mujeres caminando en un parque mujeres en sus 30 años caminando juntas al aire libre. Lindas mujeres rubias y en forma de unos 30 años que son activas y trabajan para mantenerse saludables

Salud integral y su incidencia en la complejidad humana

Salud integral y su incidencia en la complejidad humana

Última actualización: 27-12-2018. Equipo Nutricioni

Según la “Organización Mundial de la Salud” (OMS), es la principal condición del desarrollo humano. No se trata solamente de la ausencia de enfermedades, es el mejor estado de bienestar integral, físico, mental y social que una persona puede alcanzar.

La salud integral es el estado ideal que solo se logra, cuando hay un equilibrio entre los factores físicos, biológicos, emocionales, mentales, espirituales y sociales, que permiten un crecimiento adecuado y el desarrollo en todos los ámbitos de la vida.

Habituados como estamos a tratar la enfermedad como un ente aislado y sin conexión con nuestra realidad mente-cuerpo, nos ha llevado miles de año adaptar y perfeccionar las funciones interconectadas de nuestro organismo, de ahí “la enfermedad”.

El concepto de salud integral debe abarcar el de “calidad de vida”. El aumento de la expectativa de vida al nacer, es lo que hace que aumente la población de edad avanzada, la disponibilidad de tratamientos capaces de prolongar la vida y el acceso a los recursos que las personas requieren para tratar enfermedades crónicas y poder vivir más años.

La individualidad es uno de los factores que mayor peso tiene para la salud integral, cada persona es diferente y por ello no puede compararse a otra.

Cada uno nace y crece bajo circunstancias diferentes, por lo que sus reacciones físicas y emocionales a los factores ambientales, a los tratamientos médicos y a las medicinas, son también diferentes.

Aunque cada familia, cada persona y comunidad otorga a la salud una valor diferente, es para todos claro, que ella significa: estar bien, sentirse bien, verse bien, actuar bien, ser productivos y proactivos, relacionarse adecuadamente con los demás y con el entorno en general.

Afortunadamente hoy día, contamos con mucha información sobre el cuidado de nuestra salud.

Hay abundantes medios como periódicos, revistas especializadas e internet, entre otros para atenderla, para cuidarla y para ponerlo en práctica.

Sandra Wages, nutricionista del Instituto Latinoamericano del Huevo de Perú, explica que existen tres ejes importantes para mantener un salud óptima integral y son:

  1. Una Alimentación balanceada.
  2. Una adecuada actividad física.
  3. Atención a la salud mental y espiritual.

Factores que influyen la salud integral ¡Ojo!

El bienestar físico y psicológico permite a las personas disfrutar de la vida, se hace necesario cubrir unas condiciones biológicas-genéticas, un ambiente  no perjudicial, un estilo de vida sano y una atención médica preventiva que permita atender posibles inconvenientes de salud. Veamos algunos de ellos.

Factores ambientales. Dentro de los factores ambientales se hallan tanto factores físicos como sociales que influyen notoriamente en nuestras vidas, lo que puede provocar diversas enfermedades.

Factores ambientales físicos: Influyen sobre el estado de salud la contaminación del aire y el agua, la presencia de radiaciones, metales pesados, plaguicidas, virus y bacterias en el ambiente, lo que puede provocar hasta un 20% de las enfermedades.

Entre los contaminantes más frecuentes, se encuentran:

  • Radiaciones ionizantes: Como por ejemplo los rayos ultravioleta del sol. Puede dañar el ADN de las células y provocar el envejecimiento prematuro de los tejidos y cáncer de piel.

  • Variaciones de temperatura: El cuerpo es homeotermo, es decir, tiene una temperatura constante. Las variaciones pueden provocar diversos trastornos.

  • Ruidos: El nivel de ruido en la ciudad o en el hogar, puede influir negativamente, causando estrés, pérdida de audición, aumento del ritmo cardíaco, entre otros.

  • Contaminación del aire: La contaminación por monóxido de carbono, dióxido de azufre, óxido de nitrógeno, es común en las grandes urbes. Lo que acarrea problemas importantes a nivel respiratorio.

  • Contaminantes del agua: Se trata de residuos nocivos presentes en el agua como nitratos, fosfatos, metales y coliformes fecales.

Factores del ambiente social: La situación socioeconómica es muy importante en este sentido. También lo son el desempleo, la pobreza, la ignorancia y el escaso desarrollo social.

La vida familiar, social y el sentido de pertenencia a un grupo, constituyen también aspectos importantes para la salud.

Factores culturales condicionan también el comportamiento en muchos aspectos como es el caso de la discriminación de la raza, la religión o el sexo, estos factores afectan la salud.

Para prevenir la pérdida de densidad ósea cuente con Osteo Vigor, que protege además la estructura del cartílago y los músculos que lo rodean, gracias a que sus componentes intervienen en la formación del colágeno. ¡Es insuperable!

Cambio de hábitos…¡Para vivir más!

El estilo de vida influye en un 50% el estado de salud, por lo que tales factores dependen totalmente de la persona.

Es su elección llevar o no un estilo saludable. A continuación se presentan algunos hábitos que tienen incidencia directa en la salud.

Añada más vegetales y frutas a su dieta: Si come bien, seguro se sentirá mejor. La responsabilidad recae en la comida grasosa y azucarada, lo contrario ocurre con la frutas y las verduras.

Una dieta saludable le ayudará a enfermarse menos, a reducir el colesterol, a mantener el peso bajo control y a mejorar los niveles de azúcar en sangre. Consuma al menos dos piezas de frutas al día y tres vegetales al día.

Haga ejercicio diariamente: No es necesario ir a un gimnasio, existen muchas maneras de hacer ejercicio de una manera informal. Por ejemplo:

  • Cuando llegue del trabajo, suba las escaleras en lugar de utilizar el elevador.
  • De regreso a casa, baje una estación antes del metro.
  • ¡Camine!.
  • Utilice la bicicleta, fija o móvil.
  • Limpie su casa a fondo los sábados, con música.
  • Las tareas de jardinería son muy eficaces y divertidas.
  • Lavar su carro.
  • Saque a pasear al perro.

Hay miles de maneras de mantenerse activo, no necesariamente tiene que ser la caminadora o levantar pesas. ¡Sea creativo!

Descanse.. ¡Duerma!

Ocho horas de sueño le hará sentirse renovado, la cantidad de horas no es exacta, puede ser entre seis y siete. Lo importante es que se sienta descansado y que su cuerpo pueda recuperarse de las actividades. Las horas de sueño no serán las mismas para toda la vida.

El embarazo o las vacaciones es un buen momento para quedarse un rato más en la cama ¡Aprovéchalas! No se prive de una siesta si tiene la oportunidad de hacerlo.

Fortalezca y mantenga la salud de sus huesos con Osteo Vigor. Porque vigoriza el funcionamiento de las articulaciones y músculos, favoreciendo además la asimilación del calcio ¡Es excelente!

Las emociones ¿Cómo influyen en la salud?

Son reacciones psicofisiológicas que experimentamos a diario aunque no siempre somos conscientes de ello. Son de carácter universal e independientes de la cultura, que generan cambios en la experiencia afectiva, en la activación fisiológica y en la conducta expresiva.

Las personas con una buena salud emocional, son conscientes de sus pensamientos, sentimientos y comportamiento. Han aprendido a lidiar con los problemas que son parte de la vida cotidiana y con el estrés.

Pese a ello, muchas cosas suceden y puede verse perturbada la salud emocional. Esto puede conllevar profundos sentimientos de tristeza, ansiedad y estrés. De hecho, los cambios buenos o deseados pueden resultar tan estresantes como los no deseados.

Existe una conexión mente/cuerpo, que responde a la manera de pensar, sentir y actuar. Su cuerpo reacciona de manera que puede indicarle que algo no está bien, como cuando está estresado, ansioso o molesto.

Usted puede mejorar su salud emocional. Trate de reconocer y comprender sus emociones, por qué las está teniendo. Clasificar las causas de la tristeza, el estrés y la ansiedad, son algunos de los consejos que le serán útiles.

Exprese sus sentimientos de manera apropiada: Si la tristeza, el estrés o la ansiedad le están causando problemas, guardar estos sentimientos pueden hacerlo sentir peor. Pida ayuda a alguien fuera de la situación, trate de buscar apoyo a su médico de cabecera o a un consejero.

Viva una vida equilibrada: Trate de no obsesionarse con los problemas en el trabajo o en el hogar. Concéntrese en las cosas por las que se siente agradecido. Investigaciones han demostrado, que una actitud positiva puede mejorar su calidad de vida.

Desarrolle la capacidad de resiliencia: La resiliencia puede ser aprendida y reforzada con diferentes estrategias. Estas incluyen tener apoyo social, mantener una visión positiva de sí mismo, aceptar el cambio y mantener las situaciones en perspectiva.

Con Osteo Vigor

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *