Mujer mayor tomando té de una taza blanca pequeña

Té para el estrés: alternativas naturales al alcance de todos

Té para el estrés: alternativas naturales al alcance de todos

Última actualización: 19-10-2018. Equipo Nutricioni

Cuenta la leyenda que hace 5000 años, reinaba en China un emperador erudito, de nombre Shen Nung. El emperador, sabiamente, había ordenado a todo su pueblo hervir el agua para el consumo.

Un día, el emperador descansaba bajo la sombra de un árbol, mientras, como de costumbre,  hervía agua en un recipiente, cuando de repente, se elevó una suave brisa que arrancó tres hojas del árbol, que fueron a parar a la olla del emperador.

De inmediato se desprendió del agua hirviente un suave y exquisito aroma que incitó al emperador a probarla de inmediato, quedando tan encantado, que de inmediato pasó a ser una de sus bebidas predilectas.

Así comenzó el té a extenderse por toda China, y más allá, llegando a usarse el té prensado en forma de pastillas, para realizar transacciones comerciales.

No es la única leyenda acerca del origen del té, pero igual es una historia encantadora.

¿Que contiene el té para haber encantado a tantas personas a través de los siglos?

El árbol de la leyenda es más bien un arbusto,  llamado Camellia sinensis, una planta que crece silvestre en el lejano oriente, y  contiene L-teanina, una sustancia que produce calma en quienes la ingieren.

Además contiene taninos, flavonoides, cafeína, teobromina, teofilina (compuestos utilizados para tratar el asma) y oligoelementos.

Dado el éxito del té, era inmediato que los herbolarios se dieran a la tarea de crear más infusiones, probando a echar distintas  hierbas y combinaciones, en agua caliente o hirviendo, y observando los efectos que producían en quienes las bebían.

Así se fueron descubrieron infusiones con efectos muy diversos: sedantes, diuréticos, laxantes, para ayudar a la digestión, elevar el ánimo y más.

El té negro es el té por excelencia, pero hay otras variedades, como el té verde, el té rojo, oolong, todos provenientes de la misma planta, por cierto.

Y se pueden preparar infusiones con multitud de hojas y hierbas: manzanilla, tilo, valeriana, ginseng, pasiflora... a cual más aromática y beneficiosa.

Por ejemplo, para los problemas digestivos está el té de manzanilla, la infusión más popular, el anís estrellado, la menta, el tomillo, la valeriana y el boldo. La mayoría es de agradable sabor, pero algunas son un poco amargas, como el boldo y la valeriana.

La infusión de cola de caballo es diurética, por lo que hay que tener precaución para evitar la desmineralización.

El té de ginseng es reconocido en todo el mundo por los múltiples beneficios que presta a la salud.

Muchas tienen excelentes propiedades antioxidantes, e investigaciones sugieren que tienen efectos beneficiosos sobre algunas enfermedades.

Pero hay que tener precauciones, porque algunas plantas pueden ser tóxicas o tener efectos contraproducentes.

Mujer mayor tomando té de una taza blanca pequeña

El estrés como parte de la vida diaria

El estrés ha acompañado a la humanidad desde sus inicios, y es un factor determinante en la supervivencia de las especies.

Pero en la actualidad no es tan frecuente sentirse amenazados por depredadores.

En vez de eso, están el trabajo, las relaciones, la política, la economía, los estudios y muchas circunstancias agobiantes, que probablemente no provoquen un estrés violento, sino acumulativo.

Ya no es frecuente tener que correr para no ser devorados, pero generamos ansiedad, fatiga y nerviosismo día a día, capaces de producir enfermedades cardiovasculares, envejecimiento prematuro, diabetes, cáncer y otras dolencias.

Y esto es un hecho conocido por los antiguos herbolarios orientales, cuando preparaban brebajes calmantes y relajantes para sus clientes ansiosos y estresados.

Las infusiones constituyen una excelente alternativa a los fármacos sintéticos, porque apenas tienen efectos secundarios y carecen de propiedades adictivas.

Hombre desesperado llorando con un escritorio lleno de té

Infusiones para el estrés

Las plantas medicinales brindan sus efectos terapéuticos a través de infusiones, muchas de las cuales son de exquisito sabor y aroma.

Contribuyen al buen funcionamiento del organismo, gracias a sus diversos principios químicos.

La naturaleza y los mecanismos de acción de estos principios dependen de la especie y el estado de maduración al momento de la cosecha.

La mayoría contiene antioxidantes y protegen las células del estrés oxidativo perjudicial para su estructura.

Valeriana

Es una planta de tallo recto y hueco,  y con florecitas rojas, rosadas o blancas, que puede alcanzar hasta los 2 m de altura.

Se dice que los gatos la ingieren cuando sienten algún malestar.

Los antiguos griegos y romanos le atribuían propiedades sedantes y  la usaban contra el insomnio y la ansiedad, gracias al ácido valerénico, el ácido gamma-amino butírico (GABA), la glutamina y algunos flavonoides, todos ellos presentes en la raíz.

También se le conoce eficacia como antiespasmódico y anticonvulsivo.

Lavanda y valeriana hierba flores y raíz con mortero y mortero, sobre fondo de roble. Utilizado en medicina alternativa natural.

Toronjil

También conocida como melissa, al frotar sus hojas se desprende un agradable aroma a limón,

La infusión se ha utilizado terapéuticamente para tratar el insomnio, y como calmante de los nervios, teniendo además propiedades antibacterianas, antifúngicas  y espasmolíticas.

La combinación de valeriana y toronjil ha sido ensayada con éxito en niños, y se considera una muy buena alternativa, pues carece de efectos secundarios y no produce adicción.

También hay estudios que señalan que, con ciertas concentraciones, la infusión de hojas desecadas  de melisa ayuda a mejorar la atención, la concentración y la memoria.

Ilustración en primer plano de jugo de toronj

Tilo

El tilo es un árbol de gran tamaño, oriundo de las regiones templadas del hemisferio norte, cuyas flores y hojas se han usado tradicionalmente para calmar la ansiedad, tratar el insomnio, las dispepsias y otros trastornos digestivos.

Es diurético e incluso puedo calmar la tos y aliviar la fiebre. Puede usarse en niños, pues apenas tiene efectos secundarios.

Contiene geraniol, como agente ansiolítico, además de antioxidantes, carotenos y vitamina C.

tetera y taza con té de tilo y flores en la mesa de madera

Manzanilla

Es una planta herbácea, que alcanza unos 40 cm de altura y se da muy bien en las zonas templadas. Sus flores se usan para una infusión de agradable sabor y efecto sedante.

Contiene sustancias con efecto antiséptico, y es antiinflamatorio y carminativo (contribuye a evitar los gases intestinales). Ayuda en el caso de dolores de cabeza, jaquecas y malestares asociados a la menstruación.

Colocando compresas de infusión de manzanilla fría, en los párpados, se alivian las ojeras y se reduce la inflamación.

Taza de té de manzanilla herbal en una tabla de madera. Té de manzanilla en una copa transparente y flores de manzanilla en la mesa de madera.

Ginseng

Es un arbusto originario de China y el este de Asia, que puede alcanzar unos 70 cm, con pequeñas flores que se transforman en bayas.

La parte de la planta que se utiliza con fines terapéuticos es la raíz, que contiene los ginsenósidos, los compuestos activos del ginseng, además de aceites esenciales, oligoelementos, vitaminas, etc.

Sus efectos beneficiosos sobre el organismo son múltiples, en particular, posee una notable acción antiestrés y equilibradora de todo el organismo.

Es considerada la principal planta adaptógena: tiene efectos estimulantes para contrarrestar la fatiga, y por otra parte, neutraliza el estrés, preparando al organismo para manejar adecuadamente los problemas.

La infusión o té de ginseng es ligeramente picante y de aroma agradable.

Raiz de gingsen en tabla de madera

Raiz de ashwagandha

Conocido como ginseng indio, de propiedades equilibrantes del organismo, al igual que el ginseng. Con las hojas, raíz y bayas,  puede preparar una infusión eficaz contra el estrés y que alivia la ansiedad.

Passiflora

Es una alternativa muy eficaz para tratar la ansiedad y el estrés. Se trata de una planta trepadora originaria de América, cuyo fruto es comestible, de sabor muy agradable, conocido como maracuyá o parchita.

Para preparar infusiones contra el estrés, el insomnio, los nervios y la ansiedad, se utilizan las flores y las hojas. Los diferentes pueblos de centro y sur América, ya la utilizaban con estos fines, al menos hacia el 2000 a.C.

Contiene flavonoides que actúa sobre el neurotransmisor GABA para modular su acción, al igual que lo hacen las benzodiazepinas, pero sin los efectos secundarios.

Además se conoce por ser anticonvulsionante, antiespasmódica y colaborar en el tratamiento del asma, la bronquitis y la tosferina.

Hierba de passiflora en fondo de madera

Albahaca Sagrada

Arbusto originario de Asia tropical, de unos 60 cm de altura y considerado sagrado en la india, por sus propiedades terapéuticas, para combatir la fatiga y el estrés, entre otros.

En la India se le atribuyen propiedades protectoras, y por eso se la coloca a la entrada de templos y casas, para purificar los espacios y las personas.

No actúa de una manera única y específica sobre el organismo. Por ello también se le considera una planta adaptógena, al igual que el ginseng y la raíz de Ashwagandha.

Pero ayuda a crear una resistencia al estrés, regula la producción de cortisol, mejora los procesos cognitivos, combate las alergias y además protege a las células de la radiación ionizante, una importante propiedad a la hora de tratar el cáncer.

SupraEnergía es una fuente de extracto de ginseng, albahaca sagrada y raíz de ashwagandha. Incorporar estos adaptógenos a la dieta diaria, aumenta la capacidad para afrontar los retos y disminuir los efectos nocivos del estrés.

Vista superior de la flor de albahaca aislada sobre fondo blanco

Lavanda

Es un arbusto de tallo recto y flores de un hermoso color característico, espontáneo de la región del mediterráneo occidental. Se considera que incluso el delicioso aroma de sus flores permite conciliar el sueño con mayor facilidad.

Y con las hojas y las flores se prepara una infusión con propiedades digestivas, espasmolíticas, antisépticas, analgésicas y sedantes. Su aceite esencial contiene sesquiterpénicos, que actúan como antibióticos, y linalool con acción sedante.

Spa Bodegón con pila de piedras y lavandas

El estrés puede ser beneficioso en situaciones muy puntuales, pero extremadamente nocivo si se extiende en el tiempo.

Por fortuna, la naturaleza brinda todo un abanico de posibilidades para preparar tés anti estrés, para encontrar alivio rápido al estrés  a cualquier hora del día.

Y el mejor complemento de un excelente té, una dieta balanceada y ejercicio frecuente, es SupraEnergía, que incorpora los beneficios de las plantas adaptógenas, para devolver el equilibrio perdido al organismo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *