¿Sabes qué son vitaminas y minerales?

¿Sabes qué son vitaminas y minerales?

Última actualización: 22-03-2019. Equipo Nutricioni

A lo largo de nuestras vidas nos han dicho que comamos ciertos alimentos porque contienen vitaminas, a veces nos dicen que también tienen los minerales que necesitamos.

Entonces, ¿Qué son las vitaminas y minerales?

Son sustancias inorgánicas presentes en las plantas, tierra, animales y agua que aportan los micronutrientes necesarios para el mantenimiento del cuerpo.

Hay algunos componentes que nuestro sistema demanda y que asimismo no origina, y este es el caso de las vitaminas y minerales.

Algunas de las vitaminas más usuales son las A, D, E, K y C. Es importante mencionar que podemos dividirlas basándonos en si son solubles en grasas o no.

Por ejemplo las vitaminas A, D, E y K son fáciles de disolver en grasas, mientras que la vitamina C es soluble en agua. La razón por la que esto pueda ser apreciable para nosotros, coexistiendo como personas que tratan de conservar su salud en buen estado, es que todos necesitamos estas vitaminas.

Merece particular mención que puede darse la posibilidad de tener grandes dosis de estas vitaminas liposolubles, ya que como son solubles en grasa permanecen en nuestro sistema por un periodo más prolongado. Paradójicamente las vitaminas fáciles de disolver en agua, son más rápidas para desechar el exceso del mismo.

Así que, recapacitemos en los suministros que hayamos regularmente y algunas de las vitaminas por las que son conocidos.

Por ejemplo, habrás escuchado decir que las zanahorias son buenas para tus ojos y eso es muy cierto. Pero la razón es porque las zanahorias contienen algo conocido como beta caroteno, que son las elementos de color que le dan a los vegetales ese color anaranjado tan individual.

Entonces, una vez que el beta caroteno es consumido por nuestro cuerpo se convierte en un precursor de la vitamina A. Esta es esencial para nuestros ojos y muchas otras cosas en nuestro cuerpo.

Cada vitamina tiene un importante valor

A, C, D, E, B y K no, no se trata de un abecedario desordenado son vitaminas y son los bloques que mantienen al cuerpo funcionando, pero hay que ingerirlas en pequeñas cantidades.

Son las trabajadoras que edifican, amparan y conservan el cuerpo, además ayudan a:

  • Crear los huesos y músculos.
  • Disponer de los nutrientes.
  • Utilizar la energía.
  • Recuperarse de heridas.

Antes que nada se debe mencionar que para agregarlas al organismo hay que tener presente cómo el cuerpo las traslada, recolecta y excluye el exceso.

La vitamina C y todo el grupo del complejo B por ejemplo, están diluidas en el agua de las frutas, verduras y granos, lo que representa que su aprovechamiento es relativamente directo. Asimismo, una vez que entran en nuestro sistema estos alimentos se asimilan y las vitaminas van concisamente al torrente sanguíneo.

Por el contrario, para las vitaminas disueltas en la grasa de los alimentos como los lácteos y los aceites, este viaje hacia la sangre es más complicado. En este caso, pasan por el estómago y el intestino. Aquí una sustancia ácida llamada bilis secretada por el hígado, segmenta la grasa y la acondiciona para su filtración a través de la pared intestinal.

Así que la diferencia entre las vitaminas que se disuelven en agua y las que se disuelven en grasa, determina cómo llegan a la sangre, cómo se almacenan y eliminan del cuerpo.

La capacidad de nuestro cuerpo de distribuir las vitaminas que son de fácil disolución en agua, puede eliminarse con igual facilidad por los riñones. Por ello el conjunto de las vitaminas hidrosolubles se obligan a reponerse a diario a partir de los alimentos que ingerimos.

En cambio las vitaminas liposolubles tienen una secuela más duradera, pues pueden amontonarse en el tejido hepático y adiposo. El organismo trata a estos elementos como un armario donde acopia las vitaminas, y las usa cuando es necesario.

Los minerales, elementos de suma importancia

¿Qué pasa cuando nuestro cuerpo necesita algo que no produce y no es orgánico? Ese algo son los llamados minerales, que son elementos que podemos encontrar en la tabla periódica como el fósforo, calcio, potasio, sodio, magnesio, hierro y zinc entre otros.

Esta no es una lista muy larga, pero todos estos minerales son esenciales para nuestro sistema. Conforme avanzamos en nuestro estudio, podemos ver cómo el fósforo es muy útil en moléculas como el ATP, que almacena energía y también se encuentra en la cadena de ADN y del ARN.

Por otro lado podemos encontrar que el calcio es muy útil no solamente en nuestros huesos, sino también en otras cosas como las contracciones musculares. Para enviar señales a través de las neuronas necesitamos el potasio y también un poco de sodio.

El magnesio también es muy importante para la contracción muscular. El hierro se encuentra en la hemoglobina, el cual se une con el oxígeno y permite que podamos transportar el oxígeno a través del torrente sanguíneo en los glóbulos rojos de la sangre.

Así que todos estos elementos son muy importantes, ahora es necesario mencionar que muchos de los alimentos que contienen vitaminas también contiene minerales. Por ejemplo las zanahorias no solamente contienen vitamina A sino también potasio, que es esencial para las funciones del sistema nervioso.

La leche contiene vitamina D, pero también contiene minerales como el calcio que como ya se mencionó es esencial para los huesos y funciones musculares.

Entonces aquí lo más importante es que las vitaminas y los minerales son dos cosas que nuestro cuerpo necesita y que no puede producir por sí mismo.

¡Qué bueno contar con hierbas con vitaminas y minerales!

Raíz de regaliz

Es ampliamente utilizada como agente saborizante. Para fines medicinales se utiliza la raíz seca de esta hierba, de hecho es una de las de mayor consumo para beneficios medicinales en todo el mundo.

Es una excelente origen de vitaminas como B y E además de minerales como fósforo, calcio, hierro  y magnesio.

Té verde

Es anticancerígeno porque posee una cantidad significativa de polifenoles. Una taza al día disminuye las caries dentales en niños y adolescentes, también contiene oligoelementos como el zinc, necesario para las mujeres gestantes.

Salvia

Es una mata saludable que se utiliza para el descanso de la mente y calmar los indicios y fatigas digestivas. Esta planta es un antibiótico general, y tiene alto contenido en vitaminas A y C. Tiene un efecto diurético que ayuda a cuidar nuestro peso.

Cardo bendito

Las hojas, tallos y hojas de esta planta se han empleado para una variedad de funciones con el fin de mejorar la digestión. También ayuda a prevenir las úlceras en las piel.

Hierba de trigo

Es una hierba muy poderosa, contiene más de 90 minerales y 19 clases de aminoácidos. Es abundante en enzimas, por lo que es excelente para prevenir y eliminar un gran número de enfermedades. También es energizante y un apoyo para la pérdida de peso.

Es importante destacar lo esencial de consumir hierbas por su alto contenido en vitaminas y minerales. Para evitar consumirlos por separado, se recomienda VicMujer que es un suplemento súper completo que ayudará a tener la dosis completa que necesita el organismo a diario.

Además ayudará a normalizar la glucemia en la sangre, y a vigilar el colesterol. Por si fuera poco, mejora la circulación y la memoria.

¿Qué pasa cuando hay déficit de vitaminas y minerales?

Las vitaminas y minerales son sustentos obligatorios para el correcto trabajo de nuestros órganos y sistemas. Por tanto la deficiencia de éstos, puede generar enormes problemas de salud.

Es importante resaltar que el principal origen de vitaminas y minerales está en la alimentación, por lo que una dieta balanceada es necesaria si desea obtener estos vitales nutrientes.

Lo contrario, es decir una mala alimentación, por lo general ocasiona deficiencias que en algunos casos solo pueden ser tratadas con VicMujer. Este suplemento posee muchas de las vitaminas y minerales necesarias para el cuerpo y en la dosis adecuada.

La forma ideal para establecer si hay falta de vitaminas y minerales en el organismo, es a través de estudios médicos. También se pueden determinar a partir de algunos síntomas, los cuales te contaré a continuación:

Vitamina B12

Estimula la producción de ADN y ayuda a la fabricación de nuevos neurotransmisores en el cerebro. Entonces, una de los señales más frecuentes de los bajos niveles de esta vitamina son:

  • Entumecimiento de las extremidades.
  • Anemia.
  • Fatiga.
  • Debilidad.
  • Dificultad para caminar.
  • Lengua hinchada.
  • Pérdida de la memoria.
  • Paranoia.
  • Alucinaciones.

globulos rojos en mayor y menor cantidad, lupa, Normal level of red blood cells in comparison with iron deficiency anemia level. Medical and healthcare concept. Vector illustration isolated on a white background.

Magnesio

Elimina las toxinas del cuerpo provenientes del ambiente, también previene la aparición de enfermedades cardiovasculares y migrañas.

Importantes investigaciones relacionan al magnesio con el riesgo de diabetes.

Existen síntomas que se relacionan con la falta de esta vitamina y son:

  • Náuseas
  • Pérdida  del apetito.
  • Vómitos.
  • Fatiga y debilidad.

De la misma manera un déficit grave de este mineral puede ocasionar entumecimiento, calambres, confusiones y cambios de personalidad pero también bajos niveles de potasio y calcio.

Vitamina D

Es extremadamente importante para la salud de nuestros huesos, y sin ella estaríamos corriendo un mayor riesgo de sufrir de osteoporosis.

Es importante mencionar que nosotros adquirimos esta vitamina con la exposición al sol, y los síntomas más comunes de la deficiencia de esta vitamina son:

  • Fatiga.
  • Debilidad muscular.
  • Obesidad.
  • Sudoración excesiva.
  • Enfermedades virales frecuentes.

Más sobre deficiencia de vitaminas y minerales

Hierro

Ayuda al cuerpo a producir glóbulos rojos por lo que es extremadamente necesaria. Al cuerpo se le dificulta llevar oxígeno cuando el hierro se encuentra en bajas proporciones, y esto puede ocasionar problemas graves.

Algunas de las manifestaciones por déficit de hierro son:

  • Piel empalidecida.
  • Cabello opaco y escaso.
  • Fatiga constante.

Calcio

Este mineral es muy importante para la salud de los huesos, pero también para el control muscular y la función nerviosa.

La falta de calcio puede ocasionar:

  • Cansancio.
  • Falta de apetito.
  • Calambres musculares.
  • Ritmos cardíacos anormales.

Vitamina B9

Es necesaria para las mujeres embarazadas y en edad de reproducción, ya que conserva a los glóbulos rojos en un nivel normal. Un déficit de esta importante vitamina puede provocar efectos en el tubo neural de los recién nacidos.

Los bajos niveles de B9 traen consecuencias como:

  • Aparición de canas.
  • Fatiga.
  • Úlceras bucales.
  • Crecimiento deficiente.
  • Inflamación de la lengua.

Se recomienda la ingesta de VicMujer que es una de las mejores maneras de tratar esta deficiencia.

Vitamina E

Es crucial para la salud del cerebro, la protección contra el envejecimiento y el mantenimiento de los niveles normales de colesterol.

Cuando la vitamina E hace falta en el cuerpo puedes sentir:

  • Colapso muscular.
  • Decadencia de la masa muscular
  • Inconvenientes en la visión.
  • Pérdida del equilibrio.

Zinc

Es un importante mineral para el cuerpo de muchas maneras, ya que es esencial para la separación unitaria y está en defensa de la progresión y desarrollo normal durante el embarazo, la infancia y la adolescencia.

Algunos síntomas importantes que deberías saber acerca de los bajos niveles de zinc son:

  • Diarrea persistente.
  • Colitis.
  • Pérdida de apetito.
  • Deficiencia en el crecimiento de niños.
  • Pérdida de cabello.

El cabello se cae en dos manos después de enjuagar el champú.

Anemia: Resultado de la falta de vitamina B12

La anemia perniciosa es una de las consecuencias por la baja de vitamina B12. Resulta de la absorción deficiente de vitamina B12 debido a la falta de una sustancia conocida como factor intrínseco, producido por el revestimiento del estómago.

La anemia perniciosa es una condición causada por muy poca vitamina B12 en el cuerpo, esta vitamina ayuda al cuerpo a producir glóbulos rojos y a la vez ayuda a mantener en buen estado las células nerviosas.

Es importante mencionar que las causas más comunes de anemia perniciosa es la pérdida de las células estomacales que producen el factor antes mencionado. Este ayuda al cuerpo a absorber la vitamina B12 en el intestino.

Es preciso mencionar que las sintomatologías comunes de la anemia, son una condición de la cual el cuerpo no tiene un número suficiente de glóbulos rojos o hemoglobina.

Es de especial interés saber que tanto la carne como los productos lácteos son fuente de vitamina B12. El cuerpo es capaz de almacenar esta vitamina durante mucho tiempo. Es decir, que pueden pasar años previamente antes de que se alcance una insuficiencia de vitamina B12.

Por lo tanto los síntomas de esta anemia tardan en aparecer, mientras que la anemia perniciosa se diagnostica más comúnmente en adultos con una edad promedio de 60 años. Se ha descrito un tipo raro de anemia perniciosa, al igual que con otras causas de anemias.

Los síntomas referentes con la mengua de la capacidad de transportar el oxígeno a la sangre pueden incluir ansias y dificultad para respirar.

La deficiencia de vitamina B12 también interfiere con la función del sistema nervioso, y los síntomas debido a los daños en el sistema nervioso pueden ser evidentes, incluso antes de que se descubra la anemia.

Osteoporosis: Una consecuencia de la falta de calcio

Nuestra salud requiere de un mineral indispensable como lo es el calcio, y existen síntomas que delatan la falta de este mineral tan importante en nuestro organismo.

Nuestro huesos y su estructura ósea poseen en su constitución alrededor de un 70% de calcio, y la privación de este mineral en nuestro sistema puede dar comienzo a dolores de tipo óseo como la osteoporosis.

Como resultado, nuestro sistema óseo se torna más quebradizo y expuesto a fracturas, es por ello que es tan importante actuar a tiempo antes de que ocurra algo indeseable.

La forma que tiene el cuerpo de contarnos su estado de fortaleza es mediante avisos; por lo tanto, cuando se exteriorizan los signos o alertas en tu salud no dejes pasar mucho tiempo.

Los calambres

A menudo no prestamos demasiada atención a estos, sin embargo en determinantes procesos los calambres además puede ser una señal de alerta para demostrar la falta de calcio en el organismo.

La piel seca

El déficit del calcio en el cuerpo también se manifiesta mediante la piel, este estupendo mineral es el garante de la reposición de la piel y los tejidos permitiendo el reemplazo de células viejas por nuevas.

Caída del cabello

Al igual que ocurre con la piel, el cabello también se fortalece gracias al calcio.

La disminución en los niveles del calcio necesarios para el organismo pueden derivar en un cabello frágil, lo cual acrecienta la posibilidad del desarrollo de la alopecia.

Dolor en los huesos

Es uno de los síntomas más evidentes de la falta de calcio, estos dolores generalmente son confundidos por el dolor articular causados por la artritis.

Presión arterial alta

La falta de calcio en los huesos puede derivar en presión arterial alta o hipertensión. Por lo general este signo va acompañado de otros síntomas, como mareos, dolores de cabeza y hemorragias nasales.

Con la ingesta de VicMujer obtienes una gama amplia de vitaminas y minerales, donde el calcio está presente en la dosis requerida diaria para el cuidado de tus huesos y otras patologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *