problemas de articulacion en la rodilla, Película radiografía de la articulación de la rodilla con artritis (gota, artritis reumatoide, artritis séptica, rodilla con osteoartritis) y área en blanco en el lado izquierdo

Síntomas de la gota y su tratamiento

Síntomas de la gota y su tratamiento

Última actualización: 07-02-2019. Equipo Nutricioni

La gota es un tipo de artritis en la que se forman pequeños cristales dentro y alrededor de las articulaciones. Causa ataques repentinos de dolor severo e hinchazón.

La gota, conocida también como artritis gotosa, puede desarrollarse cuando hay exceso de ácido úrico en el cuerpo, los síntomas pueden ser repentinos, causando dolor, enrojecimiento e hinchazón en la articulación afectada, con mayor frecuencia en el dedo gordo del pie.

Los ataques ocurren con mayor frecuencia en la noche o en las primeras horas de la mañana. Si no se trata, los ataques recurrentes pueden llevar a la deformidad articular y la restricción progresiva del movimiento.

Si bien la gravedad de los síntomas puede variar, la gota tiende a progresar en etapas y empeorar con el tiempo,al reconocer y tratar los síntomas en forma temprana, puede evitar muchas de las complicaciones a largo plazo y mejorar su calidad de vida en general.

El ácido úrico es un producto de descomposición de las purinas que forman parte de muchos de los alimentos que comemos.

Una anomalía en el manejo del ácido úrico y la cristalización de estos compuestos en las articulaciones puede causar ataques de artritis dolorosa, cálculos renales y obstrucción de los túbulos de filtración renal con cristales de ácido úrico, lo que conduce a insuficiencia renal.

La gota tiene la distinción única de ser una de las enfermedades médicas registradas con mayor frecuencia a lo largo de la historia.

La gota aguda   generalmente involucra una sola articulación, y los síntomas agudos de la gota por lo general desaparecen en unos pocos días.

Las personas con gota aguda pueden no experimentar otro ataque durante varios meses, los ataques recurrentes de gota pueden llevar a la gota crónica, esto a veces se llama gota recurrente o artritis gotosa,la gota crónica puede involucrar más de una articulación.

El dolor de gota es el síntoma más común y notable de la gota,muchas personas, pero no todas, experimentan su primer ataque de gota o brote en el dedo gordo del pie.

El dolor a menudo comienza durante la noche y aparece repentinamente,el tipo de dolor que siente con la gota puede variar dependiendo de si está experimentando un episodio agudo de gota o un brote de gota crónica.

Ilustración anatomica de las articulaciones

Síntomas y causas de la gota

Los signos y síntomas de la gota casi siempre ocurren repentinamente, y con frecuencia durante la noche,incluyen:

Dolor intenso en las articulaciones,la gota generalmente afecta la articulación grande de su dedo gordo, pero puede ocurrir en cualquier articulación,otras articulaciones comúnmente afectadas incluyen los tobillos, rodillas, codos, muñecas y dedos.

Es probable que el dolor sea más intenso en las primeras cuatro a 12 horas después de que comience,malestar persistente,después de que el dolor más intenso cede, algunas molestias en las articulaciones pueden durar desde unos pocos días hasta unas pocas semanas.

Es probable que los ataques posteriores duren más tiempo y afecten a más articulaciones.

Hay movimiento limitado, a medida que avanza la gota, es posible que no pueda mover las articulaciones normalmente,si experimenta dolor repentino e intenso en una articulación, llame a su médico,la gota que no se trata puede empeorar el dolor y dañar las articulaciones.

Busque atención médica de inmediato si tiene fiebre y una articulación está caliente e inflamada, lo que puede ser un signo de infección.

La gota ocurre cuando los cristales de urato se acumulan en la articulación, causando la inflamación y el dolor intenso de un ataque de gota.

Los cristales de urato se pueden formar cuando tiene niveles altos de ácido úrico en la sangre, su cuerpo produce ácido úrico cuando se descompone las purinas - sustancias que se encuentran naturalmente en el cuerpo.

Normalmente, el ácido úrico se disuelve en la sangre y pasa a través de los riñones a la orina,pero a veces, su cuerpo produce demasiado ácido úrico o sus riñones excretan muy poco ácido úrico.

Cuando esto sucede, el ácido úrico puede acumularse y formar cristales de urato afilados como agujas en una articulación o tejido circundante que causa dolor, inflamación e hinchazón.

articulaciones inflamadas, dolores en el cuerpo, Ilustración médica que muestra articulaciones inflamadas y dolorosas.

Riesgos y complicaciones

Dieta: comer una dieta rica en carne y mariscos y tomar bebidas endulzadas con azúcar de frutas aumenta los niveles de ácido úrico, lo que aumenta el riesgo de gota.

Condiciones médicas: ciertas enfermedades y condiciones aumentan su riesgo de gota,estos incluyen presión arterial alta no tratada y afecciones crónicas como diabetes, síndrome metabólico y enfermedades cardíacas y renales.

Ciertos medicamentos: el uso de diuréticos tiazídicos, comúnmente utilizados para tratar la hipertensión, y la aspirina en dosis bajas también pueden aumentar los niveles de ácido úrico.

Lo mismo puede ocurrir con el uso de medicamentos contra el rechazo recetados para las personas que se han sometido a un trasplante de órganos.

Antecedentes familiares de gota: si otros miembros de su familia han tenido gota, es más probable que desarrolle la enfermedad en algún momento.

Edad y sexo: la gota ocurre con más frecuencia en los hombres, principalmente porque las mujeres tienden a tener niveles más bajos de ácido úrico, después de la menopausia, sin embargo, los niveles de ácido úrico en las mujeres se acercan a los de los hombres.

Los hombres también tienen más probabilidades de desarrollar gota antes, generalmente entre los 30 y los 50 años, mientras que las mujeres generalmente desarrollan signos y síntomas después de la menopausia.

Cirugía reciente o trauma: experimentar una cirugía reciente o un trauma se ha asociado con un mayor riesgo de desarrollar un ataque de gota.

La gota recurrente: algunas personas pueden experimentar nunca signos y síntomas de la gota de nuevo, otros pueden experimentar la gota varias veces al año.

Los medicamentos pueden ayudar a prevenir los ataques de gota en personas con gota recurrente,si no se trata, la gota puede causar la erosión y destrucción de una articulación.

La gota no tratada puede provocar depósitos de cristales de urato para formar debajo de la piel en los nódulos llamados tofos, puede desarrollarse en diversas áreas tales como los dedos, las manos, los pies, los codos o los tendones de Aquiles de la parte posterior de los tobillos.

Tratamiento y medicación para la gota

Se pueden usar varios medicamentos diferentes para tratar o ayudar a prevenir los brotes de gota, hay varias opciones de tratamiento para la  gota ,su médico le ayudará a encontrar el régimen adecuado para usted.

Si tiene antecedentes de gota, es importante tener a mano el medicamento adecuado en caso de un brote, un tratamiento rápido ayudará a reducir el dolor y la gravedad del ataque. También ayudará a prevenir daños en sus articulaciones.

Muchos de estos medicamentos son antiinflamatorios, lo que significa que ayudan a reducir la hinchazón dolorosa y la inflamación causada por un brote de gota.

Medicamentos antiinflamatorios no esteroides: necesitará una receta para algunos tratamientos, mientras que otros están disponibles sin receta.

Según informes del médico, son más efectivos cuando se inician dentro de las 48 horas posteriores al inicio de los síntomas de la gota.

Colchicina: su médico puede recomendar este medicamento si los antinflamatorios no son una buena opción para usted. Es posible que no se recomiendan los antiinflamatorios a personas con  enfermedades cardiovasculares renal o hepática, úlceras problemas de sangrado,etc.

La colchicina  se puede usar para tratar los ataques de gota, o se puede tomar a diario para reducir la frecuencia de los ataques,los efectos secundarios de la droga incluyen diarrea, náuseas, vómitos y calambres abdominales.

Como alternativa a los medicamentos mencionados anteriormente, estos se toman diariamente y se usan a largo plazo para ayudar a prevenir los brotes.

Es posible que su médico le recomiende una terapia a largo plazo con uno de estos medicamentos si tiene ataques de gota recurrentes.

Como alternativa a los medicamentos mencionados anteriormente, estos se toman diariamente y se usan a largo plazo para ayudar a prevenir los brotes.

Es posible que su médico le recomiende una terapia a largo plazo con uno de estos medicamentos si tiene ataques de gota recurrentes,puede incluir suplementos para la articulaciones como Prevurín.

Remedios caseros para la gota

La medicación es la forma más efectiva de tratar los  síntomas de la gota , pero hay una serie de pasos que puede tomar en casa para reducir el riesgo de futuros ataques.

Limitar las bebidas alcohólicas y las bebidas endulzadas con azúcar,estas bebidas, cuando se consumen en exceso, aumentan el riesgo de un brote de gota.

Mantener un peso corporal saludable,las  personas con sobrepeso u obesas a menudo tienen niveles más altos de ácido úrico en la sangre,perder peso puede ayudar a disminuir sus niveles de ácido úrico y reducir su riesgo de futuros ataques de gota.

Evitar  alimentos que desencadenan ataques de gota,las carnes rojas, los órganos y ciertos tipos de mariscos contienen altos niveles de una sustancia llamada purina, que puede desencadenar ataques de gota en algunas personas.

La suplementación con vitamina C, existe evidencia de que la  vitamina C puede ayudar a disminuir los niveles de ácido úrico, pero no está claro si la vitamina C también puede ayudar a aliviar los síntomas de la gota. Consumir  Prevurín puede ser un gran aliado.

Beber café,un gran estudio  publicado en 2007 sugirió que los hombres que beben de cuatro a cinco tazas de café al día pueden tener un menor riesgo de desarrollar gota que los hombres que no lo hacen.

Sin embargo, estudios posteriores sugieren que tomar café (incluso varias tazas al día) hace poco para disminuir los niveles de ácido úrico en personas con gota crónica o recurrente, puede reforzarse a base de vitaminas y minerales naturales de excelente calidad  como las contenidas en Prevurín

Algunos investigadores han considerado la suplementación con cerezas, fibra dietética o ácido fólico de manera natural o suplementaria, como Prevurín, para ayudar a prevenir los ataques de gota, aunque los resultados del estudio no son concluyentes en este momento.

Casi un cuarto de las personas con gota informaron haber usado algún tipo de medicina complementaria o alternativa en un estudio de 276 pacientes de gota en Nueva Zelanda.

Eso incluye cosas como suplementos dietéticos o herbales,tales como Prevurín vitaminas, acupuntura y terapia de masaje.

Diagnóstico de la gota

Se puede hacer un diagnóstico de gota con la documentación de la presencia de cristales de ácido úrico en el líquido sinovial o de un depósito tobáceo.

En el contexto de un ataque agudo de gota, la aspiración del líquido de la articulación (mediante el uso de una aguja para extraer el líquido de la articulación inflamada) y el examen del líquido bajo luz polarizada puede dar lugar al hallazgo diagnóstico definitivo.

Cristales de ácido úrico birrefringentes con forma de aguja (amarillo cuando está paralelo al eje de polarización),los cristales intracelulares dentro de un neutrófilo son característicos durante un ataque agudo.

Como las características clínicas de la gota aguda y una articulación séptica (infección bacteriana) pueden ser muy similares, la artrocentesis es importante para descartar una infección enviando el líquido articular para el cultivo en estas circunstancias.

Es importante destacar que la gota y la infección pueden coexistir en la misma articulación (no se excluyen mutuamente) y se debe considerar el envío de líquido articular para el cultivo incluso en un paciente con un historial establecido de gota si están en riesgo de infección.

Tophi puede ser aspirado o el material tobáceo expresado y examinado bajo microscopía polarizada para confirmar un diagnóstico de gota tofácea crónica.

Las concentraciones séricas de ácido úrico pueden respaldar el diagnóstico de gota, pero solo la presencia de hiperuricemia o concentraciones normales de ácido úrico no confirman.

La gota puede ser difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas, cuando aparecen, son similares a los de otras afecciones,si bien la hiperuricemia ocurre en la mayoría de las personas que desarrollan gota, es posible que no se presente durante un brote.

Además de eso, la mayoría de las personas con hiperuricemia no desarrollan gota,como las infecciones articulares también pueden causar síntomas similares a la gota, un médico puede buscar bacterias cuando realiza una prueba de líquido articular para descartar.

Los médicos también pueden hacer un análisis de sangre para medir los niveles de ácido úrico en la sangre, pero, como se mencionó, las personas con niveles altos de ácido úrico no siempre experimentan gota.

Ilustración anatomica de las articulaciones en tobillo y rodilla

Incidencia y prevalencia de gota

La epidemiología de la gota es difícil de cuantificar precisamente debido a las variaciones en la metodología entre los estudios, incluidas las diferencias en la definición de los casos y en los medios para estimar la incidencia y la prevalencia.

Sin embargo, no hay duda de que es una condición muy común y estudios de varios países, particularmente en los Estados Unidos, reportan un aumento en la prevalencia en las últimas décadas.

Los datos de una gran base de datos de atención administrada en los Estados Unidos indican que la prevalencia no ajustada de gota tuvo un aumento significativo.

La prevalencia se incrementó particularmente en las personas mayores de 65 años, especialmente en los hombres,curiosamente, este aumento de la prevalencia en hombres y mujeres mayores se atribuyó en gran medida a la gota primaria, no secundaria.

Otros datos,dieron una prevalencia general de gota auto notificada y un número total estimado de casos,un estudio más reciente sugirió que el número de casos autoinformados de gota había aumentado.

Respaldan un aumento de la prevalencia tanto de la gota como de la hiperuricemia en las últimas décadas, así como un posible empeoramiento de la gravedad de la gota en la presentación con más pacientes con tofos y afectación de las extremidades superiores
.
Por otro lado, los datos del Reino Unido sugieren que la prevalencia de la gota aumentó durante los años setenta y ochenta , pero luego se estabilizó durante los años noventa.

En un estudio que utilizó la gran base de datos de investigación de práctica general del Reino Unido, la prevalencia no ajustada de gota en 1999 fue del 1,4%, observándose la tasa más alta del 7,3% en hombres de 75 a 84 años.

Un estudio más reciente en Alemania y el Reino Unido mostró la misma prevalencia de gota del 1,4% en ambos países durante el período 2000–05.

Las tasas de incidencia anuales para el Reino Unido derivadas para 1990–99 mostraron aumentos moderados a principios de los años noventa en hombres y mujeres mayores, pero un retorno a los valores de 1990 para fines de la década.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *