Técnicas de concentración; y dile adiós a las distracciones

Técnicas de concentración; y dile adiós a las distracciones

Última actualización: 14-01-2019. Equipo Nutricioni

La concentración es un proceso que se encuentra muy ligado a la atención, permitiendo que centres tus sentidos, evitando las distracciones.

Por el estilo de vida que se tiene hoy día, las personas se distraen con mayor facilidad. Es por ello que se dejarán algunas técnicas de concentración comprobadas científicamente:

Conoce tu propio proceso de atención: para que llegues a comprender tu proceso de atención, primero debes saber cómo funciona.

Para ello debes saber que la atención es cuando eliges un estímulo del ambiente y diriges todos tus sentidos a él.

Por otra parte, la concentración, está vinculada a la capacidad que tienes de mantener la atención hacia dicho estímulo.

Para lograr manejar tu concentración, tienes que saber cómo funciona, esto puedes llegar a conocerlo si respondes:

  • ¿Cuáles son los estímulos que más te llaman la atención?
  • ¿Qué tipo de estímulos te distraen?
  • ¿Qué tiempo logras enfocarte en una sola tarea?

Elimina lo que te distrae: cuando ya conoces cuál es tu estímulo sensorial y las cosas que más te distraen, debes enfocarte en evitarlo.

Esto quiere decir que, para evitar las distracciones y lograr concentrarte, debes eliminar todas las distracciones.

De igual forma, no debes prestarle atención a los objetos que te pueden distraer, enfocándose en las actividades que debes realizar.

Descansar, es importante. Esto se debe a que, cuando tienes una jornada de trabajo donde estuviste concentrado por un largo periodo de tiempo, seguro estarás agotado.

Esto ocasiona que no puedas concentrarte en otra actividad, ni siquiera por un solo segundo.

Para descansar, puedes acudir a ambientes naturales como parque o jardines pueden ayudarte a descansar la mente, cuando ésta se siente cansada o fatigada.

Medita, esta técnica colabora con la concentración. Ya que permite que estés más tranquila y relajada, lo que ayuda a que descanses la mente y el cuerpo.

De igual forma permite que estés más relajado, tranquilo ya que igualmente contribuye a reducir el estrés y la ansiedad.

Realiza actividades físicas, por lo menos 15 minutos al día, esto ayuda aumentar tus niveles de concentración. Algunas actividades físicas pueden ser: caminar, nadar, correr, bicicleta, etc.).

Hombre de edad mayor realizando postura de relajación para la concentración

La concentración ¿Qué es?

La concentración es el proceso por el cual una persona fija su atención a determinada situación o actividad de una forma cociente. Es a través de la concentración, que las personas pueden adquirir un aprendizaje significativo.

Esto se debe a que, tienen que dejar de un lado todas esas cosas que pueden interferir en la capacidad de prestar atención.

Es importante señalar que, la concentración está relacionada con el aprendizaje, la precisión en los movimientos y la puesta en marchas de estrategias.

Entonces, se puede decir que la concentración, se refiere al proceso de la mente que centraliza toda la atención en una actividad muy puntual. La finalidad de dicha concentración es lograr alcanzar un determinado objetivo.

Es por ello que, cuando una persona se encuentra concentrado en una actividad específica (sin importar cual sea), ignora  todo lo de su alrededor.

Esto se debe a que su punto de atención es la tarea que desarrolla, evitando todos los elementos que puedan perturbar su concentración.

Todo este proceso se realiza de manera consciente y voluntaria. En donde el compromiso, el bienestar físico, el bienestar emocional, el entorno y el área donde se labora desarrollan un papel fundamental.

El ser humano necesita de la concentración para que su proceso de aprendizaje se desarrolle correctamente.

Por esto es muy necesario aplicar toda la atención en aquello que se está aprendiendo, ya sea de manera práctica o de manera teórica. Incluyendo los ensayos y errores, ya que de ésta técnica también se aprende.

En épocas remotas, perder la concentración de las actividades diarias se debía a distintas enfermedades. Donde algunas son curables y otras no tienen ningún remedio.

No quiere decir que en la época actual, dichas enfermedades no existan, o que de alguna manera han dejado de afectar la concentración mental del ser humano.

Las enfermedades que traen consecuencias a la concentración mental de un individuo siguen estando presentes.

Lo que ocurre actualmente, es que además de las enfermedades hay nuevos elementos que no permiten la concentración.

Dichos  elementos, son los avances tecnológicos, y esto ha venido a revolucionar al mundo de manera social, afectando negativamente la concentración.

Falta de concentración ¿Que la causa?

Mantener la concentración en un estímulo puede resultar muy engorroso, esto se debe a que hay agentes externos que te distraen.

Es por ello que, debes enfocarte en superar esos problemas, para así lograr mantener la concentración en las actividades que lo requieren.

Para poder atacar el problema de atención, debes conocer las causas por las que te distraes. A continuación una lista de los posibles distractores y como lo puedes superar.

Dispersión: esta se produce cuando te encuentras pendiente de muchas cosas, queriendo cumplir con todas a pesar del tiempo y las circunstancias.

Esto ocasiona que no le prestes atención a nada realmente, ya que tu mente no se puede enfocar en una sola cosa.

Para lograr superar esta situación, es necesario que organices las actividades según el orden de importancia o prioridad.

Distracción: el mantener la concentración es un estímulo propio de la persona, es decir los pensamientos y las sensaciones. Cuando te centras en dichos estímulos, puedes impedir que se atiendan estímulos externos.

Si se quiere rebasar las distracciones, es necesario mantenerte centrado en la actividad de estudio que vas a realizar.

Y repetir para ti mismo que “después ya habrá tiempo para pensar en lo que se quiera pero que ahora es tiempo de estudio”.

De esta manera podrás concentrarte en lo que vas a estudiar

Fatiga: esta es la principal causa de estar desconcentrado, ya que se tiende a desvariar y no centrarse en la actividad que se tiene que hacer.

Para lograr superar esta distracción, es necesario que descanse, una vez relajado la concentración llega sola.

Falta de base o del conocimiento: cuando tienes que realizar una tarea o trabajo, sin conocer muy bien el tema, por lo general te distraes.

Ya que, al no entender lo que estás leyendo, la mente comienza a divagar, haciendo cuesta arriba prestar atención.

En este caso, es necesario, tomarse el tiempo para revisar los contenidos básicos del tema y así poder afianzar los conocimientos.      

En el caso de no saber cómo estudiar, es necesario que investigue sobre las técnicas de estudio que contribuyen a superar esta debilidad.

Relájate y te concentraras en los estudios

En la época de exámenes, resulta normal estar estresado, razón por la cual, se reduce la sincronización  de los dos hemisferio. Es por ello que se recomienda que se realicen actividades que mejore el funcionamiento global del cerebro.

De allí la importancia, de desarrollar un buen sistema de estudio, para de esta forma poder mantener la concentración.

Por tal razón, una de las estrategias que se está promoviendo es la relajación, de esta forma serás capaz de manejar información y las retiene de una manera fluida.

La idea de esta técnica es aprender a manejar el estrés, para que no influya de forma negativa en las actividades, logrando concentrarse de manera eficiente en los estudios.

Antes de estudiar, práctica unas técnicas de relajación, una de ellas es la respiración profunda.

Además de ayudarte a reducir los niveles de estrés, con la respiración profunda, se inhala mayor cantidad de oxígeno y ayuda a liberar los problemas.

La respiración es una técnica de concentración que puedes repetir para todas tus sesiones de estudio, de esta manera la puedes hacer más efectiva. Y si logras cuadrar las sesiones de estudios en el mismo horario te resultará mucho mejor.

Para lograr mantener un nivel adecuado de concentración, además de la respiración es ideal estar en un lugar con poco o ningún ruido.

Esto se debe a que, involuntariamente el ruido invade tu mente e impide que te concentres, en lo que debes estudiar.

Otras técnicas que puedes emplear para estar relajado son:

  • Apretar los puños y luego extender las mano repetidas veces, al mismo tiempo que inhala, expandiendo el estómago. Luego exhala por la boca poco a poco.
  • También puedes sentarte por unos 15 minutos, con las piernas cruzadas, dejando la mente en blanco, con una respiración lenta y pausada. En algunos casos se puede colocar una música instrumental de fondo.
  • Otra actividad que ayuda a relajar el cuerpo es girar la cabeza a 180 grados, haciendo ejercicios de estiramientos.

Es ideal realizar estos ejercicios de relajación en un lugar acogedor, donde se pueda escuchar todos los sonidos en el silencio y que inspire mucha calma.

La desconcentración; ¿Por qué se origina?

Una persona puede estar desconcentrada por diversas razones, como ya se dijo, puede ser originado por una enfermedad o conductas de diversas índoles.

Unas de las enfermedades que da origen a la desconcentración es el Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH).

Con este síndrome, la persona tiende a bloquear la capacidad de atención y concentración.

Para disminuir sus síntomas se tiene que acudir a un especialista, este se encarga de estudiar el caso y buscar una solución adecuada.

Cabe señalar que los malos hábitos de vida influyen directamente en la capacidad de concentrarse para ejecutar cualquier actividad del ser humano. Entre esos malos hábitos de vida se encuentran:

  • Consumo abusivo de drogas incluidas las medicadas, tales como: ansiolíticos, barbitúricos y benzodiacepinas. A largo plazo tiende a alterar la capacidad de atención y concentración de las personas.
  • Cambios hormonales, el consumo de una dieta inadecuada y el hambre, esto se debe a que esta sensación que ocupa casi todos los recursos cognitivos de la persona. Por lo que concentrarse se vuelve cuesta arriba.
  • Altos niveles de ansiedad.
  • La presencia de un dolor físico continuo y persistente.
  • Estar en un ambiente donde existan muchos elementos distractores.

Los antes mencionados, son agentes que pueden originar la distracción en un individuo.

De igual forma, existen indicadores a tener presente en relación a la disminución de la capacidad de concentración son:

  • Dificultad para el seguimiento de la lectura.
  • Distracción mental mientras alguien le habla.
  • Olvidar frecuentemente las cosas.
  • Incapacidad para ejecutar una tarea específica durante un tiempo prolongado.
  • También se pueden considerar otros factores como los son:
  • La sensación de tener la cabeza saturada o cargada.
  • Dificultad para organizarse.
  • La sensación de estar despistado.

Cuando se está en presencia de uno o varios factores de los entes mencionados, es un indicativo de que necesita emplear técnicas de concentración.

Para de este modo no se vea afectado el desarrollo de las actividades cotidiana.

Consumiendo [p3a],ayudan a mejorar la memoria, la concentración y el aumento de la circulación en el cerebro.

Optimizando la concentración con la alimentación

Mantener una alimentación balanceada, que contenga muchas vitaminas y minerales es necesario para fortalecer los procesos cognitivos. Entre dichos procesos se encuentra la concentración.

Tanto así que, cuando se tiene hambre no permite pensar; esta sensación en el cuerpo atrae toda la atención minimizando que se pueda concentrar en otra cosa.

Es importante señalar que, existen alimentos específicos que ayudan a que la mente pueda enfocarse en lo que se desea.

Es por ello que, cuando se quiere fortalecer las conexiones cerebrales y los procesos que ellas implican se proponen el consumo de alimentos ricos en ácidos grasos.

Los ácidos grasos favorecen dichas conexiones; y con suficientes nutrientes y fibras para saciar el apetito disminuyendo la sensación de hambre.

A través del consumo de [p3t], ayuda a mejorar las las capacidades cognitivas y por ende la concentración.

A continuación, se presentan algunos alimentos que reúnen ambas características. Al incluirse en la dieta diaria favorecen el proceso de concentración.

Entre ellos los arándanos, con gran contenido de antocianina, la cual reduce la degeneración cerebral y le da el color característico a este fruto.

El consumo de éstos protege al cerebro de algunas afecciones, además de favorecer los procesos cognitivos.

El aguacate, rico en grasas monoinsaturadas, mejora la comunicación neuronal, y además limpia las arterias y beneficia la irrigación sanguínea del cerebro.

El plátano es el alimento por excelencia para la salud cerebral, si se consideran sus altos contenidos de potasio, magnesio, vitamina C y fibra.

Del mismo modo contiene vitamina B6, la cual contribuye directamente con la producción de neurotransmisores (serotonina, norepinefrina y dopamina) relacionados con la concentración.

El salmon, reconocido por su alto contenido de omega 3 el cual fortalece significativamente las conexiones neuronales.

De igual modo, se incluyen otras especies como la sardina, el arenque y el atún. Se sugiere consumir pescado al menos 3 veces a la semana.

Los frutos rojos como: fresas, frambuesas, moras…, son considerados ricos en antioxidantes. Esta característica los hace abanderados en evitar la descomposición de células cerebrales.

Las vitaminas favorecen la concentración

El cerebro humano, se encarga de realizar diversas funciones, motivo por el cual con el pasar de los años este órgano se va deteriorando.

De igual modo, existen factores que influyen negativamente en las funciones cerebrales, entre ellos:

  • La genética.
  • La alimentación.
  • Los hábitos de vida.

En los alimentos se encuentra las vitaminas y minerales necesarios para que todo el cuerpo funcione y de forma especial en el cerebro. Es por ello que, consumir vitaminas ayudan a potenciar:

  • El funcionamiento cognitivo.
  • La concentración.
  • La memoria.
  • La capacidad de aprendizaje.

Para fortalecer estas funciones cerebrales también cuentas con [p3t], este es un producto hecho con ingredientes naturales.

Además, este producto proporciona elementos que ayudan a mejorar la memoria, la concentración y el aumento de la circulación en el cerebro.

Entre ellos, vinpocetina que es un extracto de la planta Vinco Minor, actúa como vasodilatador e incrementa el flujo sanguíneo cerebral.

Por su parte las vitaminas son sustancias vitales para el cuerpo humano, las cuales pueden obtenerse mediante una sana, variada y equilibrada alimentación.

El cuerpo por sí solo no las produce, y su consumo debe ser equitativo ya que tanto las deficiencias como los excesos pueden resultar perjudiciales para la salud.

Su ingesta puede ser fortalecida a través de determinados suplementos que ayudan a incrementar las cantidades requeridas por el organismo.

Tal es el caso de [p3a] excelente fortalecedor de las funciones mentales, toda vez que las vitaminas que contiene en su composición. Este producto es elaborado a base de hierbas, ayudan a mantener activo al cerebro.

A continuación, se mencionan algunas de las principales vitaminas requeridas para optimizar el proceso de concentración en las personas:

  • Vitamina A o betacaroteno: previene la degeneración cognitiva y fortalece la memoria. Presente en alimentos como calabaza, mango y zanahoria, entre otros.
  • Vitamina C: antioxidante por excelencia, protege al cerebro de los radicales libres y aporta energía.
  • Vitaminas del grupo B: encargadas de proteger las neuronas, participan y son corresponsables de la mayoría de las funciones cerebrales. Entre ellas se destacan, la B6, B9 (ácido fólico) y la B12.

¿Cómo mantener la concentración?

Si has observado que últimamente no estás tan concentrado como debieras, no lo dejes pasar por alto.

Esto se debe a que mientras más avanza el tiempo, se complica el retomar la concentración. Es por ello que, debes de tomar cartas en el asunto, antes de que sea demasiado tarde.

Para ayudar a optimizar la concentración y mejorar la calidad de vida, se pueden emprender acciones. Dichas acciones son muy sencillas, pero de gran importancia para mejorar la retentiva y la concentración.

Para ello es necesario que sigas unos consejos prácticos, ellos son:

Ejercicios de memorización: Que tienen por objeto el favorecer el desarrollo de nuestras facultades y destrezas cognitivas. Con ello aprendemos a enfocarnos de manera más efectiva y voluntaria en nuestro cotidiano vivir.

Entre ellos se tienen: sudoku, sopa de letras, juego de memoria, el tejer…

Tomar suplementos vitamínicos: como y ase explico, las vitaminas son fundamental para mantener un buen estado de la memoria.

Es por ello que tomar suplementos te ayuda mantener la concentración, un suplemento puede ser [p3t]. Este producto aumenta la liberación de acetilcolina para ayudar con la transmisión de una célula nerviosa a otra.

Descansar: es la base fundamental para que la mente funcione correctamente, con ello se puede favorecer así el mismo proceso de concentración.

Dormir las horas necesarias ayuda a que el descanso se dé adecuadamente.

Pues dormir menos de lo requerido suele ocasionar pérdida de concentración  en las personas por exceso de fatiga mental.

Lectura: Igualmente, es un excelente instrumento para adquirir concentración, desarrollarla y hasta mantenerla.

Esto se debe a que, a medida en que se va comprendiendo el contenido de lo que se lee, se desarrolla la capacidad de concentración.

Para realizar una buena práctica de lectura, además de tener un tema que promueva el interés, es necesario tener un escenario adecuado.

Es decir, un lugar tranquilo y libre de ruidos o distracciones exageradas sería lo ideal para con este cometido.

De no contar con esto requisitos puede se tiene el riesgo que se frustre el proceso de la lectura y no lograr nuestro objetivo de manera satisfactoria.

"writer" style = "display: none;">Dayana Zamora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *