Mujer joven con sintomas de enfermedad acostada en mueble tomando una taza de té

Síndrome de influenza: no lo subestimes

Síndrome de influenza: no lo subestimes

Última actualización: 19-10-2018 por Editor Ernesto.

Cuántas veces nos ha pasado que estamos bien y de repente empezamos a sentir esas fastidiosas señales como congestión nasal, tos, dolor muscular y de cabeza y pensamos ¡Qué fastidio, estoy enfermo de nuevo!

Y es que para nadie es un secreto que esta enfermedad viene acompañada de una serie de síntomas, que si no logramos combatirlos a tiempo y tomárnosla en serio, ocasiona grandes males a nuestra salud.

Ahondando en el tema, podemos decir que el síndrome de influenza mejor conocida como gripe, es un virus que a menudo es subestimado por las personas. 

Restándole importancia, sin siquiera poner atención a las medidas necesarias para evitar su contagio y mucho menos a la hora de su tratamiento. Y es que aunque no lo creamos, esta enfermedad puede convertirse en  una cosa seria.

Porque aunque la mayoría de las veces quienes la contraen se recuperan en una o dos semanas sin mayores problemas.

Cada año se registra un número considerable de individuos que han llegado hasta el hospital víctimas de esta enfermedad y sus secuelas. Y lamentablemente hay que mencionar, que en algunos casos han acabado con la vida de muchas personas.

Su complejidad es tal, que ha resultado ser todo un desafío para las ciencias biomédicas, ya que esta se filtra año tras año entre nosotros, cambiando cada vez. Añadiendo a su historia una lista de casos que han llegado a ser fatales, y desatando además devastadoras epidemias.

Y es que es muy común que al pensar que lo tenemos es una simple gripe, confiamos en que con una simple pastilla y dejar pasar unos días esta pasará sin mayores problemas.

Pero ¿qué ocurre cuando pasan y pasan los días y la tan ansiada mejoría no llega y me siento cada vez peor? No desesperes, a continuación te explicaremos en qué consiste esta enfermedad y qué puedes hacer para librarte de ella de la mejor forma.

Mujer joven con sintomas de enfermedad acostada en mueble tomando una taza de té

¿Gripe o influenza?

La diferencia que existe entre ambas es sólo de nomenclatura. Ya que gripe e influenza son dos términos distintos para referirnos a la misma enfermedad.

El término gripe procede del francés, grippe, e influenza del italiano, influenza. Ambos son utilizados indistintamente, dependiendo del país.

Por ejemplo, en numerosos países de Latinoamérica es común que nos refiramos a ésta como gripe. Pero en países como México, influenza es el término más utilizado.

La influenza es una enfermedad respiratoria contagiosa. La cual es provocada por un virus que afecta la nariz, la garganta y en algunos casos más serios hasta los pulmones. No debe ser confundida con el resfriado común.

Por lo general, la influenza comienza de manera repentina. Y en la mayoría de las personas, desaparece por sí sola al transcurso de pocos días.

No obstante, en varias ocasiones puede complicarse, hasta el punto de resultar mortal. Un virus de este tipo fue el que originó la epidemia de 1918.

Diversas investigaciones a lo largo de muchos años de estudio han comprobado que la causa de la influenza no es un sólo virus, sino tres, los cuales son muy parecidos. Hoy en día son conocidos como virus de la influenza tipo A, B y C.

El virus tipo A es el más común, debido a que es el causante de la mayoría de las pandemias y epidemias gripales que aquejan a la población mundial de manera cíclica. Además puede incidir también en los cerdos, caballos, focas, ballenas y aves acuáticas.

El del tipo B, suele producirse de forma menos severa que la del tipo A. Y por lo general afecta especialmente a los niños.

El virus del tipo C no se le considera peligroso, ya que aunque también puede infectar a los seres humanos, no produce ningún síntoma.

Este tipo de virus posee una alta capacidad de mutación. Por lo que frecuentemente es necesaria la creación de nuevas vacunas, debido a que nuevos tipos de gripe o influenza se desarrollan cada cierto tiempo.

Mujer, hombre e hija sentados en un mueble con sintomas de gripe

Propagación de la influenza

Tras años de estudios los expertos llegaron a la conclusión de que el virus de la influenza se transmite principalmente cuando las personas tosen, estornudan o hablan.

Dispersando pequeñas gotas de saliva, que al hacer contacto con las personas que se encuentran cerca, pueden caer en su boca o nariz.

Un dato curioso es que toser o estornudar no son simples consecuencias de estar enfermo de la gripe. Es la manera extremadamente eficiente que utiliza el virus para transmitirse de una persona a otra.

Otra forma de contagio, se produce cuando una persona entra en contacto con una superficie o un objeto contaminado con el virus de la influenza y luego toca su boca, la nariz o sus ojos.

Esto es posible ya que, a diferencia de muchos otros virus, permanece activo alrededor de 20 minutos una vez fuera de su huésped.

Una vez dentro de nuestro cuerpo, se inicia una batalla entre nuestro sistema inmune y el virus. Este se defiende a toda costa tratando de evitar que el virus se propague y sobre todo, destruya el tejido pulmonar.

Afortunadamente, la mayoría de las veces nuestro sistema inmune gana la batalla y logramos sanar en un par de semanas. Y lo mejor de todo es que después de vencerlo, el cuerpo es capaz de recordar cómo combatirlo. De manera que no pueda ocurrir una segunda infección por un virus idéntico al ya vencido.

Ahora bien, ¿cómo es posible que nos volvamos a contagiar de gripe? La respuesta es simple: el virus cambia.

Es decir, sufre una mutación, cubriéndose de una especie de disfraz que le permite evadir las defensas de nuestro cuerpo. Consiguiendo enfermarnos de nuevo.

Cabe destacar, que un virus mutante se extingue a partir del momento en que la población se torna resistente.

Como podemos ver, es una lucha constante entre nuestro sistema inmune y el virus. Debido a que el ciclo vuelve a comenzar cuando surge una nueva mutación. La cual es capaz de sobrepasar nuestras defensas.

Esto quiere decir, aunque nos volvamos a enfermar de gripe, el virus que nos enfermó el año pasado es diferente al  que nos está enfermando este año.

Mujer joven apunto de estornudar sosteniendo una servilleta

¿Cómo sé si tengo influenza?

Resulta muy difícil distinguir la influenza de otras causas virales o bacterianas de enfermedades respiratorias, basándonos únicamente en los síntomas.

Esto es debido a que en un principio, la gripe puede parecer un resfriado, ya que presentan síntomas en común como moqueo, estornudos y dolor de garganta.

No obstante, la clave para diferenciarlos se encuentra en que los resfríos suelen desarrollarse lentamente, mientras que la gripe se presenta de forma abrupta. A pesar de que ambas enfermedades son molestas, por lo general con una gripe te sentirás mucho peor.

Generalmente durante la temporada de lluvia, la mayoría de las enfermedades son atribuidas al virus de la influenza. Sin embargo, esta también puede ocurrir fuera de la temporada típica.

Cuando nos ataca esta enfermedad, resulta común que la mayoría de las personas puedan tratarla desde su casa, sin la necesidad de acudir al médico.

Sin embargo, si presentas síntomas que indiquen algún riesgo de complicación, no dudes en hacerlo.

Tomar medicamentos antivirales durante las primeras 48 horas posteriores a la manifestación de los primeros síntomas puede ayudarte a mitigarlos.

Dentro de algunos síntomas que pueden presentar las personas con influenza se encuentran:

  • Fiebre superior a los 38°C.

  • Dolores musculares, sobre todo en la espalda, los brazos y las piernas.

  • Escalofríos y sudoración.

  • Dolor de cabeza.

  • Tos persistente y seca.

  • Fatiga y debilidad.

  • Congestión nasal.

  • Dolor de garganta.

  • Algunas personas pueden sufrir de vómitos y diarrea. Aunque es más común que se presente en los niños.

Sin embargo, como ya se explicó basándonos solamente en los síntomas, es imposible lograr diagnosticar con certeza si lo que usted está padeciendo es realmente influenza.

Para esto, la medida correcta sería que si al pasar los días su condición empeora. Asista al médico para que éste le pueda realizar un análisis de laboratorio.

Persona con sintomas de gripe y termometro en la boca

Complicaciones por la influenza

Afortunadamente, la mayoría de las personas que contraen la influenza logran recuperarse en un periodo corto que va desde unos pocos días hasta un máximo de dos semanas.

Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar complicaciones, las cuales podrían poner en riesgo la vida de las personas afectadas, causándole incluso la muerte.

Dentro de las complicaciones que pueden ocurrir por el contagio de la influenza se encuentran: neumonía bacteriana, infecciones del oído o sinusitis.

Así como agravamiento de las afecciones crónicas. Por ejemplo, las personas que padecen de asma pueden sufrir ataques si tienen influenza y las personas con enfermedades cardiacas crónicas o diabetes, pueden presentar un agravamiento de su condición.

Otra posible complicación que resulta ser grave, es la infección de las vías respiratorias, desencadenando una respuesta inflamatoria en el cuerpo que pone en peligro la vida del enfermo.

Dentro de los factores que inciden dentro del grupo de personas con mayor riesgo de presentar complicaciones de la influenza se encuentran:

  • La edad: La influenza estacional suele atacar a los niños pequeños menores de 5 años, en especial los menores de 2 años. Y adultos mayores de 65 años.

  • Condiciones de vida: Las personas que residen en casas de reposo y otros centros de atención médica a largo plazo, como las barracas militares, tienen más probabilidades de desarrollar influenza.

  • Sistema inmunitario debilitado: Los tratamientos oncológicos, inmunodepresores, corticoesteroides y VIH/SIDA pueden debilitar el sistema inmunitario. Esto puede hacer que puedas contagiarte más fácilmente y además puede aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones.

  • Enfermedades crónicas: Las afecciones crónicas, como el asma, diabetes y problemas cardíacos, pueden también aumentar el riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.

  • Embarazo: Las mujeres embarazadas tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones por la influenza, en especial durante el segundo y tercer trimestre. Incluso hasta un lapso de dos semanas posterior al parto.

  • Obesidad: Las personas muy obesas, con un índice de masa corporal (IMC) igual a 40 o superior tienen mayor riesgo de complicaciones por la gripe.

Señales de emergencia

Prestar atención a las señales de emergencia puede representar significativamente la diferencia entre la vida y la muerte. En el caso de la influenza, con frecuencia es subestimada por un ser mal que nos aqueja constantemente. Sin embargo no debemos descuidarnos.

Las personas que se ven afectadas por la influenza a menudo pueden presentar algunos síntomas, que por lo general comienzan de forma repentina.

Esté atento con los niños los cuales pueden presentar las siguientes señales de emergencia:

  • Respiración acelerada o problemas para respirar.

  • Coloración azulada de la piel (cianosis).

  • Consumo insuficiente de líquidos.

  • Dificultad para despertarse o falta de interacción.

  • Estado de irritación a tal punto que el niño no quiere ningún contacto físico.

  • Síntomas similares a los de la influenza que después de haber mejorado,  reaparecen con fiebre y agravamiento de la tos.

  • Fiebre con sarpullido.

Además de estos síntomas ya mencionados, preste especial atención y busque atención médica de inmediato si el niño presenta cualquiera de los siguientes signos:

  • No poder comer.

  • Dificultad para respirar.

  • Llorar sin lágrimas.

  • Cantidad significativamente menor de pañales mojados.

En cuanto a los adultos se debe prestar a tención a:

  • Dificultad para poder respirar y sensación de falta de aire.

  • Dolor o presión en el pecho o abdomen.

  • Mareos repentinos.

  • Confusión.

  • Vómitos graves o persistentes.

  • Síntomas similares a los de la influenza que después de haber mejorado,  reaparecen con fiebre y agravamiento de la tos.

Control de la propagación de la infección

La gripe puede ser sinceramente horrible así que más vale tomar todas las medidas para evitar contagiarte y contagiar a otros. La prevención debe comenzar desde nuestros hogares, tomando acciones muy claras y eficaces y además acudiendo a otro aliado que son las vacunas.

La vacunación anual, es la medida de control considerada más eficaz frente a la gripe. Sobre todo para ciertos grupos de población considerados de alto riesgo de padecer complicaciones asociadas a gripe.  

Ésta es importante, proporciona protección contra los tres o cuatro virus de influenza que se cree, serán los más comunes durante la temporada de gripe correspondiente a ese año.

Pero hay que tener en cuenta que ésta no es 100% eficaz, si no tomamos medidas que también son importantes a la hora de cuidarnos y para reducir la propagación de la infección. Dentro de las más importantes podemos mencionar:

  • Lávate las manos. Las manos deben ser lavadas de manera minuciosa y frecuente. Ésta es una manera eficaz de prevenir no sólo la influenza, sino también muchas otras infecciones comunes. El uso de desinfectantes para las manos a base de alcohol también resultan muy eficaces, sino disponemos en el momento de agua y jabón.

  • Tapa tu boca cuando toses y estornudas: Tapar tu boca y nariz cuando toses o estornudas es una manera eficaz de evitar la propagación de la enfermedad. Además para evitar la contaminación de tus manos, hazlo sobre un pañuelo, en especial de papel o en el dorso de tu codo.

  • Evita las multitudes: Las aglomeraciones de personas es el entorno ideal para que la gripe pueda propagarse con mayor facilidad. Por ejemplo, las escuelas, guarderías, auditorios, oficinas, y hasta el transporte público. Si evitas las multitudes durante la temporada alta de gripe, reducirás las posibilidades de infectarte.

Además, si estás enfermo, lo más recomendable, es quedarse en casa, hasta por lo menos 24 horas después de que la fiebre haya cedido..

  • Vacúnate: Como ya mencionamos un factor muy importante que no debe faltar es la vacunación contra la gripe, la cual debe ser anual y a partir  de los 6 meses. Las personas que forman parte del grupo con mayor riesgo de complicaciones no deben olvidar vacunarse cada año contra la gripe.

    Medico hombre coloca inyección de vacuna a un paciente hombre

Suplementos a beneficio de tu salud

Actualmente, la tendencia general de los fabricantes es incorporar cada vez más dentro de sus ingredientes elementos de índole natural y menos ingredientes químicos.

El producto CelProtek es uno de ellos, el cual ha sido elaborado tras el transcurso de años de investigación y es la solución perfecta para el combate en contra de la influenza.

Este producto está diseñado para apoyar el sistema inmune. Además combina en un solo lugar, las propiedades de vitaminas, minerales y extractos vegetales necesarios para fortalecer nuestras defensas naturales.

Dentro de los principales ingredientes que contiene CelProtek podemos encontrar vitaminas (C, B2, B3, B5, E), minerales (calcio, zinc, selenio, cobre, manganeso), y extractos vegetales vitales para el sistema inmune (té verde, ajo, cúrcuma, quercetina, granada y frambuesa).

Las propiedades naturales de CelProtek hacen de este un excelente producto para elevar nuestro sistema inmunológico.

Tiene además varias hierbas y especias los cuales son antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres.

CelProtek unifica las propiedades curativas de más de quince elementos que la naturaleza ofrece para lograr combatir una diversidad de virus y bacterias que pueden afectar a nuestro cuerpo.

Además se encarga de lidiar con potenciales invasores que puedan lastimar o dañar de alguna manera el organismo. Siendo siempre la mejor opción garantizar la supervivencia desde nuestro interior.

La lista de ingredientes de CelProtek brinda una oportunidad real de gozar de los beneficios de una serie de elementos naturales sin tener que ocupar largas horas de búsqueda, engorrosos procedimientos de preparación y difíciles aplicaciones.

Es oportuno recordar, que los suplementos no trabajan por sí solos. Debemos apoyarlos con una alimentación adecuada, haciendo ejercicios e hidratando nuestro cuerpo.

En conclusión, para prevenir la influenza y las complicaciones que esta enfermedad puede producir, lo más importante es fortalecernos desde nuestro interior, a través de nuestro sistema inmunológico.

Además, es importante comprender que el hecho de no contagiarnos de una gripe no es simplemente cuestión de suerte. ¡Y que prevenir es la mejor clave para todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *