Terapia de las vitaminas para terminar con la depresión

Terapia de las vitaminas para terminar con la depresión

Última actualización: 14-09-2018 por Editor Roselis.

Si estás experimentando sensaciones de melancolía y de tristeza que se vuelven muy frecuentes y con una duración mayor a la habitual, debes considerar que puedes estar presentando un cuadro de depresión.

La depresión se manifiesta mediante una variedad de síntomas, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Ansiedad.
  • Ataques de ira.
  • Culpa.
  • Dormir mucho tiempo o insomnio.
  • Infelicidad.
  • Inquietud.
  • Inutilidad.
  • Problemas para concentrarse o la toma de decisiones.
  • Pérdida del apetito.

De no ser atendida a tiempo, la persona que la padece puede tener tendencia a pensamientos de suicidio de forma inesperada.

A estos síntomas debe añadirse el hecho de que las personas continúan sintiendo pérdida del interés, soledad o tristeza a lo largo del tiempo.

Como complemento, se conoce que este padecimiento es muy frecuente en los países desarrollados.

Está dentro de lo normal que eventualmente tengamos estas sensaciones, pero deja de serlo cuando se alarga el tiempo de su presencia o la frecuencia con la que se presentan dentro de nuestra vida cotidiana.

Esto es solamente por demostrar un ejemplo de lo que se considera como una depresión, la misma es un padecimiento común, pero que requiere atención médica oportuna, así como el apoyo y la comprensión del círculo familiar y de los amigos de quien la padece.

La mayoría de las personas que la tienen utilizan tratamientos para mejorarla.

Un bajo nivel de vitaminas puede conllevar a alguna afección mental y a la vez perturbar la función cerebral que deriva en ansiedad y depresión.

Las personas que tienen depresión presentan un nivel deficiente de serotonina, la cual también es conocida como la “hormona buena”.

Aquí las vitaminas juegan un papel importante en la producción de serotonina, que en conjunto con otras sustancias contribuyen a disminuir la ansiedad y favorecen nuestro estado de ánimo.

¿Por qué aparece la depresión?

La mayoría de los profesionales de la salud aún no tienen la claridad suficiente para entender por qué se origina este padecimiento.

No obstante, se presentan diversos factores que se consideran causantes del mismo:

Alteraciones hormonales: las variaciones en las hormonas pueden dar lugar a la aparición de signos de depresión. Los cambios hormonales que se dan en la menopausia, problemas en la tiroides o alguna otra condición.

Cambios en la vida diaria: la desaparición física de un ser querido, el estrés en sus diversas variantes o la culminación de alguna relación bien sea amorosa o laboral pueden desencadenar un cuadro depresivo. Solo por mencionar algunos.

Genética: si algún familiar cercano ha tenido diagnóstico depresivo, es posible que se tenga tendencia genética a sufrir de depresión.

Los cuadros depresivos se tornan complejos de manejar cuando están en fase crónica o grave, así la persona tenga su correspondiente medicación.

Sin embargo, pueden ser prevenidos o atacados en etapas anticipadas como cuando se empieza a sentir la dificultad para no sentir la ansiedad, el desánimo, la nostalgia, la tristeza o cualquier otra fase emocional negativa.

Si bien es sabido que esta enfermedad puede resultar de cualquier situación en particular, la verdad es que estas sensaciones se originan en la mente.

En los tiempos que corren, sentirse ansioso o deprimido es muy usual.

El moderno estilo de vida causa que siempre estemos corriendo de aquí para allá, que no nos midamos a la hora de añadir obligaciones a nuestra agenda.

Además de intentar quedar bien parados ante la gente y fijarnos metas que no podemos cumplir, entre otras situaciones. Los resultados son aciagos a nivel físico y a nivel mental.

Conoce las vitaminas necesarias para esta dolencia en la siguiente sección.

Riboflavina, perfecta contra la fatiga

La riboflavina o vitamina B12 es un elemento cristalino de coloración amarilla, por lo que su uso se basa principalmente en hacer colorantes naturales que funcionan como ingrediente alimenticio.

De allí viene el nombre “riboflavina”, que en latín significa “amarillo”.

Es de fácil absorción para el cuerpo y las minúsculas partes que quedan en nuestro organismo son retenidas por el hígado y los riñones.

Cuenta con una característica hidrosoluble, pertenece al grupo B y también se le conoce como lactoflavina.

Tiene sensibilidad a ciertas condiciones ambientales, por ejemplo: solamente 2 horas de exposición al sol resulta en pérdidas de un 85% de esta sustancia en el cuerpo.

Como beneficios adicionales se destacan el de brindarle fortaleza al cabello, la piel y las uñas a la vez que ayuda a mantenerlos.

Tiene una gran importancia para el proceso de crecimiento, la creación de glóbulos rojos sanos y la reproducción de las células.

Sucede que la ausencia de esta vitamina se debe en gran parte a la luz o el proceso de cocción de los alimentos que la contienen, como las verduras. Este proceso elimina una buena parte de sus beneficios.

Esta vitamina es la gran ausente en los habitantes de los países occidentales, también llamados industrializados debido al modelo de alimentación que llevan. Precisamente, no es el más indicado.

Como resultado, empiezan a sentirse fatigados, tienen dificultades para la concentración hasta derivar en la depresión. Los malestares se agudizan si la persona tiene problemas con su tiroides o su plan alimenticio es exclusivamente vegetariano.

Puedes empezar a consumir esta vitamina a través de los siguientes alimentos:

  • Aguacate.
  • Carnes como las de cerdo y cordero.
  • Cereales integrales.
  • Clara de huevo.
  • Espárragos.
  • Espinacas.
  • Frutos secos.
  • Germen de trigo.
  • Hígado.
  • Hongos
  • Huevos.
  • Lácteos y sus derivados como leche y queso.
  • Levadura de cerveza.
  • Pescado.
  • Vísceras.

Alimentos que son ricos en vitamina D, carnes rojas, huevos, frutos secos, aguacate

Bienestar y felicidad con la vitamina B3

Se conoce también como niacina y es indispensable en la creación de hormonas tales como la dopamina, histamina y serotonina, las cuales tienen la función de brindarnos los sentimientos de bienestar y felicidad.

Tiene radical importancia para el funcionamiento correcto de las células, sin pasar por alto las que se encuentran en el cerebro y el sistema nervioso.

En este orden de ideas, vale decir que si el sistema nervioso está funcionando como debe ser, pueden prevenirse los molestos síntomas como ansiedad, cambios de humor e inquietud.

Tendrás un óptimo estado de alerta si el cuerpo se alimenta de la manera indicada con el complejo de las vitaminas B, muy especialmente con la niacina.

Si estás padeciendo de depresión, considera el consumo de esta vitamina para que obtengas los beneficios ya descritos.

Como función extra podrás conseguir el mayor beneficio de cualquier otra medida que estés utilizando para combatir este padecimiento, incluso si estás asistiendo a alguna terapia.

No olvides que la insuficiencia de vitamina B3 puede llevarte a sufrir de ansiedad, insomnio y depresión.

Esto puede suceder si ingieres alimentos que contengan almidón en exceso, lo cual puede hacerte sentir muy ansioso, con letargo o irritable con facilidad.

Si la falta de esta vitamina no es atendida contribuye a la aparición de la pelagra, la cual es una enfermedad que se manifiesta con dermatitis, diarrea y un tipo de demencia que se asemeja mucho a la esquizofrenia.

Se debe acotar que la niacina ayuda a favorecer a las personas que sufren de depresión.

Obtén este fabuloso nutriente con los siguientes alimentos:

  • Arroz.
  • Cacahuetes.
  • Carne blanca, específicamente la de las aves de corral.
  • Carne magra.
  • Cereales enriquecidos.
  • Huevos.
  • Leche.
  • Legumbres.
  • Panes.
  • Pescado.

Para la irritación, vitamina B6 o piridoxina

En la piridoxina o vitamina B6 se cuenta como una aliada importante en la atenuación de síntomas tales como la ansiedad o la depresión.

La falta de la misma desemboca en una irritabilidad terrible pero al consumirla de nuevo se nota con algo de rapidez como regresa el buen humor.

Se dice que una de las formas más saludables de conseguir diariamente la cantidad indicada de esta vitamina es acompañando tus comidas con una porción de arroz integral o avena como sustitutivos del pan.

La vitamina B6 tiene una función vital, ya que es muy importante para ayudar al cuerpo a producir dopamina (influye positivamente en el estado de ánimo), noradrelina (se conoce también como la hormona del estrés) y la serotonina.

También contribuye a aliviar los síntomas del síndrome premenstrual femenino.

Posee también un papel  esencial en la sintetización de los aminoácidos (lo cual influye en la formación de los anticuerpos), coopera para atenuar la ansiedad y la depresión luego de la menopausia.

Interviene también en la síntesis de carbohidratos, grasas, proteínas y en la formación de células sanguíneas, glóbulos rojos y hormonas.

La falta de esta vitamina es poco común, pero la carencia de ella se manifiesta en anemia, conjuntivitis, fatiga, depresión, trastornos nerviosos, vértigo e incluso vómitos.

Esta ausencia puede ser producida por el consumo de anticonceptivos, errores metabólicos o excesos al momento de consumir proteínas.

Si deseas consumir alimentos que contengan vitamina B6, toma nota de los siguientes:

  • Arroz blanco.
  • Atún.
  • Banana.
  • Camarones.
  • Carne de vaca.
  • Cereales.
  • Espinacas.
  • Garbanzos.
  • Germen de trigo.
  • Hígado de pescado o de res.
  • Leche.
  • Lomo de cerdo.
  • Mariscos.
  • Papa horneada o en puré acompañado de leche.
  • Pechuga de pollo.
  • Queso.
  • Salmón.
  • Semillas de girasol.
  • Yema de huevo.

Ilustración de alimentos ricos en nutrientes

Para un cerebro óptimo, vitamina B12

La vitamina B12 tiene como función primordial regular nuestro estado de ánimo y el funcionamiento correcto de nuestro cerebro.

También ayuda a minimizar la ansiedad, pues actúa de forma directa sobre ciertas sustancias químicas del encéfalo que le dan lugar o la acrecientan.

La carencia de vitamina B12 tiene una relación estrecha con la depresión, por tal motivo es indispensable hacerla parte de nuestro plan de alimentación.

Sin olvidar que nos brindará un estado más saludable, igual que sus compañeras del complejo B, juega un papel importantísimo en el metabolismo y la conservación del sistema nervioso central.

El organismo tiende a reservar esta vitamina tomando como referencia el plan alimenticio que lleve la persona, por eso es poco común observar que exista un déficit.

Caso contrario en las personas que son rigurosamente vegetarianas, ya que no logran obtener los índices adecuados de vitamina B12 si no ingieren suplementos que les sirvan como refuerzo contra este inconveniente.

Cabe destacar que el progreso de esta imperfección en los adultos puede prolongarse durante años, pero en los bebés que son amamantados por mamás extremadamente vegetarianas los signos neurológicos tienen una aparición más inmediata.

No obstante, los cereales enriquecidos constituyen un suministro excelente de vitamina B12, muy valioso para los vegetarianos.

El hecho de llevar un plan de alimentación equilibrado, saludable y variado ayuda a obtener suficientes cantidades de esta vitamina que también es llamada cobalamina.

Pero a veces se presentan situaciones que pueden incurrir en una deficiencia, como la incompetencia en su absorción por parte de personas que dejan a un lado los alimentos de origen animal.

Las personas que tienen problemas con su estómago o su digestión también son susceptibles a la deficiencia de vitamina B12.

Igualmente el proceso de envejecimiento merma la capacidad de absorción de esta vitamina por parte del intestino y por ende se afectan las personas mayores.

Conoce aquí los alimentos indicados para obtener vitamina B12:

  • Camarones.
  • Caviar.
  • Carne de ave.
  • Carne magra.
  • Carne de venado.
  • Cereales fortificados.
  • Hígado.
  • Huevos.
  • Lácteos con mínimos niveles de grasa o descremados.
  • Levadura de cerveza.
  • Salmón.

Es conveniente recordar que podemos usar las vitaminas para superar la depresión, pero sin dejar de lado que es primordial la evaluación periódica de un médico especialista o de un profesional de la salud mental.

Lo importante es saber que existen muchos recursos naturales y médicos que pueden ir de la mano para que podamos tener calidad de vida y con una visión optimista del futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *