Hombre presenta dolor en la rodilla. Sentado en un banco de madera

¿Tiene dolor de rodilla? Recomendaciones efectivas

¿Tiene dolor de rodilla? Recomendaciones efectivas

Última actualización: 04-02-2019. Equipo Nutricioni

Ninguna persona está libre de presentar alguna molestia o dolores en su cuerpo, sea por lesión o enfermedad, y los dolores de rodilla representan un problema bastante común.

Sin embargo, el dolor es un mecanismo de protección y defensa del organismo. Esto incluye al dolor de rodilla.

Hombre vendandose la rodilla

Cuando este se manifiesta por un mal funcionamiento del organismo o a causa de un traumatismo, causa limitaciones a la hora de ejecutar una acción, provocando frustración en quien lo padece, además del sufrimiento inherente al dolor.

La sensación dolorosa puede reflejarse en cualquier área del cuerpo, debido a los nociceptores, que son receptores del dolor que se encuentran en la piel, articulaciones, músculos y vísceras capaces de detectar algún daño celular.

¿Por qué surge el dolor de rodilla? Hay muchas causas, sin embargo por lo general no es un dolor grave y suele ceder aplicando hielo y tomando analgésicos.

Profundicemos un poco acerca de esta articulación, imprescindible para el movimiento.

La rodilla, el soporte principal de la marcha

Es considerada como una de las más complejas y principales articulaciones del cuerpo, pero a la vez la más propensa a sufrir algún daño o desgaste.

Esto se debe a que tiene como función sostener gran parte del peso corporal y ser el soporte de la posición de bipedestación del individuo, es decir estar erguido.

Así se produce sobre las rodillas, una demanda mayor en comparación a otras articulaciones para mantener el equilibrio y contrarrestar la acción que la gravedad ejerce sobre los cuerpos.

La rodilla está conformada por varias estructuras:

El componente óseo, formado por el fémur y la tibia y un pequeño hueso que hace la función de polea, llamado rótula.

Los ligamentos, similares a bandas de ligas, que le dan estabilidad y flexibilidad a la articulación.

Los meniscos, que son dos discos que están entre los huesos fémur y la tibia, sirven para absorber y amortiguar los impactos producidos al generar algún movimiento, evitar el roce de estos huesos y el desgaste entre ellos.

La cápsula sinovial, una especie de bolsa llena de líquido sinovial de aspecto gelatinoso que se encarga de lubricar la articulación.

Los músculos, que dan la fuerza y protección a las estructuras antes mencionadas.

Esta articulación produce dos movimientos; la flexión - extensión de la pierna y rotación interna y externa en posición flexionada.

Fórmula para el Dolor es la alternativa sana, sin efectos secundarios, para aliviar rápidamente el dolor, incluyendo las molestias en las rodillas, ya que contiene antiinflamatorios y analgésicos de origen natural.

Fórmula para el Dolor alivia el dolor y es 100% natural sin aditivos ni químicos perjudiciales para la salud. Entre las sustancias que lo hacen tan efectivo está la cúrcuma.

Utilizada como especie en la India, la cúrcuma es un reconocido antiinflamatorio y antioxidante. Además de aliviar el dolor de rodilla, Fórmula para el Dolor alivia los cólicos menstruales y el malestar estomacal.

Causas comunes del dolor de rodilla

Existen distintos tipos de dolores de rodilla, a saber: punzante, opresivo y estilo calambre. Estos dolores puede ser ocasionados por:

Contusión simple: Es una lesión dada por un golpe o movimiento brusco que sobrepase los límites del movimiento de la articulación.

Esta lesión es la más común. Presenta dolor, inflamación moderada en la articulación y equimosis, es decir, morados en la piel.

Sobrepeso: el exceso de grasa trae como consecuencia aumentar la presión sobre la articulación y los cartílagos se deforman, manifestándose en dolor.

Sedentarismo: la falta de ejercicio o largas horas en una misma posición, genera desgaste que luego al moverse, se traduce en molestias y dolor.

Por esta causa, la musculatura disminuye su desarrollo, fuerza, flexibilidad y tamaño, lo que reduce la protección, sostén y absorción de la presión ejercida sobre la articulación.

La edad: por el constante uso de esta articulación, al paso del tiempo, la articulación va perdiendo ciertos atributos como elasticidad, flexibilidad y fuerza, limitando el movimiento.

Cambios hormonales: enfermedades como la artrosis, están relacionadas con la disminución de los niveles hormonales en la mujer.

Actividades de gran impacto: movimientos en la vida diaria, o bien actividades físicas exigentes, que suelen ser agresivas para la articulación de rodillas.

Movimientos repetitivos: aumentan el riesgo de sufrir lesiones en la articulación.

Zapatos de tacón alto por largos períodos de tiempo, hace que los músculos de las piernas estén contraídos todo el tiempo para mantener el equilibrio.

Esta presión que se ejerce a los músculos hace que la columna tome una postura que no es natural y las rodillas a su vez, reciben una carga el doble de lo habitual.

Utilizar un calzado inapropiado para realizar actividades físicas como correr, puede generar desgaste o un rompimiento en las estructuras anatómicas de la rodilla.

Enfermedades psicosomáticas: no siempre los dolores de rodilla tienen que ver con lesiones o enfermedades, un componente psicosomático puede ser el detonante para que aparezca este tipo de dolor.

Agentes ambientales: el frío y la humedad pueden ocasionar dolores de rodilla.

Las enfermedades más comunes en las rodillas

Artritis: inflamación general de la articulación provocada por infecciones o enfermedades autoinmunes. Existen dos tipos: la artritis reumatoide y la psoriásica.

Artrosis u osteoartrosis: es una enfermedad crónica motivada por el envejecimiento y deterioro lento del cartílago que recubre los huesos de la rodilla.

Es una patología que suele observarse más en las mujeres a partir de los 50 años.

Bursitis: es la inflamación de las bolsas sinoviales, se origina por una presión repetitiva sobre la rodilla.

Condromalacia: o degeneración del cartílago rotuliano.

Dislocación de rótula: se presenta cuando se produce un giro brusco, torcedura o impacto y en algunas ocasiones puede producir impedimento para caminar.

Esguince de rodilla: distensión o desgarro de ligamentos.

Gota: es un tipo de artritis que presenta intenso dolor rotular, tanto en reposo como en movimiento, además de provocar enrojecimiento y sensación de calor en la rodilla.

Este tipo de artritis se da por problemas metabólicos que generan niveles altos de ácido úrico.

Ilustración de que sucede cuando se producte algun daño en la rodilla con los ligamentos

Lesiones de los ligamentos: común en aquellas personas que practican el fútbol o los que tienen un accidente de tránsito, se genera cuando se gira el cuerpo con el pie fijo en una posición en el suelo.

Osteocondritis: ocurre cuando un pequeño trozo de hueso o de cartílago se ablanda o se desgasta desprendiéndose del extremo del hueso, provoca dolor crónico.

Rotura de meniscos: la lesión aparece generalmente por un movimiento inesperado de rotación, esto sucede por sobrecarga física o movimientos repetitivos o bruscos.

Es una lesión es común en las personas mayores de 55 años y en mujeres que caminan en tacones de forma habitual.

Tendinitis: producida cuando un tendón se irrita o se inflama por una sobrecarga en la articulación.

Tendinopatía rotuliana: Esta lesión se da por sobrecarga, es un micro traumatismo por repetición en el tendón rotuliano.

Fórmula para el Dolor tiene propiedades anti inflamatorias procedente de las hierbas efectivas que participan de su formulación, como aliviando el dolor en las articulaciones.

Quejas frecuentes acerca de las rodillas

“Subir o bajar escaleras o rampas se ha vuelto una tarea titánica”: El dolor de rodillas que se presenta al subir, bajar las escaleras o estructuras empinadas, puede ser el inicio de una osteoartritis de rodilla.

Para evitar que esta enfermedad se desarrolle paulatinamente, es importante no hacer movimientos excesivos ni repetitivos.

“Mis rodillas suenan como bisagras”: cuando la rótula hace un pequeño crujido, puede que haya sucedido un desgarro de menisco o desgaste de la cápsula sinovial.

Si tiene un desgarro de menisco es importante inmovilizar la rodilla. Evite movimientos innecesarios que ocasionen un mayor daño a los tejidos y los músculos de la rodilla.

“Se me entumecen las rodillas”: Cuando se genera una compresión del nervio ciático suele producirse una sensación de hormigueo o entumecimiento en la parte posterior de la rodilla.

Cuando esto acontece, el dolor es tan fuerte que impide que la persona realice algún movimiento.

“Las rodillas se me ponen calientes”: los coágulos sanguíneos pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Cuando estos aparecen en la zona posterior de la rodilla suele producir dolor acompañado de una sensación de calor, es un aviso de posible formación de coágulos en las rodillas.

Estos coágulos pueden ocurrir por:

  • Obesidad
  • Menopausia
  • Fractura de un hueso
  • Una caída
  • Un accidente
  • El embarazo
  • Inmovilidad

“Siento pinchazos en la rodilla”: esta expresión es muy común, las personas que lo padecen lo describen como un dolor agudo repentino como agujas clavándose en el interior de la rodilla.

Suelen señalar el lugar del dolor por debajo de la rodilla es decir por donde se localiza la rótula. El dolor aparece en estado de reposo, también se describe como un calambre.

Este tipo de dolor puede darse por varias causas:

  • Una posible condromalacia
  • Tendinitis
  • Por una mala postura al caminar
  • Por niveles bajos de potasio

Previniendo las lesiones que generan dolor de rodilla

Un dolor de rodilla puede aparecer en cualquier momento, sin embargo conviene prevenir lesiones y el deterioro de esta articulación:

Mantenga un peso adecuado: tener un peso adecuado, evita que la articulación de la rodilla trabaje más para sostener la sobrecarga corporal que genera el tejido adiposo.

Así se elimina la presión adicional sobre las articulaciones, disminuyendo el riesgo de padecer lesiones o artrosis además ayuda al organismo a estar más saludable.

Incluya una rutina de ejercicios en su día a día: practicar deporte no solo le ayuda a tener una figura envidiable, también obtendrá un cuerpo sano y fuerte.

Hacer ejercicios le ayudará a fortalecer los músculos de las articulaciones y a tener ligamentos más resistentes, esto evitará roturas o dislocación de la rodilla.

Por otra parte, debe asegurarse que la técnica y los patrones de movimiento que use en su actividad sean los más adecuados para su condición física.

Evite ejercicios bruscos: empiece a realizar rutinas suaves y aumente la intensidad poco a poco.

Realice ejercicios de calentamientos: antes de realizar algún deporte o actividad física, prepare su cuerpo para dar el máximo.

Practique la natación en vez de correr: si por algún motivo presenta artrosis, dolor crónico de rodilla o lesiones recurrentes, es mejor hacer ejercicios que no generen gran impacto en la articulación, pero que sí ayuden a fortalecerla.

Ilustración anatomica de las articulaciones en tobillo y rodilla

Utilice un calzado adecuado para actividades físicas: sobre todo para hacer deporte, es importante que el calzado tenga buena amortiguación, es decir la suela del zapato no debe ser muy fina y el zapato debe adaptarse al pie.

Use rodilleras: a la hora de hacer una actividad que demande mucho movimiento físico es primordial usar rodilleras, esto le ayudará a estabilizar la articulación.

Evite usar tacones todo el tiempo: causa problemas a las articulaciones, los pies y la columna. Alterne su uso con zapatos de tacón bajo.

No prolongue el tiempo en una misma posición: Si va estar largas horas en una misma posición, sentado frente a una computadora o televisor, párese, camine, mueva las piernas cada cierto tiempo.

Si va a estar manejando o en un viaje de avión o bus por muchas horas mueva las piernas, eso evitará dolores repentinos.

Métodos para aliviar el dolor de rodilla

Las compresas frías: son útiles en caso de esguinces y desgarros leves de los ligamentos.

Este tratamiento genera una vasoconstricción y a su vez el frío bloquea los receptores nerviosos del dolor, esto da una respuesta sedante en la zona.

Las compresas calientes: son una excelente opción ya que el calor superficial genera un efecto vasodilatador y a su vez relaja los músculos afectados, aliviando el dolor.

Existen pomadas y sprays que generan calor a la fricción; y cremas mentoladas que al contacto con la piel generan una sensación fría en la zona afectada, ambas presentaciones son de rápida absorción, proporcionado el alivio deseado.

La acupuntura: un tratamiento milenario, una buena opción para aliviar el dolor de rodillas.

La electroterapia: es un método terapéutico basado en choques eléctricos de baja potencia, generando contracciones musculares en la zona afectada, ayudando a su pronto alivio.

El ultrasonido y lámpara infrarroja: son métodos terapéuticos de calor profundo generado por ondas que llegan a zonas de dolor de manera directa.

Estas técnicas suelen realizarlas en centros de salud dedicados a la fisioterapia.

Ambas  son excelentes alternativas, para aliviar el dolor de rodilla.

Descansar entre actividades: Es ideal realizar pequeños lapsos de reposo entre las actividades diarias, mucho más si presenta un dolor crónico en las rodillas.

Fórmula para el Dolor tiene los elementos necesarios para combatir los dolores articulares, es de rápida absorción por el organismo y sus componentes son completamente naturales.

Hábitos alimenticios que evitan el dolor de rodilla

La alimentación influye mucho en cómo nos sentimos. Hay alimentos que ayudan a aliviar el dolor, inhibiendo las sustancias que promueven la inflamación:

Coma más huevos: este alimento contiene nutrientes indispensables para proteger las articulaciones y disminuir el dolor de rodilla y además son versátiles a la hora de cocinarlos.

Pescado, contiene propiedades antiinflamatorias favorable para el organismo, aliviando el dolor de rodilla, gracias a su contenido en omega-3.

Plátanos son un acompañante ideal. Esta fruta contiene múltiples nutrientes en los que destacan el potasio y el magnesio.

Estos minerales ayudan a mejorar la salud de los huesos y contribuyen a aliviar el dolor de rodilla de forma progresiva.

Frijoles: contienen un nivel alto de proteína, esto es beneficioso para aliviar el dolor de rodilla y ayuda a la regeneración de los ligamentos y músculos de las articulaciones.

Gelatina, un rico postre que sirve para una merienda ligera por ejemplo. La gelatina posee prolina e hidroxiprolina, aminoácidos que incitan el crecimiento de tejido.

La gelatina ha resultado ser un remedio de alta calidad y con una amplia gama de beneficios para la salud.

Menos comida chatarra: suele ser muy rica pero es uno de los grandes enemigos de la salud de las rodillas.

Estos productos contienen un nivel elevado de grasas saturadas, colesterol y sal, los cuales producen mayor inflamación en las articulaciones, incluidas las rodillas.

Si existe solución para el dolor de rodilla, cada día que pasa la medicina tanto convencional como la alternativa avanzan, trayendo soluciones novedosas para contrarrestar este tipo de dolor.

Solo hay que aprender a escuchar, a cuidar y no abusar de nuestro cuerpo, llevar una vida con más calma, comer sano, y realizar actividades placenteras.

Evite que el dolor frene su vida, póngale límites al dolor con Fórmula para el Dolor y siga adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *