Tipos de alergias que afectan el cuerpo humano

Tipos de alergias que afectan el cuerpo humano

Última actualización: 01-02-2019. Equipo Nutricioni

La alergia es la reacción del organismo ante una sustancia determinada que puede ser dañina para unas personas y para otras no.

Esto se debe mayormente a condiciones hereditarias; pero también juegan papel importante el ambiente y su nivel de contaminación.

Ojos irritados producto de alergia

Este padecimiento incluye la inflamación extrema de nariz, bronquios, ojos y piel.

Se trata de una reacción que se produce cuando se entra en contacto con un agente biológico externo llamado alérgeno; ello provoca síntomas como estornudos, sarpullidos y erupciones, entre otros.

Hay personas genéticamente más propensas a padecer alergias; pero en líneas generales, todos somos susceptibles de sufrirlas, ya sea temporal o frecuentemente.

Al hacer contacto con el alérgeno, el sistema inmune activa la inmunoglobulina, un anticuerpo que reconoce el ataque y crea la inflamación como mecanismo de defensa.

Existen 2 grandes grupos de alérgenos: los inhalables y los no inhalables.

Entre los alergenos inhalables están: el polen, las esporas, los hongos, y la caspa de perros y gatos.

Los no inhalables son: alimentos como huevo, nueces, maní, trigo, soya, pescados y mariscos. También incluye las picaduras de insectos como garrapatas, avispas y abejas; y las reacciones a metales, látex, cosméticos y medicamentos.

La alergias se clasifican en función de la zona del cuerpo afectada; por lo que pueden ser:

  1. Cutáneas, como el eczema o la urticaria.
  2. Pulmonares, entre ellas la neumonía.
  3. Oculares, como la conjuntivitis o queratitis.
  4. A nivel otorrinolaringológico se registran  la rinitis o sinusitis.

Las primaveras que algunos no quieren

Se estima que a nivel mundial entre el 10 y el 30% de la población puede sufrir alergias, sobre todo en las épocas primaverales cuando se libera  el polen de las flores y se convierte en un alérgeno para muchas personas.

Esta hermosa estación del año en muchos países, se convierte en la etapa más incómoda para las personas alérgicas.

Las diminutas partículas de polen que va transportadas naturalmente por los aires, llegan al sistema respiratorio provocando estas alergias estacionales, que también han sido llamadas fiebre del heno.

Las plantas gramíneas o arbustos con flores muy pequeñas son las que desencadenan más alergias.

También, cuando están en periodo de floración,  otras plantas como el olivo, el abedul, la palmera y el plátano de sombra pueden convertirse en alérgenos.

Los afectados pueden presentar los siguientes síntomas:

  1. Lagrimeo.
  2. Picor.
  3. Enrojecimiento ocular.
  4. Enfermedades como: rinitis alérgica o conjuntivitis, migrañas o asma.
  5. Estornudos frecuentes.
  6. Hinchazón debajo de los ojos.
  7. Fatiga y cansancio.
  8. Irritabilidad.
  9. Tristeza, y hasta depresión.
  10. Dolor de cabeza.
  11. Problemas para dormir.

Este proceso es el más conocido, pero nos sirve para entender cómo llegan otros agentes externos, potenciales alérgenos, a nuestros pulmones.

Las reacciones son absolutamente individuales ante cada elemento, pero en cualquier momento, el individuo puede desarrollar sensibilidad a alguno de estos factores  e incluso a muchos otros.

Un individuo que ha sufrido al menos un episodio de alergia puede pasar a ser hipersensible, dependiendo del grado de afectación del alérgeno.

En 1918, el investigador Robert Cook, llamado también el padre de la alergia en América, comenzaba a practicar técnicas de desensibilización.

Lo que nos lleva entonces a considerar que son más de 100 años de investigaciones sobre este proceso.

La desensibilización se aplica por dos vías: la subcutánea y la sublingual.

La primera está muy avanzada en enfermedades como la rinoconjuntivitis  y el asma leve o moderada.

En este campo, las vías de investigación siguen abiertas, pues de ello depende el futuro de la inmunoterapia para casos como las alergias.

Las vacunas también siguen su curso de creación. Por ejemplo, son 600 vacunas las que mensualmente produce el Hospital General de México, en la Unidad de Alergias e Inmunología.

De estas, las mayormente solicitadas son contra los ácaros y el polen; pero aun cuando alivian algunos síntomas, no son la panacea para resolverlo.

En Estados Unidos, Francia y Holanda evalúan las posibilidades de prevenir alergias desde la lactancia.

Mientras algunos científicos están concentrados en encontrar una cura, otros se enfocan en ubicar los factores genéticos que producen las alergias. La idea sería controlar la herencia alérgica.

Las investigaciones continúan y algunos científicos han determinado que consumir alimentos como frutas y verduras con alto contenido de fibra disminuye los síntomas de las alergias.

La fórmula de Frambuesa Anticrón, creada a base de frutas como las frambuesas rojas, ha tenido éxito en este sentido, pudiendo aliviar los molestos síntomas que las alergias provocan.

Tipos de alergias más comunes

Nos hemos referido someramente a algunos tipos de alergias, por ser precisamente los más conocidos.

  1. Alergia a los ácaros del polvo: los ácaros son de naturaleza arácnida y se encuentran normalmente en el polvo; por lo que tienden a acumularse por toda la casa

Los síntomas que presenta el paciente alérgico por ácaros es igual al del polen y otros alérgenos: estornudos, problemas para respirar, mucosidad y silbidos.

Las personas alérgicas deben extremar la limpieza de objetos como alfombras, muebles tapizados o la ropa de cama, donde tienden a alojarse masivamente los ácaros del polvo.

  1. Alergias a las mascotas: aunque son numerosos los animales que pueden provocar alergias, las más conocidas son las que sobrevienen del contacto con perros o gatos.

En concreto, los alérgenos de los animales domésticos se ubican fundamentalmente en sus secreciones.

Tanto saliva como cebo o caspa y excrementos, pueden convertirse en alérgenos.

Los pelos, aunque abundan en su contacto, no son potenciales factores  desencadenantes de alergias; sin embargo, la piel muerta adherida a ellos sí lo es.

  1. Alergias alimentarias: las alergias alimentarias pueden ocurrir en cualquier momento luego de la ingesta de comida.

Estas alergias, además de efectos dermatológicos como picor, enrojecimiento o hinchazón, provocan trastornos en el aparato digestivo y respiratorio.

Algunos alimentos que son potenciales alérgenos, dependiendo del perfil del individuo, pueden ser: leche y sus derivados, huevos, frutos secos, en especial el maní, avellanas y nueces.

Algunas legumbres y pescados pueden provocar alergias; así como existen cereales, frutas y verduras a las que las personas reaccionan alergicamente.

En el caso de los mariscos y moluscos, las alergias suelen ser muy fuertes y generalmente provocan reacciones de intoxicación en el cuerpo.

Las más comunes se presentan ante al consumo de crustáceos  como langostas o cangrejos. También con la ingesta de moluscos como caracoles, almejas y ostras.  

Asimismo, hay reacciones alérgicas a comidas preparadas cuyo modo de preservación no ha sido el adecuado. En estos casos, la complicación digestiva puede venir acompañada de vómitos y diarreas.

  1. Alergia al látex: la reacción alérgica al látex es otra que involucra respuestas de vómitos y diarreas; además de náuseas y mareos, alteraciones dermatológicas y respiratorias.  

El látex es un líquido viscoso de origen vegetal que proviene de algunas plantas. El más usado industrialmente es el látex de la mata de caucho.

Con esta sustancia de carácter elástico se fabrican globos, ropa impermeable, guantes quirúrgicos, maquillaje y preservativos entre otros productos.

Las personas alérgicas deben tener muy presente la composición de los productos a la hora adquirirlos para evitar el contacto con el alérgeno.

  1. Alergia al moho: el moho  que se desarrolla en ambientes húmedos y se adhiere a cortinas y baños, entre otros, puede llegar a convertirse en un fuerte detonante de crisis alérgicas.

La reproducción de estos microorganismos se realiza por medio de esporas, en espacios con temperatura alta y poca iluminación y aire.

Sus signos alérgicos se manifiestan sobre todo a nivel respiratorio y en los ojos, pudiendo producir rinoconjuntivitis. Los hongos más asociados a las alergias son: alternaria, penicillium y aspergillus.

  1. Alergias medicamentosas: los periplos para descubrir si se es alérgico a un medicamento suelen ocurrir en el marco de otro padecimiento, lo que torna la situación un tanto alarmante.

mujer joven con alergia

Las reacciones se observan en la piel con diversas manifestaciones como erupciones, enrojecimiento y hasta urticaria. También se pueden presentar problemas en el sistema respiratorio.

Cualquier fármaco es susceptible de provocar un proceso alérgico.

Sin embargo, hay protocolos más rigurosos con la medicación que contiene antibióticos inyectados. Los antibióticos en cualquier presentación, incluyendo la penicilina, pueden  propiciar una alergia.

También lo hacen los antiinflamatorios no esteroideos o AINEs y los corticoesteroides; además, los medicamentos antirretrovirales usados para el VIH Sida  y los que se emplean en las quimioterapias.

  1. Alergia al perfume: el perfume, sustancia tan grata en muchos aspectos, podría pasar a ser un alérgeno en segundos.

Son más de 2.500 ingredientes de fragancias los que se utilizan en perfumes y productos perfumados.

De estos, 26 han sido identificados por la Comisión Europea como alérgenos y deben ser descritos en la información anexa en los empaques para evitar que se genere una alergia.

Sin embargo, todavía hay mucho por investigar en este campo, pues los identificados hasta ahora no lucen suficientes frente al número de fragancias que se usan.  

No se trata solamente del perfume de tocador, son también los utilizados en cosméticos, detergentes y suavizantes, así como en productos de higiene.

Aquellas personas que sufren irritaciones cutáneas o reacciones respiratorias ante determinados perfumes, deben revisar su composición para identificarlos a la hora de comprar sus productos.

Alergias muy raras

Así como existen alérgenos muy conocidos, también hay otros agentes extremadamente raros.

Algunos de ellos complican la vida de las personas, pues resulta muy difícil aplicar tratamiento para resolver las reacciones, o puede suceder que en algunos casos es imposible evitar el contacto.

Tal es el caso de la alergia al agua, también denominada urticaria acuagénica.

Se trata de una reacción extraña, pues genera una respuesta inmediata en la piel cuando se encuentra en contacto con el vital líquido. En la mayoría de los casos sus síntomas suelen ser leves y poco molestos.

La irritación  cutánea se produce debido a la existencia de antígenos hidrosolubles ubicados bajo la piel, los cuales se liberan al mojarse.

Solo se conocen 30 casos debidamente diagnosticados de alergia al agua en el mundo.

Uno de ellos es una mujer británica llamada Michaela Dutton, quien desarrolló la alergia al agua después del nacimiento de un hijo.

La mujer no puede beber agua pues se le inflama la garganta, así que consume sodas dietéticas en vez del vital líquido. Se ducha muy rápido y con cuidado.

Los investigadores del caso señalan entre sus hipótesis que los elevados niveles de histamina son significativos en su padecimiento. En algunos  casos, lo que más se compromete es la higiene personal de los afectados

Un caso muy raro de alergia a todos los alimentos y a las bebidas, salvo el agua, se ha localizado en Australia.

Se trata de un niño llamado Kaleb Bussenschutt, quien para alimentarse debe recibir los alimentos mediante una sonda directamente conectada al estómago durante 20 horas al día.

El niño es el caso más famoso conocido  sobre esta rara alergia que le impide ingerir alimentos y bebidas. El fenómeno está en estudio y aún no ha recibido nombre por parte de los investigadores.

Se refiere a personas hipersensibles que solo pueden consumir de forma segura hielo y agua. Los alimentos al ser consumidos en forma directa provocan dolor de estómago y úlceras a los pacientes de esta extraña alergia.

La alergia al semen es otra reacción rara sobre la que se viene trabajando desde hace poco tiempo.

La hipersensibilidad del paciente frente a este elemento es muy extraña, al punto de que en algunas ocasiones llega a ser confundida con una enfermedad de trasmisión sexual.

Los alérgenos forman parte del compuesto proteico del líquido seminal; cuando la sustancia hace contacto con la piel del enfermo, provoca ronchas e irritación, picazón y heridas que pueden llegar a infectarse. Los casos se han registrado en mujeres.

Este tipo de alergia implica una exhaustiva revisión, porque impide las relaciones sexuales entre la pareja. Sin embargo, la cura está intrínsecamente vinculada al contacto con el propio semen.

El tratamiento establece que el líquido seminal es expuesto controladamente ante la mujer por períodos cortos durante varios meses. Así, el sistema  inmune los va desconociendo hasta que no se produce más la reacción.

Alergia al sol, al ejercicio y al celular

La alergia al sol es de esas reacciones complicadas que obligan a tener muchos cuidados con el paciente. Es poco frecuente y provoca en el enfermo ronchas que luego se convierten en erupciones  y, en casos extremos, llegan a ser quemaduras.

La epidermis es intolerante a las proteínas que se generan al recibir los rayos del sol.

ardor en la cara, mujer joven con una quemadura de sol en su cara

Por esta razón, se producen reacciones en oportunidades muy drásticas. El tratamiento  para esta alergia hasta ahora ha consistido en ponerse paulatinamente al sol y consumir alimentos con  antioxidantes, como la zanahoria.

Si la alergia al sol es rara, la alergia al frío no lo es menos. Se trata de una reacción de la piel ante estímulos fríos como el viento, bajas temperaturas, bebidas o alimentos fríos, inmersión en agua o contacto con objetos gélidos.

Sufren los mismos síntomas de los alérgicos al sol, solo que estos van acompañados de dolores abdominales, fiebre y dolores de cabeza. También llamada urticaria e frigore, su diagnóstico se hace con el test del cubito de hielo.

La prueba consiste en colocar hielo en el antebrazo y esperar unos minutos para ver la reacción.

La alergia al ejercicio o anafilaxia obliga a los enfermos a tener una vida sedentaria y por lo tanto, con numerosos problemas.

Se trata de una reacción combinada, pues aunque el desencadenante es el ejercicio, esto solo ocurre después de ingerir determinados alimentos o medicamentos.

La anafilaxia puede llegar a ser mortal. Quienes la padecen pueden presentar picazón en la piel, hinchazón en el cuello, torso y extremidades,  durante o después del ejercicio.

Las personas que sufren este tipo de reacción deben abstenerse de realizar actividades que le produzcan cansancio. Hasta ahora no se le conoce ninguna cura.

Ha proliferado en los últimos años la alergia a la carne. El nombre que se le ha dado es alpha-gal, debido a un tipo de azúcar que está presente en la carne de los mamíferos y provoca la reacción.

Aunque se desconoce con exactitud por qué este componente es el alérgeno, los estudios orientan hacia la picadura de un tipo de garrapata.

En el estómago del parásito se encuentra el alpha-gal que sería transmitido al animal. Este componente no está presente en la carne de las aves ni en la del pescado.

Todas estas alergias están en proceso de investigación, como es el caso de las alergias al celular. Estas se desarrollan debido a la presencia de un metal incorporado al teléfono móvil, el níquel.

El níquel ha generado alergias en muchas personas, provocando ronchas en la mandíbula, mejillas y orejas.

Las investigaciones aseguran que nadie nace alérgico al níquel. Sin embargo, el tiempo y el uso del móvil provocan que el usuario se sensibilice ante el metal, produciendo anticuerpos y reaccionando  con una dermatitis de contacto.

Alergias al tacto y al sudor

Hay personas hipersensibles a la presión y al tacto. Un ligero toque puede desencadenar erupciones rojas tipo urticaria; igualmente, puede manifestarse por medio de hinchazón de la zona.

La inflamación de las venas es parte de este padecimiento llamado dermatografía, el cual suele ser confuso. Como ocurre después de varias horas del contacto, la causa no es fácilmente identificable.

La alergia al sudor también está siendo investigada, porque hay confusión sobre el alérgeno que la provoca. Aunque la irritación surge con el sudor, los especialistas señalan que puede tratarse más bien de problemas de la piel, como dermatitis o urticaria.

Los trabajos investigativos indican que puede deberse a sustancias existentes en alimentos, bebidas o cosméticos, que son expulsadas en el sudor. De allí que cuando la gente que padece esta alergia suda, se presentan irritaciones cutáneas fuertes.

Optimizar la alimentación

En el caso de las alergias, evitar los factores que provocan su desencadenamiento es sin duda lo más útil que se puede recomendar. Sin embargo, debemos recordar que el tratamiento eficaz de estos padecimientos requiere de un enfoque multifacético.

El 80% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino, de allí que la salud intestinal sea clave para fortalecer la reacción de defensa del organismo.

Recordemos que estas reacciones alérgicas son una señal de que el sistema inmunológico no está funcionando adecuadamente.

Además de la frambuesa Frambuesa Anticrón contiene los hongos shiitake, maitake y reishi, capaces de estimular el sistema inmunitario, a la vez que ayudan con la absorción de ciertos minerales, reduciendo los efectos de asma y alergias.

Igualmente, no olvidar que el control de las emociones siempre hará la diferencia.

La fórmula de Frambuesa Anticrón, que incluye frambuesa roja, contribuye con el control de las alergias, gracias a sus componentes enzimáticos.

El sistema inmunológico se relaciona con el sistema nervioso, de manera que el estrés podría afectar el control de las alergias.

Cuando hay problemas emocionales y depresivos, las defensas disminuyen y pueden surgir debilidades inmunológicas a la hora de enfrentar estas reacciones.

Así que controlar el estrés redundará en grandes beneficios para quienes tienen que lidiar con alergias de todo tipo.

Dormir el tiempo necesario en un ambiente tranquilo y practicar alguna técnica de relajación será de mucha utilidad.

Frambuesa Anticrón es una excelente opción en el control de los procesos alérgicos.

Su fórmula es ideal, ya que cuenta con un ingrediente esencial, el complejo de frambuesa roja, indicado para disminuir los efectos del asma y las alergias, quemar grasas y prevenir enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *