Tipos de antidepresivos: ¿píldoras de la felicidad?

Tipos de antidepresivos: ¿píldoras de la felicidad?

Última actualización: 29-08-2018 por Editor Fanny.

Seguramente la ha experimentado antes: la depresión, el trastorno que le impide divertirse, le llena de emociones tristes y causa agotamiento excesivo como principales síntomas.

Es normal sentirse triste por un fracaso laboral o sentimental, sin embargo la deperesión va más allá de un simple ánimo melancólico.

Y cuando esta tristeza nos impide funcionar en nuestro entorno, o realizar nuestras actividades diarias, estamos enfrentándonos a un problema más serio, para el cual hay que tomar medidas correctivas.

Depresión y ansiedad tienen muchas similitudes y algunos síntomas parecidos, pero son dos problemas bien distintos, aunque a veces se confunden.

La ansiedad tiene causas más bien fisiológicas, que llevan a un estado mental de gran desasosiego. Así es como el cuerpo responde ante diversos estímulos, tanto internos como externos.

En cambio, la depresión causa disminución del tono y la actividad física y mental, y puede considerarse normal hasta cierto punto, si existe una causa externa que la justifique.

Los medicamentos antidepresivos juegan un rol importante en el alivio de los síntomas de la depresión, pero ¿son las píldoras de la felicidad?

Aunque no son nuevos ni mucho menos, el uso de antidepresivos ha venido en aumento durante los últimos años. Si bien es cierto que son eficaces, tienen algunos efectos secundarios que es mejor evitar.

¿Cuáles son los tipos de depresión más severos?

Cuando se trata de depresión severa o patológica, podemos afirmar que no está ni cuantitativa ni cualitativamente proporcionada a las causas que la producen. Esta depresión puede revestir tres formas:

Neurótica, debida a traumas sicológicos o al simple cansancio. Se puede desatar por la pérdida de un ser querido, una frustración laboral o afectiva o por una mala situación económica.

A veces el tratamiento puede ser muy simple: descanso, liberarse del estrés y llevar una vida más tranquila. También es posible tomando antidepresivos formulados para este tipo de depresión, que los hay.

Psicótica, confundida a veces, esta es una forma grave de depresión que puede llevar al suicidio. La persona afectada generalmente sufre de alucinaciones y pierde contacto con la realidad.

Se trata de un padecimiento generalmente crónico y episódico, caracterizado por estados de ánimo asociados al fracaso e impresiones de incompetencia, no ligadas necesariamente a la realidad.

Orgánica, un tipo secundario de depresión causada por los medicamentos utilizados para tratar arteriosclerosis, tumores y otras enfermedades o bien por lesiones cerebrales.

Dado que la mente humana es tan compleja, son tan variados los diferentes tipos de depresión, que a veces se desbordan de esta clasificación básica.

Así, existen depresiones post traumáticas y depresiones post parto y algunas de las que simplemente no se puede establecer el origen.

Podemos describir algunos síntomas como los más comunes, teniendo en mente que se trata de una clasificación simple a un problema muy complejo.

Síntomas comunes de depresión

  • Animo susceptible o decaído la mayoría de las veces.
  • Demasiado sueño durante el día o insomnio durante la noche.
  • Aumento o pérdida de peso de forma inexplicable.
  • Variación en el apetito.
  • Falta de energía y excesivo cansancio.
  • Sensación de impotencia, culpa y descalificación hacia sí mismo.

Cuando estos síntomas se tornan difíciles de sobrellevar, se requiere de un tratamiento acorde al tipo de depresión que se sufre.

Son diversos los tratamientos farmacológicos en el mercado actual. Cada uno está formulado para tratar diferentes aspectos.

Clasificación básica de los antidepresivos

Las numerosas investigaciones que la ciencia realiza continuamente, han dado como fruto fármacos para tratar las diferentes depresiones que aquejan a las personas en la ajetreada vida moderna.

Un antidepresivo se define como un fármaco psicotrópico para tratar las perturbaciones de la depresión, aunque a veces también usados para tratar dolencias como neuropatías diabéticas.

Los antidepresivos se clasifican según su estructura química en

  • Tricíclicos
  • Inhibidores de la monoaminooxidasa o IMAO.

También se clasifican por el orden de aparición que tengan en la farmacología, por ejemplo, se habla de antidepresivos de segunda generación.

Los antidepresivos IMAO tienen la acción de bloquear la operación de la enzima monoamino oxidasa. Este fue el primer antidepresivo en llegar al mercado y su consumo debe hacerse bajo estricta vigilancia médica.

Estos antidepresivos pueden tener efectos peligrosos al combinarse con algunos alimentos. Encurtidos, quesos fermentados y alcohol en general no deben consumirse cuando se está bajo esta medicación.

Ello es debido a la tiramina, una sustancia presente en este tipo de alimentos, que al combinarse con el fármaco causa aumentos peligrosos de la presión arterial.

También pueden ser clasificados por la acción bioquímica de su mecanismo, o por los efectos bioquímicos sobre el paciente. Otra forma de clasificación es la terapéutica la cual es útil para anticipar los efectos a corto y mediano plazo.

La clasificación terapéutica ayuda a predecir cómo afectará al paciente, esta clasificación puede ser tipificada como estimulante, sedante o intermedia. El médico prescribe según el caso específico.

Algunos fármacos causan dependencia y efectos secundarios adversos como desligar al paciente de la realidad, por esto se insiste tanto en que estos medicamentos deben ser administrados bajo estricta vigilancia médica.

Antidepresivos tricíclicos:

  • Imipramina (Tofranil)
  • Amitriptilina (Elavil)
  • Desipramina (Norpramin)
  • Nortriptilina (Pamelor)
  • Clomipramina (Anafranil)

Inhibidores no selectivos de la monoaminooxidasa:

  • Isocarboxazida
  • Nialamida
  • Fenelzina
  • Tranilcipromina
  • Iproniazida
  • Iproclozida
  • Fenilalanina

Inhibidores de la monoaminooxidasa tipo CDE:

  • Befloxatona
  • Brofaromina
  • Moclobemida
  • Toloxatona

Inhibidores de la monoaminooxidasa tipo B:

  • Selegilina

Antidepresivos para tratar diferentes depresiones

El caso clínico del paciente determina el tipo de antidepresivo prescrito, ya que cada uno actúa de forma diferente.

Por ejemplo, los antidepresivos para tratar la depresión neurótica son de acción lenta, reportando mejoras a las varias semanas después de comenzado el tratamiento.

Generalmente se utilizan fármacos inhibidores selectivos de  la recaptación de la serotonina, como la fluoxetina, la paroxetina, la sertralina y la fluvoxamina.

En cambio, los que se recetan para tratar la depresión psicótica deben ser una combinación de antidepresivo con antipsicótico, ya que la acción de uno solo de estos no es suficiente.

Hay que tomar en cuenta que la depresión psicótica es una patología muy compleja, que reviste síntomas muy graves. Esta forma de depresión es tan fuerte, que puede llevar al paciente a abandonar por completo su vida normal.

Siendo la forma más grave de depresión, no es posible atacarla desde un frente único y a veces se requiere el concurso de diferentes especialidades para ayudar al paciente a afrontar el problema.

Por su parte, en la depresión orgánica se debe tener especial cuidado, ya que el antidepresivo no debe estar en contra de la medicación de la enfermedad que originó el trastorno.

Los efectos secundarios de los antidepresivos no son graves en principio, sin embargo es importante seguir la prescripción al pie de la letra y no suspender la medicación aunque la mejoría sea evidente.

Con esto se evita el riesgo de una recaída. En cuanto a los efectos secundarios suelen estar limitados a cefaleas de corta duración, náuseas, inquietud y disminución de la libido.

Los efectos secundarios de los antidepresivos tricíclicos incluyen sequedad de la boca, estreñimiento, somnolencia, visión borrosa y problemas de la vejiga, como chorro de orina débil, por ejemplo.

NervSoport es un aliado eficaz para combatir los síntomas de la depresión sin causar efectos secundarios, gracias a sus componentes herbales y vitamínicos que brindar apoyo para cualquier tratamiento.

NervSoport contiene vitaminas del complejo B, que se sabe son eficaces para mejorar la neurotransmisión y restaurar el equilibrio bioquímico en el cerebro. Por otra parte, los extractos herbales de NervSoport, influyen positivamente en el ánimo de las personas.

Antidepresivos naturales aliados de una vida feliz

Las enseñanzas orientales señalan que la felicidad va de la mano con el desapego a las cosas materiales y desligarse de la preocupación de lo que depara el futuro, es decir vivir el presente.

También enseñan técnicas de meditación y concentración que alivian no solamente la depresión, sino la ansiedad y el estres que muchas veces la acompañan.

Queda claro que en casos de depresiones severas o causadas por complicaciones de enfermedades, el tratamiento necesariamente debe incluir los fármacos recetados por un médico.

Sin embargo estas técnicas son provechosos complementos que aliviaran los síntomas de la depresión:

  • Yoga y  tai chi, que a través de sus movimientos armónicos, llevan a un estado de relajación que impide pensamientos oscuros.
  • Meditación, para alejar de la mente los problemas que causan depresión y ansiedad.
  • Ejercicio, deporte o cualquier actividad física que genere endorfinas, conocidas como la droga de la felicidad.
  • Bailar es también una actividad que libera endorfinas: salsa casino, tango de salón y en general bailes practicados en grupo, mejoran el estado de ánimo de las personas.
  • Tomar infusiones herbales es un recurso muy efectivo contra la depresión.

¿Las hierbas más efectivas? Hierba de san juan, raíz de ashwagandha, manzanilla y nuez moscada, todas endulzadas con miel.

  • Terapias cognitivas conductuales, para ganar control sobre los pensamientos y cómo reaccionar adecuadamente ante cada situación.

Alimentos efectivos contra la depresión

Para combatir la depresión y cualquier otra dolencia, la buena alimentación es el recurso eficaz número uno.

Sí existen alimentos que impiden que la mente caiga en estados depresivos y deben ser incluidos en la dieta diaria de las personas que sufren de este mal.

Son preventivos de la depresión y tienen vitaminas y minerales muy buenos para la salud, así que es conveniente consumirlos aunque no se esté deprimido.

Nueces, contienen triptófano, un aminoácido que contribuye al bienestar.

Té verde, gracias a la teanina, una sustancia que tiene efectos tranquilizantes.

Chocolate negro, mientras más oscuro mejor, ya que tiene propiedades para combatir la depresión.

Avena, un carbohidrato complejo capaz de aumentar los niveles de serotonina.

Levadura de cerveza, contiene vitaminas del complejo B y es rica en nutrientes.

Pescado azul, tiene un alto contenido de omega 3, por ejemplo; sardina, salmonete, atún, salmón, trucha, bonito, pez espada, chicharro etc.

Cúrcuma, esta especie ha sido utilizada desde hace mucho tiempo contra diversas dolencias y tiene la reputación de ser un antidepresivo más efectivo que muchos fármacos.

Incluir vitaminas en la alimentación diaria, sobre todo las vitaminas del complejo B, que tienen un papel relevante aunque poco esclarecido en el desarrollo de los cuadros depresivos.

Pese a ello, está demostrado que el complejo de vitaminas B es un poderoso aliado para combatir enfermedades de los nervios.

Aunque la dieta sea variada, el consumo de cafeína o alcohol, puede hacer que los niveles de estas vitaminas hidrosolubles, disminuyan en el organismo a causa del efecto diurético.

En NervSoport se encuentran las dosis adecuadas de vitaminas del complejo B, conocidas como las vitaminas de la alegría, para ayudar a los pacientes con depresión a sentirse mejor.

El producto NervSoport es muy recomendado para calmar los nervios y la ansiedad, factores capaces de conducir a estados depresivos. Los extractos de hierbas como hipérico y manzanilla, combaten estos síntomas efectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *