Hombre y mujer sentados en una plaza sonriendo mientran sostiene un vaso blanco

Sexualidad humana: un mundo complejo con grandes beneficios

Sexualidad humana: un mundo complejo con grandes beneficios

Última actualización: 03-12-2018. Equipo Nutricioni

La sexualidad es un grupo de realidades que describen el sexo de cada persona. La estimulación sexual humana es un mundo complejo con grandes posibilidades para tener una vida saludable.

Desde otro punto de vista, el histórico cultural, es el conjunto de contextos emocionales, con la conducta que ellas producen, conjuntamente con las prácticas asociadas a la exploración del placer sexual, que marcan de una u otra manera al ser humano en cada una de las fases de su vida.

La sexualidad es un mundo complejo que abarca cuatro aspectos principales, lo biológico, lo psicológico, lo social y lo ético.

Imagen en primer plano representando la intimidad sexualTodos relacionados entre sí y cada uno de ellos, juega un papel importante en la forma de cómo percibimos todo lo relacionado a lo sexual.

La sexualidad humana

En la sexualidad no sólo participa la parte física del cuerpo humano sino también están incluidos sus distintos comportamientos, tanto los designados por la sociedad como los personales.

En ese mismo combo se encuentran presentes los cambios psicológicos que diferencian al hombre y a la mujer. Aunque más que psicológico se deben las diferencias cerebrales que existen entre los cerebros de las mujeres y los de los hombres.

La sexualidad humana, según la Organización Mundial de la Salud, un eje principal del ser humano, durante toda su vida. Incluye al sexo, las identidades, lo erótico, el placer, lo íntimo, lo reproductivo.

Ella se expresa y experimenta por medio de las relaciones interpersonales y la individual.

Es decir que, va del mundo interior personal al mundo exterior a través del uso de nuestros pensamientos, deseos, valores, juntamente con nuestras fantasías, creencias, actitudes, conductas.

La sexualidad puede encerrar todas estas áreas, no obstante, no todas ellas se viven o se expresan siempre, ni al mismo tiempo.Ilustración del vector, icono de la charla sobre el sexo en la discusión, el conocimiento sobre la educación sexual.

La sexualidad es influida por lo biológico, psico-social, económico, cultural, ético, histórico, y espiritual de la individualidad de cada persona; aún lo político y legal intervienen en la sexualidad.

Peculiaridades de la sexualidad humana

La sexualidad humana es la forma de ser de cada individuo, pues dentro de ella están las manifestaciones peculiares de cada quien.

Es decir, sus características físicas, psicológicas, sociales y éticas; todas llevadas al mundo exterior a través de acciones y palabras.

La sexualidad humana abarca a la persona de manera integral y como somos seres bio-psico-social, asimismo nuestra sexualidad está ligada a lo biológico, psicológico y social.

Cabe subrayar que estas características se interrelacionan en todos los niveles del conocimiento con otros con otros sistemas; especialmente con el biológico, psicológico y social.

Entre sus características están:

  • La complementariedad y comunión. El individuo tiene capacidad para la comunicación y la relación personal.
  • La relación entre amor y procreación. Esta es una dimensión que permite al  hombre y a la mujer complementarse. 

Hombre sonríe mientras le habla a la barriga de la mujer que se encuentra embaraadaYa que al procrear se está dando vida a otro ser, al que se está decidido cuidar, pues se cree con la capacidad de hacerlo.

  • La vinculación afectiva. Es el sentimiento que se experimenta por otra persona. Es un acto de la voluntad que involucra el deseo de conocer más al otro junto con el placer de tenerlo cerca, de compartir con él o ella diversas acciones.

La forma más famosa de vinculación afectiva es el amor. Erich Fromm, plantea que el amor es activo, provee y tiene cuidado, también admite conocimiento y respeto por la otra persona, con responsabilidad.

  • El erotismo. Es el conjunto de actitudes humanas en relación a la atracción por otra persona. Es ese placer que se siente a través del deseo sexual, la excitación sexual y el orgasmo.
  • La parte reproductiva de la sexualidad. Involucra los sentimientos y actitudes relacionados a la maternidad y paternidad, además incluye la formación y educación de otros seres, es decir, es no es sólo la capacidad de tener hijos.

La sexualidad se aprende

Como seres biológicos, psicológicos y sociales, lo que somos hoy está basado en lo que aprendimos en el pasado.

Desde la infancia estamos siendo influenciados por otros seres humanos que, de forma consciente y no consciente suman a nuestro conocimiento de la vida.

Por ejemplo, en cada cultura los roles de hombre y mujer son diferentes y esa funcionalidad se enseña a los pequeños con naturalidad.Padres e hijos con un hermoso paisaje al fondo. Madre observando al bebé

Igualmente, en un sistema menor como la familia se dictan patrones y creencias de una generación a otra.

Las influencias religiosas, culturales, políticas rigen de alguna forma las normativas que nos conducen en la vida.

Como individuos sociales, transferimos los mensajes de una generación a otra, esos mensajes que con anterioridad hemos interiorizado, haciendo de ellos normas de conducta que regirán la vida de nuestros descendientes.

Del mismo modo sucede con la sexualidad, cómo expresa la sexualidad una población es fruto de su socialización.

Es importante resaltar que, si los niños no han recibido caricias, abrazos, reconocimiento físico y emocional, al ser adultos pueden experimentar dificultad para relacionarse afectivamente con otras personas.

Por ello es imperioso tomar conciencia de cuáles son esas conductas aprendidas y, si fuere necesario cuestionarlas. Eso te ayudará a modificarlas empezando por el conocimiento, hasta llegar al desarrollo de nuestra propia personalidad.

Quizás sea pertinente romper creencias erróneas que han sido atribuidas en nuestro proceso de desarrollo y socialización, para poder vivir la sexualidad como algo positivo que es diferente en cada individuo.

En la vida la sexualidad cumple un papel notorio ya que, va mucho más allá del fin reproductivo e involucra lo emotivo y las relaciones interpersonales.

Por todo lo antes expuesto, es fundamental examinar cómo estamos proyectando y enseñado sobre la sexualidad a las generaciones que vienen detrás nuestro.

Mejorando la vinculación afectiva, cultivando el amor propio y practicando una sexualidad responsable podremos obtener una mejor sociedad.

Una buena combinación… autoestima y relaciones sexuales

El nivel de nuestra autoestima constituye un puente o un obstáculo para relacionarnos de manera adecuada con otras personas, y su impacto en nuestra sexualidad es inmediato. La autoestima es el valor que cada persona tiene de sí.  

Consta del concepto que tenemos de nosotros mismos, sobre nuestras capacidades, así como de lo que creemos que nos ven los demás; de allí sacamos una valoración personal.En primer plano, mujer con lente sonriendo. En el fondo, equipo de trabajo celebrando

Esa estima propia tiene un elemento preponderante que son las experiencias vividas en el pasado, sobre todo en la niñez. Como entes integrales esa autoestima repercute directamente en nuestra sexualidad.

Entonces tenemos el amor propio que a su vez está influenciado por la cultura y los estereotipos que tienden a encasillarse en un marco de belleza casi irreal y difícil de alcanzar.

Cuando esto no se logra se generan sentimientos de incomodidad y de rechazo de nuestra propia corporalidad, levantándose una barrera para el pleno disfrute de nuestra vida sexual.  

Para las mujeres, es de suma importancia sentirse amada y deseada; siendo la forma en cómo apreciamos nuestra imagen corporal tiene un valor significativo en nuestra sexualidad.

Cuando piensan que no son atractiva, por cualquier motivo, ya sea obesidad o porque tienen estrías o flacidez, se muestran cohibidas e incómodas con ellas mismas y por ente, con su sexualidad.

Consejos para cuidar tu vida sexual

Para tener una sexualidad sana se requiere ser agente activo en tu vida sexual, esto se logra con atención, cuidado.

  • Nutrir tu amor propio.  Pues una autoestima alta te encaminara hacia una sexualidad sana.  Una autoestima y un concepto personal adecuado, ayuda en gran medida a que la sexualidad sea sana y saludable.

  • Practica sexualidad responsable. Disfrutar tu personalidad, tus capacidades, tu belleza única y especial.  
  • Conócete. Reconoce tu cuerpo, identifica lo que te gusta y lo que no, tus fortalezas. No temas expresarlo cuando fuere necesario.
  • Busca tus espacios de relax. Para disfrutar con tu pareja, aparta un día especial, un lugar especial, sin distracciones, sin apuros, relajados, sólo disfrutar.
  • Hablar de tu sexualidad antes de las relaciones. Sin tabúes y con confianza, siempre buscando manera de mejorar. Sin embargo, no andes ventilando tus intimidades con todo el mundo.
  • Práctica el lenguaje de las caricias. La satisfacción tiene que ver solamente con el coito, sino también con los preludios, las caricias, los juegos y la conexión con la pareja.

Las caricias pueden ser verbales y corporales, que siempre sean llenas de afecto y respeto.

Es importante resaltar que, las caricias no son exclusivas de la sexualidad, como entes sociales podemos brindarles a todos a nuestro alrededor; un halago sincero, un saludo, un abrazo, una sonrisa.

Ver, escuchar, tocar y entender a otra persona, el mejor regalo que le podemos dar.

Periódicamente visita tu médico especialista, no esperes a tener un síntoma o malestar para realizarte tus revisiones ginecológicas si eres mujer o la revisión urología si eres hombre. Y no olvides cuidar tu higiene corporal.

Beneficios para la salud que acarrea una buena vida sexual

Mantener relaciones sexuales seguras puede aportar bienestar emocional y físico.

Algunos beneficios emocionales son:

1. Una libido saludable. Es como consecuencia de una actividad sexual regular. Además, aumentará tu capacidad física de repetir estas prácticas.

2. Alivio del estrés. Las relaciones sexuales de mutuo acuerdo con una pareja afectuosa, nos permite experimentar felicidad, sintiendo alivio  de las tensiones de la vida.

3. Intimidad con la pareja. Fortalece la relación con tu pareja. Promueve la confianza y la empatía.

Estos beneficios emocionales son sólo la mitad del asunto, otras razones son el disfrute, la intimidad, el bienestar emocional, la intimidad y para procrear embarazadas.

Mientras disfruta de una vida sexual sana, conseguirás estos beneficios para su salud:

1. Disminuir la presión arterial. Por la combinación de felicidad con el ejercicio, se consigue una baja en la presión arterial.

2. Un corazón feliz. Aunado a la baja de la presión arterial, tener relaciones sexuales tiende a proteger tanto a hombres como a las mujeres contra las cardiopatías.

Aumenta el ritmo cardíaco, equilibrar el estrógeno (mujeres) y la testosterona (hombres), estas dos hormonas son muy buenas para el corazón.

3. Hacer ejercicio. Ciertas actividades sexuales, ofrecen un cóctel saludable de ejercicios aeróbicos y de musculares.

4. Estímulo para el sistema inmunitario. Tener relaciones sexuales, provoca niveles más altos de anticuerpos. Esto es importante para combatir enfermedades.

5. Un buen medicamento. El orgasmo, produce alivio natural para el dolor. Pues su cuerpo libera ciertas hormonas que lo alivian. Ayuda a mejora los dolores de espalda, de cabeza y de piernas. Además, alivia los calambres menstruales.

6. En los hombres. Se ha demostrado que la eyaculación disminuye el riesgo de cáncer de próstata. En el hombre que eyacula un mínimo de 21 veces por mes.

7. En las mujeres. La actividad sexual fortifica la vejiga, mejorando su función. Al mismo tiempo que ayuda a lubricar la vagina, haciendo más cómodo para las mujeres tener relaciones sexuales, sobre todo cuando van envejeciendo.

8. Un sueño reparador. Las actividades sexuales estimulan al cuerpo para que produzca hormonas de relajación (prolactina) seguidamente después del orgasmo.Mujer y hombre joven, durmiendo - descansando. Almohada colores azules

Además, de liberar la hormona oxitocina cuando se tiene un orgasmo. Esto también promueve un sueño reparador.

Sexualidad responsable, es sexualidad saludable

Ya hemos visto que la sexualidad forma parte fundamental del ser humano desde su concepción, va evolucionando a lo largo de la vida y el entorno social condiciona ese desarrollo.

La actitud sobre la sexualidad y las acciones varían según la edad, el sexo y el nivel sociocultural.

Ambas condicionadas por las concepciones, cultura y creencias que pueden limitar la capacidad de tomar decisiones respecto a lo que opinas sobre tu propia sexualidad.

En estos momentos la sexualidad está influida por la televisión, cine, publicidad, hacia el acto sexual, pero como se esbozó anteriormente eso, es sólo una parte de un todo mucho más complejo estimulante y enriquecedor para el individuo.

Como son la amistad, las relaciones interpersonales, el sentimiento de afecto, cariño, complicidad y comprensión. Expresiones como abrazos, caricias verbales y físicas, los besos, son una parte de la relación sexual, tan satisfactorias como las anteriores.

Como seres biológicos, psicológicos y sociales la sexualidad humana circunscribe todo un cosmos de relaciones afectivas y sensaciones que componen una facultad humana esencial.

Una sexualidad sana nos permite deleitarse con una vida plena.

Los antioxidantes indispensables para la salud

Ellos nos ayudan a aumentar la energía, detienen el proceso de envejecimiento.

Algunos de los alimentos que los contienen son:

  • Los frutos del bosque, como arándanos, moras, fresas. Ellos bloquean la acción de los radicales libres.
  • Los frijoles, contienen altas dosis de antioxidantes, además de proteína, fibra y vitaminas.
  • Las alcachofas, son efectivos para prevenir y controlar algunos tipos de cáncer.
  • Las papas, este tubérculo tiene cantidades de antioxidantes, ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares y el cáncer.
  • Los frutos secos, como las nueces, almendras, las avellanas, entre ellos. Están asociados a la salud cardiovascular, tienen altos contenidos de selenio, Vitamina E y Omega 3.
  • Las manzanas, contiene flavonoides y vitamina c. Actuando como antioxidantes, están recomendadas para prevenir problemas cardiovasculares, el cáncer y las enfermedades degenerativas.
  • El cacao, en su forma natural contiene gran cantidad de flavonoides, haciéndolo un excelente antioxidante.

Cacao en diferente presentaciones, granos, chocolate derretido y en tableta

  • El té verde, por su contenido de polifenoles y flavonoides, es una bebida rica en antioxidantes.
  • Lácteos y huevos, ricos en vitamina A, refuerzan el sistema inmunológico y favorecen la visión.
  • Las verduras de hoja verde, como la espinaca y la col rizada.

El manejo de las necesidades sexuales

Las necesidades sexuales cambian y muchos factores son los que afectan el deseo sexual. Están el estrés, puede ser una enfermedad o la edad, la familia, el trabajo.

Esas diferencias de deseo sexual pueden producir aislamiento, frustración, rechazo. Ten presente que:

La necesidad de intimidad. No solamente la sexual, aquí también entran las diversas necesidades, como las emocionales, espirituales, físicas y recreativas.

Es importante resaltar que si no satisfaces tus necesidades de intimidad emocional, el deseo sexual puede disminuir puedes tener menos interés en el sexo. Es normal querer satisfacer todas tus necesidades no solamente las sexuales.

Los diferentes niveles de deseo sexual. Se pueden sentir diferentes niveles de deseo sexual. Estudia y conoce las razones que ocasionan esos cambios, teniendo siempre presente que es normal experimentar esos cambios.

Sexo seguro es sinónimo a una buena salud

La mejor forma de protegerse de enfermedades de transmisión sexual es no tener relaciones sexuales, aunque existen otros aspectos a considerar.

Usando preservativo. Cada vez que practique sexo. Los preservativos son opciones anticonceptivas y muy efectivas al momento de prevenir este tipo de enfermedad.

Limite la cantidad de parejas sexuales. Mientras más parejas con que practiques relaciones sexuales, más alto será su riesgo.

Sea honesto. Conversa con tu pareja sobre cualquier riesgo o infección que haya padecido. Es importante conocer los antecedentes de tu pareja.

Visita a tu médico para control y se honesta con él acerca de tus prácticas sexuales.

Siga sus instrucciones. Realizándose los exámenes que te sugiere, igualmente con el tratamiento.

Se debe evitar. No entrar en contacto directo con los líquidos corporales, no tener relaciones sexuales si tiene llagas u otros signos de infección, ni tocar las ronchas.

Tener relaciones sexuales con personas que no conozcas o que sospeches que han padecido algunas enfermedades de transmisión sexual. No consuma drogas ni alcohol pues bajan sus niveles de autocontrol

Algunos temas para tratar con tu pareja

En la relación de pareja son muchos los temas que se pueden tomar y explorar para mejorar la sexualidad de ambos.

  • Tiempo. Considera cuánto tiempo se dedican y cómo puede cambiar el tiempo que comparten y proponerse a crear tiempo y generar energía para tener relaciones sexuales.
  • Tus gustos y disgustos. Hablar sobre lo que les gusta y lo que no tanto para cultivar y nutrir tu relación sexual.

Hombre y mujer sentados en una plaza sonriendo mientran sostiene un vaso blanco

  • Romance. Que es el romance desde el punto de vista de ambos. Y si hace falta romanticismo entre ustedes y cómo cultivarlo.
  • Placer. ¿Qué es placentero para ustedes? Manteniendo la mente abierta y disposición de escuchar a la pareja. Habla de lo que te incomoda.
  • Rutina. Proponerse combatirla, dándose sorpresas y haciendo actividades diferentes a lo cotidiano.
  • Intimidad emocional. Promover la conexión emocional.  Disfruten de tocarse, besarse y hablar.
  • Conversen. Sobre sus creencias y expectativas acerca de la sexualidad y sobre la vida, coméntale a tu pareja qué esperas de él o ella. Brinda tú lo que quieres que te den.

Otros factores importantes

Para disfrutar nuestra sexualidad ya detallamos aspectos emocionales como el amor propio, sociales como el trato con la pareja.

Pero también existen otros aspectos valiosos que cuando se conjugan todos de manera equilibrada, el disfrute de la sexualidad humana es mucho mayor.

Mientras conservamos una alimentación balanceada y se practica alguna actividad física se contribuye a un estado de salud óptimo.

El consumo de vitaminas es elemental, son vitales para gozar de buena salud. Tanto en su presentación en productos de la naturaleza como las frutas y vegetales, así como el productos fabricados como LibiActiv Mujer.

Algunas vitaminas son: la vitamina C (soluble en agua) entre las solubles en grasa están las Vitaminas A, D, K, E. Todas contribuyen a la formación y conservación de las hormonas, huesos, dientes, así como de las células

Por todo ello es importantísimo incluirlas en nuestra alimentación diaria.

Algunas vitaminas esenciales son: vitamina B1, B2, B3, B6, B12, C, D, E, K, ácido fólico.

De la misma manera LibiActiv Mujer ayuda a la sexualidad femenina, esta mezcla patentada, mejora el deseo sexual femenino, la energía y la vitalidad. Asimismo es antiinflamatorio, reduce el asma, la bronquitis crónica y las migrañas.

LibiActiv Mujer está compuesto con polvo de raíz de maca, polvo de Berry, acompañada diversos extractos naturales.

LibiActiv Mujer ayuda a prevenir y tratar la osteoporosis, del mismo modo, alivia el dolor articular y disminuye la fatiga y la pérdida de memoria. Ideal para mejorar la vida sexual de la mujer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *