Anatomía del músculo de la rodilla, del tendón y del cartílago

Tendones: ¿Qué nos ofrecen y hasta dónde nos ayudan?

Tendones: ¿Qué nos ofrecen y hasta dónde nos ayudan?

Última actualización: 02-11-2018. Equipo Nutricioni

Los tendones son tejidos que tiene la función principal de mantener fijados los músculos en los huesos, ellos tiene un color blanco amarillento.

Llegando a manifestar una textura de dureza y muy rígida, lo que hace que muchas veces los tendones sean blanco de diferentes lesiones sobre en articulaciones como los hombros y tobillos.

Muchas de estas lesiones vienen a ser cuadros inflamatorios por el abuso en el movimiento de las extremidades o debilitamiento en los tendones por falta de ejercicio.

Mientras que los ligamentos se encargan de mantener la unión de los huesos, los tendones hacen su parte con los músculos llegando a tener un papel al momento de realizar movimientos.

Articagos nos ofrece en una sola cápsula, la mejor concentración de ciertos elementos que ayudan a fortalecer nuestro sistema osteoarticular de problemas en las articulaciones.

Cuando el movimiento se lleva a cabo, tanto el hueso como los músculos implicados desarrollan una fuerza o tensión que los tendones llegan a estabilizar.

Hoy en día, se han realizado múltiples estudios relacionados al funcionamiento de los diferentes tendones, hasta cuanto se pueden estirar y su función de tipo resorte.

Dependiendo la zona y el movimiento ejecutado, los tendones serán sometidos a diferentes clases de tensiones llegando a dificultar muchas veces su trabajo principal.

Los tendones están constituidos por fibras hechas de colágenos, proteoglicano, elastina y de otros tipos de fibras. Además de poca presencia de calcio, cobre y manganeso.

Anatomía del músculo de la rodilla, del tendón y del cartílago

Características generales de los tendones en el cuerpo humano

Tengamos en cuenta que todos los tendones no son iguales, dependiendo la zona del cuerpo en donde estén ubicados. Los que están situados alrededor en los dedos tienen una función de mantener la posición.

Mientras que otros tendones se encargan de actuar como un resorte, almacenando la energía y después la vuelve a utilizar.

Un ejemplo de esta clase de tendón de almacenamiento es el llamado tendón de Aquiles ubicado en la zona articular del tobillo y este actúa cuando se realizan las zancadas.

El tendón variará de su función mecánica de acuerdo con su longitud, diámetro y la dirección en donde se dirija las fibras del colágeno demostrando ya sea más rigidez o mayor elasticidad.

Los tendones que manifiestan mayor flexibilidad son aquellos que manifiestan numerosos pliegues en las fibrillas de colágenos, estos son independientes entre ellos.

Estas fibrillas de colágenos, también ofrecen una mayor resistencia a las distintas tracciones a la que son sometidos.

Los proteoglicanos presentes en la composición de los tendones, les permiten por ser más resistentes a la compresión.

Una de las cualidades que poseía estas moléculas es que pueden llegar a absorber gran cantidad de agua provocando que ellas se lleguen a hinchar.

Como composición general los tendones poseen diferentes fibras de colágenos que están cruzadas llegando a formar una estructura resistente capaz de resistir la tracción a la que es sometida a diario.

La vitamina C presente en Articagos actúa como un excelente agente curativo que se encarga de evitar la tensión o dolencias que se manifiestan en las articulaciones.

Cuando los tendones demuestran un alto contenido de proteoglicanos estos pueden llegar a deformarse y causando un mayor endurecimiento en la estructura del tendón.

Tipos de tendones y posibles lesiones

Ya sabemos que dependiendo de la zona en donde se encuentre ubicado los tendones dependerá su función estos pueden ser los siguientes:

Los tendones del tipo flexor: ellos desempeñan una función de contracción y de flexión al momento de realizar el movimiento.

Una zona en donde están ubicados es en las manos, en los dedos más largos existen 2 flexores uno profundo y otro superficial y en el pulgar se encuentra uno corto y otro más largo.

Los tendones del tipo extensor: también están presentes en la mano y se encargan de realizar movimientos de ampliación y extensión.

Un ejemplo claro es la extensión de los dedos de la mano o la acción de desenroscar una tapa de un frasco. Para realizar estas acciones básicas los tendones extensores están encargados.

Existen ciertas circunstancias que pueden manifestar ciertas lesiones en estos tendones estas pueden ser un hueso fracturado, consecuencias de la artritis.

Un dedo aplastado, una cortadura en el dedo o en la parte posterior de la mano, haber realizado un movimiento forzado en el dedo o la presión de un nervio en el dedo.

Por lo general las personas que manifiestan mayor riesgo son aquellas que desempeñan una actividad deportiva como el fútbol americano, básquet, o disciplinas de alto impacto.

A parte de la mano o el pie, existen otras áreas del cuerpo en donde los tendones están presentes y donde se pueden generar ciertos problemas.

En la rodilla se encuentra el tendón rotuliano, el tendón de los cuádriceps, los isquiotibiales y la banda iliotibial.

Cada uno de ellos desempeña una función y es manifestar una mejor estabilidad y equilibrio en el peso que recae en la rodilla, permitiendo que esta trabaje al 100%.

En esta zona se suele manifestar la tendinitis rotuliana, que es donde este tendón se llega a inflamar debido al uso excesivo del movimiento articular de la rodilla.

En la pierna también existen los siguientes: el tendón largo, tibial anterior, tendón corto extensor hallucis, el extensor de los dedos largos y cortos.

Hombre atienden a mujer joven que se ha lesionado

Lesiones significativas que pueden llegar a presentar los tendones

Aparte de las lesiones ya nombradas, existen otras que pueden llegar a dificultar las acciones realizadas por las extremidades del cuerpo.

Ya sabemos que los tendones mantienen fijos los músculos de los huesos, y ellos también se encargan de trasladar la fuerza ejercida por los músculos a los huesos.

Realizando esta clase de funciones, se puede llegar a manifestar el movimiento de manera estable o nuestro cuerpo podrá desplazarse de un sitio a otro.

Debió al exceso de movimiento, una mala caída, una herida de arma blanca o un mal movimiento pueden llegar a manifestar las lesiones en los tendones.

Estos daños se pueden generar de manera parcial o total y tienden a ser más frecuentes en deportistas que desempeñen una actividad muy exigente.

Los tendones son la parte del cuerpo que presenta mayor vulnerabilidad a padecer diferentes tipos de lesiones. Entre las lesiones más frecuentes tenemos las siguientes:

La tendinitis: consisten en la manifestación de inflamación en los tendones.

La tenoperiostitis: aquí se manifiesta la inflamación en las inserciones tendinosas.

La tenosinovitis: la inflamación se manifiesta en las vainas tendinosas.

La bursitis: es una inflamación que se manifiesta en las bursas.

La periostitis: como su nombre lo dice la inflamación se manifiesta en el periostio.

Otro problema que se genera por la inflamación de los tendones es el codo del tenista, que se manifiesta en esta zona del cuerpo a personas que practican este deporte.

Los tendones que se encargan de mantener unido el codo con los músculos del antebrazo se inflaman y esto manifiesta este problema.

La calcificación tendinosa, ocurre cuando los tendones del hombro se ven afectado por el acumulamiento de contenido de sal de calcio llegando a manifestar malestar.

pie de rayos x un ser humano de 68 años. Hinchazón de los tejidos blandos con mott cometen osteoltic lesion primer y tercer hueso del metatarso con osteoporosis desuso.

Roturas tendinosas. Lesiones mucho más graves

También pueden ocurrir las roturas tendinosas, es una lesión en los tendones mucho más grave en donde se manifiestan fracturas ya sean parciales o totales.

Los tendones que pueden ser blancos de una posible rotura son el tendón supraespinoso, el tendón del bíceps braquial, el tendón rotuliano y el tendón de Aquiles.

Los tendones por lo general se rompen en la zona donde los huesos se insertan, llegando a manifestar un dolor muy intenso similar haber recibido una pedrada.

El consumo de Articagos ayuda a estimular una mayor producción de colágeno, lo que hace que puede acelerar la reparación de los daños en los tejidos musculares.

Las causas que pueden llegar a generar la rotura de un tendón pueden ser realizar un mal movimiento al desempeñar una actividad física, ya sea que se haga una mala técnica o un terreno inestable.

Cuando abusamos en la realización de ciertos ejercicios de una forma intensa, puede manifestarse ciertas roturas mínimas hasta que el daño acumulado llegue a causar una fractura mayor.

Malas posturas o alteraciones pueden causar que los tendones involucrados sean vulnerados originando una complicación llamada atrapamiento del tendón supraespinoso.

Aparte de causar un dolor muy intenso, las roturas tendinosas llegan a manifestar cierta deformidad en el área circundante debido a la retracción que manifiesta las fibras musculares.

Estas deformidades tienen un nombre, por ejemplo en la zona del bíceps se puede ocasionar una deformidad de Popeye esta hace que exista una impotencia en las funciones motoras.

Las medidas que se deben tomar en cuenta para ayudar al proceso de sanación y recuperación, varían dependiendo la gravedad de la lesión.

Ciertas roturas que suceden de manera parcial, pueden llegar a recuperarse siguiendo el tratamiento médico correspondiente.

Las roturas más complejas tendrán que ser sometida a procesos quirúrgicos que se encargará de unir nuevamente las fibras tendinosas.

Como complemento al sistema de recuperación se puede contar con la ayuda de un fisioterapeuta que estará pendiente de la evolución del proceso de sanación en la zona tendinosa.

El tendón más fuerte del cuerpo. El tendón de Aquiles

Este tendón también es conocido con el nombre de tendón calcáneo, y este se puede ubicar en la parte baja de la pierna.

Su función es unir el músculo sóleo y el gastrocneo en un hueso que se conoce con el nombre de calcáneo. Está ubicado específicamente en la parte trasera del tobillo.

El tendón de Aquiles se caracteriza por ser el tendón más grueso y que manifiesta mayor fuerza, alcanzando a medir 15 centímetros de longitud extendiéndose hasta la mitad de la pierna.

Articagos se encarga de aliviar las dolencias producidas por problemas en la postura, la edad y el sobre esfuerzo físico. Este compuesto fortalece y ayuda a regenerar los desgastes articulares.

La extensión de este tendón abarca tres tipos de músculos que se encuentran en la zona de la pantorrilla y estos son el plantar delgado, el gastrocneo y el soleo.

El nombre Aquiles que se le acuña a este tendón se debe al personaje griego con el mismo nombre que aparece en la novela llamada la Ilíada, en donde era vulnerable en la zona del talón.

La primera vez en que sale registrado este tendón con el nombre de Aquiles, fue en un libro de anatomía humana del año 1693 por el anatomista Philip Verheyen, refiriéndose como a la cuerda de Aquiles.

Este tendón es una de las partes del cuerpo que llega a ser sometida a soportar hasta 10 veces el peso corporal correspondiente.

Es utilizado para realizar botes, carreras, saltos y las bajadas y subidas a cuestas.

El tendón calcáneo puede llegar a inflamarse dando lugar a una tendinitis o tendinosis aquilea, por consecuencia de un sobreesfuerzo físico.

Cuando se presenta un cuadro de tendinopatia, el paciente presenta un dolor intenso en el tendón, limitación del movimiento y una tumefacción.

Problemas más serios en esta zona del cuerpo se pueden llegar a manifestar por consecuencia de una rotura ya sea completa o parcial en donde se procederá a someterse a una cirugía e inmovilización de esta zona.

Los tendones. Una parte importante de nuestro cuerpo

La función de los tendones es muy importante para los distintos movimientos que se llevan a cabo. Gracias a la unión de estos con los músculos y los huesos.

Mantienen una estabilidad al momento de soportar el peso corporal en distintas zonas del cuerpo, además de mantener fijos los músculos en los huesos.

Entre los distintos tendones que están presentes en el cuerpo, tenemos el tendón de Aquiles ubicado en la parte baja y trasera del pie.

También están los distintos tendones presentes en los dedos de los pies y las manos. Estos son tendones flexores y extensores.

El tendón patelar se encuentra en la coyuntura de la rodilla y su trabajo es brindar una mejor estabilidad a esta articulación que viene hacer una zona inestable en el cuerpo.

Gracias a la presencia fibrosa de los tendones, ellos pueden desarrollar su trabajo de mantener los músculos pegados al hueso y transmitir la energía de los músculos al hueso.

Por lo general, las diferentes lesiones que pueden llegar a manifestar los tendones, son del tipo inflamatorios cuando son más graves los tendones llegar a romperse,

Para cada problema, existen tratamientos y diferentes formas de solucionar las lesiones un producto efectivo es Articagos que trata las dolencias e inflamaciones manifiestas en las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *