Cuchara con bicarbonato al lado de una jarra de vidrio llena de agua

¿Sabías que el bicarbonato de sodio es útil para el acné?

¿Sabías que el bicarbonato de sodio es útil para el acné?

Última actualización: 13-06-2019. Equipo Nutricioni

Usualmente, escuchamos hablar del bicarbonato como un remedio de gran utilidad para favorecer las digestiones y alcalinizar las reacciones del organismo.

No conforme con ello, se ha demostrado que resulta un valioso recurso para equilibrar las cualidades de nuestra piel de manera económica y sencilla.

En caso de espinillas en el rostro puedes utilizar bicarbonato de sodio 1 ó 2 veces a la semana.

De este modo, lograrás equilibrar el pH de tu piel, gracias a su efecto anfotérico, es decir, regulador de los desequilibrios en la acidez de nuestro rostro.

Igualmente, el bicarbonato de sodio resulta un buen exfoliante que puede utilizarse al levantarse o antes de dormir.

A través de esta práctica conseguirás eliminar las células muertas que quedan en la piel y que nos dan una apariencia cansada.

Así conseguirás tonificar tu piel, liberarla de impurezas y favorecer la circulación sanguínea.

En vista del efecto antiinflamatorio del bicarbonato de sodio eliminarás brillos e impedirás la formación de espinillas y puntos negros.

La presencia excesiva de estas antiestéticas lesiones provoca enrojecimientos que tardan en desaparecer y que se benefician de la utilización de este componente.

Sin duda alguna la acumulación de pus genera la tendencia a manipular nuestra cara dejando marcas que evidencian los daños sufridos por nuestra piel.

En este contexto, basta con aplicar unas gotitas de limón, lo cual favorecerá su pronta curación haciendo que los granos se sequen sin dejar secuelas.

Desde luego es importante recordar que la utilización excesiva de este producto conlleva a sequedad, por lo que debes utilizarlo con moderación.

Empléalo aplicando la pasta en puntos concretos sin dispersarlo por el resto de la superficie facial.

¿Qué esperas? Anímate a probarlo de una vez por todas y alcanza la meta de ser feliz cada día de tu vida.

Cumple con la tarea de cuidarte cada día y emprende el proyecto de ser sano hoy, mañana y siempre.

Continúa leyendo atentamente y evidencia mejoras en tu bienestar. ¡Es por tu salud!

Piel: órgano de protección

comparacion de tipos de piel segun edades, Diagrama de anatomía de la piel: piel más joven y más vieja. Compare la buena piel y la piel con arrugas.

Nuestra piel es el órgano más extenso de nuestra anatomía. Representa un valioso método de barrera frente a la interacción con agentes físicos.

Tanto como el resto de nuestro organismo, la piel nos permite defendernos de las bacterias, ya que forma parte de nuestros mecanismos de defensa orgánica.

Normalmente, el sistema inmunológico nos ayuda a defendernos de agentes externos nocivos a través de la activación de la respuesta inmunitaria.

Por una parte, la función inmunológica innata trabaja con gran eficiencia sin la  especificidad de la respuesta adaptativa.

Debido a su capacidad para memorizar respuestas ante diferentes agentes etiológicos este último mecanismo resulta perdurable y específico en el tiempo.

En este sentido, el sistema inmunitario confiere a la piel un conjunto de recursos fundamentales para enfrentar las agresiones a las cuales nos enfrentamos  diariamente.

En función de la activación de dichos mecanismos y los cuidados que proporcionamos a la piel nuestra cara conserva su belleza y salud.

De acuerdo con investigaciones científicas, la piel es una importante barrera inmunológica en constante renovación.

Las células de Langerhans se localizan en la piel y se comportan como policías que envían señales de alerta frente a la aparición de agentes lesivos.

A partir de su valioso rol, dichas células disminuyen sustancialmente con el paso del tiempo, lo cual nos expone a agresiones externas.

Es por esta razón que resulta fundamental cuidar de nuestra piel aportándole las condiciones nutritivas e hidratantes que nuestro rostro requiere.

La meta es conservar sus funciones de protección, evitando la exposición de desagradables agresiones entre las que se incluye el acné.

La necesaria estabilidad nos mantendrá protegidos de la aparición de infecciones, lo cual nos ayuda a conservar el brillo y la calidad que nuestra piel necesita.

Contrariamente, el taponamiento de los poros hace de las suyas tal y como aprenderemos en las siguientes secciones.

Tengo acné, ¿a qué se debe?

El acné constituye un trastorno cutáneo que tiene su origen en la obstrucción de los folículos pilosos.

La presencia de grasas y células muertas genera la formación de granos, comedones y puntos negros que frecuentemente aparecen en el pecho, la espalda y la frente.

El acné acostumbra ser más frecuente durante la pubertad, aunque puede mantenerse durante la adultez.

En función de su gravedad puede provocar cicatrices de profundidad y magnitud variable que se reducen con tratamiento temprano.

El acné se manifiesta a partir de la formación de comedones, poros obstruidos, pústulas, pápulas rojas, nódulos dolorosos y quistes debajo de la piel.

La presencia de esta afección dermatológica está influenciada por la producción de abundante grasa, la colonización bacteriana y la sobreproducción de sebo y andrógenos.

Además de ello, fármacos como el litio, los corticosteroides, la testosterona y una alimentación rica en carbohidratos y grasas que tienden a empeorar el conflicto.

Este acontecimiento ocasiona aparición de comedones cerrados o abiertos contentivos de pus, grasa y bacterias.

Cuando los folículos pilosos se bloquean e inflaman forman puntos rojos con centro blanquecino que pueden presentarse de manera única o múltiple.

La formación de protuberancias o quistes brinda el aspecto típico del acné, pudiendo producir cicatrices en el futuro.

En este caso, es importante acudir al dermatólogo, especialmente cuando los cuidados diarios no surten ningún tipo de efecto.

En estas circunstancias, el especialista puede prescribir fármacos de mayor potencia que aparecen por tiempo variable.

En algunas mujeres, pueden aparecer brotes días previos al período menstrual, por lo que resulta de utilidad la terapia con anticonceptivos hormonales.

En general, se suele indicar la aplicación de lociones, limpiadores faciales y demás tratamientos tópicos.

Anímate a dedicarte la atención que mereces y recuerda que la clave para solventar el problema se fundamenta en la administración de tratamientos con disciplina y constancia.

Consigue el rostro soñado que siempre has deseado. ¡Tu momento ha llegado! ¿Qué esperas?

Existen estudios acerca del acné

Sin temor a equivocaciones, tener un rostro lozano es el deseo de la mayoría de las personas.

De acuerdo con las revisiones anteriores, el acné es un trastorno cutáneo que involucra una gran cantidad de factores.

Alimentos con gran cantidad de grasas, falta de higiene, exposición a freidoras, edad avanzada, uso de esteroides y estrés son importantes elementos de riesgo.

En este orden de ideas, se han estado desarrollando diferentes investigaciones destinadas a conseguir respuestas en función a este tema.

En este sentido, el Journal Investigative Dermatology ha profundizado en la presencia de distintas cepas bacterianas y su vinculación con distintos tipos de piel.

De acuerdo con investigaciones recientes se ha identificado que Propionibacterium acnes es un microbio fuertemente relacionado a la aparición de acné.

Dicho microorganismo se desarrolla en la porción más profunda del poro generando la formación de espinillas.

Usualmente, conseguimos este agente en gran parte de las personas comprometidas por esta afección dermatológica.

Tales resultados brindan importantes datos para enfrentar esta enfermedad mediante la utilización de tratamientos adaptados a cada individuo.

Afortunadamente se continúan realizando interesantes estudios en referencia a este tema. La meta es desarrollar tratamientos con la menor cantidad posible de efectos colaterales.

La finalidad consiste en la aplicación de medidas preventivas y terapéuticas focalizadas en impedir el resurgimiento de nuestros brotes de acné.

En este contexto, se estudia la posibilidad de emplear cremas antibióticas que ayuden a proteger la piel, impidiendo la formación de nuevos episodios en el futuro.

En cualquier caso, deben considerarse la sobreproducción de sebo, los factores hormonales y la predisposición genética.

Después de todo, el objetivo radica en lograr una piel formidable digna de total admiración. ¿Quieres conseguirlo? ¡Hazlo ahora!

Embellece tu rostro a través del cuidado

Hermoso rostro de mujer en blanco con los labios atractivos.

Lamentablemente, el acné es una de las afecciones más frecuentemente presentadas en la piel de las personas de diferentes edades.

De acuerdo a como se ha mencionado anteriormente, esta enfermedad tiene un componente genético, además de elementos hormonales y mala higiene que lo acentúan.

A pesar de las causas, cuidar la higiene facial es elemental para prevenir las lesiones y favorecer la producción de piel sana.

Es por este motivo que resulta de gran utilidad emplear mascarillas y realizar limpiezas diarias que te ayudarán a lograr el bienestar que tu dermis requiere.

Higienizar tu rostro es fundamental para evitar la acumulación de grasa. De esta manera, lograrás impedir el surgimiento de nuevas lesiones.

Recuerda lavar tu cara por lo menos 2 veces al día, en las noches antes de dormir y al despertar en las mañanas.

De este modo, impedirás que la suciedad y los cosméticos permanezcan en tu piel durante el resto del día.

No olvides utilizar productos conforme a tus características cutáneas en términos de humedad y grasas.

En caso de acné, es elemental utilizar jabón o lociones médicas especialmente recomendadas por tu dermatólogo de cabecera.

Este tipo de productos cuenta con ingredientes limpiadores y calmantes que ayudan a la cicatrización de las lesiones.

El jabón de avena suele ser una gran alternativa para disminuir tus molestias, mejorar la cicatrización e hidratar la piel.

Igualmente, el jabón de arcilla verde te permitirá regular la producción de sebo, cerrando tus poros y mejorando la apariencia grasosa en tu piel.

Evita utilizar agua caliente, emplea movimientos circulares y haz uso de líquidos templados que te ayudarán a eliminar la suciedad.

Seca tu rostro con una toalla suave y limpia, evitando erosionar tu piel con movimientos bruscos de secado.

Trata de evitar la utilización de tratamientos alcoholados y sigue al pie de la letra las recomendaciones de tu dermatólogo.

Evita manipular tu rostro y mantén tus manos limpias en todo tiempo. ¡Tu cara te agradecerá!

Conserva tu rostro en buen estado

Desfavorablemente, el verano nos expone a altas dosis de luz solar nocivas para nuestro organismo.

Del mismo modo, el contacto con el agua de mar, los cambios en el clima y la contaminación son aspectos lesivos para nuestra piel.

Ello conduce al deseo de cuidar de nuestros tejidos y tomar las medidas orientadas hacia su protección.

Además de los consejos previos de higiene, debes cuidar de tus rutinas y de tu alimentación diaria con el objetivo de lograr una piel de apariencia saludable y tersa.

En primer lugar, recuerda beber agua en abundancia para reponer la cantidad perdida a lo largo de tu día.

Recuerda que debes ejercitar vigorosamente para conservar la elasticidad y tonicidad que tu cuerpo tanto requiere.

Al realizar actividad física, incrementa la cantidad de sangre dirigida a la piel, lo cual estimulará la circulación y favorecerá el aporte de nutrientes que tanto necesitas.

Eventualmente, realiza baños de sauna y limpia tu piel en profundidad. Al igual que el ejercicio, estas prácticas te ayudarán a depurar toxinas y mejorarán tu circulación.

Recuerda exfoliar tu piel con cepillos y productos especialmente diseñados para ello. Los masajes y geles de ducha son elementales para renovar tu apariencia.

No olvides la importancia de emplear protector solar con factor superior 15. Por el contario, la excesiva exposición a los rayos solares empeorará tus afecciones.

Conviértete en un individuo observador y detalla cada una de las cualidades de tu piel. Presta atención a tus lunares y visita a tu médico en caso de anormalidades.

Trátate precozmente y evita fumar, ya que el cigarrillo seca tu piel y la priva de los elementos nutritivos que necesita.

Atiéndete a tiempo y consigue la apariencia radiante que siempre has deseado. ¡No esperes ni un instante más! ¡El momento de lograrlo ha llegado a tu vida!

Cuida de tu cuerpo en todo tiempo y consigue tu mejor versión ahora mismo. ¡Lo necesitas!

Utiliza lo mejor de la naturaleza

Cada parte de nuestro cuerpo requiere de un conjunto de elementos necesarios para vivir con total normalidad.

Afortunadamente, la naturaleza nos brinda cada uno de los recursos para vivir con el bienestar que necesitas.

Sin duda, Anti Canas es el producto que debes incorporar a tu vida para desarrollarte con absoluta vitalidad.

Anti Canas te permitirá obtener las alternativas requeridas para obtener la piel y el cabello que siempre has deseado.

Para conseguirlo, Anti Canas dispone de vitamina B6, un elemento que ayuda a prevenir el daño endotelial.

Del mismo modo, aporta increíbles beneficios cutáneos y capilares necesarios para mejorar la apariencia de nuestra piel y cabello.

De igual modo, la vitamina B6 facilita la regulación de los valores de glicemia e insulina, lo cual contribuye a la prevención de trastornos metabólicos.

De acuerdo con The American Journal Nutrition, este maravilloso recurso integra el metabolismo de las proteínas y contribuye a la utilización de la energía muscular.

Conjuntamente, dispone de ácido fólico, un elemento fundamental para garantizar el adecuado rendimiento corporal.

En este orden de ideas, resulta un micronutriente indispensable para favorecer la formación de células rojas y la actividad del sistema nervioso.

La ingesta de este elemento es fundamental para facilitar la reparación de la fibra capilar desde la raíz hasta las puntas como consecuencia de la provisión de oxígeno.

Además de esto interviene en la metabolización de las proteínas, grasas, carbohidratos y grasas necesarias para combatir el hirsutismo y la calvicie.

Adicionalmente, el ácido fólico brinda brillo y volumen a tu cabello, ayudando a la mejor absorción de productos estéticos.

Por otra parte la biotina es un poderoso elemento para garantizar el fortalecimiento de las uñas, además de evitar la aparición de resequedad y caspa.

No conforme con ello, cuenta con cobre, zinc, catalasa, esteroles vegetales, extracto de cola de caballo y tirosina.

¡Prueba Anti Canas y luce radiante hoy, mañana y siempre! ¡Lo necesitas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *