Odontólogo

Si desea tener óptima salud dental, debe acudir al odontólogo

Si desea tener óptima salud dental, debe acudir al odontólogo

Última actualización: 04-06-2019. Equipo Nutricioni

Conocido como dentista, el odontólogo es un profesional con la preparación adecuada para desempeñar actividades relacionadas con la atención, diagnóstico y prevención tanto de los desajustes como de las patologías bucodentales.

cita con el odontologo, Primer procedimiento médico dentista de limpieza de dientes

Para realizar su labor de forma correcta, sus conocimientos sobre la anatomía de la boca al igual que de los distintos métodos de ortodoncia y tratamiento, deben ser los más afianzados.

En los tiempos actuales, el área referente a los conocimientos técnicos y las innovaciones tecnológicas constantes en la salud, los odontólogos deben estar en una formación consecuente, para así no perderse de ninguno de los progresos que sucedan en su campo.

Entre las cualidades que debe reunir un odontólogo, se encuentran las siguientes: dedicación, disponer en todo momento en la atención sanitaria de las personas y vocación por su oficio.

Una persona que desee ser odontóloga, debe estar al tanto que esta labor no solamente involucra teoría, sino también la práctica refiriéndose al trato directo con la persona. No es recomendable que alguien con temor a la sangre, realice intervenciones quirúrgicas.

De igual forma, debe ser diestro en las ciencias biológicas, muy meticuloso y estar comprometido al 100% con la vida humana, respetando siempre su ética.

Esta profesión es muy amplia, aparte de sanar caries hay muchas especialidades como la cirugía bucal, odontopediatría, salud pública, entre otras.

Hablando del ambiente de trabajo, pasa por diversas tareas como cirugías, trabajo con niños o pacientes especiales, tratamientos de ortodoncia, campañas de prevención de cáncer bucal u otras enfermedades de la boca, etc.

Para los niños es muy importante la primera visita al odontólogo

Cuando corresponde el chequeo dental de los niños y adolescentes, el responsable es el odontopediatra.

Este profesional se encarga de diagnosticar a tiempo algún desorden o padecimiento en los dientes, encías o la mordida en el desarrollo del adolescente o el niño para arreglarlas lo más pronto posible.

Debemos tener en cuenta lo siguiente: para los niños, es muy importante la primera visita al odontólogo. De acuerdo a cómo le vaya, se comportará en las siguientes citas, así haya alcanzado la adultez.

Por esta razón, la mejor opción es ir con su odontopediatra de confianza lo más rápido posible. En caso de que haya algún perjuicio, sea hallado en su fase de inicio, conllevando a que las citas sean de menor duración y poco invasivas.

Anteriormente, la idea era que los niños asistieran a su primer chequeo odontológico a los 3 años. Esto tuvo que cambiar, porque muchos de ellos sufren de caries al empezar la vida escolar y esta visita quedó estipulada para los 6 meses posteriores a la salida de los primeros dientes.

En caso de que decida llevar a sus hijos más tarde, no debe excederse del primer año de vida.

Las posibilidades de sufrir caries aumentan en aquellos niños que duermen con algún objeto en su boca, o que pasan largo tiempo empleando cualquier tipo de recipiente para la ingesta de líquidos. En estas situaciones, los chequeos odontológicos deben ser realizados cada 6 meses.

Si el riesgo es poco, el pediatra tendrá la última palabra en cuanto al tiempo que debe transcurrir entre cada visita al odontólogo.

En caso de que la familia del niño haya pasado por dificultades dentales, pueden ir cada seis meses para realizar una detección temprana de los mismos, en caso de que ocurran.

En los bebés, la limpieza dental debe empezar así no hayan salido los primeros dientes. Esto se debe a que las fórmulas lácteas son altas en azúcar, puede hacerlo pasando suavemente una gasa por sus encías.

Cuando aparezcan los dientes, deben usar un cepillo de cerdas suaves y hacerlo en compañía de un adulto. Hágalo con suma responsabilidad.

Tener una dentadura sana es posible con buena alimentación

Lo que comemos a lo largo de nuestro día, trae cierta influencia en la salud de los dientes y las encías. Muchos alimentos favorecen una dentadura sana y, adicionalmente, evitan las caries y cualquier padecimiento que puedan sufrir las encías.

Algunos alimentos y nutrientes son primordiales en un plan alimenticio donde su meta sea conservar una dentadura saludable, al igual que su buena salud bucal. Son de mucha utilidad a la hora de cuidar sus dientes: fibra, frutas, proteínas y verduras.

El primer lugar de la lista lo merece el calcio, nutriente esencial en los niños y adolescentes para la formación de una dentadura robusta y sana.

Los adultos también pueden verse beneficiados, porque al incorporarlo a su alimentación, bajan considerablemente las posibilidades de sufrir caries o alguna enfermedad de las encías.

Los alimentos poseedores de este mineral son algunos pescados (salmón y sardina, por ejemplo), brócoli, leche, queso y yogurt.

Un producto a base de ingredientes naturales, al igual que de minerales y vitaminas es Osteo Vigor. Con su consumo regular, puede conseguir muchos beneficios para la salud de sus dientes.

Los dientes no serán los únicos favorecidos, pues el organismo en general también disfrutará de sus bondades. Es otra forma para obtener calcio, para conservar la salud de sus huesos y prevenir enfermedades como la osteoporosis, por ejemplo.

Osteo Vigor contiene vitamina C, vital para el cuerpo humano. Aparte de contribuir al correcto desarrollo de los dientes y las encías, es coadyuvante para el crecimiento y regeneración del tejido conectivo.

Con esto queremos decir lo siguiente: si no consume la vitamina C correspondiente, es muy probable que sufra de gingivitis, consistente en el enrojecimiento e inflamación de las encías, propiciando un sangramiento rápido.

Refuerce su ingesta de vitamina C con cítricos como kiwi y naranja.

Las frutas y las verduras son excelentes, sobre todo si son crujientes. Dos razones explican el por qué:

Su consistencia crujiente libera a los dientes de las bacterias causadas por la placa.

Impulsa notablemente la segregación de saliva, lo cual aniquila a las bacterias.

Los mejores alimentos crujientes son el apio, manzana, pera y zanahoria.

Otros alimentos fundamentales para tener la mejor dentadura

Agua: indicada para todo, y el cuidado de los dientes no podía quedarse fuera. Favorece enjuagar las bacterias y los restos de comida que hayan quedado atrapados en los mismos.

Anteriormente, hablamos de cómo el apio puede beneficiar a sus dientes. En este apartado, hago la sugerencia de comerlo crudo, para que el ácido málico haga su función de producir más saliva y conseguir sus propiedades nutricionales.

Calabacines, huevos y legumbres: igual de importante que el calcio, el fósforo es vital para la óptima conservación de la estructura dental. Para obtenerlo, coma huevos, pescado, beba leche y sus derivados.

En caso de que sea vegano o vegetariano, lo consigue en los calabacines, legumbres o nueces.

Cerveza: no elija la presentación oscura, la más beneficiosa es la clara. La cerveza es poseedora de nutrientes primordiales como el calcio y el silicio, aportando fortaleza a sus dientes.

Las de color claro tienen un mayor índice de lúpulo, antioxidante que extermina tanto las bacterias como los hongos que perjudican su salud bucal en general. Aparte de esto, tienen características antiinflamatorias, pero, para gozar de todas estas bondades, prefiera la que no trae alcohol.

Fresas: este delicioso fruto combate las bacterias que causan la placa dental, gracias a su componente Xilitol. Al tener fructosa, es un modo natural de conseguir azúcares para su organismo.

De igual modo, favorecen el flujo sanguíneo en las encías.

Lácteos y yogurt: el mejor suministro de calcio para nuestros dientes y la estructura ósea. Por ejemplo, al consumir queso producimos más saliva, que tiene características bactericidas.

Los calamares, col rizada, espinacas, garbanzos y tofu son otros alimentos que brindan calcio.

Pescado azul: en cierto modo, los padecimientos periodontales ocurren por causa de las bacterias activas en los restos de comida que se quedan atrapados en sus dientes. Su vitamina D promueve la mejor absorción del calcio y fósforo.

Puede absorber más esta vitamina si come arenque, atún, caballa, salmón, sardinas, complementando con suplementos como Osteo Vigor.

Al obtener el calcio y fósforo requeridos, logrará que tanto sus dientes como sus encías sean más fuertes ante la acción de las bacterias.

Chequee aquí algunas medidas que ayudan a evitar la caries

Prevenir la caries dental es algo que no requiere de tantos esfuerzos, es un objetivo muy sencillo.

Si usted se dedica a adoptar ciertos métodos basados en la percepción normal, así sea un consumidor frecuente de azúcar comparado con la mayoría de las personas, no tendrá problemas en conservar una dentadura saludable.

Aquí les presentamos algunas sugerencias para que el azúcar no le arrebate las posibilidades de tener unos dientes geniales.

Aunque parezca ya desgastado, la primera es cepillarse luego de cada comida. En ocasiones, las actividades diarias de las personas impiden llevar a cabo esta costumbre tan sencilla, pero lo puede conseguir así:

Cargue entre sus pertenencias un cepillo portátil: son el mejor artículo para las personas muy ocupadas, que pasan su día en la calle por su trabajo. Luego de ingerir cualquier comida, son los que lo auxilian en la eliminación rápida de azúcar y de restos de alimentos.

Reemplace su cepillo una vez que llegue a su hogar: si usted es de las personas que le encanta comer dulces, es muy factible que la acumulación de placa sea abundante, en comparación con las personas que no los comen o los comen poco.

Es importante saber que, la placa evoluciona en un ámbito óptimo en hidratos de carbono.

En cuanto a la elección del cepillo, los mejores son los que tienen cabeza como un diamante y cerdas con efecto triple, porque lleva a cabo la limpieza total de las secciones donde es difícil que llegue un cepillo normal.

Enfermedades dentales más frecuentes

Estas no solamente perjudican a su boca, pues sus consecuencias pueden extenderse a otras zonas del organismo humano.

Por tal razón, es fundamental asegurarse de que su higiene cumpla el propósito de eliminar las bacterias. En caso contrario, está en riesgo de padecer lo siguiente:

  • Cáncer bucal: al no limpiar la boca correctamente, en ella prevalecen muchas bacterias y gérmenes que conllevan a estas enfermedades. El punto de partida puede ser una inflamación, llaga o úlcera que no sane rápidamente.

El panorama es más oscuro cuando las personas consumen alcohol, las vitaminas A, C y E, así como el hierro están totalmente ausentes de su alimentación y el cigarrillo o tabaco. De igual forma, algún virus o exponerse demasiado al sol.

  • Caries: cuando los restos de alimentos quedan en la boca y se descomponen, originan ácidos que quiebran los dientes. Este daño lo sufre casi el 100% de la población a nivel mundial.

Se observa más que todo a nivel exterior, pero si usted se descuida en su atención, puede trasladarse hasta el nervio propiciando mucho dolor llegando hasta la pérdida definitiva del diente o muela dañado.

  • Gingivitis: las encías se inflaman por culpa de las bacterias, o por la excesiva cantidad de placa y sarro. Puede venir por una higiene dental incorrecta, sus síntomas van desde el sangrado hasta el mal aliento.
  • Periodontitis: las encías se infectan, conllevando a la pérdida ósea cercana al diente y su posterior caída. Éstas se enrojecen e inflaman, sangra al cepillarse o comer.

Limpieza dental: punto de partida para dientes fuertes y sanos

Este proceso consiste en retirar las manchas al igual que el sarro presente en los dientes y bajo las encías. Es realizado por los odontólogos o los higienistas dentales en sus respectivos centros odontológicos.

Ellos aconsejan que se realice este procedimiento al menos dos veces al año, el mismo no suele llegar a 1 hora de duración. Procure que lo haga un profesional, porque una limpieza mal hecha conlleva a dificultades en su ámbito bucodental.

Estas limpiezas son vitales para conservar la salud de los dientes y encías. Costumbres normales como cepillarse, usar enjuague bucal e hilo dental son muy relevantes, pero la acción del profesional es el elemento clave.

Al comenzar, combate las reservas de placa y sarro. Normalmente, es empleada una herramienta a base de ultrasonidos para que el retiro del sarro no sea tan complicado y, al finalizar, hace uso de otros aparatos manuales para culminar con lo restante.

Seguidamente, sus dientes son pulidos para que la superficie quede completamente lisa.

Este proceso aniquila las manchas dejando sus dientes brillantes y tersos, alisando ciertos desarreglos y rugosidades en cada diente para bloquear la adhesión de la placa a ellos.

El odontólogo tiene el deber de aconsejarle sobre cada cuánto tiempo debe hacerse esta limpieza.

La misma es parte de un buen plan de salud bucodental, no piense que por hacérsela dejará de cepillarse luego de cada comida con una pasta dental a base de flúor.

Recuerde que hay zonas de difícil acceso, donde no llegan ni el cepillo ni el hilo dental. Es aquí donde la limpieza acude en su auxilio, previniendo que la placa bacteriana se deposite y mineralice, dando origen al sarro que no se cae con solamente cepillar.

Si este sarro no es destruido, conlleva a sufrir de enfermedad gingival, que impulsa la aparición de mayor cantidad de placa en los dientes o bajo la encía, empeorando este padecimiento.

Si su objetivo es tener una dentadura limpia y saludable, una opción para lograrlo es Osteo Vigor. Contiene vitamina K, responsable de asegurar en la forma correcta el calcio tanto en los dientes como en los huesos.

Cómo cuidar los dientes de sus hijos

El buen cuidado de su boca y dientes, le ayuda a evitar dificultades mientras usted envejece. Como mencioné previamente, el primer paso es cepillarse, usar diariamente hilo dental y visitar de forma regular a su odontólogo.

Una boca saludable tiene mucha importancia, más de la que piensa. Piense en lo que desea que su boca haga cada día por usted: comer, hablar, reírnos, entre muchas cosas.

La deficiente salud bucal puede arruinar una o todas estas cosas. Puede que no sea fácil lograr una óptima salud bucal, pero si es consecuente y disciplinado durante toda su vida, observará que valió la pena atender su boca y dientes.

Niños y bebés: la primera parte de los dientes está casi estructurada cuando nacen, pero están ocultos bajo las encías. Los primeros dientes son fundamentales, porque al salir, el bebé puede hablar correctamente y masticar su comida.

En esta primera parte, también se encuentra la zona donde quedarán provisionalmente los dientes permanentes, favoreciendo la posición indicada para su crecimiento. Cuídelos así:

Diariamente, limpie los dientes nuevos frotando suavemente con una gasa o toallita húmeda limpia. Al crecer éstos, emplee un cepillo dental para niños.

Si su hijo tiene menos de 2 años, no use crema dental. Puede utilizar agua para su cepillado.

No deje que su niño se duerma con biberón, porque deja líquidos entre los dientes que conforman la conocida caries del biberón.

En cuanto a los niños más grandes, fomente en ellos el hábito de comer meriendas con poca azúcar como frutas, verduras y queso. No les dé dulces masticables que puedan adherirse a sus dientes.

Instruya a sus niños acerca de cepillarse correctamente, y de lo importante que es tener sus dientes siempre limpios. No olvide llevarlos regularmente al odontólogo.

Adolescentes: deben cepillar sus dientes luego de comer con una pasta dental con flúor.

Empleen el hilo dental al menos una vez en el día.

No deben fumar ni masticar tabaco, éste da cáncer, halitosis o mal aliento y ensucia los dientes.

Procure que vayan al dentista cada 6 meses para chequear su salud bucal y realizar sus respectivas limpiezas.

Usted tampoco se queda atrás, consejos para su higiene bucal

Si es consumidor asiduo del té, debe saber que mancha los dientes. Cámbielo por el té negro, es más condescendiente con sus dientes y encías debido a que mata las bacterias causantes de la caries, resguardando sus encías contra las enfermedades.

No todo es malo: el té verde tiene catequina, un compuesto de característica antioxidante que no permite la aparición de padecimientos periodontales. Evita que las bacterias actúen, inflamando sus encías.

Si no le gusta su sabor, acompáñelo con una pequeña dosis de limón o de leche desnatada.

Si practica deportes de contacto, asegúrese de proteger sus dientes con los implementos correspondientes.

Tenga presente al hilo dental en sus instrumentos de limpieza.

Cepille luego de cada comida, esto deben hacerlo todos. Adquiera una pasta dental con flúor.

Vaya a su dentista cada 6 meses para ver cómo se encuentra su dentadura y hacerse su respectiva limpieza dental.

Olvídese del cigarrillo.

Chequee constantemente su boca, para ver si hay algo extraño, encías irritadas o llagas que no sanen pronto.

Si tiene alguna prescripción médica, consulte con su doctor a ver si sus medicinas pueden impulsar algún daño en sus dientes. Por ejemplo, existen algunos remedios que hacen que la boca se seque.

Cuando una persona adulta atiende al cuidado correcto de su boca y dientes, se evita malestares innecesarios como el dolor de encías, la pérdida de algunas piezas dentales, entre otras situaciones incómodas.

En caso de notar alguna dificultad en sus dientes, no dude en visitar rápidamente a su odontólogo.

Sugerencias finales para que su dentadura sea bella y saludable

Para quienes no pueden o no quieren llevar siempre un cepillo de dientes con ellos, existen unos consejos prácticos:

Colocarse selladores.

No consumir bebidas ni dulces altos en azúcar.

Procure adoptar un plan alimenticio equilibrado y sano.

Chicle sin azúcar: mastíquelo luego de comer dulces, favorece la limpieza dental. La goma aumenta la cantidad de saliva, lo cual es eficaz a la hora de combatir cualquier residuo de azúcar localizado en los dientes.

Enjuague bucal: indicado para terminar con el azúcar y los restos pegajosos, si lo usa constantemente. Los mejores son los de fluoruro, pero si no tiene otra gran ayuda es lavarse la boca con agua.

Refuerce el cuidado de su dentadura y ayude a sus huesos

Muchas personas consideramos la sonrisa como nuestra “carta de presentación” y, por esto, hacemos lo posible por conservar un aspecto saludable tanto de nuestros dientes como de las encías.

Usted puede sacar el máximo provecho de las sugerencias dadas en este artículo para un mejor cuidado dental, incorporando otra alternativa maravillosa como lo es Osteo Vigor.

La acción conjunta del calcio y la vitamina D, es aconsejada para fortalecer los dientes y los huesos.

Recordemos que esto es posible gracias a que la vitamina D promueve una mejor absorción del calcio.

El magnesio presente en Osteo Vigor no solamente mantiene saludables su dentadura y huesos, también protege sus articulaciones.

Por tal motivo, este mineral debe ser parte de su alimentación diaria, porque rebaja considerablemente las posibilidades de padecer dificultades en estas zonas del cuerpo como, por ejemplo, la osteoporosis.

Esta fórmula aporta zinc, el cual es un mineral fundamental para la eliminación del desagradable sarro en los dientes. De igual forma, es favorable para el desarrollo y la mineralización de los huesos.

Si trabaja en conjunto con el calcio, el cobre y el manganeso, es una buena opción para el tratamiento de la osteoporosis.

Su contenido de potasio, impulsa la mejora en la densidad ósea. De esta manera, se ve favorecida la filtración de calcio de los dientes y los huesos.

Al combinarse con el magnesio, no permite que la sangre se torne demasiado ácida.

Mientras que el boro, es un aliado importante en la conservación de los huesos, volviéndose un mineral fundamental en los casos de artritis, descalcificación y otros problemas similares.

Esto se debe a que actúa en el metabolismo del calcio, fósforo y magnesio, incrementando su absorción.

¡No siga dudando, empiece ya a cuidar sus huesos y dentadura!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *