Mujer joven haciendo sintomas de relajación en una oficina de trabajo

Sigue estos consejos para lograr la relajación mental

Sigue estos consejos para lograr la relajación mental

Última actualización: 28-11-2018. Equipo Nutricioni

A veces es difícil creer que en algún momento se puede llegar a conseguir la relajación mental, sobretodo teniendo en cuenta la forma acelerada en que se desarrollan las actividades en la actualidad.

Lo que hace que los casos de depresión cada día vayan en aumento haciéndose cada vez más comunes entre las personas de todas las edades.  

No es una novedad decir que nuestra mente se cansa y se estresa al igual que nuestro cuerpo.

Esto sucede porque la mente se satura de problemas, cuando las preocupaciones se salen de control y ocurre la fatiga mental que nos causa tensión.

Es allí donde debemos tomarnos un respiro, la forma de respirar debe ser lenta y rítmica. Es lo primero que debemos hacer para ayudar a tranquilizar nuestro sistema nervioso.

Estudios recientes indican que el estrés, la ansiedad y la depresión, entre otras enfermedades del sistema nervioso, son cada vez más comunes y letales.

Es por tal motivo, que debe ser prioridad lograr la relajación mental para de esta forma tener un equilibrio entre nuestro cuerpo y nuestra mente. Y así evitar todas las enfermedades y terribles consecuencias que esto nos puede causar.

Porque por difícil que parezca sí es posible lograr la relajación mental, si seguimos y ponemos en práctica algunos de estos valiosos consejos.

Mujer joven haciendo sintomas de relajación en una oficina de trabajo

Aprende a identificar que algo está mal con tu sistema nervioso

Aunque cuando estás bajo el estrés puedes sentirlo en todo tu cuerpo, tanto de forma física como en tu estado de ánimo. Algunas veces estos signos no son muy obvios.

Incluso, en ocasiones pensamos que muchos de los síntomas que presentamos son normales y que son el resultado del cansancio por las actividades cotidianas.

Pero debemos saber identificar en qué punto ciertas dolencias empiezan a ser motivo de preocupación.

Las más comunes son trastornos del sueño, sudoración excesiva, fatiga, frecuencia cardíaca irregular, falta de concentración, falta de apetito, entre otros.

Son algunas de las señales más evidentes de que algo no anda bien con tu sistema nervioso.

También es importante saber que una dieta no balanceada, deficiente de vitaminas del complejo B. Así como el consumo de alcohol, la nicotina y algunos medicamentos, pueden ser los causantes de dichos trastornos del sistema nervioso.

Así que, la recomendación es conocernos muy bien a nosotros mismos, para estar alertas y poder identificar algún síntoma que nos puedan indicar que algo no está bien con nuestra mente.

¿Que debo hacer luego de identificar el problema?

Lo primero que se debe hacer es proponerse a mejorar, viendo las cosas de la forma más positiva posible y cambiar la rutina diaria.

Aunque sea de a poco se puede ir cambiando lo más mínimo para terminar cambiando todo por completo.

También se deben eliminar los círculos viciosos de cualquier índole y empezar a practicar algún deporte o actividad al aire libre que sean agradables y relajantes. Así como empezar a asistir o realizar cualquier tipo de terapias de relajación.

De igual forma es primordial consumir una dieta rica en vitaminas y minerales. Sin embargo es importante saber, que el estrés limita la absorción de dichos nutrientes en las comidas.

De allí la importancia de complementar con complejos minerales y vitamínicos.

Es muy importante tener en cuenta que con la salud no se juega.

Y aunque muchas veces podemos ayudarnos a nosotros mismos, también debemos tener claro que si en cualquier forma una persona se siente deprimida. O experimenta cualquiera de los síntomas de depresión, lo primero que debe hacer es buscar la ayuda de un médico.

Es posible, que una buena "terapia conversacional" con un especialista, pueda ayudar más eficazmente a las personas con depresión o con cualquier alteración en su sistema nervioso.

Practica ejercicios de relajación

Respiración profunda: Respire profunda y lentamente en repetidas ocasiones por varios minutos sin forzar la respiración y proyectando pensamientos positivos.

Visualización: En un sitio de su preferencia póngase cómodo y cierre los ojos e imagine un lugar de la naturaleza que sea muy relajante.

Puede ser una playa, un bosque, montaña o simplemente un atardecer. Al visualizarnos a nosotros mismos en un lugar relajante empezamos a sentir la misma sensación en nuestro cuerpo y mente.

Practica yoga: Esta actividad física, que busca llegar a la plenitud espiritual, además favorece la postura del cuerpo. Y por tal motivo se considera como una de las mejores y más eficientes técnicas de relajación.

Conteo: Esta es una técnica de relajación muy popular y se realiza de diferentes formas.

En este caso se recomienda contar de forma inversa desde el 100 hasta el 0 con los ojos cerrados. Visualizando los números que pasan o se escriben esto nos ayuda a relajarnos incluso a conciliar el sueño.

Autosugestión positiva: Póngase tan cómodo y relajado como sea posible, repita a sí mismo, auto-declaraciones. Afirme cosas positivas de su vida, por ejemplo, “puedo pasar mis exámenes, “puedo tener éxito”, “yo entiendo el trabajo”, y así sucesivamente.

Con todos estos métodos de relajación mental se puede recuperar  la chispa y las ganas de hacer cosas, eliminar el cansancio y aumentar la energía.

Tómese un momento al día para hacerlo, o al menos algunos días a la semana.                                                    

Vaciar la mente: Esta técnica requiere unos cuantos intentos hasta que se logra. Consiste en tratar de obligarse a no pensar en nada aunque sea por un momento, de esta forma nos alejamos de pensamientos preocupantes.

Mujer joven haciendo yoga en la arena, orillas del mar.

Alimentos que debes evitar y cuáles debes consumir

Es importante tener en cuenta que la alimentación influye en tu estado de ánimo.

Y que está comprobado científicamente que dependiendo que de nuestro estilo de vida y de nuestra alimentación, tendemos a sentirnos más o menos tranquilos.

Es por esto que debes saber que existen alimentos que afectan las glándulas suprarrenales. Las cuales al ser estimuladas producen cortisol, adrenalina y noradrenalina.

Hormonas que son segregadas por nuestro organismo en situaciones de estrés. Precisamente entre los alimentos que pueden producir estrés se encuentran principalmente el café, el alcohol y el azúcar, entre otros.

De igual forma debemos saber que hay alimentos que poseen una acción sedante y relajante y de esta forma ayudan a tu sistema nervioso.

Algunos de estos alimentos son:

1. Germen de trigo: Gracias a que posee gran cantidad de vitaminas del grupo B, las cuales equilibran el funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Imagen superior de avena en trigo y hojuelas

2. Aguacate: Se recomienda por ser rico en ácidos esenciales, fosfolípidos y vitamina B6. Es rico en ácidos grasos esenciales, fosfolípidos y vitamina B6, los cuales son importantes para proteger nuestras neuronas de daños causados por el estrés.

Imagen en primer plano de aguacate - bastante cantidad

3. Lechuga: Controla palpitaciones, ayuda a calmar los nervios para que nuestro organismo logre relajarse.

4. Yogurt: Ayuda a nuestro sistema nervioso gracias a su contenido de vitamina D, la cual está recomendada para el tratamiento de estrés postraumático. Además es rico en triptófano, que estimula la sensación de serotonina en el cerebro.

Imagen en primer plano de yogurt en taza de madera

5. Plátano: Esta fruta al ser rica en magnesio, es necesaria para vencer la ansiedad y evitar el estrés.

6. Ajo: Diversos estudios indican que ayuda a combatir el estrés y la depresión, al aumentar ligeramente el nivel de serotonina en el cerebro.

Imagen en primer plano de cabeza de ajos. En fondo de madera

Las vitaminas y su efecto en nuestro sistema nervioso

Las vitaminas son indispensables para el buen funcionamiento del organismo debido a que actúan como sustancias reguladoras de los complejos procesos metabólicos que ocurren dentro de nuestro cuerpo.

Recuerda que puedes obtenerlas en los alimentos pero nunca está de más probar suplementos o refuerzos vitamínicos que ejercen una acción relajante en tu cuerpo como son:

Vitaminas del complejo B: Están conformadas por un grupo de 8 vitaminas, las cuales se  relacionan con el metabolismos celular.

Algunas de estas vitaminas son útiles para calmar los nervios y aliviar el dolor nervioso.

Estas vitaminas son Tiamina(B1), Riboflavina (B2), Niacina (B3), Ácido Pantoténico (B5), Piridoxina (B6), Biotina, Ácido Fólico y Vitamina B12.

Estas vitaminas son importantes para el metabolismo celular, para tener un cerebro y un sistema nervioso central sano.

Ayudando a prevenir la pérdida de memoria, alejar la depresión, evitar el envejecimiento cerebral, incluso ayudarte a vivir más tiempo.

Además están relacionadas con la mejora del estado de ánimo y regulación del sueño.

Debemos tener presente que las vitaminas B ayudan a crear neurotransmisores que son esenciales por su capacidad de relajación y para mantener un estado de ánimo positivo.

Capsulas de color naranja con las iniciales de las vitaminas pertenecientes al complejo B

Vitamina D: Puedes obtener vitamina D directamente de la luz del sol y de esta forma obtener múltiples beneficios entre ellos calmar los nervios.

Alimentos ricos en vitamina D, marca la vitamina en una pizarra

Vitamina A: Existen múltiples funciones y beneficios que podemos destacar de esta vitamina.

Entre las cuales destaca, la de mantener en buen estado las paredes de las células nerviosas y ayudar a reducir el desgaste que se produce en las mucosas a causa del estrés.

Podemos encontrarla en la zanahoria, melón, huevos, algas, carne, leche, queso y aceite de hígado de bacalao.

Segmentos de alimentos que contiene vitamina A

Vitamina C: Debemos aumentar el consumo de suplementos y de alimentos ricos en esta vitamina.

Ya que desempeñan dos papeles importantes para contrarrestar el estrés.

El primero es porque ayuda a producir norepinefrina que es una sustancia química que actúa como hormona del estrés y como neurotransmisor. La segunda es porque suprime la formación del cortisol que es la hormona del estrés.

La cual podemos encontrar en la mandarina, coliflor, moras, arándanos, pimientos, naranja y kiwi.

Frutas citricas en primer plano rico en vitamina C

Algunos minerales también pueden ser tus aliados

Es importante saber que al producirse las hormonas del estrés se consume una gran cantidad de las reservas de nutrientes de nuestro cuerpo.

Así al ser absorbidos estos nutrientes en menor  cantidad, se reduce el suministro de vitaminas y minerales anti estrés, haciéndonos más intolerables al mismo.

Es ahí donde empieza a causar un impacto mayor cada uno de los síntomas y dolencias que el estrés ocasiona.

Zinc: Desempeña un papel vital en la modulación de su respuesta al estrés. Debido a que se encuentra en las concentraciones más altas del cerebro, especialmente en el hipocampo.

El zinc es necesario para sintetizar el gaba y así equilibrar la actividad de este neurotransmisor calmante.

El zinc es usado como tratamiento independiente contra la depresión o conjunto de antidepresivos.

Magnesio: Este valioso mineral nos hace sentir más relajados, además de cumplir un importante papel en más de 600 funciones metabólicas de nuestro cuerpo.

Se dice que el glicinato de magnesio tiene un efecto calmante y se considera una de las mejores formas para corregir la deficiencia de magnesio.

Hierbas y plantas medicinales que ayudan a relajarse

Las infusiones o té de hierbas ayudan a relajar tu sistema nervioso.

El uso de hierbas naturales ha sido muy útil y común a través del tiempo. A continuación se detallan algunas de las más comunes y sus beneficios

La valeriana: Se considera uno de los remedios naturales más populares para tratar el estrés, debido a su efecto tranquilizante. Especialmente indicada para el descanso y para conciliar el sueño.

El romero: Tonifica el sistema circulatorio y nervioso, mejora la memoria y estimula la actividad en el organismo.

Lavanda: Gracias a su agradable olor alivia y relaja los nervios. Está Indicada en casos de tensión, insomnio, estrés o ansiedad. También tiene propiedades antiespasmódicas, antisépticas y diuréticas.

Hierba de San Juan: Esta planta tiene un uso altamente antidepresivo gracias a la hipericina que es el compuesto que le otorga su valor terapéutico.

Tiene que ver directamente con mejorar el humor en el organismo, a la vez que disminuye la cantidad de adrenalina.

Lo que lo convierte en un tratamiento de neuropatía muy habitual para los casos de ansiedad y depresión.

El Ginkgo Biloba: El extracto de Ginkgo ha demostrado infinidad de beneficios, especialmente a las personas de edad avanzada.

Esta antigua hierba actúa para mejorar la utilización de oxígeno y por lo tanto mejora la memoria, la concentración y otras facultades mentales.

Incluso es utilizada en tratamientos para el Alzheimer.

Los estudios también han confirmado su valor en el tratamiento de la depresión y es por estas razones que está directamente relacionado con la relajación mental.

Debes saber que puedes disfrutar de los beneficios del Ginkgo Biloba un suplemento que te dará los beneficios de esta planta es el MetaMente.

Y  combinado con otros nutrientes será un ayudante eficaz al momento de mejorar la memoria, concentración y estabilidad mental.

En la realización de diversos estudios se pudo concluir. Que los pacientes que sufren de diversos grados de insuficiencia vascular también observaron una mejoría en el estado de ánimo mientras que tomaron extracto de ginkgo biloba.

Esto ha llevado a un incremento del interés en su uso, como un tratamiento para la depresión, con mayor acción en los ancianos.

Muchas personas lo han utilizado para mejorar otros tratamientos de la depresión, y a menudo incluso evitar la necesidad de tratamientos farmacéuticos cuando existen casos de depresión.

Ten en cuenta que es mejor es prevenir que curar, es así que debes estar bien alimentado e incluir suplementos como MetaMente en tu rutina diaria.

El Ginseng: Una de sus cualidades más importantes es la de mantener el equilibrio entre el yin y el yang del organismo.

En contrariedad con lo que se cree habitualmente, el ginseng no produce excitación o nerviosismo. Al contrario, equilibra la energía del cuerpo al estimular en casos de depresión, tristeza o agotamiento. Y produce un efecto sedante en casos de estrés y ansiedad.

Es por tal motivo que esta raíz es utilizada para la fatiga física e intelectual y en las sublevaciones ligadas a la vejez y al estrés desde hace miles de años en la Medicina Tradicional China. Y por esto es tal vez la planta medicinal más popular del mundo.

Los suplementos vitamínicos te ayudarán a conseguir la relajación que necesitas

Tal vez al leer este artículo es posible pensar que se deben tomar una gran cantidad de suplementos dado a la gran cantidad de opciones que aquí fueron mencionadas, pero la verdad es que no es así.

La mejor manera de empezar con una rutina para aliviar el estrés y lograr la relajación mental, es tomar un suplemento multivitamínico-mineral completo.

Si eliges un buen suplemento encontrarás la cantidad recomendada de los nutrientes requeridos de los cuales aquí hemos mencionado.

Es importante saber que para poder lidiar con el estrés debes saber escoger un multisuplemento de vitaminas y minerales para mejorar incluso la lucidez mental y el bienestar general.

Dicho esto, es importante destacar que el MetaMente puede ayudarte en el tema de la relajación mental.

Ya que gracias a sus nutrientes, está hecho para apoyar una mente sana que funciona bien, además de ofrecer múltiples beneficios de los cuales vas a empezar a disfrutar de inmediato con sólo tomar una tableta una o dos veces al día, preferiblemente con las comidas.

Recuerda que, gozar de buena salud debe ser prioridad y que una mente sana es un cuerpo sano.

Así que no pierdas la oportunidad de mejorar tu día a día, recuerda que MetaMente te ayudará.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *