Tesoro para la piel: crema para cicatrices de acné

Tesoro para la piel: crema para cicatrices de acné

Última actualización: 10-11-2018. Equipo Nutricioni

Es verdad que hoy en día es sencillo eliminar las marcas a través de las cirugías, pero si quiere evitar el dolor lo mejor el optar por alternativas naturales. Las cremas para cicatrices de acné pueden ser tus mejores aliadas a la hora de combatir este problema.

Si buscas tratamiento para eliminar estas marcas, es ineludible que seas constante porque de esta manera podrás ver los resultados. La paciencia es fundamental, al igual que el tiempo que toma y comparar sus resultados.

El uso de remedios y cremas para el acné se debe aplicar diariamente en la zona afectada, bien sea en la frente, mejillas, barbilla, espalda, abdomen o glúteos.

Normalmente el uso de tópicos se hace porque los folículos son muy pequeños y la grasa está muy dura para salir con el acto de apretar y exprimir los puntos negros. Al destapar estos poros obstruidos con tónicos naturales se permite la salida de toda la impureza que contengan.

Ahora antes de saber realmente que cremas son recomendadas para esta formación antiestética que la mayoría padecemos, conozcamos un poco más del acné.

Causas de la aparición del acné

Actualmente se han dado a conocer muchos factores del porque aparece el acné a lo largo de nuestras vidas.

Herencia: es bien conocido que tener padres que sufrieron en su juventud por el acné, aumenta las posibilidades de que también lo padezcas. Un antecedente incrementa siempre el riesgo de poder contraer o desarrollar las enfermedades.

Origen: está demostrado científicamente que las personas de raza blanca pueden padecer más de acné que los de raza negra, india o asiática. Esto se debe más que todo al tipo de piel.

Medicamento: los dermatólogos han demostrado que medicinas como las anti-tiroideos, derivados del yodo, andrógenos entre muchos más ocasionan exceso de grasa. Y evitan que se tenga una piel sana y libre de acné.

Maquillaje: uno de los grandes factores para desarrollar acné es el maquillaje, ya que este puede tapar los poros de manera que se vea tersa y perfecta. Si estos productos de belleza no se eliminan adecuadamente, quedan acumulados y obstruyen los folículos.

Hormonas: los cambios en nuestro cuerpo hacen que segregamos más hormonas de lo normal y se acumulen en algunas partes del cuerpo. Esto se presenta principalmente en la pubertad que no es más que uno de estos cambios que comienza a los 11 años hasta los 17 en algunos casos.

Existen otras etapas de cambio hormonal como lo es en las mujeres con la menstruación cada mes, el embarazo, menopausia. El tener un tratamiento anticonceptivo, entre otros más. En hombres aparte de su desarrollo está la entrada a la andropausia.

Las enfermedades terminales o fuertes como el cáncer, diálisis, obstrucción intestinal, pueden ocasionar este desequilibrio hormonal y por ende acné.

¿Cuáles son los tipos de acné que existen?

Existen tres tipos de acné. El acné leve que es donde ves puntitos negro y a veces barros pequeños, pero en pequeñas cantidades. Es el más común de todos.

Al acné moderado están los barros, pústulas más grande y en gran cantidad. El acné grave puede salir nódulos o quistes muy incrustados en la piel, a tal punto que a veces deforma la zona afectada.

En casos extremos se puede acudir a una crema que disminuya un poco esta apariencia antiestética. Lo mejor que se puede hacer es ir probando que producto natural mejora la condición, ya que cada caso es particular. Pero recuerda, es necesario ser paciente y constante.

Ahora ¿cómo elijo de forma eficaz mi tratamiento para el acné? No parece tan simple ¿cierto? Pero para ello vamos a darte tips de cómo hacerlo, así que toma nota.

  • Si compras una crema de productos naturales y te dice que resuelve el acné en una semana o menos, es una MENTIRA. Igual puedes probarlo pero las ofertas engañosas no son buena señal.

  • Las cremas que dicen cicatrizantes son una excelente opción, porque renueva tu cutis y lo hidrata manteniendo su PH balanceado.

  • Si después de aplicar el producto observas que disminuyen las manchas, la hinchazón o comezón que puedas tener, entonces vas por el camino correcto.

  • Asegúrate de que contenga ingredientes naturales y nada de químicos. Las vitaminas, minerales y plantas ayudan a regenerar la piel.

Vitaminas que regeneran la piel de las cicatrices del acné

Las vitaminas son muy esenciales para nuestro organismo. Al ser tan importantes para el funcionamiento de los tejidos, la piel y las células de nuestro cuerpo, proporcionan beneficios para los que sufren de acné.

Las vitaminas regulan algunos aspectos del sistema inmunitario, haciendo así que puedan revertir algunas erupciones del acné en la piel.

Vitamina A: puede ayudarnos a prevenir el acné o en su defecto a mantenerlo bajo control. Este nutriente al advertir el exceso de grasa en nuestra piel, permite que los poros se cierren y por ende tener mejor cicatrización.

Vitaminas B: el complejo B desintoxica y elimina bacterias, evitando que proliferen y aparezcan más brotes del acné.

Vitamina E: ayuda a reducir la formación de cicatrices, sobre todo para esas personas que sufren de queloides, ayuda a disminuir su tamaño.

Ácidos alfa hidróxidos (AHA): ellos están compuestos primordialmente por ácidos lácteos y cítricos. Esto permite la formación de la piel bajo las cicatrices sangrantes.

Silicona y/o dimeticona: las cremas con esta base son esenciales para aquellas que cicatrizan con queloides, ya que tiene abundancia de colágeno para que sea menos visible la herida.

Omega-3 y Zinc: estos minerales actúan como desinflamatorios ante el brote del acné, al bajar el volumen del mismo las cicatrices puedes disminuir.

Selenio: es un mineral antioxidante que fortalece nuestro sistema inmunitario por lo que es útil al combatir el acné y sus marcas. Este es un mineral que has de tomar en cuenta para los productos que quieras colocarte.

Muchas de estas vitaminas están presentes en Buen Cabello  por lo que favorece la cicatrización y un aspecto sano y lozano de la piel.

Tipos de cicatrices de acné

Cuando nuestro acné no sana a tiempo y como se debe es cuando salen las cicatrices y estas son traumatizantes por las marcas que nos dejan.

Aquel acné que penetra la piel y destruye todo el folículo dejando la piel sin forma o pareciendo un licuado raro es la cicatriz de acné quístico o queloide. Se llama así porque daña por completo toda la dermis y es el más difícil de sobrellevar, ya que sobrepasa los límites de la herida.

Cuando hay alteraciones en nuestra piel o un crecimiento alto se le conoce como cicatriz de acné hipertrófico. Este es conocido de esta manera por la producción en exceso del colágeno, que es cuando se deforma con mucha piel sin sobrepasar los límites de la herida.

Y cuando hay un daño en el tejido como pérdida o hundimiento del mismo, haciendo que todo el daño no se cubra con piel se le llama cicatriz de acné atrófico o deprimido.

Este tipo de marca en particular se diferencia porque parecen huecos en la cara y su pigmentación puede ser un poco más oscura que el resto.

Hay otros tipos de marcas de acné que suelen ser las más fuertes, las heridas suelen acarrear tratamientos particulares y cremas de cicatrices específicas.

La cicatriz de acné en pica hielo es aquella que inflama la zona afectada debido a la cantidad de pus que tiene. Muchas veces compromete la piel y los tejidos dejando marcas enormes en la zona afectada. Esta se observan más que todo en las mejillas y bozo.

Hay algunas que son redondeadas, son poco profundas pero muy anchas y al jalarlas trae consigo tejido estas son cicatrices de acné onduladas. Son comunes en los glúteos, la sien y mejillas.

Finalmente, tenemos las cicatrices de acné furgón son esos agujeros superficiales o muy profundos que observamos en la cara dependiendo de la epidermis que tengamos.

Ilustración de la diferencia de la misma persona, con granos y sin granos

¿Qué crema puedo usar para mejorar mi acné?

El acné es un padecimiento cutáneo muy común en la población, donde los poros se bloquean con sebo o grasa. Alrededor de los 11 años y de los 25 años se sufre mucho de esta afección en la dermis.

Sobre todo si tienes acné en la cara hombros, espalda y glúteos debes empezar a controlar tu comida. Esta es en parte la causante de la grasa y carbohidratos acumulada que tienes. Las cremas naturales pueden ayudar en este padecimiento, algunas pueden ser:  

Cremas con base de manzanilla y camomila son muy buenas para la relajación de la piel, al usarla como tónico nos ayuda a combatir la infección y a la inflación de la zonas afectadas.

El productos con colágeno y vitamina C estos componentes juntos son un antioxidante y reparador que facilita el trabajo que queremos, disimular y desaparecer un poco esas cicatrices. Que son fácilmente absorbidos por nuestra piel, reparándola del daño hecho y regenerándola más rápido.

Incluso esta son las preferidas para las arrugas que a muchos les salen después de cierta edad o por un tipo de piel muy elástica. Buen Cabello contiene vitamina C que nutre la piel.

Cremas con betacaroteno son esenciales para ayudar a la cicatrización y reparar la piel que ha sido lesionada. Sobre todo porque es rico en colágeno y elastina para que la piel no quede tan reseca como sucede con algunas afecciones.

Buen Cabello está hecha con ingredientes naturales que ayudan a disminuir las marcas dejadas por el acné. Los dermatólogos expertos recomiendan usar todos estos minerales y vitaminas en su presentación más pura y natural para que nuestra piel lo pueda absorber.

De hecho la mayoría de los productos naturales y cremas destinadas al acné llevan estos nutrientes en mayor o menor medida.

¿Cómo usar las cremas de acné y cómo me cuido?

  • Lo primordial ante cualquier tratamiento contra el acné es mantener la zona limpia y aseada.

  • Al lavarte no uses  toallas o esponjas, ya que las mismas pueden contener bacterias y por la textura pueden romper un poco la piel.

  • Usa un jabón adecuado que no te ocasione irritación, ni inflamación.

  • Evita pellizcar, presionar o manipular con los dedos y uñas el acné.

  • Al afeitarte, evita hacerlo con máquinas eléctricas usa las afeitadoras o cuchillas.

  • Además de la limpieza y el cuidado de la alimentación se puede complementar con Buen Cabello. Así mantenemos los folículos despejados de cualquier ente externo y podrá recibir los nutrientes.

  • Aplica una crema natural con masajes circulares, el movimiento facilita la absorción del producto y estimula la circulación de la dermis. El masaje dura unos 5 minutos mientras tu piel absorbe todo.

  • Es recomendable aplicar la crema para las cicatrices en la noche antes de dormir para asegurarnos que la crema entre en los folículos y haga el efecto que queremos. Después que la piel absorba lo necesario, el restante se elimina en la limpieza matutina.

  • Es recomendable que al usar una crema natural para el acné la acompañen con pepino para el área afectada, ya que el pepino tiene el mismo PH que nuestra piel e hidrata la piel. Corta unas rodajas y colócalas donde tengan el acné, déjelos al menos 30 minutos.

  • Al quitar la crema, siempre hacerlo con agua templada y el uso solo de tus manos ya previamente desinfectadas.

  • A finalizar la limpieza se puede aplicar un poco de hielo en la zona afectada, para cerrar por completo los poros y las cicatrices que puedan dejar disminuyan notablemente.

  • Si usas algún maquillaje hacerlo con aquellos que son libre de grasa, en especial los que son para pieles grasa con tendencia acneica.

  • Cuando te salen en otras zonas que no sea la cara, exfolia cada vez que te bañes, eso debería ser parte de tu rutina de limpieza siempre.

Plantas para mejorar las marcas que deja el acné

Hay cremas con ciertas plantas que son depurativas, eliminan bacterias y reduce la grasa que pueda tener la dermis.

Hay cremas a base de aloe vera, azufre, manzanilla, aceite de oliva que son recomendadas, porque tienen propiedades astringentes. Es decir reducen el sebo acumulado en los poros.

Muchos de estos productos naturales también tienen propiedades antibacterianas, neutralizan las bacterias que puedan tener en los folículos.

Si tienes muchos inconvenientes con el acné, es bueno que empieces a tomar infusiones ya sean frías o caliente. Por ejemplo:

El té verde es un depurativo y diurético que al empezar a tomarlo poco a poco va eliminando el exceso de grasa en tu piel, para que luzcas con menos espinillas y barros. Siempre colocar el té verde después que el agua caliente ya que si la hierves con las hojas pierde sus propiedades antiinflamatorias.

La infusión de romero es uno de las más recomendadas, ya que tiene propiedades que no benefician la piel externamente cuando se usa de tópico, y al tomarlo ayuda a curar el acné.

La infusión de ortiga, fresas y limonero se hace directamente con las hojas frescas para que sus propiedades puedan depurar e hidratar nuestra piel, así el acné pueda desaparecer poco a poco.

Algunas plantas son muy importantes usarlas externamente, porque mejoran las lesiones de la piel causadas por el acné. Y suelen ser más eficaces, podemos aquí destacar las siguientes:

Aplicar el gel de la Sábila. Tiene propiedades hidratantes y reparadoras. Este suele ser uno de los mejores tratamientos ya que ayuda a todo tipo de cicatrices cutáneas y más cuando son provocadas por el acné.

El aceite extraído del Enebro contiene grandes nutrientes como el zinc, selenio, cromo, betacaroteno y alcanfor. Esta combinación es una opción muy buena que se debe probar.

Por otro lado el ciprés y la cola de caballo por sus propiedades astringentes se pueden aprovechar para ayudar a cicatrizar de una forma más efectiva el acné.

Consumir suficiente agua es necesario para mantener la piel hidratada, a parte de la crema que ya estas usando.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *