Síndrome de fatiga crónica: ¿cómo sobrevivir al cansancio?

Síndrome de fatiga crónica: ¿cómo sobrevivir al cansancio?

Última actualización: 25-08-2018. Equipo Nutricioni

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad abrumadora que se basa en la intolerancia al esfuerzo o también se conoce como encefalomielitis miálgica.

Se considera como un trastorno por fatiga debilitante, con diversas dolencias físicas. Tiene varios síntomas que no se puede curar solamente con descanso en la cama.

Afecta muchos sistemas del cuerpo, como el sistema inmunológico, cardiovascular neurológico y endocrino lo que hace a esta enfermedad muy peligrosa.

Este puede empeorar con la actividad física y cognitiva incluso después de descansar las 24 horas.

Actualmente hay muchas teorías que afirman que este síndrome puede desencadenarse  por una combinación de factores.

Como el estrés psicológico y las infecciones virales la cual la hace una enfermedad incapacitante y compleja.

El síndrome de fatiga crónica disminuye en un 50% la capacidad de las personas, por consecuencia  el cuerpo no es capaz de realizar tareas de la vida cotidiana normalmente.

Las mujeres entre 20 y 50 años son las más afectadas por esta enfermedad cuyo nivel de energía varía dependiendo del cansancio.

Por las mañana se siente la fatiga a un 16%, entre el almuerzo y la merienda esto incrementa considerablemente a un 32%.

Luego disminuye a un 18% entres la merienda y la cena para finalmente incrementar el cansancio a un 21% después de cenar o a la hora de dormir.

Mientras que el síndrome crónico de fatiga  ha sido en el pasado un diagnóstico controvertido, ahora es ampliamente aceptado como una condición médica.

Esta enfermedad puede afectar a cualquier persona.

Actualmente no hay cura, por lo que el tratamiento para el síndrome de fatiga crónica se centra en aliviar los síntomas.

Síntomas neurológicos del síndrome de la fatiga crónica

Dificultades cognitivas: se basa en pensamientos lentos, dificultad a la hora de tomar elecciones, confusión, habla más lenta desorientación entre otros..

Pérdida de memoria a corto plazo: problemas para recordar lo que el individuo habla o quiere decir, recordar la información en cualquier momento del dia a dia.

Problema para dormir: se alteran el patrón de sueño y se comienza a manifestar el insomnio, durmiendo la mayor parte del dia, despertares frecuentes o despertares por sueños o pesadillas.

Dolores: Comienza a experimentarse con dolores musculares, de pecho, de articulaciones y abdomen, que pueden ser de naturaleza inflamatoria.

Dolor de Cabeza: el individuo comienza con dolores generalizados que se vuelven crónicos comienza con dolor de ojos, Cefaleas tensionales, migraña.

Alteraciones motoras y neurosensoriales: La persona tiene problemas para la sensibilidad a la luz, olor, gusto, vibraciones, ruido y el tacto, es incapaz de enfocar la visión.

Tienen debilidad muscular comienzan los temblores, sensación de inestabilidad y falta de coordinación.

Problemas en el sistema inmunológico: se manifiesta síntoma gripales con frecuencia ya que es susceptible a la infecciones virales, empeorando y creando otras consecuencias como:

  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Sinusitis.
  • Dolor de garganta.

Síntomas gastrointestinales del síndrome de la fatiga crónica

Sus consecuencias son el dolor abdominal junto a las náuseas y el síntoma de intestino irritable.

Alteraciones en el metabolismo:

Afecta el sistema respiratorio: El individuo comienza a manifestar la falta del aire, cansancio en los músculos de la pared torácica.

Intolerancia a las temperaturas extremas: Incluyendo la pérdida de estabilidad termostática, presentando un cuadro de sudoración, extremidades frías, temperatura corporal alterada.

Otros síntomas son depresión y falta de deseo sexual:

Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer por lo que se considera que es una enfermedad impredecible,  ya que en ocasiones puede mejorar o empeorar con el pasar del tiempo.

Infecciones que desencadenan síndrome de la fatiga crónica

Algunos de estos virus tienen un factor que no permite que el organismo los elimine completamente ya que se integran a las células nerviosas e inmune de las personas.

Que no se puede erradicar haciendo ciclos repetitivos estas son las siguientes infecciones más frecuentes:

  • Hepatitis C.
  • Cáncer.
  • Enfermedades terminales de pulmón y riñones.
  • Artritis.
  • Parkinson.
  • VIH.
  • Clamidia.
  • Neumonías.
  • Tuberculosis.

Causas del síndrome de fatiga crónica

Se desconocen las causas de este síndrome, pero estudios indican que posiblemente se desarrolle por medio de estos factores:

Este síndrome puede ser derivados de frecuentes crisis de migraña (tipo especial de dolor de cabeza), también se asocia la epilepsia como un causa a esta patología.

En especial la originada en el lóbulo parietal del cerebro.

Ciertos virus como el Epstein Barr, que es un herpesvirus que afecta sobre todo las células nasofaríngea y los linfocitos B.

También se asocia con el virus de la varicela que es una enfermedad común entre los niños menores de 12 años, es una infección viral muy contagiosa.

El estres tambien puede ser un factor para que el síndrome de fatiga crónica se desarrolle ya que actualmente las personas viven un dia a dia muy agitado.

Factores de riesgo

Los factores que pueden incrementar el riesgo de síndrome de fatiga crónica incluyen:

Edad: El síndrome de fatiga crónica puede ocurrir a cualquier edad, pero con mayor frecuencia afecta a personas de entre 40 y 50 años.

Ser mujer: El síndrome de fatiga crónica es considerado una enfermedad de género.

Ye que las mujeres son diagnosticadas con síndrome de fatiga crónica mucho más a menudo que los hombres, pero puede ser que las mujeres simplemente tienen más probabilidades de informar sus síntomas a un médico.

Esto se debe las hormonas femeninas, llamadas  estrógenos, que suelen provocar sensibilidad a nivel cerebral haciendo que la fatiga sea mas rapida.

Por eso expertos recomiendan evitar a la medida posible el consumo de estrógenos si presentan esta enfermedad.

La genética: Es un factor que identifica de forma clara esta enfermedad, ya que afecta principalmente los genes que regula los mensajes de transmisión de las neuronas.

Como las respuestas hormonales (Tiroides, Hipofisis y Suprarrenales), también las inmunitarias y las respuestas inflamatorias.

Falta de ejercicios: Una persona que no practique ejercicios de forma regular o sea sedentaria a lo largo de su vida.

Corren riesgo de presentar este síndrome, ya que la actividad física es imprescindible para mantener el cuerpo activo y sano.

Los individuos que presentan esta enfermedad pueden lograr realizar actividad física en cortos periodos pero si abusar de los esfuerzos.

Es recomendable caminar de forma regular y realizar estiramientos antes de comenzar a ejercitarse.

Patrones de conductas:Es la forma en que reaccionan las personas diariamente, hacen que este síndrome de fatiga crónica se predisponga un factor más conocido es el estrés laboral, entre otros.

Otros factores

Tóxicos: Existen tóxicos que son fatales para esta enfermedad como:

  • Insecticidas
  • Monóxido de carbono
  • Cosméticos
  • Laca
  • Desodorantes

Todos estos químicos influyen en la sensibilidad de un paciente con fatiga crónica, ya que estas sustancias afectan a desarrollar la enfermedad.

El ambiente: También es un factor fundamental ya que la persona con esta enfermedad es muy sensible a los rayos del sol , cambios de temperatura, el ruido , la humedad entre otros.

Estrés: La dificultad para controlar el estrés psicológicos o Físicos ambos intensos pueden contribuir al desarrollo del síndrome de fatiga crónica,

¿Cómo se diagnostica el síndrome de fatiga crónica?

El síndrome de fatiga crónica  puede ser difícil de diagnosticar ya que no existen pruebas para ello, mientras que otras enfermedades pueden causar síntomas similares.

Para realizar  un diagnóstico de síndrome de fatiga crónica, el médico deberá primero descartar otras enfermedades, lo que lo conlleva hacer un examen médico completo, que incluye:

  • Preguntar sobre su historial de salud y el historial médico de su familia
    Preguntar acerca de su enfermedad actual, incluidos sus síntomas.
  • El doctor debe informarse cuantas veces se repiten los síntomas, qué tan malos pueden ser, el tiempo que dura  y cómo afectan su vida cotidiana.
  • Para ello se realizan ciertos exámenes físicos y mentales, orina, sangre entre otras pruebas.

El síndrome de fatiga crónica se diagnostica sobre la base de los síntomas. Los pacientes con síndrome de fatiga crónica experimentan un deterioro funcional significativo.

Las anomalías fisiopatológicas existen en muchos dominios, lo que sugiere que el síndrome de fatiga crónica es un trastorno heterogéneo de etiología compleja y multifactorial.

La evidencia también está comenzando a emerger que el síndrome de fatiga crónica puede ser familiar.

Aunque el síndrome de fatiga crónica tiene una superposición significativa de síntomas y comorbilidad con trastornos psiquiátricos.

Varias líneas de investigación sugieren que la enfermedad puede ser distinta de los trastornos psiquiátricos.

Sin embargo, las percepciones, las atribuciones y las habilidades de afrontamiento de los pacientes pueden ayudar a perpetuar la enfermedad.

El tratamiento para el síndrome de fatiga crónica se basa en los síntomas e incluye estrategias farmacológicas y de comportamiento.

La terapia de comportamiento cognitivo y el ejercicio gradual pueden ser efectivos para tratar la fatiga y los síntomas y la discapacidad asociados.

¿Cómo se vive con el síndrome de fatiga crónica?

Vivir con síndrome de fatiga crónica puede ser difícil, el cansancio extremo y otros síntomas físicos pueden dificultar la realización de las actividades cotidianas.

El síndrome de fatiga crónica puede provocar relaciones tensas con amigos y familiares, especialmente cuando permanece sin diagnosticar y / o sin tratamiento.

Es posible que tenga que hacer algunos cambios importantes en su estilo de vida.
El síndrome de fatiga crónica también puede afectar su salud mental y emocional, y tener un efecto negativo en su autoestima.

La culpa, la ansiedad y la ira son respuestas emocionales comunes para quienes luchan contra la fatiga crónica.

Además de pedir ayuda a sus familiares y amigos, puede resultar útil hablar con otras personas con síndrome de fatiga crónica.

Existen organizaciones  benéfica que proporciona información, apoyo y consejos prácticos para las personas afectadas por la enfermedad.

¿Cuáles son los tratamientos para el síndrome de fatiga crónica?

No existe cura o tratamiento aprobado para el síndrome de fatiga crónica, pero es posible que pueda tratar o controlar algunos de sus síntomas.

Debe averiguar qué síntoma causa la mayoría de los problemas e intentar tratarlo primero.

Por ejemplo, si los problemas para dormir lo afectan más, primero debería intentar usar buenos hábitos de sueño.

Si eso no ayuda, es posible que deba tomar medicamentos o ver a un especialista en sueño.

Estrategias como aprender nuevas formas de gestionar la actividad también pueden ser útiles.

Debes asegurarte de no "presionar y colgar". Esto puede suceder cuando te sientes mejor, haces demasiado y luego empeorar de nuevo.

Dado que el proceso de desarrollar un plan de tratamiento y atender el autocuidado puede ser difícil si tiene síndrome de fatiga crónica, es importante contar con el apoyo de familiares y amigos.

Cada persona tiene diferentes síntomas y, por lo tanto, puede beneficiarse de diferentes tipos de tratamiento, dirigidos a controlar la enfermedad y aliviar sus síntomas.

Remedios caseros y cambios de estilo de vida

Hacer algunos cambios en su estilo de vida puede ayudar a reducir sus síntomas. Limitar o eliminar su ingesta de cafeína lo ayudará a dormir mejor y a aliviar su insomnio.

También debe limitar su ingesta de nicotina y alcohol.

Intenta evitar dormir la siesta durante el día si te perjudica la capacidad de dormir por la noche.

Cree una rutina de sueño, debe irse a la cama a la misma hora todas las noches y tratar de despertarse a la misma hora todas las mañanas.

También existen vitamina o suplemento que puedas ayudar a tratar el Síndrome de Fatiga Crónico.

Pueden ser un gran complemento o aliado para la persona con esta enfermedad.

Diurherbal contribuye a subir el nivel energía, ya que es importante para realizar las actividades físicas por su contenido alto en vitaminas.

La vitamina B6 que contiene  Diurherbal ayuda aliviar la fatiga y ayuda a respaldar el funcionamiento de las células.

Diurherbal contiene hierbas naturales como la hoja de té verde que te ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, ayudando así  a combatir diferentes infecciones.

Diurherbal ayuda a mantener al margen la glucosa, niveles de colesterol y presión arterial.

El síndrome de fatiga crónica es poco probable que sea causado o mantenido por un solo agente.

Los hallazgos hasta la fecha sugieren que los factores fisiológicos y psicológicos trabajan juntos para predisponer a un individuo a la enfermedad y para precipitar y perpetuar la enfermedad.

La evaluación y el tratamiento del síndrome de fatiga crónica deben ser multidimensionales y adaptarse a las necesidades del paciente individual.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *