ansiedad por navidad, Pensativa y solitaria mujer negra durante los días de celebración navideña.

Síntomas físicos de la ansiedad generalizada

Síntomas físicos de la ansiedad generalizada

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

El trastorno de ansiedad generalizada es una afección mental más común de lo que se cree, produce síntomas físicos y emocionales muy peligrosos.

Este tipo de  patología se caracteriza por la aparición de una constante sensación de temor, vulnerabilidad, inseguridad y no confiar en lograr resolver situaciones. La preocupación es excesiva, se puede decir que exagerada e irreal, y acompaña al paciente en todo momento.

Un persona con ansiedad teme perder el trabajo, cree tener problemas de salud, se desvela por las finanzas o problemas económicos, sobreprotege a la familia. Se presentan también otros síntomas psicológicos y físicos que empeoran el cuadro del paciente.

Para que se diagnostique un cuadro de ansiedad es necesario que se unan por lo menos tres de las siguientes condiciones:

El paciente está constantemente intranquilo físicamente hablando, mueve las piernas o golpea con los dedos, lo que deja ver su estado de preocupación y ansiedad. No puede concentrarse de manera correcta en ningún tipo de actividad que realiza.

El insomnio y los diferentes problemas para dormir son frecuentes, esto debido al constante estado de excitación y preocupación. El carácter se vuelve irascible, la sensación de frustración hace que le molestan cosas pequeñas y sin importancia de la vida cotidiana.

Los músculos están en constante tensión, pueden notarse cómo aprieta la mandíbula o se queja frecuentemente, ante el dolor en el cuello y la zona cervical. La sensación de fatiga y cansancio lo acompaña todo el tiempo, y a la hora de algún esfuerzo físico, el cansancio llega muy rápido.

Esta patología provoca que el paciente sufra de una preocupación por mucho tiempo sin que sepa exactamente qué es lo que la está causando. Las personas con esta condición describen que tiene miedo de algo, pero son incapaces de describir específicamente a que.

Esta patología empieza afectando mentalmente a la persona, pero después de un tiempo se comienza a notar cómo afectan físicamente. Esto es algo inevitable, ya que las reacciones hormonales que esta condición provoca, afectan el funcionamiento de los órganos.

Cualquier persona está propensa a padecer este problema si no cuenta con las herramientas necesarias para controlar el estrés y la ansiedad.

ansiedad por navidad, Pensativa y solitaria mujer negra durante los días de celebración navideña.

Síntomas físicos de esta condición

El sentir un poco de ansiedad no es realmente problema grave, ya que es una manera de adaptar nuestro organismo a situaciones que deben ser superadas. Se puede decir que es un mecanismo de defensa para protegernos de situaciones amenazantes, estas pueden ser puntuales o permanecer por algún tiempo.

En el mundo moderno existen muchas situaciones que no pueden ser controladas. La velocidad con que cambia todo y las mayores presiones sociales hacen que la persona sufra de más estrés que años atrás.

Cuando el estrés y la ansiedad permanecen por demasiado tiempo, se empiezan a presentar síntomas físicos y psicológicos que afectan negativamente la calidad de vida.

El trastorno de ansiedad generalizada presenta síntomas muy parecidos a los de trastorno de pánico y otros tipos de ansiedad, pero en realidad cada uno es diferente.

El presentar este tipo de enfermedad es un gran desafío para el paciente, ya que lograr superarlo puede tomar largo tiempo. Por suerte, existen muchas herramientas que pueden ser aprovechadas para mejora los síntomas y tener una vida más feliz.

Los síntomas físicos más característico del trastorno de ansiedad generalizada son los siguientes:

Cansancio y fatiga constante, el desgaste emocional que esta condición provoca se refleja a nivel muscular. Este tipo de cansancio no mejora con el descanso, por lo que el paciente constantemente desea estar acostado y siente mucha apatía hacia las actividades que debe realizar.

Los problemas de sueño son muy comunes, esto es normal si la persona está siempre preocupada, es muy difícil lograr un estado de relajación. La falta de sueño, el dormir pocas horas o despertar de madrugada empeora el cuadro de cansancio.

En la mayoría de las ocasiones, la tensión muscular está presente pero los pacientes no la notan, apretar las manos o la mandíbula es frecuente. Esto provoca dolor en las zonas dónde está la tensión, en la espalda, cuello, además de que también aumenta el cansancio físico.

Si el temor es muy fuerte, se pueden presentar señales como el temblor y la agitación, pulsaciones aceleradas y sudoración. El paciente ansioso está siempre sobresaltado y nervioso, puede asustarse fácilmente al ser sorprendido.

¿Qué otras molestias puede causar este problema?

Es muy normal que la persona ansiosa y estresada presente muchos problemas a nivel estomacal, una de las molestias más comunes. Una digestión más lenta y pesada, la cual es causa de dolor y flatulencias, en la mayoría de los caso es normal sufrir de diarreas constantes.

Otros síntomas como el estreñimiento y el reflujo gástrico o acidez estomacal también se pueden presentar. Todo esto se debe a la reacción del sistema nervioso que afecta directamente las funciones del sistema gástrico.

Si estás en constante estrés y con muchas presiones en todo sentido, es muy probable que tampoco te estés alimentando de manera correcta. Buscar ganar tiempo comiendo cualquier cosa o la pérdida del apetito por las preocupaciones que dañan las funciones digestivas.

Una de las afecciones que se desarrollan debido a los trastornos de ansiedad es el síndrome de intestino irritable. Se caracteriza por pasar de diarreas a estreñimiento con mucha facilidad, gran cantidad de gases y molestias sobre todo después de las comidas.

Cuando los niveles de ansiedad se vuelven muy fuertes, las náuseas y los vómitos no tardarán en aparecer. Esto también puede ser causa de bajas en la tensión arterial y la persona puede marearse y desvanecerse por momentos.

Todas estas condiciones hacen que la absorción de nutrientes sea muy pobre, además de que afectan negativamente la flora intestinal. Aumenta la debilidad y puede venir cuadro de anemia simplemente por mala absorción de vitaminas y minerales.

Siempre hay momentos en los que las preocupaciones bajan de intensidad, pero sin embargo, no se puede lograr un estado de completa calma. Todo esto, provoca que sea muy difícil disfrutar de cualquier actividad, ya que siempre se tienen molestias físicas además de preocupación.

El temperamento irritable debido a la preocupación y frustración puede causar muchos problemas en las relaciones familiares y sociales. El paciente se aísla socialmente y las personas tienden a alejarse porque no les resulta agradable estar cerca.

La ansiedad generalizada y los síntomas psicológicos o emocionales

Los síntomas psicológicos de esta enfermedad mental son los primeros en aparecer, y por supuesto, de ellos se derivan las molestias físicas ya mencionadas.

La preocupación que suele presentar el paciente ansioso en proporción a los problemas que puede tener es desproporcionada y exagerada. Es una persona negativa que siempre está esperando los peores resultados de cualquier situación futura.

Su mente está constantemente pensando que tiene que hacer para logra superar los problemas, peros sin lograr tener efectividad. Al esperar el fracaso, siente frustración y las posibles soluciones le parecen inútiles y en ocasiones no intenta ejecutarlas.

Cualquier situación a la que se enfrente la percibe como una posible amenaza, puede ser a su integridad físico como emocional. Teme ser asaltado, sufrir algún accidente y estos miedos los extiende hasta sus seres queridos intentando protegerlos de amenazas inexistentes.

Piensa constantemente que puede ser despedido del trabajo por no lograr cumplir con las expectativas. Se preocupa por enfermedades que no tiene y cualquier clase de molestia la exagera y piensa en el peor de los diagnósticos.

En el caso de estar en reuniones sociales, prefiere estar aislado y no conversar mucho, teme quedar en ridículo y que las demás personas lo juzguen. La inseguridad y la baja autoestima son muy comunes en este tipo de pacientes, no sienten ser capaces de lograr metas y no se valoran lo suficiente.

No pueden trabajar bajo presión, si se les presentan situaciones de desconcierto entran en pánico y su reacción es muy inefectiva. Pueden quedarse paralizados sin tomar acciones que les ayuden a superar problemas, incluso se le hace difícil pedir ayuda.

Lo más normal en estos casos es que la persona no pueda olvidar los problemas y esté pensando en ellos en todo momento. Como dijimos, esto reduce mucho la calidad de vida y la capacidad para disfrutar de momentos de relajación.

En este sentido, el paciente no tiene capacidad de relajarse, está en un estado constante de excitación y nerviosismo que puede generar graves enfermedades. Las funciones cognitivas como la concentración no son fáciles de lograr, lo que reduce el rendimiento en labores académicas o en el trabajo.

Modelo del cerebro humano con el fondo de las ondas cerebrales de electroencefalografía

¿Cómo es la reacción química del cerebro?

Cuando una persona está bajo situaciones de estrés o ansiedad constantes el cerebro comienza a liberar hormonas que hacen que el cuerpo se adapte a ellas. El problema surge cuando permanecen por mucho tiempo y empiezan a causar problemas tanto físicos como psicológicos.

Ante una situación amenazante, se libera cortisol, sustancia conocida como la hormona del estrés, esto hace que los sentidos se vuelvan más agudo y la excitación sea constante. Esto provoca nerviosismo y problemas para dormir, ya que los estímulos externos son percibidos más fácilmente.

La adrenalina, otro componente cerebral que da energía, hace que se aceleren los latidos del corazón para que el riego sanguíneo sea mucho más efectivo. Los músculos están más tensos debido a estas condiciones y siempre preparados para reaccionar de forma inmediata.

La respuesta cerebral se hace mucho más rápida, podemos decir que aumenta la velocidad del pensamiento. Es por esto que la persona ansiosa no puede lograr un correcto nivel de concentración debido a toda la información que el cerebro intenta poner a disposición.

Si los latidos del corazón se mantienen acelerados se pueden presentar problemas de hipertensión arterial, lo que deriva en diferentes patologías. Dolor constante de cabeza, problemas para respirar correctamente y fatiga son algunos de ellos.

Las consecuencias más graves de estar bajo presión y ansiedad pueden ser problemas cardíacos de diferente naturaleza. Un mayor riesgo de padecer accidentes cerebrovasculares, además de posibles fallas renales y hepáticas.

La acción de las hormonas que generan estrés en el cuerpo también afecta el aspecto estético de las personas. Pérdida del cabello, o que este se muestre con un aspecto mucho más débil, marchito y quebradizo.

La piel se torna flácida y arrugada, esto, debido también a la falta de sueño y descanso reparador y por la mala absorción de nutrientes. Manchas, problemas con el acné y por supuesto envejecimiento prematuro son consecuencia de la ansiedad.

Los malos hábitos alimenticios pueden causar problemas de sobrepeso o en contraparte, hacer que se pierda el mismo de manera repentina. En esta condición, enfermedades crónicas como la diabetes y el cáncer son más fáciles de padecer.

El sistema inmune también se debilita, por lo que las infecciones y gripes son mucho más frecuentes.

Deseas reducir la ansiedad, haz más ejercicios

El realizar ejercicios de manera regular es uno de los hábitos más sanos y recomendados por los especialistas. Sus beneficios son tanto físicos como psicológicos, logrando aumentar la sensación de energías y reduciendo las posibilidades de presentar enfermedades.

Cuando estamos entrenando, nuestro cerebro libera hormonas y neurotransmisores beneficioso para nosotros. Gracias a esto, se elevan los niveles de alergia, optimismo y bienestar.

Esto trae como consecuencia que los niveles de estrés y ansiedad se reducen, una manera de mejorar sus síntomas físicos y emocionales. La tensión muscular se libera efectivamente, lo que aumenta la sensación de fuerza y fortaleza muscular.

Eleva los niveles de seguridad y autoestima, el constante esfuerzo y el lograr pequeñas metas constantemente mejoran mucho tu nivel de confianza. Al mejorar el aspecto físico también hace que te sientas más segura y confiada, reducir medidas y mejorar la figura es una sensación agradable para todos.

Muchas personas ponen con excusa para no realizar ejercicios el estar muy cansadas después de la jornada de trabajo, pero justamente esto te ayuda a elevar la energía. Después de terminar los entrenamientos, vas a sentir mucha más vitalidad, y será más agradable compartir con la familia las horas de la noche sin la sensación de cansancio.

Si prestas un poco de atención, notarás que cuando terminas una buena rutina de entrenamientos tu nivel de positivismo aumenta mucho. Esto te hace un gran bien tanto a nivel orgánico como emocional, ya que protege de enfermedades físicas y mentales.

Reduce las posibilidades de presentar depresión y por supuesto ansiedad, te da más fuerza y decisión para enfrentar los problemas. Patologías como la diabetes tipo II son más fáciles de evitar, gracias a la constante utilización de la glucosa.

Mejora las funciones renales y hepáticas, lo que quiere decir que la desintoxicación del cuerpo se lleva a cabo de manera efectiva. Mediante el sudor, también se expulsan componentes tóxicos, se evita la retención de líquidos y se mejora la hidratación y belleza de la piel.

Si deseas sentirte mejor en todos los sentidos, sal a correr por lo menos tres veces a la semana y en poco tiempo notaras los cambios.

Una dieta correcta nunca debe faltar

Un factor que influye de manera muy seria en tu calidad de vida es el tipo de dieta que consumes diariamente. Tanto la calidad como la cantidad de los alimentos son los que determinan cómo puede reaccionar tu cuerpo ante diferentes situaciones.

Una dieta incorrecta limita en gran manera tu organismo, es más fácil que las enfermedades te ataquen y que los problemas emocionales sean constantes. Tanto en la creación de energía como en la segregación de hormonas, el organismo requiere de nutrientes y otros componentes para funcionar correctamente.

Una dieta donde los carbohidratos y las grasas están presentes en exceso es muy dañina para la salud, limita las funciones orgánicas en todo sentido. Los azúcares ingeridos constantemente así como las grasas saturadas provocan una sensación de debilidad.

Esta clase de nutriente debe ser consumido con moderación, y para evitar enfermedades, se debe evitar el sedentarismo. La combinación de una vida sin ejercicios con la ingesta exagerada de alimentos energizantes es fatal para la salud.

Si no consumes la suficiente cantidad de vitaminas y minerales, tu cerebro y sistema nervioso no pueden contar con sustancias para su correcta función. Minerales como el hierro, zinc, calcio, magnesio y potasio son necesarios para las hormonas y el sistema nervioso.

Las vitaminas del complejo B en general, así como las A y la C, se requieren para lograr que las células cerebrales se mantengan energizadas. Los componentes antioxidantes que aportan las frutas y verduras también son excelentes para la salud emocional.

El efecto positivo de estos componentes logra que las funciones cognitivas como concentración y memoria sean mucho mejores. Evitan la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y reducen los niveles de estrés.

Los ácidos grasos insaturados como omega-3 y omega-6 también son muy beneficiosos para el cerebro. Agregar a tus comidas más pescados, aceite de oliva o girasol, así como también semillas en general.

La mejor fuente de proteínas está en las carnes como las pechugas de pollo y pavo, carnes de res magras y los lácteos descremados. Legumbres y vegetales como el brócoli también son recomendadas para mantener las células en constante regeneración.

Reduce el estrés y ansiedad con la respiración correcta

Cuando sientas que la presión es muy fuerte y deseas reducir rápidamente solo debes respirar de forma lenta y controlada. Una respiración consciente es una herramienta efectiva para controlar la ansiedad.

Si estás en tu trabajo, solo tomas unos minutos para inhalar de manera lenta y llena por completo el área del abdomen. Intenta relajar los músculos al mismo tiempo y pensar en cosas positivas.

Luego, retén el aliento por unos tres segundos para después expulsar de manera muy lenta, aumentando la sensación de calma y tranquilidad. Esta técnica puedes practicarla en todo momento, te ayuda a controlar la ansiedad de manera permanente.

Existen otras técnicas que combinan respiración con otros factores como el Yoga, una herramienta milenaria que ha demostrado ser muy efectiva para la salud emocional. Sus diferentes posturas también mejoran el estado físico, y la combinación con mantras te ayuda también a nivel espiritual.

Si no tienes acceso a clases de yoga cerca de ti, puedes conseguir videos donde te enseñen las técnicas que debes aplicar. Si lo practicas de forma constante los cambios positivos se verán muy pronto en tu cuerpo y  mente.

Escribir cosas y pensamientos positivos y leerlos de manera constante te conecta con las buenas energías, así es más fácil mantener el optimismo y la positividad. recuerda que los pensamientos son poderosos y debes enfocarte en tus cualidades y fortalezas para mantenerte motivada en todo momento.

Cuida de tu salud emocional con esta gran herramienta

Una de las mejores herramientas con las que cuentas para mejorar los niveles de salud mental y emocional es con SupraEnergía. Este producto cuenta con ingredientes especiales para mantener las funciones cerebrales en niveles óptimos.

Con el consumo de este producto, reduces los niveles de estrés y ansiedad de manera efectiva, Gracias a la combinación de raíces y vitaminas pensada con este fin. Esta fórmula también refuerza el sistema inmune, por lo que la gripe e infecciones son mucho menos frecuentes.

SupraEnergía ha demostrado ser efectivo para mejorar las condiciones de las personas con Alzheimer y otros tipos de patologías mentales. Mejora las funciones de las glándulas suprarrenales por lo que eleva la sensación de energía.

Los ingredientes de SupraEnergía también funcionan para reducir los síntomas de fatiga crónica y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Se puede usar para mejorar la condición de las mujeres con molestias premenstruales.

Mejora los niveles de circulación sanguínea, por lo que los problemas cardíacos y otras molestias son mucho más probables. La pesadez y debilidad en las piernas también mejora con una mejora circulación de la sangre.

SupraEnergía es un producto que mejora las condiciones generales del organismo, tanto a nivel físico como mental. Si combinas esta herramienta con buenos hábitos el aumento en la calidad de vida será notable en muy poco tiempo.

No olvides que la salud es tu mejor capital, invertir en ella siempre será una gran idea para así lograr vivir una vida más plena y feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *