Mujer Mayor de 40 Años de Edad

Sulfato de magnesio: descubre para qué sirve

Sulfato de magnesio: descubre para qué sirve

Última actualización: 11-11-2018. Equipo Nutricioni

El sulfato de magnesio es un compuesto mineral también llamado sulfato magnésico y sal de Epsom. Pero más allá de eso puede ser utilizado en tu beneficio. Descubre ¿para qué sirve el sulfato de magnesio?

Es un cristal blanco que sirve para prevenir afecciones, aliviar dolores, estrés, entre otros beneficios, sin dejar de lado su eficacia para mantener saludables tu cabello y la piel.

El sulfato de magnesio puede prepararse a partir de magnesio y ácido sulfúrico o azufre, también puede comprarse sin récipe médico o administrarse en una clínica.

Su administración puede ser por vía oral, por aplicación tópica mediante geles, vía intravenosa o como sales de baño mediante terapias de flotación.

Cuando se administra por vía oral generalmente es para tratar casos de estreñimiento ocasional o prevenir crisis convulsivas. Para reducir procesos inflamatorios del músculo estriado se usa local o tópico. Y para heridas o áreas adoloridas se administra mediante geles.

En casos particulares, la administración del sulfato de magnesio o sal de Epsom es intravenosa para reducir los calambres. Las propiedades del sulfato de magnesio son muy parecidas a las del cloruro de magnesio, pero con sabor más amargo.

A este suele dársele otros usos en distintas áreas de trabajo además de la medicina, como la agricultura y jardinería para tratar los suelos. Es por eso que se utiliza en el cultivo de plantas en huerto o macetas cuando el suelo tiene deficiencia de magnesio.

Pero su versatilidad no queda allí, ¿sabías que también puedes utilizarlo como tratamiento casero para revitalizar la piel y el cabello?

Los usos del sulfato de magnesio van desde la salud, limpieza hasta belleza cuando estos se ven afectado por agentes internos y externos.

Si deseas saber más acerca de este compuesto químico y para qué sirve te invitamos a analizar con nosotros este interesante tema. Estos consejos te ayudarán y harán tu vida más fácil.

Mujer Mayor de 40 Años de Edad

Para qué sirve el sulfato de magnesio en la medicina

El sulfato de magnesio puede utilizarse para más de una enfermedad, debido a sus propiedades medicinales y beneficios para la salud. A continuación, te presentamos algunos beneficios del uso del sulfato de magnesio en la medicina:

Controla la hipomagnesemia.  El prefijo hipo antes de una palabra indica que la misma está “por debajo de algo”. En este sentido, la hipomagnesemia no es más que los niveles bajos de magnesio en el organismo, que puede ser causada por distintos factores.  

El magnesio es un mineral necesario y fundamental para el buen funcionamiento de los nervios, las células, huesos, músculos y el corazón.

Generalmente una dieta balanceada aporta el magnesio necesario para mantener niveles normales de magnesio. Sin embargo, algunas situaciones pueden ocasionar que pierdas este mineral más rápido de lo que puedes asimilarlo con tu dieta.

De allí que el sulfato de magnesio es fundamental para reemplazar el magnesio en el cuerpo y de esta manera puede aliviar sus síntomas.

Alivia el estrés. Si nos exponemos al estrés por mucho tiempo puede causar consecuencias negativas en nuestro cuerpo, como ocasionar bajos niveles de magnesio. Además nos deja completamente agotados y sin energía.

Pero el sulfato de magnesio ayuda a controlar el estrés ¿cómo? Fácil, produce serotonina que es una hormona estimulante. La serotonina eleva los niveles de producción de energía, además que mejora tu estado de ánimo.

Relaja. Este compuesto químico también contribuye a que tu cuerpo se relaje, ya que te brinda una sensación de tranquilidad.

Por esta razón el sulfato de magnesio es utilizado como terapia relajante y medicinal. Toma un baño de agua caliente con sulfato de magnesio diluido durante unos 15 minutos, para que se absorba a través de la piel. Así lograrás reponerte del agotamiento y revitalizarte.

Elimina toxinas. Otro beneficio que obtendrás es que eliminarás toxinas de tu cuerpo mediante el baño. Gracias a que el sulfato de magnesio activa un proceso llamado ósmosis inversa, eliminas sales mediante los poros de la piel. Al mismo tiempo se absorbe el mineral.

Otros usos médicos de este valioso compuesto mineral

Alivia dolores musculares. Un baño de vapor también te ayudará a aliviar el dolor de los músculos adoloridos por la tensión del estrés gracias a sus propiedades antiinflamatorias.

Reduce los calambres. Te garantizará el buen funcionamiento de los músculos. Incluso los dolores producidos por esguinces, moretones y calambres pueden aliviarse con este compuesto químico.

Alivia dolores articulares. Las personas que padecen de la enfermedad de la gota, que es una especie de artritis, pueden encontrar alivio del sulfato de magnesio. La combinación del magnesio con el azufre permite desinflamar las articulaciones.

Alivia el estreñimiento. Para un correcto funcionamiento de los movimientos del intestino el sulfato de magnesio hace un buen trabajo. Puesto que aumenta el nivel de agua en los intestinos, es decir, los hidrata, proporciona alivio temporal al estreñimiento.

Así que funciona como laxante si se aumenta la dosis. La administración del sulfato de magnesio para obtener este beneficio es por vía oral en presentaciones de tabletas o cápsulas.

Puede ser útil durante el embarazo o justo después de él, ya que es común sufrir de estreñimiento si estás embarazada. Pero no olvides informar a tu médico si deseas usarlo.

Advertencia: Si presentas sangrado rectal o no evacúas después de haber usado el sulfato de magnesio como laxante, debes informar al médico. Puede ser que tengas una afección más grave.

Prevención de parto prematuro. Puede inhibir las contracciones y relajar las paredes del cuello uterino, previniendo el parto antes de la fecha pautada.

El sulfato de magnesio también puede ayudar a prevenir crisis convulsivas relacionadas con la maternidad como la preeclampsia y eclampsia.

Precaución: Es un medicamento de categoría D para el embarazo.

Antes de amamantar le debes informar al médico, ya que el sulfato de magnesio pasa a través de la leche materna.

Incluso si planeas quedar embarazada informa al médico, ya que podría dañar el feto. ¿De qué manera? Si se consume por más de cinco o siete días o durante las dos horas previas al parto, puede ocasionar desde complicaciones óseas en el bebé hasta niveles bajos de calcio.  

Ilustración de hombre sosteniendo el corazón mientras representan los signos vitales a un lado

Apúntalo: otras propiedades del sulfato de magnesio

Son tantos los beneficios del sulfato de magnesio que, aunque quisiéramos, no alcanzarían las líneas para detallarlos uno a uno. Sin embargo, este compuesto químico también cumple un papel importante para:

  • El cuidado de nuestro cuerpo, el buen funcionamiento de las células, los nervios y la formación de los huesos.

  • Ayudar a prevenir la solidificación de las arterias y mantener su elasticidad.

  • Prevenir la formación de coágulos en la sangre, regula los latidos del corazón y lo protege de enfermedades.

  • Tratar arritmias cardíacas peligrosas y reducir la tensión arterial alta.

  • Favorecer la circulación, por lo tanto, también previene accidentes cerebrales, entre ellos los derrames.

  • Reducir el agotamiento.

  • Dilatar los bronquios y controlar el asma cuando los medicamentos no surten efecto, o cuando se presenta una crisis asmática. Puede ser administrado por vía intravenosa o por nebulizaciones.

  • Intervenir en la asimilación del calcio, vital para la transmisión de impulsos nerviosos.

  • Mejorar la respuesta inmune, porque al parecer estimula la producción de glóbulos blancos que se encargan de las defensas del cuerpo.

  • Sanar infecciones por hongos en las uñas o pie de atleta.

  • Producir insulina, una hormona que favorece la absorción de la glucosa en la sangre y regula los niveles de azúcar, ideal para los diabéticos.

  • Tratar procesos antiinflamatorios por trauma, o para la uña encarnada.

  • Evitar los ataques de epilepsia.

  • Corregir los niveles de potasio en el cuerpo

  • Equilibrar el sistema nervioso central, ayudando a que el pensamiento sea claro.

  • Eliminar metales pesados que puedan acumularse en las células, liberando al cuerpo de elementos que pudieran perjudicar la salud.

Pero si lo que quieres es bajar esos kilitos que tienes de más, puedes colocar una mezcla de sulfato de magnesio en un paño. Luego envuelve tus piernas o abdomen, si lo dejas actuar por 20 o 25 minutos podrás ver resultados en 10 días.

Un cabello saludable necesita magnesio: aprende por qué

Hace crecer el cabello. Si deseas tener un cabello sano y hermoso debes prestarle atención a tu alimentación. Incluir comidas que proporcionan este mineral es de gran importancia, con un poco de cuidado y atención puedes lograrlo.

También puedes obtener este mineral a través de suplementos. Te recomendamos especialmente Anti Canas, el cual aporta los nutrientes necesarios como vitaminas y ácido fólico para mantener un cabello sano.

Evita la caída y previene la calvicie. Los estudios e investigaciones realizadas han demostrado que la falta de magnesio en el cuerpo puede retrasar el crecimiento del cabello. Pero además causa su caída de forma rápida y anormal.

Por otro lado, si tienes un historial familiar y se te está empezando a caer el cabello de seguro debe preocuparte que seas la próxima víctima.  Y con razón, ya que por lo general se asocia una buena cabellera con la belleza.

En este sentido, el sulfato de magnesio puede ser fundamental para evitar la caída y prevenir a largo plazo la calvicie a la que tanto le huímos. ¿Cómo funciona el sulfato de magnesio en nuestro cuero cabelludo?

Cuando aplicamos mascarillas y masajeamos dejamos que el sulfato de magnesio se absorba y fortalezca los folículos pilosos y mechones de cabello más susceptibles a desprenderse. Así que no tendrás de qué preocuparte si lo empiezas a aplicar.

Sin embargo, un suplemento que potenciará sus efectos es el Anti Canas ya que contiene extractos de la palma enana americana para prevenir la pérdida de cabello y por ende, la calvicie. Te invitamos a comprobar sus beneficios cuanto antes.

Mujer con Cabellera Abundante y Brillante

¿Cómo utilizar el sulfato de magnesio para mejorar tu cabello?

La mayoría de las mujeres gastan mucho dinero en productos para el cuidado del cabello. También se someten a tratamientos y largas horas de trabajo para mantener una linda cabellera.

Pero no todas pueden costear estos gastos, así que te presentamos ideas sencillas, prácticas y económicas para cuidar tu cabello de manera natural.

El sulfato de magnesio o sales de Epsom contienen azufre y otros minerales importantes para un cabello saludable, mira aquí cómo puedes utilizarlo preparando estas mascarillas:

Para limpiar el cabello. A veces el champú y el acondicionador resecan tu cabello y lo dejan sin brillo, y por más que lo laves, los residuos quedan allí.

Por otro lado, si tienes tendencia a acumular grasa y has probado una gran variedad de remedios caseros sin obtener los resultados que esperabas, este truco te encantará.

Agrega un poco de sulfato de magnesio o sal de Epsom en tu champú. Luego enjuaga como lo haces normalmente. Así ayudarás a quitar poco a poco la grasa del cabello y eliminar los residuos. Al cabo de pocos días podrá ver los resultados que deseabas.

Para dar volumen y eliminar el frizz. Si lo que quieres es aumentar el volumen y a la vez bajar los cabellos cortos levantados entonces esto te servirá.  Mezcla partes iguales de sulfato de magnesio o sal de Epsom y acondicionador.

Colócalos en una olla y calienta la mezcla. Luego, aplícalo en el cuero cabelludo y masajea. Comienza desde la raíz y ve descendiendo hasta las puntas. Por último, déjala actuar por unos 20 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

Otras ayudas del sulfato magnésico en el cabello y la piel

Si tu problema no es el cabello graso, ni la caída del cabello sino que estás empezando a perder la coloración del mismo, no hay de qué preocuparse.

Previene la aparición de canas. El envejecimiento es un proceso normal y natural del ser humano que se refleja de muchas maneras. Una de ellas es cuando aparecen las canas, producto de una acumulación de peróxido de hidrógeno en los folículos del cabello.

Cuando esto ocurre impide la acción de la melanina que produce el color y finalmente lo decolora. Y aunque las canas son un símbolo de sabiduría y experiencia algunos prefieren ocultarlas. Te enseñamos cómo hacerlo.

Anti Canas es el producto perfecto para promover el color y la salud del cabello gracias a su composición química. De hecho, es el primero en ofrecer una combinación de hierbas naturales, vitaminas y enzimas.

Puesto que con el tiempo los niveles de producción de catalasa (enzima antioxidante) en el organismo empiezan a disminuir, el peróxido de hidrógeno aumenta. Como resultado de esta reacción química, de adentro hacia afuera empieza a encanecer el cabello.

Protege la salud de la piel. En cuanto a los beneficios que el sulfato de magnesio aporta al cuerpo, podemos mencionar que favorece una piel saludable y la tonifica. Además elimina la piel muerta, exfolia la piel de la cara, elimina los puntos negros y disminuye el olor de los pies.

Anti Canas es un buen aliado para verte joven a pesar del paso del tiempo, pues es el único producto que contiene esta enzima antioxidante llamada catalasa y evita la decoloración.

Pero el sulfato de magnesio también es usado en la medicina por sus propiedades anticonvulsivas, sedantes y antiespasmódicas.

Medico ujer realiza revisión a paciente de edad adulta

Uso, presentación y reacciones adversas del sulfato

Uso.  Es importante tomar el sulfato de magnesio tal y como se indica en las instrucciones del producto, pero siempre consultando con el médico.

Puesto que su sabor es bastante amargo y fuerte se recomienda tomarlo preferiblemente con la comida. En otras palabras, debes comer algo justo después de ingerirlo, de esa manera podrás mitigar la sensación que deja en la boca.

Así también reduces el malestar estomacal y diarrea que produce el sulfato de magnesio, a menos que el médico te indique lo contrario. No olvides tomar mucha agua.

Presentación. Las presentaciones más comunes son en pastillas o cápsulas para administración oral.

También puedes conseguirlo en polvo para disolverlo en agua o inyecciones y ampollas para tratamiento intravenoso. Nunca uses sulfato de magnesio si tiene partículas o si está decolorado o nublado.

Efectos secundarios o reacciones adversas. Los efectos van a depender de los niveles de magnesio en la sangre. Los principales efectos secundarios son digestivos, por presentar diarrea y malestar estomacal.

Si estos no desaparecen debes consultar con un especialista. Y con más razón si presentas reacciones adversas más graves como, por ejemplo:

  • Signos de una reacción alérgica, bien sea por erupciones en la piel o picazón, o si se te inflama la cara incluyendo los labios y la lengua.

  • Debilidad o parálisis muscular.

  • Dificultad para respirar y presión en el pecho producido por bloqueo neuromuscular.

  • Pérdida de los reflejos.

  • Efectos cardiovasculares como baja de tensión arterial.

  • Irregularidad en los latidos del corazón.

  • Enrojecimientos, mareos o hasta desmayos.

  • Efectos neurológicos que producen somnolencia desmedida.

  • Sensación de calor y sudoración.

No te automediques, siempre consulta a tu médico antes de someterte a cualquier tratamiento.

Si tienes en cuenta todos estas recomendaciones y sugerencias podrás comprobar que la medicina y la química se unen para ayudarte a tener una vida saludable.

Comments 1

  1. es muy útil el sulfato de magnesio lo he usado para procesos inflamatorios pero no sabia que era tan útil para otros usos como el pelo y las canas, gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *