Hombre con dolor en la espalda baja. Ilustración de columna vertebral

Tendinitis: ¿Qué hacer cuando el dolor y la inflamación atacan?

Tendinitis: ¿Qué hacer cuando el dolor y la inflamación atacan?

Última actualización: 02-11-2018. Equipo Nutricioni

Tendinitis, ¡sinónimo de dolor!, esta afección física es bastante común y de padecerla nadie puede creerse totalmente exento.

Ya que la tendinitis, puede afectarnos en cualquier momento de nuestras vidas, sin importar la edad, el género sexual o las actividades que realicemos.

Lógicamente, algunas personas serán más vulnerables que otras a padecerla…

Lo cual se debe a que en ciertos casos el padecimiento puede estar condicionado por el trabajo o las actividades físicas que se realizan con mayor frecuencia.

Según los expertos, las 2 causas principales que generan la tendinitis son: movimientos repetitivos y esfuerzos mal realizados.

Para comprenderlo mejor, coloquemos varios ejemplos: te diste gusto redecorando, haciendo ejercicios o practicando actividades al aire libre… y ahora resulta que: ¡no puedes ni levantar los brazos ni para peinarte! ¿Te suena familiar?

Esto es lo que pasa: ¡te ha afectado la tendinitis! y para recuperarte por completo, deberás tener paciencia, seguir algunos consejos y  en algunos casos especiales ¡deberás visitar al médico!

Los tendones, son estructuras formadas por tejido conectivo denso, generado por fibras de colágeno de textura áspera, que se encargan de conectar los músculos a los huesos.

Estos pequeños amigos, transmiten fuerza a todo el esqueleto y funcionan como resortes, que facilitan el movimiento corporal.

Dependiendo de su ubicación, algunos tendones sufren mayor fricción que otros y están más expuestos a lesionarse.

La tendinitis es una afección que puede ser prevenida y también tratada. Por lo general, con los cuidados adecuados y un tratamiento efectivo, como Articagos, evoluciona sin problemas y en pocos días no quedan ni rastros de ella.

Sin embargo, cuando la causa es de fuerza mayor: enfermedades degenerativas, calcificación ósea, lesiones del tendón a nivel celular, microdesgarros en el tejido conjuntivo, etc., requiere una evaluación médica profunda.

La recuperación en este caso será mucho más tardía, e incluso puede requerir intervenciones quirúrgicas, fisioterapia y otros tratamientos especializados. Lo cual dependerá en gran medida de la gravedad del caso.

¿Sabes lo qué es la tendinitis? La tendinitis, es un proceso doloroso asociado a la irritación o inflamación de un tendón. Los tendones a su vez, son cordones gruesos de tejido conectivo, conformado por colágeno denso que cumple la función de unir los músculos a los huesos.

Situados en los extremos del músculo, los tendones transmiten la energía necesaria para que se produzca el movimiento articular. Esta energía o fuerza es generada a nivel muscular.

La tendinitis puede presentarse por diversas razones, algunas de estas pueden ser prevenidas; cuando se relacionan al movimiento y otras no; cuando obedecen a factores genéticos o son parte del envejecimiento y desgaste natural del ser humano.

Ilustración de lesión en el hombro de una persona

Tendinitis del hombro: dolor en manguito de los rotadores

La tendinitis del hombro es la inflamación molesta y dolorosa de los tendones encargados de envolver el inicio del húmero; hueso más largo de las extremidades superiores, que une el hombro con el codo.

Constituye una dolencia física bastante común. Lo cual se debe a que el hombro es un área del cuerpo que rara vez está inerte, convirtiéndola en una zona vulnerable al dolor.

“Especialmente cuando es sometida a esfuerzo físico o a movimientos repetitivos”.

La tendinitis puede presentarse cuando existen calcificaciones presentes en la zona y cuando no las hay. Es frecuente que esta afección se complique con bursitis (inflamación de las bursas).

El hombro está constituido por diversas estructuras, de las cuales, el manguito rotador es la que más causa problemas, ya que se inflama con gran facilidad. El dolor presente en esta zona, puede ser el resultado de:

  • Irritación o daño en los tendones.
  • Inflamación de las bursas, por acumulación de líquido.
  • Compresión, causada por la reducción del espacio entre el acromion (escápula en forma de saliente localizada en la parte superior y externa del hombro) y el manguito rotador.

Los tres huesos principales que conforman el hombro son: el hueso del brazo (húmero), el hueso del hombro (omóplato o escápula) y el hueso del cuello (clavícula).

Causas más comunes asociadas a la tendinitis del hombro:

  • Usar los brazos por encima del nivel de la cabeza. Por ejemplo: al procurar alcanzar un objeto, jugar béisbol, practicar ejercicios, nadar o cualquier actividad que implique un movimiento repetitivo (pintar, lijar, empapelar, etc.)
  • Lesiones menores sin causa aparente.
  • Levantamiento de cargas demasiado pesadas.
  • Posturas inadecuadas.
  • Depósitos de calcio en los hombros (tendinitis calcificante).

Síntomas:

  • Inflamación local.
  • Impotencia funcional, causada por el dolor.
  • Dolor que se manifiesta al presionar o tocar la parte frontal del hombro.
  • Rigidez en la zona.
  • Dificultad para subir los brazos.
  • Dolor al bajar los brazos en movimientos descendente.
  • Limitación del movimiento.
  • Irradiación de la molestia  desde la parte frontal del hombro a la parte lateral del brazo, aun estando en reposo.
  • Dolor súbito al levantar peso o extender los brazos.
  • Pérdida de la fuerza en los brazos.

Hombre adulto tocandose el codo con sintomas de dolor

Otros tipos de tendinitis

Epicondilitis (codo de tenista): la inflamación puede ocurrir en la parte interna o en la parte externa del codo. Es provocada por el uso repetitivo de los músculos del antebrazo. El dolor suele ser más agudo al levantar objetos, girar el antebrazo o flexionar la muñeca.

Tendinitis del talón de Aquiles: afecta principalmente a atletas y corredores (aunque no manera exclusiva). El tendón de Aquiles, es el más fuerte de todos los tendones que posee el cuerpo humano.

Gracias a él podemos andar, correr o saltar. La inflamación de este tendón causa hinchazón, rigidez en la inserción y una fuerte sensación de dolor.

Tendinitis rotuliana: también conocida como rodilla del saltador, afecta al tendón que conecta la rótula con la tibia. Este tendón es el que permite a la rodilla realizar movimientos como estirarse o extenderse.

Es bastante frecuente en deportes como: levantamiento de pesas, baloncesto y salto de altura. Lo que se debe al impacto producido por la desaceleración brusca que se produce al detener el cuerpo de un solo golpe.

Tendinitis de la muñeca: es una lesión dolorosa que se produce en la zona encargada de la flexión de la muñeca (cubital anterior o en la del cubital exterior. Es común en los tenistas y en las personas usan de manera excesiva el teclado de la computadora o el ratón.

Fascitis plantar: afecta principalmente a las personas excedidas de peso y a quienes pasan demasiadas horas de pie. La fascitis plantar puede ser muy dolorosa, cuando no es tratada rápidamente con analgésicos y desinflamatorios.

Hombre joven realizando ejercicios en una caminadora

Prevención general de la tendinitis

La prevención de la tendinitis consiste uso apropiado de la función que cumplen los tendones.

Ya sea, durante la actividad física cotidiana, al realizar tareas adicionales “a las que no estamos acostumbrados”, al ejecutar acciones propias del entorno laboral o al desempeñarnos a nivel deportivo.

En todos los casos mencionados, conviene:

  • Evitar en lo posible los movimientos repetitivos.
  • Detenerse  cada cierto para descansar los músculos y los tendones, “antes” de que el dolor se manifieste.
  • No exceder la cantidad de peso, que pueden soportar nuestras extremidades.
  • Llevar una alimentación balanceada, que aporte los nutrientes necesarios para mantener huesos fuertes y músculos saludables.
  • Ejercitar regularmente para tonificar los músculos y ganar flexibilidad.
  • Si surgen molestias en zonas donde está implicado un tendón, es importante reducir el ritmo de la actividad o bien detenerse por completo.
  • “El calentamiento debe ser la regla y lo excepción”. Antes de iniciar una actividad, recuerda estirar con suavidad los músculos y los tendones, durante algunos minutos.
  • Mantente hidratado antes, durante y después de la actividad física. Lleva contigo agua fresca, zumo de fruta o alguna bebida isotónica.

Ilustración del buen funcionamiento de los cartilagos con los huesos

Mejillón de mar: ¡alivio para el dolor!

Articagos contiene 250 mg de mejillones de labios verdes (Green lipped sea mussel) provenientes de Nueva Zelanda.

Los mejillones de labios verdes son considerados en la actualidad un recurso valioso y eficaz para tratar problemas relacionados con los huesos, los cartílagos y las articulaciones.

Este tipo de moluscos bivalvos son llamados de esta manera por el color verde intenso, que bordea el margen de sus conchas. Representa una especie de gran interés gastronómico y medicinal.

Sus propiedades curativas son numerosas y han sido objeto de estudio, desde hace ya varias décadas. Lo cual se debe al comprobado efecto desinflamatorio que poseen y al aporte nutricional que ofrecen.

Características que hicieron que el Perna canaliculus, también conocido como  Mejillón Greenshell se convirtiera en un producto de gran demanda comercial a nivel mundial. En condiciones naturales, las conchas de colores grises y verdosos pueden medir hasta 25 cm de largo.

Inicialmente  estos mejillones eran procesados y transformados en “polvo de mejillones” para ser vendidos como remedio anti inflamatorio.

Posteriormente, se incorporaron a los suplementos alimenticios, con el fin de aprovechar aún más sus propiedades curativas.

Tal es el caso de Articagos; un suplemento multivitamínico que lo contiene, como parte fundamental de sus ingredientes para tratar el dolor y la inflamación.

Usos médicos para los que son aprovechados:

El aporte nutricional de perna canaliculus comprende: vitaminas, proteínas, minerales, ácidos grasos omega 3, enzimas digestivas, polisacáridos, glucosaminoglucanos, sulfato de condroitina y glicoproteínas.

Manihot esculenta: ¡una planta de grandes propiedades!

En términos nutricionales Manihot esculenta, es una planta originaria de América del Sur ¡que tiene mucho para ofrecer, desde el punto de vista gastronómico o medicinal.

La parte valorada la constituyen las raíces o tubérculos que se encuentran cargadas de nutrientes favorecedores para la salud.

Esta especie de plantas forma parte de la familia de las euforbiáceas, que son ampliamente cultivadas en Sudamérica, África y parte del Pacífico, con el fin de aprovechar sus almidones alimentarios.

Los rizomas de la yuca (nombre vulgar de Manihot esculenta) son ricos en saponinas;  glucósidos de esteroides o de triterpenoides, presentes en ciertos alimentos. Cuyo consumo regular aporta increíbles beneficios a la salud, como por ejemplo:

  • Acción antimicrobiana y antibacteriana.
  • Efecto reductor del colesterol en sangre (al combinarse con los lípidos).
  • Favorece la función del sistema inmunológico.
  • Contribuyen al desarrollo de la masa muscular.
  • Aportan resistencia al organismo.
  • Incrementan el deseo sexual.

El suplemento alimenticio Articagos, aporta un 29% de saponinas (equivalentes a 1 mg), obtenidas directamente del procesamiento de la yuca, bajo estándares de calidad competitivos. Que le garantizan que usted está recibirá exactamente lo que está comprando.

Además de saponinas, las raíces de yuca son ricas en vitamina A, B y C, y contienen otros elementos importantes como el resveratrol, que aporta propiedades antioxidantes.

Con respecto a los minerales, estos tubérculos contienen fósforo, calcio, hierro y potasio.

Algunas propiedades  medicinales atribuidas a esta planta:

  • Anti- inflamatorias.
  • Antioxidantes.
  • Fungicidas.
  • Anticancerígenas.
  • Analgésicas.
  • Reguladoras.
  • Digestivas.

Según la medicina herbolaria, las saponinas presentes en las raíces de la yuca, favorecen el tratamiento y cuidado de las articulaciones, ya que ayudan al cuerpo a generar más cartílago.

También consideran que los elementos presentes en su composición son beneficiosos para aliviar: la tendinitis y la artritis (al reducir la inflamación) y que además de ello también es eficaz para los dolores musculares y la rigidez.

Garra del diablo

La garra del diablo o harpagophytum es una planta proveniente de África que aporta un poderoso efecto analgésico y desinflamatorio.

Estas cualidades medicinales, hicieron crecer la popularidad de esta hierba a través de los años. En la actualidad, la garra del diablo es usada para tratar:

  • El endurecimiento de las arterias.
  • La tendinitis.
  • La bursitis.
  • La artritis reumatoide.
  • Los dolores musculares.
  • Las molestias lumbares.
  • Cefaleas y migraña.

Articagos beneficia tu salud osteo articular con 1 mg del polvo de esta increíble planta medicinal ¡pruébalo!

Las bondades de la alfalfa

La alfalfa, de nombre científico Medicago sativa, es considerada una planta de gran valor nutricional. De ella son aprovechables prácticamente todas las partes que la conforman: flores, brotes, raíces, tallo, hojas y semillas.

Pertenece a la familia de las fabáceas o leguminosas. Es una planta perenne de pequeñas flores, color púrpura, que crecen a manera de racimos.

Su consumo regular aporta las vitaminas C, D,  E y K, así como también proteínas, folatos, minerales y aminoácidos.

A la alfalfa se le atribuyen propiedades: antiinflamatorias, antibacterianas, cardiotónicas, antipiréticas, inmunoestimulantes, antirreumáticas, fungicidas, antiespasmódicas, diuréticas y antioxidante.

Articagos contiene 25 mg de polvo del extracto de la alfalfa. Al adquirirlo, podrás aprovechar todas sus propiedades.

Beneficios que brinda el consumo de Articagos

  • Alivia el dolor en músculos, huesos, articulaciones y tendones.
  • Favorece la integridad de los tejidos y la regeneración de la piel de dañada.
  • Proporciona acción y efecto antioxidante a nivel celular.
  • Brinda una selección de minerales esenciales para el cuidado del sistema músculo-esquelético que incluye: zinc (quelato de aminoácido) 200 mcg, selenio (quelato de aminoácido) 20 mcg, cobre (quelato de aminoácido) 100 mcg, manganeso (sulfato) 320 mcg y cromo (quelato de aminoácido) 20 mcg.
  • Aporta las vitaminas: A, C, E, B1, B2, B3, B6 y B12.
  • Protege el funcionamiento del sistema nervioso y cardiovascular.
  • Ayuda en los procesos de cicatrización.
  • Combate eficazmente la inflamación de los tejidos blandos y mucosas.
  • Promueve la salud del sistema óseo, ayudando a conservar la densidad de la estructuras.
  • Aumenta la capacidad de respuesta del sistema inmune y protege al organismo del ataque de enfermedades.
  • Favorece la  reparación de los tejidos dañados por desgaste o envejecimiento natural.
  • Elimina dolores de cabeza, migrañas, dolor cervical y dolor de rodillas.
  • Disminuye los síntomas de las lumbalgias.
  • Favorece el tratamiento de enfermedades degenerativas como la artritis reumatoidea, la osteoporosis, la osteogénesis, la arteriosclerosis múltiple, y la osteomalacia, entre otras.
  • Sirve para tratar la enfermedad de Paget, también llamada “osteítis deformante”.
  • Protege al organismo de déficits nutricionales, ocasionados por falta de vitaminas o minerales.
  • Aporta compuestos químicos y aminoácidos favorecedores como el sulfato de glucosamina, el sulfato de condroitina, el cetil myristoleate y la L-histidina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *