos genera disfunción eréctil debido al dolor intenso.

La inflamación suele ser detectada con el examen manual del recto, cuyo simple contacto genera un fuerte dolor. Escalofríos y dolores en las articulaciones y los músculos suelen complementar el cuadro sintomático.

En la prostatitis aguda los dolores son profundos y en ocasiones requiere hospitalización. En el caso de  la hiperplasia pros­tática benigna próstata es flexible, movible y con ausencia de dolor.

Mientras que  en el cáncer prostático la consistencia es fuerte,  fija y sin dolor.de acuerdo a la hinchazón los sintomas pueden ser diverso.

En la prostatitis aguda, la duración de los síntomas suele ser de menos de dos semanas. Siendo la fiebre, la molestia y el escozor los principales síntomas. Todo esto aunado a la retención de orina.

Los síntomas en la prostatitis crónica, en la que los síntomas permanecen durante más de treinta días, son más espaciados en tiempo. En la hiperplasia benigna, los síntomas están más asociados a la intermitencia de las micciones y a la  necesidad casi permanente de orinar.

Hombre tiene los pantalones mojados con un recipiente que contiene orina

Tipos de inflamación de la próstata

Debido a que la próstata es susceptible de aumentar su tamaño con el paso del tiempo, puede llegar a ejercer presión sobre la uretra, causando dificultad para el flujo de orina.

Dado que dentro de los factores de riesgo de la patología está la edad del paciente, los tres tipos más comunes de malfunción de la próstata son la prostatitis, próstata crecida y el cáncer prostático.

Es importante señalar, que que padecer prostatitis o una próstata crecida, no incrementa la probabilidad de desarrollo de un cáncer. Aunque también es posible se pueda tener más de una patología simultáneamente.

En el caso de la prostatitis, es una hinchazón de la próstata consecuencia de una infección causada por bacterias.

Aproximadamente afecta al 50% de los varones en alguna etapa de su vida. Sin embargo, tener esta dolencia no incrementa la posibilidad de sufrir otro tipo de enfermedad prostática.

Este tipo de patología suele generar dolores a nivel lumbar, micciones frecuentes con dolor y ardor. Escalofríos y fiebres también pueden presentarse. Algunos estudios sugieren el uso de Fórmula para el Dolor para aliviar el dolor.

Igualmente se pueden presentar dolor y opresión a nivel del ano y dolores en la parte posterior del escroto. Puede acompañarse también por descargas involuntarias de la uretra y palpitación genital, además de orgasmos dolorosos.

En el tipo de prostatitis bacteriana, aparece repentinamente de forma aguda. Acompañada de fiebres, escalofríos severos y usualmente presencia de sangre en la orina.

En la prostatitis bacteriana crónica, la cual es generada por bacterias, a pesar de no aparecer en forma repentina, puede generar problemas. El único  síntoma manifiesto es infección recurrente de la vejiga.

La causa suele ser una mal función de la próstata que se concreta en la acumulación bacterial en las vías urinarias.

En el tipo de afección o síndrome de dolor pélvico crónico, es el tipo más común de prostatitis pero el menor comprendido. Afectando a los hombres en edad juvenil o en la vejez. Sus síntomas son intermitentes sin aviso alguno.

En la prostatitis inflamatoria asintomática, evidentemente hay ausencia de síntomas. Frecuentemente es detectada en pruebas de determinación de infecundidad o en pruebas verificadoras de cáncer prostático.

recipiente con orinas y resultados de examenes de orina

Causas de la inflamación de la próstata

Los especialistas no están seguros de las causas. Se cree que los elementos detonantes pueden incluir  estrés, daños nerviosos cercanos, infecciones urinarias y lesiones de orden fisiológico, entre otros.

Generalmente coinciden en que las causas dependen de.agentes biológico externos que provocan la inflamación de la glándula. Suelen ser originados o no por bacterias pudiendo ser esta inflamación crónica o aguda.

Las bacterias alcanzan la próstata a través de la uretra. Pudiendo ser de origen intestinal y afectan las mucosas de la próstata y la uretra.

Estimulan la infección, los aumentos dimensionales malignos o benignos de la glándula prostática o una estrechez de la uretra. Esto puede generar presión en la salida de la orina sobre el tracto urinario.

En las inflamaciones no causadas por bacteria, pueden detectarse glóbulos blancos en el flujo de la próstata y en el esperma.

En este tipo de inflamación, la causa se debe a problemas en el vaciado de la vejiga. La orina alcanza los conductos de la glándula, donde son depositados el ácido úrico y otras sustancias en el tejido, produciendo hinchazón y cálculos en la próstata.

En el síndrome de dolor pélvico crónico no inflamatorio de la pelvis, no se ubican causas de tipo orgánico de la dolencia. Por lo que se presume un origen psicosomático.

Esto pudiera ser indicativo de mal manejo del estrés y otras emociones como la ansiedad, la ira o la angustia, que generan presión muscular inconsciente en la zona de la pelvis.

La presencia de lesiones en los nervios en las vías urinarias pueden ser causada por traumatismos o cirugías. Esto pudiera producir una prostatitis no generada por agentes bacterianos. Llegando en algunos casos a no determinar exactamente su origen.

hombre de negocios mareado enfermo con dolor de cabeza o vértigo; retrato de un hombre de negocios preocupado y estresado con dolor de cabeza, migraña, estrés; vértigo,

Tratamiento de la inflamación de la próstata

El tratamiento de esta inflamación va a depender de su tipo y generalmente son diferentes. En la prostatitis bacteriana, por ejemplo, los antibióticos generalmente alivian la dolencia.

Se recomienda reposo, mayor ingesta de fluidos, abstinencia sexual y de alcohol. También se recomiendan antiinflamatorios y antipiréticos.

La prostatitis bacteriana crónica requiere tratamiento con antibióticos por un mayor tiempo. La infección bacteriana y la calcificación no ceden fácilmente al tratamiento lo que puede generar complicaciones.

Si la inflamación llegará a ser repetitiva. Se recomienda la descortetización y todo el tejido inflamado debe ser removido.

Los tratamientos naturistas son basados generalmente con hierbas y semillas, sobre todo en la prostatitis no bacteriana  inflamatoria. Los síntomas dolorosos pueden ser aliviados con Fórmula para el Dolor.

La necesidad de micciones frecuentes se mejora reduciendo los síntomas. La termoterapia también suele usarse en el tratamiento de la prostatitis, siendo una alternativa eficaz para la hiperplasia prostática benigna.

La eyaculación frecuente, la cual es limitada por el dolor, podria tambien ayudar. Al igual que el masaje prostático.

Para el tratamiento del síndrome de dolor no inflamatorio crónico de la pelvis, por sus características de orden psicosomático, el tratamiento cambia.

En este caso se recomienda terapia psicológica en la búsqueda de un trasfondo emocional de los síntomas, al igual que ejercicios fisicos.

Las recomendaciones son mantener conversaciones terapéuticas que podrían revelar un trasfondo psicológico de los síntomas y la terapia física.

La terapia física implica ejercicios de ejercicios de relajación muscular, aplicación de calor y desplazamientos suaves para los músculos del suelo de la pelvis. Adicionalmente, entrenamiento autógeno.

El cambio gradual de una prostatitis aguda es positivo y las probabilidades de sanación son muy buenas. Generalmente la inflamación cede en unos quince días.

Las complicaciones posibles serían retención de la orina - imposibilidad para vaciar la vejiga espontáneamente -  y formación de pus en la próstata.

Para descargar la orina retenida se utiliza una sonda. Mientras que el absceso debe ser tratado con antibióticos o procedimientos quirúrgicos. de apertura y drenaje.

Hombre con un frasco que contiene vitamina D por medio de pastillas

Vitaminas, minerales, plantas, hierbas y remedios caseros

Son diversos los tratamientos alternativos con suplementos vitamínicos y minerales. La vitamina B6, ayuda a asimilar adecuadamente el zinc, muy importante para las afecciones de la próstata.

Algunos estudios sugieren que el zinc disminuye las dimensiones de la próstata y las molestias y dolencias propias de la hipertrofia. También se recomienda complementos de magnesio.

El zinc influye en el metabolismo hormonal reduciendo la cantidad de prolactina, hormona encargada de asimilar adecuadamente la testosterona

El magnesio actúa positivamente sobre el tejido muscular, pues mejora la posibilidad de contracción y relajación muscular. Además, incrementa la capacidad de defensa inmunológica.

El magnesio también puede prevenir la formación de piedras de calcio, por ser un antagonista natural de esta.

En cuanto a la dieta se recomienda el consumo de frutas secas, legumbres, verduras y hortalizas frescas, pescado fresco y cereales integrales.

Por otro lado, deben evitarse el exceso de sal, alimentos con alto contenido de grasa, carnes rojas, aceites hidrogenados y alimentos enlatados. También deben ser evitados los refrescos, alcohol, café, la nicotina y productos lácteos.

Hacer ejercicios con regularidad, ingerir líquidos descanso y esparcimiento y evitar situaciones estresantes.

Otras vitaminas y suplementos recomendados son la vitamina E, té verde, palma americana, licopeno y selenio. Al igual que vitamina B, C y ortiga.

Dentro de los remedios caseros se recomienda los preparados a base de raíz de jengibre, pimientos tomates,aguacates y verduras.Productos naturales como Fórmula para el Dolor pueden ayudar a disminuir los síntomas dolorosos

Las plantas y hierbas medicinales ayudan en la sanación de diferentes patologías, y dentro de las mejores para tratar la inflamación de la próstata destacan la bruca, epilobio, borrajas,cocuiza, singamochila y viravira, entre otras.

Todas las vitaminas que componen y que necesita el cuerpo

Prevención en la inflamación de próstata

Existen diversas formas eficaces para prevenir la inflamación de la próstata, una de ellas es el uso de condones en la relación sexual. Los preservativos ayudan a prevenir enfermedades venéreas e infecciones.

Estudios revelan que una sana y frecuente actividad sexual puede ayudar en la prevención de infecciones del aparato urinario, pues permite evacuación frecuente del flujo seminal evitando el desarrollo de bacterias.

En la prevención, la higiene es fundamental. Lavarse las manos antes y después de las micciones se evita la acumulación de gérmenes.

También tener en cuenta que se debe orinar en el momento que se tenga ganas, beber mucha agua durante el día, restringiendo a partir de las 7 de la noche, sobre todo en personas mayores.

Evitar comidas irritantes como condimentos fuertes, ají, rocoto, pimienta, no fumar y tener moderación con la ingesta de licor.

Una dieta sana y balanceada va a favorecer la prevención. Esta debe incluir antioxidantes, procurando evitar la ingesta de alimentos de alto contenido de grasas poliinsaturadas.

Consultas con el urólogo a partir de los 45 años para la realización de pruebas y análisis de sangre. Son recomendadas.

Algunos estudios señalan la relación existente entre una dieta rica en grasas minerales y el cáncer de próstata. Los niveles de colesterol y triglicéridos deben mantenerse en los rangos recomendados por su médico.

Se debe orinar cuando se requiera, beber abundante agua durante el día, restringiendo un poco al comenzar la noche. Se debe evitar la ingesta de alimentos fuertemente condimentados.

Debe evitarse la nicotina y controlar la ingesta alcohólica. Existen diferentes productos naturales que pueden ser utilizados en la prevención de la inflamación de la próstata.

El control del estrés y de las emociones, tener una vida plena, practicar deportes y tener descanso y recreación  dieta contribuirán positivamente en la prevención de esta patología.

Finalmente se debe tomar conciencia de la importancia de la prevención de enfermedades. Es más fácil prevenir que lamentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *