Mujer con dolor de garganta. La mujer tiene dolor de garganta, mujer tocando el cuello con la mano, conceptos de atención médica.

¿Te arde tu garganta? Acá los remedios caseros para el reflujo

¿Te arde tu garganta? Acá los remedios caseros para el reflujo

Última actualización: 12-02-2019. Equipo Nutricioni

ERGE, siglas con las que se conoce a nivel médico el reflujo, una condición que en palabras sencillas puede describirse como un fuego constante en la garganta.

Esta condición posee una alta prevalencia en el área de la gastroenterología, afectando de un 5% a un 30 % de la población mundial.

Sus síntomas son bastante incómodos y el diagnóstico en etapas tempranas, es de gran importancia para evitar lesiones crónicas del tracto esofágico a posteriori.

En los casos más avanzados, se requiere de la supervisión personalizada y constante de especialistas en nutrición y gastroenterólogos.

Aunque esta condición es bastante incómoda y puede alterar el modo de vida de las personas que lo sufren, existen elementos naturales que pueden controlarlo.

El ERGE o reflujo gastroesofágico, se describe como una patología que implica el ascenso espontáneo del contenido estomacal hacia el esófago.

El esófago es un conducto muscular que comunica la boca con el estómago y este evento, puede afectar notablemente el desarrollo normal de las actividades diarias del individuo.

Se ha señalado en diferentes artículos, que esta afección representa un costo altamente significativo para los sistemas de salud.

Estos costos engloban tanto gastos directos entre los cuales se señalan, medicamentos, cirugías, como indirectos, tales como pérdida de productividad por ausencia laboral.

Un monitoreo a tiempo de esta condición es primordial para mantener protegida la estructura física del tejido del conducto esofágico y evitar lesiones de importancia.

Otro paso importante para las personas que sufre de este desorden, es controlarlo con un nutricionista, para asegurar una alimentación que contribuya a disminuir los síntomas.

acidez gastrica, dibujos animados de estómago en el cuerpo de la mujer contra un fondo blanco, síntomas de enfermedad de reflujo ácido o acidez estomacal

¿Qué origina el reflujo?

En condiciones normales cuando ingerimos algún alimento este viaja desde la boca hasta el estómago, por el conducto esofágico.

Cuando este contenido pasa al estómago, es retenido en esta estructura, mediante un anillo muscular conocido como esfínter gastroesofágico.

Este anillo, está compuesto por musculatura lisa, que responde a contracciones involuntarias, cerrando este conducto.

En las personas que sufren de reflujo, este anillo presenta problemas para cerrarse, lo que permite que el contenido estomacal, se devuelva al esófago.

Este contenido estomacal es rico en ácido clorhídrico, el cual es altamente corrosivo para el tejido esofágico y puede causar daños graves a largo plazo.

La falla en la contracción muscular del esfínter gastroesofágico, puede ser originada por relajaciones transitorias que ocurren de manera espontánea durante el día.

Este tipo de relajación es un evento normal en cuanto a la fisiología se refiere, por lo que no causa daños.

No obstante, cuando este anillo contractor pierde su funcionalidad, el tiempo y la cantidad en el que permanece en el esófago este contenido, es lo que genera a futuro, daños significativos.

Factores que nos vuelven propensos al ERGE

La aparición de trastornos de reflujo esofágico, tienen  numerosos orígenes y generalmente encierran procesos complicados.

Dentro de los numerosos factores que pueden inducir a episodios crónicos de reflujo, están:

Obesidad: Numerosos estudios demuestran que en personas con sobrepeso, la ocurrencia de episodios de reflujo son mayores y los síntomas se magnifican.

En el aspecto fisiológico, la grasa que se acumula en el abdomen, tiende a aumentar la presión intraabdominal, favoreciendo el ascenso del contenido estomacal al esófago.

Ineficiencia del esfínter esofágico inferior: La funcionalidad del anillo muscular del esófago, puede verse alterado o anulado por algunas enfermedades crónicas.

Embarazo: El proceso de embarazo implica cambios hormonales que ralentizan el proceso digestivo, además, la presión del feto al crecer, contribuye a la ascensión del contenido estomacal.

Inmadurez del cardias: Es el principal causante del reflujo en recién nacidos. Esta zona, se encarga de comunicar al esófago con el estómago.

Si este tejido no se desarrolla correctamente, afecta el movimiento del anillo gastroesofágico, facilitando la ascensión del contenido estomacal al esófago.

Alteración del vaciamiento esofágico: Cuando ocurre un ascenso de los ácidos gástricos al esófago, este como medida de protección comienza a generar contracciones en su musculatura para devolverlos al estómago.

Sin embargo, si el contenido es considerable y el mecanismo de regulación del anillo esofágico se afecta, este proceso no se da de forma correcta generando daños al tejido.

Hernias estomacales: Las hernias estomacales tienden a alterar el proceso de vaciado, produciendo mayor retención de ácido en el estómago y un aumento considerable del contenido que sube al esófago.

Más factores que contribuyen al reflujo esofágico

Otros factores que también pueden inducir la aparición del reflujo gastroesofágico son:

Consumo excesivo de alcohol: El ingerir alcohol con frecuencia tiende a aumentar la producción y cantidad de ácidos estomacales.

También, tiende a producir distensión del tejido muscular  y por ende, pueden subir con mayor facilidad al esófago.

Esclerodermia: Puede ocurrir como una respuesta autoinmune a ciertas condiciones, generando crecimiento atípico del tejido. en el caso del que recubre el conducto esofágico, esto puede evitar el buen funcionamiento del anillo esofágico.

Algunos medicamentos: La ingesta de anticolinérgicos, ansiolíticos, antihipertensivos, entre otros, pueden afectar la función peristáltica del esófago.

Acostarse a dormir inmediatamente después de comer: Esta condición puede generar una diferencia de presión entre la cavidad esofágica y el estómago, facilitando el ascenso del contenido estomacal.

Mujer arrodillada en una cama con dolor de estomago

¡Alerta! 7 señales inequívocas de que sufro reflujo

El paso del contenido estomacal hacia el esófago, produce síntomas característicos que causan bastante incomodidad.

Dentro de estas incomodidades, las más características y que producen episodios que pueden alterar el desempeño normal del individuo son:

Regurgitación: Se define como el paso del contenido estomacal hacia la cavidad bucal de forma espontánea.

Pirosis: Es quizás el síntoma más característico del reflujo, ardor acompañado de dolor en la zona superior de la cavidad estomacal, que en su mayoría ocurre después de comer.

Sialorrea: Conocida vulgarmente como hipersalivación, se produce como consecuencia de una sobre estimulación de las glándulas salivales por efecto de la entrada de los ácidos gástricos a la cavidad bucal.

Tos e irritación de garganta : La entrada del contenido estomacal en garganta pueden generar gases y molestia en el tejido esofágico que causan irritación  a la mucosa respiratoria.

Náuseas e hipo: Estos se producen por la inflamación del diafragma y el tejido que protege la glotis, por acción de los ácidos gástricos.

Erosiones dentales: Ocasionado por el desgaste del esmalte dental, por acción del contenido de ácidos estomacales que suben a la boca.

Halitosis: En muchas ocasiones, el material que asciende de la cavidad estomacal a la boca posee trozos de alimentos que no han sido bien digeridos. Esta condición, genera gases que producen un mal olor al hablar.

En estos casos, los especialistas suelen recomendar la adición de suplementos digestivos a la dieta, como por ejemplo Enzi Activ, para reforzar la digestión  y disminuir las regurgitaciones.

Código rojo, estos síntomas indican peligro

Cuando la presencia del reflujo esofágico extiende su estancia en nuestras vidas, los síntomas tienden a empeorar.

Las lesiones que pueden producirse por la descomposición progresiva del tejido del aparato digestivo a raíz de la acción de los ácidos estomacales, comienzan a manifestarse de forma un poco más violenta.

Si se comienza a presentar condiciones como la disfagia, que encierra la dificultad para la deglución de los alimentos, ya se puede estar originando una lesión física.

La odinofagia o el dolor para deglutir es otro indicio de que hay lesiones en el conducto muscular del esófago.

Generalmente cuando la persona comienza a sufrir estos procesos degenerativos, experimentan pérdida de peso y anemias, indicativas de lesiones epiteliales.

Por otro lado, la inflamación de este conducto, puede producir episodios recurrentes de vómitos.

La señal más resaltante de una condición grave de ERGE es la presencia de sangre al momento de vomitar, esto amerita la revisión inmediata por parte de un especialista.

¿Cómo diagnosticar y confirmar que sufro ERGE?

Cuando los síntomas que se relacionan con el reflujo crónico hacen su aparición, debemos pensar en confirmar el diagnóstico y ver qué grado de afectación se ha producido.

Dentro de las principales pruebas que se aplican para establecer y confirmar la alteración del proceso digestivo por lesiones físicas del aparato digestivo, se pueden nombrar:

  • Prueba con inhibidores de protones
  • pHmetría
  • Manometría esofágica
  • Radiología por contraste

Cada una de estas pruebas permite medir el correcto funcionamiento del estómago y el anillo gastroesofágico, además de descartar lesiones endoepiteliales.

Generalmente los casos de reflujo pueden extenderse con el tiempo sin complicaciones, siempre y cuando sea controlado en sus fases iniciales.

Expertos señalan que un bajo porcentaje, comprendido entre un 20% y 25% de los casos de reflujo pueden sufrir complicaciones severas.

Dentro de las complicaciones más importantes que se reportan para este tipo de condición están:

Estenosis esofágica péptica: Las lesiones que se producen en el esófago por acción de los ácidos gástricos, cicatrizan formando un tejido queratinizado.

Este tejido reduce el calibre del conducto y dificulta el paso de alimentos hacia el estómago.

Úlceras esofágicas: Son llagas que pueden crearse en el conducto esofágico, causando mucho dolor y sangrado leve.

Esófago de Barret: Esta condición se produce por un cambio en la morfología epitelial (metaplasia) en el esófago distal, adquiriendo un epitelio parecido al intestinal.

Este crecimiento atípico, puede generar a futuro la aparición de lesiones malignas.

Los niños también sufren de reflujo, hay que vigilarlos

Los recién nacidos sufre en sus primeras etapas de desarrollo de constantes episodios de reflujo.

El desarrollo tardío del anillo gastroesofágico y el hecho de que tiendan a permanecer mucho tiempo acostados y durmiendo, son los principales causantes de estos eventos.

Niña pequeña con dolor de garganta, fondo gris

En condiciones normales la duración de estas manifestaciones de regurgitación tiende a extenderse hasta los 6 o 7 meses, para luego descender.

Una duración persistente de estos eventos en edades superiores a los 9 meses, debe ser motivo para un chequeo con el pediatra.

En la mayoría de los casos, el reflujo del lactante tiene cura y es importante considerar las siguientes recomendaciones, para disminuir los síntomas:

  • No balancear o realizar movimientos bruscos inmediatamente después de haberle suministrado alimentos al niño.
  • Acostar al bebé con la extremidad superior ligeramente más elevada que el resto del cuerpo.
  • No vestir al bebé con ropa demasiado apretada para evitar presión en la región del estómago.
  • Colocar al bebé en posición vertical después de amamantar o dar el biberón y darle palmaditas suaves en la espalda para contribuir a la expulsión de los gases del estómago.
  • En muchos casos el pediatra puede prescribir medicamentos que mejoran el funcionamiento intestinal.
  • Mantener una dieta adecuada a medida que el niño se desarrolle puede mejorar su proceso digestivo.

El cóctel enzimático perfecto para el reflujo

La degradación de los alimentos depende fundamentalmente de la existencia de las enzimas digestivas, que actúan durante todo el proceso digestivo.

Estas facilitan la asimilación de los mismos, razón por la que son llamadas las aliadas de la nutrición y la digestión.

Los complejos enzimáticos completos, tal como es el caso de Enzi Activ son empleados como un tratamiento coadyuvante del reflujo.

La presencia de enzimas como la proteasa y la lipasa, permiten digerir mejor las grasas y los carbohidratos, que generan en algunos casos hinchazón y dolor abdominal.

La presencia de enzimas con  propiedades de degradación hacia alimentos ricos en fibra y componentes vegetales, representan un apoyo para la disminución de la producción de gases.

La presión que pueden generar los gases que se producen en el proceso digestivo, pueden causar el ascenso del contenido estomacal al esófago.

La celulasa, xilanasa y hemicelulasa, degradan la concha de los granos y cereales, evitando una sobre estimulación del estómago y su producción de ácidos digestivos.

La adición de enzimas como la bromelina y la papaína en Enzi Activ, ayudan a reducir la inflamación ocasionada en los casos de estenosis esofágica y úlceras esofágicas.

La carencia de algunas enzimas digestivas en personas que sufren de hernia de hiato, condición que se genera en episodios de reflujo crónico, puede tratarse con estos suplementos enzimáticos como Enzi Activ,  bajo supervisión médica.

¡No más ardor!, toma estos remedios naturales para el reflujo

El alivio de los síntomas del reflujo se basa principalmente en la neutralización de los ácidos que se producen a nivel estomacal.

Existen en la naturaleza, diversos elementos que tienen propiedades importantes para aliviar la acidez y otros síntomas causados por el reflujo.

Dentro de estos elementos los que más importancia tienen a nivel naturista y popular, son:

Jugo de sábila: Es un cicatrizante por excelencia, que ayuda a aliviar el dolor causado por el reflujo por daños al tejido esofágico.

Vinagre de manzana: Este elemento tiene un efecto tampón en el organismo, aportando alcalinidad y reduciendo la acidez. Se recomienda tomar de dos a tres cucharadas diarias.

Té de jengibre: Induce la producción de enzimas digestivas y por ende mejora los procesos digestivos, disminuyendo los episodios de reflujo.

Té de manzanilla: Este favorece la digestión y regenera los tejidos en los casos de úlceras gástricas.

Agua con bicarbonato de sodio: Regula el pH del estómago, haciendo menos ácido el contenido estomacal.

Agua de limón: Al igual que el vinagre de manzana, posee un efecto alcalino, disminuye la acidez y el dolor producido por el reflujo.

Té de regaliz: Esta planta originaria del norte de África, crea un gel protector en el estómago que combaten los síntomas del reflujo.

Estos elementos naturales se describen como los más efectivos remedios caseros contra el reflujo gastroesofágico.

Comer sin sentirme como un limón

La alimentación juega un papel fundamental, para disminuir los eventos de reflujo en las personas que ya sufren de esta condición y es la estrategia para no activarlo en personas que no  lo presentan.

Dentro de los alimentos que deben incorporarse en la dieta para evitar los episodios de acidez y regurgitación están:

  • Frutas como la manzana, las bananas y la papaya, aportan enzimas de importancia como la peptina, que neutraliza la acidez del contenido estomacal. Se deben evitar las frutas cítricas como el limón y la mandarina.
  • Vegetales como el calabacín y la zanahoria, protegen y fortalecen la mucosa del esófago y el estómago, protegiendolos de los ácidos gástricos.
  • Consumir cereales como la avena aplaca la acción ácida de los jugos gástricos.
  • Agregar a la dieta tubérculos como la papa y el rábano estimula los jugos digestivos y disminuyen la acidez.
  • Consumir almendras y nueces mejoran la erosión del tejido epitelial del tracto digestivo en los casos de reflujo crónico.
  • Añadir cúrcuma a las comidas mejora la funcionalidad del aparato digestivo y disminuye la inflamación en casos de reflujo crónico.
  • Si vas a consumir lácteos que sean bajos en grasa, así no sobreestimulas la producción de ácidos estomacales.
  • Debes evitar la cafeína, el consumo de alcohol y el exceso de chocolate.

Otros tips a considerar para no sufrir de reflujo

  • Dormir del lado izquierdo disminuye la presión en la región estomacal, evitando el ascenso de los ácidos gástricos hacia el esófago.
  • Comer despacio evita la inflamación y la presión a nivel estomacal.
  • La cena debe constar de comidas ligeras y estos alimentos deben ingerirse por lo menos dos horas antes de dormir.
  • Evitar el consumo de líquidos con las comidas evita la formación de gases en la cavidad estomacal, que puedan incidir en el ascenso de este contenido al esófago.
  • No usar ropa ajustada a la hora de comer.
  • No hacer actividad física después de comer.
  • Tomar suplementos enzimáticos como Enzi Activ.
  • Los alimentos deben ingerirse a una temperatura promedio, ni muy fríos ni muy calientes, porque pueden dañar la mucosa estomacal.
  • No fumes, esto disminuye la salivación evitando el efecto que contrarresta el ácido estomacal, agravando el reflujo.
  • Mantenerse erguido al momento y después de comer, evita el ascenso del contenido estomacal al esófago.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *