Ilustración 3D de células del sistema inmunológico que atacan un virus del VIH.

SIDA: síntomas y signos para sospechar de esta enfermedad

SIDA: síntomas y signos para sospechar de esta enfermedad

Última actualización: 16-02-2019. Equipo Nutricioni

El síndrome de inmunodeficiencia adquirida, mejor conocido por sus siglas como SIDA, hace referencia a la fase final del virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).

Esta enfermedad infecciosa, ha sido uno de los grandes problemas de la humanidad en la historia contemporánea, debido a que no se ha dado con una cura a la misma.

En ese contexto, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha señalado que para el 2017, contabilizaban 36.9 millones de personas con VIH en el mundo.

Aunado a ello, de dicha población infectada, tan solo 21.7 millones de habitantes en todo el mundo, tienen acceso al tratamiento antirretrovírico. Una cifra alarmante, es que tan solo en el año 2017, la cantidad de personas que se infectaron con VIH, llegó a 1.8 millones de individuos.

Una de las formas de entender el significado del SIDA, es desglosando su nombre, ya que ello nos deja más claro, cómo se comporta dicho virus.

En ese sentido, lo primero que desglosaremos será la palabra “adquirido”, ya que ello implica que cualquier persona es propensa a ser afectada por el VIH. Lo que quiere decir, que este es un problema de todos como sociedad. Principalmente porque somos vulnerables ante el mismo.

Del mismo modo, debemos ser conscientes de cómo poder participar en los métodos de prevención del VIH y de inclusión de estas personas afectadas al entorno social y laboral.

Cuando se señala que este es “inmunodeficiente”, se describe que dicho virus, afecta directamente el sistema de defensa del organismo. Es decir, la función de dicho virus, es atacar a los glóbulos blancos e irlos debilitando en las diversas etapas del VIH, hasta causar su completa inutilización. Lo que ocasiona, que las personas sean presa fácil de las llamadas “enfermedades oportunistas”, como las enfermedades pulmonares.

Por último, al hablar de “síndrome”, se está haciendo alusión a un conjunto de complicaciones médicas que forman parte de un padecimiento de salud. En otras palabras, se refiere al contexto general que implica sufrir de este tipo de problemas.

¿De qué manera una persona puede llegar a desarrollar el sida?

futura madre con lazo rojo de vih, Mujeres embarazadas con cinta roja en luz hermosa en concepto de Día Mundial del SIDA

La única manera forma en la una persona puede desarrollar el sida, es por medio de la infección agravada, ocasionada por el VIH. La Organización Mundial de la Salud (OMS), ha determinado diferentes métodos de transmisión del VIH, por lo que debes estar atento a las indicaciones que esta te señala.

Ahora bien, dentro de las opciones para llegar a infectarse con el VIH, la que mayor probabilidad genera son las relaciones sexuales sin protección. Cuando una persona incurre en la práctica sexual vaginal, anal u oral con otro individuo contaminado sin protección, tiende a infectarse. Básicamente por los fluidos que se intercambian durante el acto, como lo es el semen las secreciones vaginales e incluso la sangre.

De igual forma, la OMS señala que las transfusiones de sangre, son otro canal por la cual una persona puede llegar a ser contaminado por el VIH. Debido a que es un contacto directo con tu sangre y por ende, se suele tener un control exhaustivo con las personas que humanitariamente donan la misma.

La OMS indica que el empleo de materiales punzantes como las agujas, jeringas o similares, que se encuentren contaminados, son otro medio de transmisión. Por ello, en los hospitales suele desecharse este tipo de material luego de haber sido empleado en alguna persona, tuviera o no VIH.

Sin embargo, en este punto se hace especial atención a los centros de estética, de acupuntura, de tatuaje o similares que emplean dichos instrumentos en su trabajo. Cabe acotar que los individuos que suelen drogarse, por medio de vías sanguíneas, también tienen un altas probabilidades de contagiarse.

Otro medio por el cual la OMS menciona que se puede llegar a transmitir el VIH, es a través del embarazo, el parto y la lactancia materna. Desafortunadamente, no se ha podido hacer nada para evitar que el infante en plena formación dentro del útero, se contagie a causa de su madre.  

Finalmente, otro método por el cual la OMS señala que una persona puede llegar a infectarse con VIH, es a través de las heridas o ampollas abiertas.

¿Existen algunos signos a los cuales debemos estar atentos?

Para hablar de los síntomas del sida, es necesario que el VIH este avanzado. No obstante, es pertinente conocer los signos iniciales del VIH, antes de abordar los del sida.

Si eres una persona a la cual aún no se le ha detectado VIH, es importante que estés atento a ciertas manifestaciones en tu cuerpo que pudieran indicarte la presencia del virus.

Lo primero que debes notar, es si incurriste en algunas de las actividades anteriormente señaladas, ya que ello indicaría que tienes probabilidades de tener el VIH.

Generalmente entre la segunda y la cuarta semana posterior a la infección con el virus, es común que la persona padezca de tres elementos.

Dichas sensaciones presentan mucha similitud con el malestar del resfriado, por lo que las personas pueden padecer de cefalea, elevación de la temperatura corporal y dolencias.

En este lapso de tiempo, las personas suelen presentar un virus muy fuerte y diseminado en todo el cuerpo, por lo que es posible pasarlo a otros individuos en dicha fase. No obstante, el virus tiende a ocultarse luego de unas semanas y cabe la posibilidad de que el mismo no vuelva a manifestarse hasta algunos años después.

Adicionalmente, es importante saber que a pesar de no sentir los síntomas, una persona una vez infectado con el VIH, es capaz de contaminar a otro individuo.

Se pudiera hablar entonces de una primera fase de síntomas del VIH, prácticamente inexistente, donde el cuerpo muy difícilmente manifestará los mismos. Algunos especialistas hablan de hasta una década o más, sin presentar ningún malestar.

Por esta razón, las personas siempre deben realizarse un chequeo médico donde determinen anualmente, si la misma da positivo o no ante el exámen de sangre.

Al mismo tiempo, si por el contrario ya has sido diagnosticado y eres una persona que consume sus retrovirales, los síntomas del VIH, tardarán mucho tiempo en manifestarse.

Aunado a ello, existe la probabilidad de que una persona que lleve un estricto control antiviral, tenga menos posibilidad de contagiar a otra persona durante el acto sexual.

¿Qué síntomas que me indican que ya estoy en presencia del sida y no del VIH?

Una vez que el VIH a inutilizado casi por completo o en su totalidad al sistema inmunitario de las personas, estamos hablando de síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

Acá los glóbulos blancos, en conjunto con el resto del sistema de defensa del organismo que se encarga de combatir a agentes externos ha sido prácticamente destruido. Lo que da pie a que las personas, sean víctimas de más de una veintena de enfermedades oportunas, que germinan en el cuerpo y se desarrollan hasta niveles críticos.

En ese sentido, una persona con SIDA, es capaz de desarrollar atípicos casos de cáncer e incluso, presentar un conteo de glóbulos blancos es inferior al normal.

Esto pudiera presentarse, en personas que no reciben el tratamiento antirretroviral o que no consumen productos que fortalezcan el sistema inmunitario. Tal es el caso del producto CelProtek, el cual ayuda a tu sistema inmunitario, aportándole herramientas ante cualquier virus o bacteria que se presente en tu cuerpo.

Entre los síntomas que puede tener una persona con SIDA se encuentran las aftas, las cuales son lesiones o llagas en el área bucal. Así mismo, es normal presentar dolencias en la zona de la garganta, cefalea, agotamiento constante, náuseas e incluso desorientación.

Aunado a ello, dichos individuos tienden a desarrollar infecciones críticas a causa de la presencia de micosis u otros tipos de hongos. Igualmente, se evidencia una pérdida repentina de la masa corporal, así como infecciones muy fuertes y de manera constante.

En el caso de las mujeres estas infecciones pueden ocasionar una enfermedad pélvica inflamatoria fuerte. Adicionalmente, hay cuadros clínicos de diarrea, sudoración, fiebre, tos seca, asfixia, sarpullidos en la piel y aparición de hematomas.

Inclusive hay personas que presentan inflamación de las glándulas en la garganta, axila e ingle, así como también hemorragias a nivel bucal, anal, vaginal y también en la nariz.

Además, estas personas suelen tener protuberancias oscuras en diferentes partes del cuerpo. Del mismo modo, que pueden tener adormecimiento en las extremidades del cuerpo y deterioro de las reacciones involuntarias.

¿Cómo se si debo realizarme una prueba de VIH?

prueba de vih, Muestra de tubo de extracción de sangre con etiqueta de prueba de VIH en laboratorio.

En realidad, todos debemos aunque sea una vez al año, realizarnos una prueba para detectar la presencias del virus de inmunodeficiencia humana. Estos exámenes suelen ser rápidos, no ocasionan dolor en el paciente y muchas veces se puede practicar de manera gratuita.

La finalidad de esto, es detectar si la persona ha contraído el virus que ocasiona el SIDA, ya que los síntomas iniciales pasan desapercibidos. Además, la intención siempre es prevenir complicaciones médicas a futuro y en el caso del VIH, lo que no se quiere es llegar a la etapa final.

Las personas que deberían practicarse este tipo de pruebas médicas, son las que incurren en sexo sin protección o las que usualmente se drogan con jeringas. Del mismo modo, entran en esta lista los que hayan perforado su cuerpo con objetos punzantes y sobre todo, si se han realizado un tatuaje.

También suelen practicarse esta prueba, las mujeres que han quedado en gestación, así como los individuos que están en una fase preoperacional.

Evidentemente la lista tiende a expandirse, en la medida que se consideran las posibles causas que pueden llevar a contagiarte de este virus.

Dichas pruebas del VIH, tienden a buscar en los pacientes, aquellos glóbulos blancos que se encuentran combatiendo a dicho virus. Estos anticuerpos son posibles de encontrar por medio de de un simple exámen de sangre o a través de las células que poseen las personas en la mejilla.

Usualmente, el virus no tiende a detectarse durante las primeras semanas, por lo que las personas deben esperar al menos unos tres a cuatro meses para lograrlo.

Esto implica un factor relevante, ya que durante este tiempo, a pesar de no ser diagnosticado con el virus, las personas portadoras pueden ser capaces de infectar a otros.

Si el individuo presenta un estilo de vida descuidado, la probabilidad de transmitir el virus en dicha fase es alta. Por este motivo, si no chequeamos regularmente nuestro estado de salud, podemos ser portadores de un virus que le cambia la vida a cualquiera.

¿Cuáles son las principales pruebas para detectar el VIH?

Puede que las personas, no conozcan las diferentes formas de detección temprana del virus que produce el SIDA.

La primera se denomina prueba de anticuerpo, y se caracteriza por detectar en un periodo de tiempo, de un mes a tres meses desde el momento de la infección, la presencia del virus.  Dicho periodo de tiempo, se debe a que nuestro sistema inmunitario, suele tardar en la detección del virus.

Además, dicha evaluación como su nombre lo indica, busca localizar aquellos glóbulos blancos que se encuentran luchando contra el VIH.

Para tal fin, las personas pueden llegar a extraerse una muestra de sangre e incluso detectar por medio de la saliva de las personas.

Actualmente, es posible realizarse dicha evaluación desde casa y enviar la muestra a un laboratorio local, por lo que puede consultar con su médico especialista la obtención del kit.

La segunda prueba es la de anticuerpos y antígenos y suele ser la más empleada por las personas, ya que precisa la aparición del VIH en un lapso más corto que la anterior. Esta segunda evaluación,  detecta al virus entre los primeros quince días a dos meses de la sospecha de haber adquirido dicho virus.

Ella se concentra en la detección de antígenos, los cuales surgen en el torrente sanguíneo, incluso antes de que el organismo genere anticuerpos contra el VIH.

El tercer método es la carga viral, no obstante, esta prueba es la más costosa por su acelerada detección del virus, por medio de los grados de infección que se posea.

Una manera de ayudar a tu sistema inmunológico a hacerle frente al virus que ocasiona el SIDA, es por medio de suplementos como CelProtek, que refuerzan y fortalecen el mismo.

¿Qué es el tratamiento antirretroviral?

Ciertamente el SIDA, así como el VIH, no poseen ningún tipo de cura contra el mismo, pero se ha podido controlar el virus por medio de antirretrovirales.

Un tratamiento antirretroviral o antirretrovírico, hace referencia a un producto farmacéutico que mantiene a raya los síntomas del virus que le aqueja a la persona.

Este tipo de tratamiento también es conocido como terapia antirretroviral y lo busca la aplicación de sustancias médicas que inciden en la regulación del virus.

En el caso del VIH y SIDA, la terapia antirretroviral ha permitido que muchas personas con este padecimiento, vivan dentro de lo que cabe, una vida normal, larga y saludable. Al punto que, puede llegar incluso a disminuir la probabilidad de infectar a otras personas durante el acto sexual.

Igualmente, este tratamiento antirretroviral, se encarga por medio de una aleación de medicamentos, reducir la presencia de este virus en el cuerpo de las personas.

Tal puede llegar a ser la magnitud de estos antirretrovirales, que pueden llegar a incidir en los resultados de los exámenes de sangre que te realizas frecuentemente.

Este tipo de tratamiento, prácticamente desaparece la carga viral del paciente. Ante este escenario, se le diagnostica a dichas personas que su carga viral es indetectable. Es en esta fase, que las personas con VIH, son menos propensas a contaminar a otros.

Principalmente por vía sexual, por lo que algunas técnicas durante el acto sexual, podría pasar de muy riesgosa a moderadamente riesgosa e incluso poco riesgosa.

Es por razones como esta, que en busca de la satisfacción plena del paciente y sus allegados, que se busca promover un nivel de concientización en la población y los estados. De tal forma, que las personas con VIH y sida, deben tener acceso constante a ellos a fin de garantizarles a los mismos un óptimo estado de salud.

Las personas complementan este tipo de tratamiento con suplementos nutricionales. Por ello, se recomienda el consumo de CelProtek, el cual es un suplemento destacado por su aporte al sistema inmunológico del ser humano.

¿En qué lugar las personas con VIH o sida, pueden recurrir para recibir tratamiento?

Remedios, pastillas e inyectadoras

Lo primero que debe tomar en cuenta, es que en su localidad o ciudad más cercana, podría existir un especialista en el tema de VIH y sida. Debería ser la primera persona a la cual recurrir para solicitarle un tratamiento antirretroviral o en su defecto para que él mismo lo redirija a otro espacio.

El centro de salud asistencial público o privado más cercano, pudiera estar prestando este servicio de ayuda a estos pacientes.

Por consiguiente, debe acercarse a dichas instalaciones para preguntar no solo por este servicio, sino también por las posibles conferencias e información general en torno al tema.

De igual forma, es posible que las personas reciban este servicio, ante organizaciones no gubernamentales. Por ello, no estaría demás chequear si en su país, existen organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro que se dediquen a tal fin.

Sumado a ello, Instituciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud, la Cruz Roja, la Luna Roja u otra similar, pudiera también brindar dicho tratamiento.

Casi siempre el apoyo de todas las instituciones anteriormente señaladas, suelen donar los antirretrovirales a las personas infectadas. Por lo que no hace falta recurrir a la compra de dicho medicamento para atender nuestra salud con respecto a este punto.

Si ha de comprar algún retroviral, es bueno que el mismo  sea prescrito por un médico especialista para tratar su padecimiento. Se recomienda que las personas complementen su tratamiento con suplementos nutricionales como CelProtek, el cual es eficaz en el fortalecimiento del sistema inmunitario.

CelProtek, un agente eficaz a la hora de reforzar el sistema inmunológico

Los suplementos nutricionales, son uno de los productos más solicitados a la hora de hacer frente, a ciertos padecimientos como lo es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida. Principalmente, porque ofrecen beneficios al sistema inmunitario, fortaleciendo el mismo ante posibles virus que invadan nuestro cuerpo.

Productos como CelProtek refuerzan los diferentes elementos que integran el sistema de defensa del organismo, entre ellos algunos órganos, fluidos y tejidos. De tal manera que este suplemento actúa sobre el bazo, la médula ósea, la mucosa, la piel, el flujo sanguíneo, el sistema linfático y el timo.

Su efecto es de acelerada acción, ya que interviene sobre aquellos cuerpos extraños que ingresan al cuerpo, por medio de diferentes vías creando anticuerpos.

Parte de las acciones del suplemento nutricional CelProtek sobre el organismo, radica en ofrecerle al sistema de defensa, las herramientas necesarias para proteger al cuerpo.

El éxito de este producto, se encuentra garantizado porque el mismo está compuesto de sustancias naturales de origen vegetal, así como de vitaminas y minerales. Entre las vitaminas que ofrece CelProtek, para ayudar al organismo a reponerse ante la presencia de virus o bacterias, esta la vitamina C y E.

Igualmente, le otorga al sistema de defensa, un conglomerado de minerales que intervienen en el mantenimiento del cuerpo. Dicho grupo de minerales está compuesto por el selenio, calcio, magnesio y potasio, siendo los mismos capaces de protegernos ante la presencia de agentes invasores.

Las mejoras al sistema de defensa del organismo no son sus únicos atributos, ya que la misma incide en otros factores que benefician nuestra salud. Una de estas funciones extras, es que reduce la velocidad con la cual las células tienden a envejecer, por lo que siempre te generará una apariencia fresca y joven.

Principalmente porque la vitamina C y E, se consideran antioxidantes que inciden directamente sobre la piel. Dichos antioxidantes, también se ver asociados a la mejora de salud en otros aspectos como el cancer de mamás, próstata y colon. Le genera combustible al cuerpo ante un desgaste psicológico y físico y se asociándose al sistema nervioso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *