cafe en granos y en taza, Taza de café con el bolso de café en la tabla de madera. Vista desde arriba

¿Se ha preguntado para qué sirve la cafeína?

¿Se ha preguntado para qué sirve la cafeína?

Última actualización: 16-02-2019. Equipo Nutricioni

Seguro usted es de las personas que disfrutan de un buen café mientras lee su periódico o revisa su correo en las mañanas. El café, desde tiempos remotos, es conocido como un estimulante y un energizante.  

Debido a su sabor intenso y a su aroma inconfundible, es la infusión que más se consume en el mundo actualmente.

De los más de 1000 componentes químicos que conforman el café (ácidos grasos, aminoácidos, fenoles, minerales, polisacáridos, triglicéridos, terpenos y vitaminas), la sustancia que provoca el conocido efecto energizante es la cafeína.  

Textura de los granos de café y granos de café

Cada taza de café contiene al menos 150 mg de cafeína (1,3,7-trimetilxantina), un compuesto químico que pertenece al grupo conocido como alcaloides (alcaloide = semejante a un álcali) de la familia de las xantinas (del griego xanthos = amarillo).

Estos compuestos tienen una alta actividad fisiológica y son estimulantes del cerebro y del corazón.

La cafeína también se encuentra en la yerba mate, cuya infusión es una bebida muy utilizada en Chile, Argentina, Uruguay y Paraguay, y en las semillas de guaraná, las cuales son originarias del Brasil y se consumen en forma de refrescos y bebidas energéticas.

Otras xantinas que se extraen de las plantas y forman parte de los alimentos son la teobromina, el alcaloide del chocolate, y la teofilina, el alcaloide de las hojas de té.

También son xantinas la guanina y la adenina, ambas componentes del ADN.  

La cafeína y el café: una relación estimulante

Existen más de 15 tipos distintos de café, según el origen, forma de cultivo y procesamiento de la semilla. Las concentraciones de cafeína en la semilla van del 1 al 3% en peso, y parte de la misma puede perderse en el tostado.

La cafeína en estado puro es un sólido blanco, cristalino, de sabor amargo. Su solubilidad en agua aumenta drásticamente con la temperatura: en un litro de agua, se disuelven 21,7 gramos a 25 °C, 180 gramos a 80 °C y 670 gramos a 100 °C.

Por lo tanto, mientras más caliente usted se tome su café, más cafeína tendrá disuelta en él.

La cafeína a presión y temperatura ambiente sufre el fenómeno de la sublimación, el cual consiste en evaporarse sin pasar por el estado líquido.

Es decir que si usted deja destapado su frasco de café en polvo, al poco tiempo perderá toda la cafeína, así que después de cada uso, tápelo muy bien.

La cafeína, como hemos mencionado, posee una alta actividad en el sistema nervioso central. Es decir, es los que se conoce como una sustancia psicoactiva, ya que su consumo produce un cambio en la química cerebral.  

Una vez que la cafeína entra al sistema y llega hasta el cerebro, bloquea los receptores de adenosina y de esta forma interviene en dos procesos importantes: genera un aumento en la emisión de neurotransmisores y aumenta la capacidad en el procesamiento de la información.  

Esto resulta en la disminución de la sensación de cansancio y un aumento en la capacidad de atención.

La cafeína no se acumula en el organismo. Una vez ingerida, tarda unos 45 minutos en ser absorbida por el intestino y se distribuye a todo el organismo.  

Una vez llega al hígado sufre metabolismo enzimático convirtiéndose en paraxantina, teobromina y teofilina. La cafeína dentro del organismo tiene una vida media que va de 4 a 9 horas en individuos adultos sin afecciones de salud.  

Sin embargo, se ha determinado que algunas enfermedades renales y hepáticas este período puede ser de hasta 3 a 4 días.

A continuación, describiremos brevemente algunos otros efectos que han sido estudiados y referenciados acerca de la acción de la cafeína el cuerpo humano, y su repercusión en la salud y el desempeño del individuo:

Acción de la cafeína sobre la respuesta muscular

Existen dos mecanismos principales que intervienen en el trabajo muscular:  

  • La incorporación de unidades motoras
  • La velocidad de estimulación

En un movimiento dado, existe un porcentaje de unidades motoras actuando.  Y a medida que aumenta el trabajo muscular, se van incorporando más unidades motoras.

Asimismo, la velocidad de estimulación es la frecuencia con la que una unidad motora es estimulada en un período dado de tiempo, durante el cual se ejecuta el trabajo muscular.

 La fuerza de un trabajo muscular dependerá de qué tan alta sea la frecuencia de esta estimulación.  

Estudios recientes realizados en atletas indican que la cafeína interviene en ambos mecanismos, tanto en el aumento del porcentaje de unidades motoras en la acción muscular como en el aumento de la frecuencia de la estimulación de dichas unidades.  

Según este mismo estudio. la cafeína tiene un efecto de relajación que permite la oxigenación intermedia entre un estímulo y el siguiente, aumentando el metabolismo.  

Recientemente un grupo de científicos británicos presentó un trabajo para la Society of Experimental Biology en Polonia, en el cual demostraron que “dosis muy altas de cafeína pueden aumentar el rendimiento muscular”.  

El estudio se realizó en ratones, a los cuales se les expuso a las dosis máximas de cafeína que puede disolverse en el plasma sanguíneo, obteniendo un aumento del 6% en el rendimiento muscular.  

Sin embargo, no se ha demostrado de forma concluyente que el consumo de cafeína esté directamente relacionado con el aumento del rendimiento en atletas.

En dos grupos de ensayo, se encontró un desempeño igual en atletas que consumieron bebidas pre-entrenamiento con cafeína y atletas que no la consumieron.  

Debido a éste y otros estudios no concluyentes, la cafeína no figura actualmente como una sustancia prohibida por la Organización Mundial de Lucha contra el Dopaje.

Efecto vasodilatador

Se denomina vasodilatación al aumento del diámetro interior de los vasos sanguíneos, con el consiguiente aumento en la cantidad de sangre que fluye a través de los mismos.  

A nivel fisiológico, la vasodilatación se produce como respuesta a estímulos específicos que provienen del hipotálamo, la parte del cerebro que se encarga de los impulsos primarios.  

La función de la vasodilatación es aumentar el flujo sanguíneo, disminuyendo la presión arterial. Los vasodilatadores internos son generados por el mismo organismo, con el fin de autorregular de la presión arterial.  

Igualmente, existen numerosos fármacos que se han diseñado para producir vasodilatación y se utilizan para el control de la hipertensión, como la amlodipina y el nitroprusiato.

Durante un estudio realizado en los Laboratorio de Investigación de la Función Vascular en el Instituto de Cardiología de Bogotá, se encontró que la cafeína provoca, de hecho, un potente efecto vasodilatador en las arterias.  

El mismo estudio demostró que la cafeína es un vasodilatador mucho más efectivo que la nitroglicerina, la cual se utiliza comúnmente en casos clínicos para el tratamiento de la arteriosclerosis y otras disfunciones de la circulación.  

También se ha descrito el mismo efecto para los vasos sanguíneos del cerebro y de los pulmones, por lo que aumenta el flujo de sangre hacia estos órganos.  

Este efecto vasodilatador explica que la cafeína sea utilizada para el tratamiento de cefaleas, migraña y otras afecciones similares, ya que al mejorar la circulación cerebral se produce el alivio de la tensión y desparece el dolor.

Acción sobre el corazón

La hormona del estrés, el cortisol, es segregado en las glándulas suprarrenales, cuando éstas reciben un estímulo eléctrico proveniente del hipotálamo, que es el centro de los instintos y emociones en el cerebro.  

Los organismos vivos en su mayoría tienen este mecanismo de defensa en casos de amenazas a su integridad física.

En los humanos, frente a situaciones de estrés y de riesgo inminente, se produce una serie de respuestas fisiológicas las cuales desencadenan una reacción específica, como puede ser correr o pelear.  

El cortisol así generado fluye por la sangre, se distribuye en todo el cuerpo y redirecciona algunas de las funciones principales para que se produzca una respuesta rápida y efectiva frente al peligro o el estrés.  

Se ha determinado que el consumo de cafeína estimula la secreción del cortisol y por lo tanto aumenta los niveles de esta hormona en la sangre. Este aumento de cortisol provoca que se eleve la velocidad del ritmo cardiaco, con un aumento en la presión arterial.  

cafe arabico, arbol de cafe en Doi Chaang en Tailandia, grano de café Especialidad de la clase de palabras de origen único

Por estas razones, se ha tenido a la cafeína como un estimulante que puede resultar peligroso para las personas que sufren de arritmias y otras cardiopatías.

Diversos estudios comprueban que la aparición de ciertos desórdenes y problemas de salud, se encuentran relacionados con altos niveles de cortisol en la sangre durante largos períodos de tiempo.

Por ejemplo, en casos de:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Insomnio

Por lo tanto, la ingesta de cafeína no se recomienda en casos de que el individuo presente alguno de esos problemas o tenga un historial familiar donde los mismos se hallen presentes.

Sin embargo, recientemente se demostró que cierta proteína existente en la mitocondria, responsable de lo regeneración de los tejidos internos de las arterias cardiovasculares, potencia su acción en presencia de altas cantidades de cafeína en el plasma sanguíneo.  

Este efecto, que avala el uso de la cafeína como tratamiento de la debilidad vascular, no indica precisamente que la misma sea en todos los casos, beneficiosa para el corazón.

Por lo tanto lo más recomendable es que sea prescrita por un médico especialista, en la ocurrencia de cardiopatías severas.

La cafeína en la digestión y como diurética

La cafeína produce tres efectos que intervienen en la digestión de los alimentos:

  • Aumenta la producción de saliva, aumentando a su vez la disponibilidad de las enzimas digestivas presentes en la boca al momento de ingerir los alimentos, las cuales son imprescindibles para iniciar el proceso.
  • Igualmente, mejora la relajación del esfínter inferior del esófago o la “boca del estómago”, ayudando de esta manera en el tránsito del bolo alimenticio en su llegada hasta el estómago.  
  • El tercer efecto es la estimulación en la producción de los jugos gástricos y los movimientos que del estómago durante la digestión de los alimentos.  

Los jugos gástricos, formados principalmente por las enzimas gástricas pepsina y lipasa, con un alto porcentaje de ácido clorhídrico, son segregados como resultado de la estimulación que se produce al masticar los alimentos.  

Cuando ingerimos cafeína, esta estimulación se dispara más rápidamente generando una mejor preparación del medio gástrico, mejorando de esta manera la digestión.  

Sin embargo, un exceso en el consumo de cafeína puede causar un exceso en la cantidad de ácidos gástricos, produciendo lo que se denomina “estómago revuelto” y una sensación de quemadura en la boca del estómago, lo que a largo plazo puede desencadenar un cuadro de gastritis.

Ahora bien, el consumo de altas dosis de cafeína produce una aceleración del ritmo cardíaco y por consiguiente, un aumento en el flujo sanguíneo.

Este aumento en el caudal de sangre que llega hasta los riñones inhibe la absorción del sodio en los glomérulos renales o nefronas, fenómeno que explica las cualidades diuréticas que observan las persona cuando consumen varias tazas de café.

 Algunos experimentos en los que se utiliza agua con cafeína en las mismas concentraciones en que ésta se encuentra en las infusiones de café, indica que dicho efecto no siempre se produce con la misma intensidad.

Esto parece indicar que otros componentes presentes en la infusión de café, actúan en forma combinada con la molécula de cafeína para inducir la producción de orina.  

Otros estudios demuestran que el consumo de cafeína puede reducir los riesgos de muerte de los pacientes con enfermedades renales crónicas, ya que la misma ejerce un efecto protector sobre los tejidos. Todo ello en función de la dosis de cafeína ingerida.

Los estudios son prometedores, y aún se está en la determinación de las dosis y concentraciones adecuadas, según el tipo y gravedad de enfermedad renal.

El suplemento Prevurín contiene extracto de grano de café verde, de arándano, de granada, y de cúrcuma, además de otras hierbas, vitamina B6 y ácido cítrico que ayudan a combatir la inflamación y sirven para desintoxicar todo el cuerpo.

¿Cuánta cafeína puedo tomar?

La dosis de cafeína recomendada depende de factores muy diversos como edad, raza, sexo, tipo de alimentación, índice de masa corporal, consumo de drogas o alcohol, relación albúmina/creatinina, hipertensión, consumo de carbohidratos y hasta la calidad del agua que toman las personas.

La cafeína es una sustancia con diversos efectos fisiológicos cuya actividad es razón de constantes estudios y frecuentes investigaciones.

Una amplia y variada bibliografía sobre sus usos y efectos específicos se encuentra disponible, y día a día se genera más conocimiento en referencia a sus posibles aplicaciones.  

Como toda sustancia con actividad fisiológica, muchos médicos coinciden en que se consuma moderadamente, ya que sus efectos tanto positivos como adversos aún necesitan ser comprobados con estudios concluyentes, que apoyen su uso o su prohibición según sea el caso.

En términos generales, se sugiere no exceder la cantidad de 5 tazas de café al día. Por supuesto usted debe observar cuidadosamente los efectos que el café le ocasiona. ¿Siente acidez estomacal con frecuencia? Puede que esté tomando demasiado café.

Disminuya la cantidad y observe si con eso la acidez desaparece.

Mientras tanto, disfrute de su café, y si tienen dudas, infórmese, pregunte, hable con su doctor, y busque el conocimiento, para que pueda tomar una decisión inteligente y saludable.

Taza de Café Caliente

En los actuales momentos se desarrollan suplementos nutricionales para todas las funciones corporales y el mejor desenvolvimiento de los órganos del cuerpo. El café se ha incorporado a algunos, gracias a sus innegables y prometedores efectos.

El suplemento Prevurín, con su contenido de café verde, está formulado para mejorar las funciones del tracto urinario garantizando una función óptima del mismo. Previniendo las enfermedades que aquejan la excreción de los desechos del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *