tumor en el estomago que origina cancer, Cáncer de estómago, ilustración 3D que muestra la anatomía del sistema digestivo humano y el tumor dentro del estómago

Síntomas del cáncer de estómago: ¡una afección de cuidado!

Síntomas del cáncer de estómago: ¡una afección de cuidado!

Última actualización: 08-05-2019. Equipo Nutricioni

Los síntomas de cáncer de estómago son señales muy precisas que dan fe del problema de salud presentado por nuestro organismo. Se trata de una enfermedad caracterizada por la formación de células denominadas malignas, es decir cancerosas, que cobran vida en el revestimiento del estómago.

En este proceso, como factores de riesgo para su aparición, tenemos algunos elementos precisos dignos de tener en consideración. Entre ellos cuentan la edad, la forma en que realizamos nuestra alimentación, y la presencia recurrente de malestares de tipo estomacales.

En cuanto al proceso de diagnóstico y detección de tal anomalía tenemos que ello es muy preciso y específico. Pero en términos generales podemos afirmar que implica pruebas mediante las cuales se examina la condición del estómago y del esófago.

Al respecto de esta enfermedad es muy conveniente tener en consideración que el estómago está compuesto, entre otras cosas, por una pared de cinco capas. Desde el interior hacia el exterior estas son la mucosa, la submucosa, el músculo, subserosa o tejido conjuntivo y la serosa.

Con respecto a la manifestación del cáncer de estómago tenemos que este comienza su acto de aparición  en la denominada mucosa. Luego, en su proceso de desarrollo, si no se le controla a tiempo, esto implica una expansión progresiva hacia las otras capas componentes de la pared estomacal.

Es por tal motivo que resulta tan importante estar atentos a su posible manifestación para proceder a atenderle oportunamente antes de que el asunto se complique. Si  se detecta su presencia y se recibe tratamiento especial para ello, la normalidad puede hacerse en nuestra vida permanentemente.

Por este motivo es que, mediante el presente artículo, procedemos a dar algunas herramientas pertinentes para la defensa de la salud en ese sentido. Pues, aunque muy incómodo este tema, debemos estar atentos a su posible presencia en nuestras vidas, precisamente para continuar disfrutando de esta en el tiempo.

tumor en el estomago que origina cancer, Cáncer de estómago, ilustración 3D que muestra la anatomía del sistema digestivo humano y el tumor dentro del estómago

Signos  del cáncer de estómago

Normalmente, en su etapa inicial, el cáncer de estómago no da señales de su presencia, por lo que, lamentablemente, suele avanzar en el organismo del afectado. Pero cuando esto comienza a dar señales de su presencia, lo hace mediante las siguientes formas de manifestación.

  • Poco apetito: La persona en estas circunstancias presenta poco interés y apetencia por ingerir alimentos, lo que generalmente no era esta la forma de actuar por parte de ella.
  • Pérdida de peso: Esta realidad se refiere a la disminución del peso corporal sin que se hayan efectuado acciones como dietas o jornadas de ejercicio que pudieran justificar esta situación.
  • Dolor abdominal: La expresión de dolores en la región abdominal sin que aparentemente haya una razón para ello, también puede ser un indicativo de esta enfermedad en las personas.
  • Malestar impreciso en el abdomen: Se trata de incomodidad generalizada, sin que podamos establecerla con precisión. Esto por lo general tiene lugar en la parte de arriba del ombligo.
  • Sensación de llenura: Esto se produce casi siempre en la parte superior del abdomen al comer, e incluso al ingerir agua.
  • Acidez: Ello implica constante sensación de ardor estomacal, y desagrado en general ante el trabajo digestivo.
  • Náuseas: La sensación de deseos de vomitar producto de la náuseas también es una señal de tal realidad. Claro está, ello para cuando se manifiesta de manera recurrente en las personas que le padecen.
  • Vómito: Acá nos referimos a la manifestación de vómitos constantes, ello con y sin presencia de sangre.
  • Hinchazón en el abdomen: Esto se debe a la acumulación excesiva de líquidos derivados del estómago. Se debe al trabajo irregular del mismo en estas circunstancias.
  • Sangre en las heces fecales: La presencia recurrente de sangre en la heces fecales también cuenta en el proceso de diagnósticos para el cáncer que se manifiesta en el estómago.
  • Recuento bajo de glóbulos rojos: Cuando esta realidad manifiesta una baja tan considerable como para llegar a niveles propios de la anemia, también puede ser un indicativo de la referida enfermedad.

Factores de riesgo para el cáncer de estómago

Aunque aún no se ha logrado establecer con exactitud la causa de aparición del cáncer de estómago, si existen algunos indicios que le imprimen mayor riesgo al asunto. Entre ellos procedemos a nombrar y detallar algunos, los más notables que pueden tener lugar en algún momento.

  • Antecedentes familiares: En este sentido debemos referir que la presencia de cáncer gástrico en nuestros ascendientes puede implicar mayores riesgos de padecerlo. Esto se debe a que el factor de herencia genética también juega un papel importante al respecto.
  • Infección gástrica por Helicobacter pylori: Las personas que padecen este tipo de situaciones también son más propensas a padecer cáncer de estómago con el tiempo.
  • Patologías o cirugías previas de estómago: Sufrir de enfermedades crónicas en algunos casos trae un debilitamiento de nuestro sistema inmune. Esto, junto a las intervenciones quirúrgicas en esta zona del cuerpo, pueden provocar la aparición de tal afección.
  • Alimentación pobre en frutas y verduras: Este tipo de alimentos aportan al organismo propiedades muy favorables para el mantenimiento de su salud. Así que cuando no le ingerimos en suficiente cantidad, dejamos que el organismo quede expuesto al riesgo de sufrir de cáncer de estómago.
  • Alimentación rica en sal o en alimentos en conserva: Estos excesos tienen  una incidencia negativa en lo que sería nuestro trabajo digestivo. En algunas personas tal realidad podría implicar la aparición de cáncer de estómago.
  • Obesidad: La obesidad es símbolo normalmente de mala alimentación. Salvo algunas excepciones, ella refleja la presencia de excesos y desequilibrios tan perjudiciales para el organismo como para provocar cáncer de estómago.
  • Tabaquismo: La práctica de hábitos dañinos para el organismo en general, como lo es el fumar, también juega un papel en ello. De alguna manera la nicotina va a parar al estómago mediante la saliva, y esto puede dar pie al surgimiento del cáncer de estómago.

Ilustración de un estomago preparandose para comer

Cuatro pruebas para encontrar el cáncer de estómago

Por lo general la detección del cáncer de estómago se realiza mediante  la práctica de exámenes precisos con los cuales se van descartando probabilidades, hasta dar con el problemas de origen sobre la anomalía. Acá presentamos algunos de ellos.

Antecedentes médicos y examen físico: El factor de antecedentes clínicos sobre esta enfermedad es fundamental para determinar la probabilidad de que se esté sufriendo de cáncer de estómago. Además de ello la apreciación física del paciente por parte del médico tratante es fundamental.

Esto permite al mismo dar con algunas señales características de tal realidad  a fin de realizar el diagnóstico debido, y emprender acciones pertinentes para su tratamiento.

Endoscopio superior: En este caso el médico introduce una sonda especial denominada endoscopio que cuenta con un sistema de iluminación. Asimismo cuenta además con un sistema de reproducción de imágenes correspondientes al interior del paciente.

Las mismas son proyectadas en un monitor externo que el médico puede apreciar en detalles a fin de determinar la realidad estomacal del paciente.

Ecografía endoscópica: En este caso tal examen es realizado mediante el empleo de ondas de tipo sónico para la reproducción de órganos tales como el estómago. Ello implica la colocación, en la piel que se encuentra arriba del abdomen, de un instrumento denominado transductor.

El mismo envía  las ondas referidas, y detecta los ecos en la misma medida en que estas rebotan de los componentes internos del paciente. Ello sucede especialmente en cuanto al estomago se refiere.

Biopsia: Mediante el mismo procedimiento de endoscopia puede procederse a tomar una muestra de los tejidos internos a estudiar. Ello luego es analizado mediante procedimientos especiales de laboratorio para determinar la realidad del paciente.

Estudios por imágenes: Mediante el empleo de ondas sonoras, rayos X, campos magnéticos, o incluso sustancias radiactivas se reproducen imágenes del interior del paciente para su análisis. Con ellas se puede evidenciar la presencia del cáncer y cuanto abarca dentro de la zona estudiada

Tránsito gastroduodenal: Implica observación radiológica del revestimiento interno correspondiente al esófago, al estómago, y el intestino delgado en su primera parte. 

Otros exámenes

Tomografía computarizada: Este tipo de tomografía emplea rayos X para reproducir de imágenes detalladas correspondiente al interior del paciente. Se diferencia de la radiografía convencional en que reproduce imágenes detalladas de correspondientes a los tejidos blandos en el cuerpo.

Biopsia con aguja guiada por tomografía computarizada (CT): En este caso se puede emplear la tomografía computarizada para dirigir la aguja con la cual se tomará la muestra que se estudiará en una biopsia. Se trata del examen de laboratorio que arrojará detalles de los tejidos corporales estudiados.

Imagen por resonancia magnética: A semejanza de la tomografía computarizada, tenemos que la resonancia magnética aporta imágenes precisas de los denominados tejidos blandos corporales. Solo que en lugar de valerse de rayos X para ello, lo hace con ondas de radio.

Tomografía por emisión de positrones: Para realizar este tipo de prueba es necesario inyectar al paciente una especie de azúcar con características radiactivas. Esto permite obtener imágenes por medio de una cámara especial sobre las áreas de radiactividad del cuerpo, y con ello ver la expansión del cáncer.

Radiografía de tórax: Además de determinar si existen patologías graves del corazón y los pulmones, este tipo de examen tiene un fin preciso para el diagnóstico del cáncer. Se trata de determinar si el cáncer del estómago se ha propagado a los pulmones.

Laparoscopia: Por lo general se realiza luego de que se ha detectado la presencia de cáncer. Esto se lleva a cabo para confirmar la existencia de algún tumor pasado inadvertido por las pruebas antes mencionadas, y además para confirmar qué zona del estómago debe ser intervenida quirúrgicamente.

Pruebas de laboratorio: En la búsqueda de signos que sugieran la posible presencia de cáncer, el médico puede ordenar la realización de un examen de sangre. Con ello, mediante el estudio de laboratorio pertinente, se puede de determinar la existencia de anemia producto del sangrado interno del paciente.

Tratamiento

El tipo de tratamiento a emplear para la presencia de cáncer de estómago va a depender directamente de  la etapa que presenta la enfermedad. Claro está que en ello también juega un papel importante el aspecto subjetivo del médico que evalúa el caso.

Cirugía: Se trata de un acto destinado a la extirpación de tumores en su fase inicial presentes la membrana estomacal. Así también implican extirpación  de una de las parte del estómago, o de la totalidad del mismo, si así lo requieren las circunstancias.

Por otra parte tenemos que esto puede implicar la extirpación de ganglios linfáticos para estar seguros sobre la presencia de cáncer. Incluso se pueden emplear para la remoción total del estómago aún cuando este no es total en el mismo, pero con ello se logra aliviar los síntomas de dolores en el paciente.

Radioterapia: Acá se emplean energías de gran impacto como los rayos X, y los protones para eliminar células cancerosas.

Quimioterapia: Por medio de la misma se emplean sustancias químicas para lograr la destrucción de las células cancerosas. Estos medicamentos recorren todo el cuerpo y eliminan dichas células que pueden haber salido del estómago.

Medicamentos dirigidos: Esta también es conocida como inmunoterapia, y consiste en dar las condiciones necesarias al sistema inmune para pueda el mismo, de alguna manera, erradicar las células cancerosas del cuerpo.

Cuidados paliativos (de sostén): Este es el tipo de tratamientos que se brinda a los pacientes con cáncer avanzado. No se centra en la solución del problema de raíz como tal, pero sí de aliviar los síntomas como el dolor que hacen la vida de este muy difícil.

Los mismos pueden ser usados en paralelo al empleo de otros tipos de tratamiento para la enfermedad.

Alimentos que previenen la presencia de cáncer de estómago

Como bien sabido resulta ser, la alimentación juega un papel primordial en lo que se refiere a la salud humana. En ese sentido tenemos a algunos alimentos específicos que pueden llegar a prevenir la posible aparición de cáncer en el estómago humano, tal como veremos.

Brócoli: Este contiene una serie de sustancias denominadas fotoquímicas que luchan contra las células cancerosas, y además actúa como potente antioxidante que ayuda al respecto.

Uvas: Esta fruta contiene un compuesto denominado proantocianidina que minimiza la producción de estrógenos por parte del organismo. Tal realidad es muy positiva para combatir cáncer de pulmón, próstata y de mama.

Ginseng: Este se caracteriza por fortalecer al sistema inmunológico, y ello implica luchar mejor contra las células malignas del cuerpo. Esto lo hace, además, en favor de evitar gripes y resfriados.

Mirra: Es una hierba que destaca, entre otras cosas, por su gran capacidad antiinflamatoria, antibacteriana e incluso antifúngica.

Té verde: En este caso su consumo ayuda mucho a paliar los problemas derivados del cáncer, tales como la manifestación de dolor.

Soja: La soja presenta, entre sus componentes, fitoestrógenos, isoflavonas, y ellos ayudan mucho, entre otros aspectos, para contrarrestar los efectos del cáncer.

Jugos de frutas: Consumir frutas en esta forma resulta ser una opción verdaderamente efectiva para nuestra buena salud. Estos alimentos destacan por su alta concentración de minerales y vitaminas muy importantes para el buen funcionamiento del sistema inmunitario.

Aloe vera: Esta es la planta más destacada de todas por sus propiedades proclives la buena salud de los seres humanos. Es un potente anti inflamatorio y posee propiedades que mucho fortalecen al sistema inmune, lo que le deja en condiciones de combatir células malignas en el cuerpo.

Prevención

Nadie está exento de sufrir o padecer manifestaciones del cáncer, tales como el que se produce en el estómago. Sin embargo, sí existen algunas acciones concretas que podemos emprender para minimizar los riesgos que ello implica para todos en general.

Dieta saludable: Valernos de dietas balanceadas en las que se encuentren frutas y verduras ayudan mucho al sistema inmune a mantenerse bien fortalecido. De esta manera el mismo puede combatir más eficazmente cualquier factor de riesgo para los individuos.

Evitar ingerir productos ahumados y en salazón: Estos alimentos, aunque muy agradables para las personas, generan situaciones de riesgos en las mismas cuando se ingieren de manera exagerada.

Evitar al tabaco y el alcohol: Tanto el consumo de tabaco como del alcohol pueden desempeñar un papel negativo sobre la salud de los individuos. Lo mejor es evitarle al primero en su totalidad, y al segundo al menos llevarlo a su mínima expresión en nuestras vidas.

Examinación periódica: Esto es especialmente importante para las personas que sufren problemas estomacales. Realizar examinación periódicamente en el sistema digestivo puede significar la diferencia entre la vida y la muerte para estas personas en un futuro.

Pacientes con anemia y cirugía gástricas: En este caso nos referimos a las personas que tienden a padecer de anemias, frecuentemente. También cuentan los que han sido intervenidos quirúrgicamente en el estómago, pues ambos requieren revisiones periódicas de su estómago.

Tratamiento de raíz para Helicobacter pylori: Se trata de una bacteria que mucho daño puede provocar al organismo. Es por ello que al padecer este tipo de afecciones debemos combatirlo hasta erradicarlo por completo de nuestro organismo, y así minimizar los riesgo de padecer de cáncer de estómago a futuro.

estomago fuerte y sano, Fuerte, sano, feliz, estomacal, muestra los músculos. Diseño plano del icono del ejemplo de la historieta del vector Aislado en el fondo blanco Tracto digestivo, concepto de estómago

Un agente preventivo del cáncer

Padecer de cáncer, en este caso del estómago, resulta ser un hecho muy preocupante para las personas que le experimentan. Nadie está exento de ello, pero aun así, existen acciones muy favorables para evitarle, y en este proceso juega un papel determinante Verde Salud.

Implica el mismo una potente mezcla de sustancias naturales muy proclives a la salud humana. Por este motivo resulta ser tan valioso acudir a su empleo, ya que nuestro cuerpo y organismo nos lo agradecerán en el tiempo por venir, sin duda alguna.

Es su composición, Verde Salud cuenta con alfalfa, hierba de cebada, hierba de avena, brócoli, hoja de espinaca  y repollo. También agrupa guisantes, coliflor, hoja de perejil, brote de bruselas, hoja de col rizada, pepino, tallo de apio  y espárrago.

Pero además de ello Verde Salud involucra importantes componentes extraídos de frutas claves como pulpa de fruta de manzana, y raíz de remolacha. Así también raíz de zanahoria, tomate, fresa, cereza agria, mora, bulbo de ajo, y cebolla verde.

Este importante compuesto cuenta con una serie de elementos elaborados a partir de alimentos orgánicos acordes para la salud humana. Se trata de un excelente producto diseñado por parte de un connotado grupo de especialistas en la materia de salud humana con el fin de evitar la acción posible del cáncer en nuestras vidas.

Además de todo lo referido tenemos que  Verde Salud es tan eficiente que, incluso, cuenta con la certificación correspondiente a la International Certification Services. A través de esta acción le confiere el estatus a tan importante formulado de orgánico, lo que tiene un importante valor agregado para nuestra salud.

Al respecto es importante tener en consideración siempre la importancia que reviste evitar el consumo de productos alimenticios cargados de sustancias perjudiciales. Lo mejor siempre será lo natural y lo orgánico para nuestras vidas, y con ello minimizamos los riesgos consecuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *